Entrada destacada

Hacerse un seguro por teléfono o por internet

No te lo hagas. Nunca te hagas un seguro ni por teléfono, ni por internet. No. Por correo electrónico, tampoco. No seas tan moderno.

Siempre hubo, siempre hay y siempre habrá tontos. No seas uno de ellos.

¡Pero si es más barato! probablemente estés pensando. Y puede, que incluso lleves razón si sólo miras el precio. Y ahora yo te pregunto: ¿tiene las mismas coberturas?, ¿sabes si te van a dar o no un buen servicio?.

¿Y tú qué me vas a recomendar si te dedicas a ésto? Pues no. Como ves, estoy buscando trabajo en seguros pero ahora mismo no lo tengo. Ni pierdo ni gano nada recomendándote una cosa u otra.

¿Qué te recomiendo que hagas con los comparadores de seguro que hay en Internet? Pues simplemente utilizarlos para negociar con tu Compañía actual. Lo sacas por impresora y se lo llevas a la hora de renovar el seguro. En un alto porcentaje de casos, obtendrás una mejora en la prima, gracias a los descuentos que te ofrezca su departamento de retención de clientes.

Pero recuerda, NO TE HAGAS NUNCA un seguro ni por teléfono ni por Internet. Salvo que quieras ser engañado. Elige mejor una persona que te asesore presencialmente. Por teléfono y por internet, se miente sin ruborizarse siquiera.

Elige también Compañías o mediadores de seguro que tengan oficina física en tu ciudad. No sabes lo que eso te va a ayudar si algún día tienes necesidad de usar el seguro.

Huye de las Compañías de seguro con nombres estúpidos, tipo zambomba, castaña, seguros la regaera, seguros gin tonic, seguros ji-ji-jí, seguros san borondón, seguros el palustre, mutua cochinchina, seguros directos, super risk, broker magníficus y similares.
Por muy baratos que sean. Huye, insensato.

Este cuadro, define gráficamente las malas compañías:

Te pongo un ejemplo que hace años me pasó cuando yo trabajaba en seguros:

Una compañía de nombre extraño y que ahora tanto abundan hizo una campaña de televisión, ofreciendo precios realmente bajos.
Un cliente llamó y le ofrecieron el seguro casi 50 euros más barato. Sin entrar en comparar coberturas.
El cliente se fue a esa maravilla aseguradora.

A dos meses atropelló a una persona con resultado de muerte. Lo retuvieron en el calabozo hasta que su nueva Compañía depositara una fianza. Lo normal.
Su mujer (que no sabía nada del cambio de seguro) vino a mi oficina y la tuve que remitir a un número estafa 902 de esa nueva y maravillosa compañía de seguros que no tenía sucursales y había que hacerlo todo por teléfono.
En el número estafa 902 tras un montón de llamadas, no le resolvían el problema.

Al tercer día como los ahogados, su mujer vino ofreciéndome dinero a cambio de sacar a su marido de los calabozos.
No le acepté el dinero, pero llamé a seguros pingolín identificádome como empleado de seguros y que me explicaran a mi el problema.
Resulta que aún no tenían abogado en Málaga.

Les ofrecí enviar al mío para representarlos a ellos. Un intercambio de faxes (que era lo que se llevaba en aquella época) y en media hora, el marido estaba libre.
Lo primero que hizo fue venir a abrazarme. Aún recuerdo el olor a calabozo, y las lágrimas.
Lo segundo, fue volver a pagar el seguro con nosotros y mandar a paseo a seguros pingolín.

Imagino que hoy ese problema ya lo tendrán resuelto al menos algunas de esas compañías pingolinas.

Pero yo por si acaso, no me arriesgaría. Que se arriesgue otro.

¿Y todos los seguros de coches por ejemplo, cubren lo mismo?
Pues tampoco es así, a excepción del seguro obligatorio de automóviles. Seguro que por otra parte, rara es la Compañía que acepta hacerlo así, a secas.

Seguro voluntario de automóviles. Que es un complemento al seguro obligatorio, aumentando los límites. Dependiendo de la Entidad, puede cubrir también (o no), entre otras:
– La utilización de vehículos ajenos
– El remolcaje de otros vehículos
– El bicicletear como aficionado
– Los remolques que llevemos en el nuestro
– La conducción por vías no aptas para ello (como cuando dejamos el coche casi en la arena de la playa)

Paradójicamente, el seguro voluntario es el menos voluntario de los seguros, pues casi siempre te obligan a contratar algo que se supone que es voluntario.


¿Y qué te recomiendo?

  1. Que lo hagas con un Corredor de seguros. O al menos le pidas precio y coberturas. Un corredor es la única persona que te va a dar un asesoramiento independiente, el único que te va a asesorar gratuita e imparcialmente, mirando siempre por tus intereses. Si ninguno te convence, y en su defecto:
  2. Un agente afecto de una Compañía de seguros, que tenga sucursal en tu ciudad. El precio es el mismo, pero siempre vas a tener a alguien a tu lado cuando lo necesites.
  3. Directamente en las oficinas físicas de la Compañía de seguros en tu ciudad. Te atenderá un empleado mal pagado y malhumorado, al que le das exactamente igual, pero al menos, es alguien a quien puedes mirar a la cara, y no un número estafa 902 en los madriles.

Y recuerda, nunca te lo hagas ni por teléfono ni por Internet. A las personas que hacen eso se las llama cariñosamente, pringaos.


¿Pagar por banco? No, gracias.

Un último consejo: No pagues nunca el seguro mediante domiciliación bancaria. Es una vez al año, así que mejor ve a la oficina y págalo allí. Aprovecha para hacer cualquier pregunta que se te haya ocurrido, y que vuelvan a mirar la prima y las coberturas. En el seguro del hogar por ejemplo, cada pocos años aumentan las coberturas y baja la prima. Ya puestos, te haces una nueva póliza de seguro.

El no pagar por banco, hace que no se pierdan puestos de trabajo en las oficinas de seguros, y evita los directorcillos de sucursal listillos, que un buen día deciden aumentar por la cara los capitales asegurados y con ello la prima y su comisión o rappell.

También evitas que ese directorcillo de sucursal te haga nuevos seguros sin tu consentimiento. Te sorprendería saber la de gente que ni se da cuenta cuando eso ocurre, sobre todo en primas pequeñas.

Además, las compañías de seguros nunca se olvidan de tu número de cuenta, y cuando menos lo esperes, lo mismo te mandan algo. Y si cuela, cuela…

No pagues por banco. Hazme caso. No gano nada recomendándote ni una cosa ni la otra.


Números 902.

Los números 902 no entran en la tarifa plana de llamadas nacionales que tienes contratada. Se los inventó algún hijo de puta para ganar dinero con ellos, y las malas compañías de seguro suelen utilizarlos para casi todo, y así ganar algo de dinerillo cada vez que los llamas.

Las hay que tienen un número 902 incluso para la contratación o la petición de presupuesto antes de asegurarte. Huye de las malas compañias.

Otras, sólo tienen teléfonos 902 para aburrirte si por desgracia tuvieras que hablar con el departamento de siniestros, o para la asistencia en viaje. Se trata de cobrarte incluso por llamarles.

Huye, huye de las malas compañías. Hay muy buenos profesionales del seguro en Málaga, es simplemente cuestión de encontrarlos. Y cuando encuentres uno, no lo cambies: habrás encontrado un tesoro.

 

681608171 spam santa lucia estafa

El seguro de decesos de santa lucia es una estafa

Santa Lucia hace spam telefonico

Desde el 681608171 me llama una estafadora de seguros santa lucía, para intentar engañarme y venderme un seguro de los muertos, al que llaman pomposamente de decesos.

Pero vamos a ver hija de la gran puta… ¿quien te ha dado permiso para que me llames?

Los estafadores de seguros santa lucía, se dedican a llamar a la gente para intentar venderles seguros por teléfono.

Mal rayo os parta, hijos de puta.

Ladrones.

Problemas con las companias de los bancos

seguros de salud libre medicoNo obstante, no hay que lanzar las campanas al vuelo. Algunas te ofrecen la posibilidad de cambiar el bien asegurado en el caso de que la cancelación sea porque has vendido tu casa o coche. Si por casual te lo haces con el banco el contenido a otra aseguradora que no sea banco Mi hipoteca no me obliga a contratar ningún seguro, ni de hogar, ni de vida. No obstante, los tengo. La prima a pagar va aumentando, año tras año, en función de la edad alcanzada -a diferencia de la prima nivelada- y en base a los incrementos del capital garantizado, hasta que se nivela. ¿Qué es la prima natural? Es similar a la anterior, aunque aún más económica en edades tempranas, pero a diferencia de éste, no nivela la prima a ninguna edad, por lo que a edades avanzadas se hace prácticamente imposible abordar el pago del recibo de primas. En seis meses se tiene que resolver el procedimiento.

“Es importante conservar el título de viaje [billete o recibo], porque es el contrato de transporte. (Nota: Aunque la suma total de puntos por bonificaciones puede llegar a 0,80, el máximo de puntos a restar del diferencial del préstamo será de 0,60). Ejemplo Abrimos una hipoteca en Ibercaja de 150.000 € a 30 años y tenemos claro que vamos a domiciliar la nómina, contratar tarjetas y también el obligatorio seguro de hogar, de manera que obtenemos un interés de Euríbor + 1,84 % (2,09 – 0,15 – 0,10 = 1,84). Más que impedir la vinculación obligatoria del seguro al crédito “lo que se hace es establecer las fórmulas para poder hacerlo con menores limitaciones de las que establecía la regulación anterior”.

Datos alarmantes Por su parte, la encuesta online -con mil quinientas consultas- realizada, el Foro de Juristas Expertos en Consumo ha puesto cifras a esta realidad: el 90 por ciento de los españoles se ha visto “obligado o condicionado” a suscribir una seguro para que le concedan un préstamo hipotecario. Entre estos productos procedentes de esa venta cruzada, que la U.E. No pueden obligarte a contratar el seguro con ellos. El ÚNICO seguro que es obligatorio es el de hogar, también conocido como seguro contra incendios. Dicho de otra manera, los seguros PUF no se pagan en cuota anual, sino que el banco suma su coste al total del préstamo, de manea que el se paga de forma poco a en la cuota mensual de la hipoteca.

Este documento no te lo va a facilitar la aseguradora hasta que no contrates el nuevo seguro de Hogar y sin este documento el banco no te va a anular tu actual seguro. Ahora me pregunto, ¿hasta que punto se puede confiar en estos entes financieros que con tal de facturar están dispuestos llegar a estos extremos?, ¿hasta cuando la Dirección General de Seguros va a permitir estas prácticas de abuso de poder? ¿por que a estos medidadores se les tolera todo o casi todo en vez de obligarles a que trabajen como el resto cumpliendo con las obligaciones que marcan nuestras leyes? me voy a dedicar a contar “historias”, ya sean vividas por no decir “sufridas” en nuestra Correduría o las que han tenido que soportar algunos de mis clientes, agradecer a Ivan, que se haya prestado a contarnos su experiencia y que nos la haya mandado para publicarla con pelos y señales, paso a realizar un copia y pega de su escrito que considero no tiene desperdicio:  ¿Qué es una entidad bancaria y a qué se dedica? Mi nombre, soy licenciado en Derecho y ejerzo como socio en un despacho jurídico dedicado a la asesoría empresarial.

Para calcularlo, se dividen los 2.671,64 euros que cuestan los seguros entre los 300 meses de vida de la hipoteca (25 años x 12) y al resultado se le suman los intereses generados por el incremento de capital, que se calculan multiplicando los 2.671,64 euros por el interés pactado de Euribor + 0,55% = 2,05% y dividiéndolo entre 12. El hipotecado pagará una cuota de 426,05 euros por una hipoteca de 100.000 a 25 años a un interés de Euribor + 0,55%, pero si dividimos el coste anual de los seguros entre 12 y lo añadimos al precio de las cuotas para poder comparar con otras ofertas, veremos que el hipotecado pagará el equivalente 475,13 euros al mes, igual a haber firmado una hipoteca a Euribor + 1,5%. Si no necesitamos los seguros propuestos, es preferible que firmemos la hipoteca a un interés de Euribor + 1% sin ningún seguro asociado, ya que pagaríamos una cuota mensual de 448,36 euros, ahorrando 26,77 euros al mes (321,24 al año y 8.031 en total).

Será necesario preguntar por el precio del seguro de hogar (que dependerá de las características de nuestra casa) antes del día de la firma para acabar de decidir. Ejemplo 2: Se trata de una hipoteca vigente de una entidad que ofrece Euribor + 0,35% a condición de contratar: Seguro de Vida: 32,83 euros al mes Seguro de Hogar: precio según vivienda De no contratar estos productos, el banco aumentaría el interés de la hipoteca hasta Euribor + 0,75%. Por eso, los investigadores trabajan con la hipótesis que los autores podrían ser los mismos y que han cambiado su modus operandi con el aumento de las medidas aintipishing adoptadas por la banca electrónica y la presión policial. El 65% de los españoles tiene miedo a ser víctima de un fraude bancario, según los resultados del último Índice de Seguridad realizado por Unisys recientemente.

Lo que recomendamos si el banco nos quiere obligar a contratar seguros que no nos hacen falta o más caros de lo que podríamos encontrar en el mercado, es que comparemos con otras hipotecas. En caso de que no tuviéramos un beneficiario claro, en el caso del fallecimiento la prima pasaría a ser propiedad del tomador. Únicamente podrán cumplir su amenaza si en la escritura de constitución de la hipoteca consta, por lo que dices, entiendo no pueden hacer nada. Siempre será necesario preguntar al banco, directamente y cuanto antes, qué productos vinculados tiene asociados, cuáles son realmente obligatorios y cuánto dinero nos van a costar. Contratar más seguros a cambio de que el banco reduzca el interés es un mal negocio para el hipotecado.

Documentación necesaria En este punto es en el que surge el problema. En el seguro de vida, además, se requiere el especial consentimiento por escrito del asegurado. Por ejemplo, la negativa de un banco a conceder un crédito o a ofrecer un contrato o un servicio concreto a una persona. Legalmente si en ese tiempo no comunicas a la aseguradora tu decisión ésta puede rescindir la póliza, pero en general entienden el silencio de sus clientes como una aceptación y salvo que digas lo contrario renovarán automáticamente el seguro con las condiciones modificadas. Seguro cancelado por reducción del riesgo La prima del seguro se fija según el riesgo que asume la aseguradora, así, si el riesgo es menor pagarás menos, y si es mayor la cuantía aumentará. Es decir, que el futuro hipotecado no está obligado a pagar ningún seguro al banco a no ser que se comprometa en el contrato de la hipoteca.

Dicho esto, es importante recordar que la ley sí obliga a los propietarios de una casa a tener un seguro contraincendios, aunque no necesariamente contratado en el banco. Las hipotecas sin seguros no bajan de euríbor + 2,25 % Entre las hipotecas que aplican un interés de euríbor + 1,25 % si aceptamos toda la vinculación, encontramos la Hipoteca que sin vinculación sube su interés hasta euríbor + 2,45 %, la Hipoteca  que sube a euríbor + 2,25 %, la  Hipoteca que también sube a euríbor + 2,25 % y que también alcanza el euríbor + 2,25 %. Y entre las hipotecas vigentes que se anuncian a euríbor + 1,50 % con toda la vinculación, encontramos la Hipoteca Bonificada que sube a euríbor + 2,5 % si no contratamos sus seguros y la Hipoteca  que, si bien puede ofrecer hipotecas desde euríbor + 0,90 %, sube hasta euríbor + 1,5 % o más si el perfil de riesgo del futuro hipotecado es más acusado, lo que sin duda ocurre al rechazar los seguros.

Los 2 ‘castigos’ por no contratar los seguros Si le decimos al banco que no queremos contratar los seguros, tendremos dos consecuencias. No obstante, en este caso, el cliente no está obligado a contratarlo con la entidad que le concede la hipoteca, y el banco está obligado a informar al cliente de esta situación. Cuando firmamos una hipoteca suele solicitarse la contratación de algún seguro como el de vida por lo que de ello te hablamos a continuación.

Los clientes con una hipoteca eran y son presa fácil para vender cualquier seguro, no han parado y de esto hace ya unos cuantos años, hasta que nos han hecho creer que es OBLIGATORIO pero…No, no es estas obligado a contratar un seguro de vida, no se un seguro obligatorio según la legislación española como ocurre con el del coche, el del cazador, el de perros peligrosos… pero si es cierto que es muy recomendable.

Según datos del INE el 75% de los españoles no tiene seguro de vida, mientras el 53% tiene un seguro de decesos, sorprendente ¿verdad? en otro post hablaremos de las diferencias entre los seguros de vida y de decesos. Si tienes una hipoteca el banco te va a “obligar” a contratar un seguro de vida asociado a su préstamo hipotecario y por el capital que tengas pendiente de amortizar. Esto ultimo es un grave error, NUNCA se debe asegurar por el valor de la hipoteca si no por el valor de reconstrucción porque en caso de pérdida total, el suelo no se pierde, y la aseguradora indemnizará por el valor de RECONSTRUCCIÓN nunca por el valor real del bien (incluido el suelo).

¿Porque me obliga el banco a contratar sus seguros? Aunque no deben lo hacen para conseguir sus comisiones no te puede obligar a contratarlo, el seguro de vida no es obligatorio aunque muy recomendable (en general) Y volviendo a los seguros de vida que todos conocemos, los de vida riesgo, es decir aquellos cuya finalidad es indemnizar en caso de fallecimiento a los beneficiarios del seguro (los herederos legales en la mayoría de los casos) indicar que son muy recomendables aunque lamentablemente cada vez se contratan menos porque cada vez se prescinde de lo “prescindible” sobre todo si no tenemos un trabajo.

En este caso y siempre y cuando no hayan transcurrido más de 30 días desde que te entregaron la póliza recomiendo el siguiente procedimiento: envío de burofax al asegurador (no al banco) citando que te acoges al derecho de desistimiento unilateral que recoge el art 83.a de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro ordenando el extorno de la prima cobrada. a ver qué dicen. si se hacen el sueco, contestan negativamente o te dicen “que lo hables con tu banco” presentas una reclamación ante el Servicio de Atención al Cliente del asegurador (no del banco). El SAC del asegurador tiene un máximo de dos meses para contestarte. Si la contestación es negativa (es decir, deciden incumplir una Ley que es imperativa) o no contestan entonces y una vez transcurridos los dos meses citados se puede reclamar ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones quien tiene otros dos meses para contestar (hoy día tardan más dado que por lo visto se están incrementando las reclamaciones). Aquí tienes una guía que te ayudará a conocer cómo reclamar Efectivamente el seguro de vida no es obligatorio por Ley, pero si puede ser una condición para la concesión de una hipoteca, para dar una garantía en caso de que se produzca un fallecimiento o invalidez.

Evidentemente no se debe obligar a formalizar el seguro de vida con la propia entidad financiera, aunque ponerlo como condición, es diferente. Los seguros de vida se contratan por varias razones: El banco te ofrece mejores condiciones sivinculas un seguro que te venden ellos. En este ejemplo, será el Euribor de febrero. Seguros vinculados con la hipoteca: hogar y vida. En general no se paga lo que no se quiere. Y en esta última frase tenemos otra vía: si se paga lo que no se quiere pagar es porque media coacción, una amenaza contra tu seguridad o tu patrimonio (eso dice el Código Penal), se retiró con unos 16,5 millones como jubilación, sin duda emolumentos acordes a su “gran trabajo y gestión” en una entidad de la que ahora no se puede saber cual es el futuro que le espera. Volviendo ahora a la comercialización de las preferentes su origen se remonta a 1998, circunscrito a entidades de gran tamaño, controlado y distribuido principalmente entre entidades institucionales.

La DISPOSICIÓN ADICIONAL TERCERA de la LO 19/2003 de Modificación de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de coeficientes de inversión, recursos propios y obligaciones de información de los intermediarios financieros, reguló las preferentes estableciendo los requisitos y el régimen fiscal para poder ser emitidas por una entidad de crédito o por una entidad residente en España o en un territorio de la Unión Europea, que no tuviese la condición de paraíso fiscal, y cuyos derechos de voto corresponden en su totalidad directa o indirectamente a una entidad de crédito dominante de un grupo o subgrupo consolidable de entidades de crédito y cuya actividad u objeto exclusivos sea la emisión de participaciones preferentes.

Por otra parte, recogía su carácter perpetuo, aunque se pueda acordar la amortización anticipada a partir del quinto año desde su fecha de desembolso, lo cual fue aprovechado por algunas instituciones financieras para amortizar en busca de provisiones. Lo cierto es que desde el 2003 el mayor porcentaje de estas preferentes pasó a colocarse entre particulares, se ofrecía una alta rentabilidad (necesaria por la ausencia de vencimiento) y un grado de liquidez mínimo en todo caso. Estamos pues ante un producto complejo y de cierto riesgo que en todo caso no considero adecuado para el inversor particular que no tenga conocimientos en la materia. Siempre será necesario preguntar al banco, directamente y cuanto antes, qué productos vinculados tiene asociados, cuáles son realmente obligatorios y cuánto dinero nos van a costar. Contratar más seguros a cambio de que el banco reduzca el interés es un mal negocio para el hipotecado. Aunque los Estados tendrán un plazo máximo de dos años para incorporar esta norma comunitaria a sus legislaciones nacionales, la Directiva, impulsada por el europarlamentario español del Grupo Socialista,, y que supone el primer ladrillo para la construcción de un mercado hipotecario único en Europa, prohíbe ligar la concesión de la hipoteca a la contratación de otros productos y servicios del banco. En este caso se abonará una cantidad en función de las lesiones sufridas, las secuelas y el tiempo que haya tardado en la estabilización de las mismas. Problemas con el pago de coberturas del seguro de invalidez o accidentes.

Algunos seguros tienen una definición de invalidez que no coincide con los criterios que maneja la seguridad social, es en la propia póliza donde en este caso se deberá establecer que se entiende por invalidez y que serán los médicos de la propia aseguradora quienes lo declararán. Estos casos son particulares y hay que tener cuidado porque siempre que la definición no sea muy clara y en caso de dudas, suelen establecerse en estas pólizas criterios demasiados complejos y oscuros y suele darse la razón al asegurado y al final se siguen los criterios otorgados por la seguridad social. ¿Como se me debe indemnizar en caso de invalidez? Una de las cuestiones que mayor polémica genera para las personas que contratan seguros es que cuando se declara al asegurado por la parte de la seguridad social en una situación de invalidez o incapacidad permanente, por parte del seguro no se le paga la cantidad prometida sino un porcentaje de la misma en función a unas tablas que atribuyen unos determinados porcentajes a cada tipo de dolencia.

Esto lo consideramos como un autentico abuso de derecho e incluso fraude porque en estos contratos lo que se garantiza finalmente es una actitud o no del asegurado para con su vida laboral, por lo que entendemos que una vez producida esta situación de incapacidad no debe haber tablas ni porcentajes sino que se tiene que abonar la indemnización pactada en su totalidad. El asegurado puede cambiar los beneficiarios símplemente comunicándoselo al asegurador, pero este puede revocarlos (a no ser que renuncie a este derecho en la póliza). Revisar nuestras necesidades (monetarias y temporales) y que seguro es aquel que nos las cubre mejor. Y la póliza de hogar puede ayudarnos a conseguir que la hipoteca nos salga más barata. Puedes cambiarte perfectamente de compañía de seguros. Si no hay respuesta o esta es insatisfactoria, se puede acudir a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), que es competente para emitir una resolución vinculante, o a los tribunales.

Si sumáis al coste de seguros el interés que pagáis sobre las primas os daréis cuenta de que esos 12.700 euros acabarán siendo más o menos el doble simplemente porque os los han financiado con una hipoteca a 25 o 30 años y pagaréis intereses de esa cantidad todo ese tiempo. De ocurrir esta hipotética situación tendrías que hacer frente a 2 pólizas de Hogar. La conclusión de las mismas nunca afectará al contrato ya en vigor. ¿Cuales son los requisitos para que debe cumplir un contrato de seguro? Para que un contrato de seguro sea valido debe contener los siguientes requisitos: Donde se contengan las condiciones generales y particulares debe estar firmado en su conjunto por el tomador cuando suscribe el contrato, a fin de que se pruebe que cuando se lo entregó tuvo conocimiento de todas la información y todas las condiciones que estaban en la póliza. Cada condición o clausula que limita cualquier derecho del asegurado debe estar firmada expresamente y de forma individual para garantizar que el tomador del seguro, cuando contrata, aceptó y conoció las limitaciones del contrato de seguro. Si no existe esta aceptación expresa a las clausulas limitativas de un seguro estas clausulas serán nulas Las limitaciones de los derechos de los asegurados en los contratos de seguro no pueden ser abusivas, es decir, que cuando se dé el hecho objeto de cobertura no debe existir ninguna clausula que restrinja de forma irracional o sorprendente para el asegurado su derecho a la indemnización por accidente de tráfico.

¿Me han denegado el pago de la cobertura del seguros de vida porque dicen que se ocultaron enfermedades preexistentes y datos? Polémica de las enfermedades o lesiones persistentes Uno de los problemas a lo que nos enfrentamos los abogados de seguros cuando tenemos que reclamar las coberturas indemnizatorias cuando sucede el hecho es que las aseguradoras suelen oponer en los seguros de vida, de invalidez o de incapacidad, la existencia de lesiones previas o enfermedades que pudieran estar relacionadas con el fallecimiento o con la invalidez. Los tribunales han establecidos que el tomador del seguro tiene la obligación de indicar las enfermedades y antecedentes médicos que tenga cuando se le pregunte por ello, pero si no se le pregunta al respecto no tiene por qué responder. Muchas de las compañías ya vienen estableciendo en las pólizas si el infarto se considera o no objeto de cobertura. ¿Cuales son las obligaciones de las aseguradoras a la hora de firmar un contrato de seguro de vida? Deben suministrar toda la información sobre los derechos y obligaciones de los asegurados con anterioridad a la firma del boletín de adhesión o de la póliza.

Deben acreditar que o bien el tomador del seguro o el asegurado han recibido con antelación a la firma del contrato o la suscripción del boletín de adhesión toda la información sobre el contrato. Lo que sí puede exigir, no obstante, es el pago de las cuotas no abonadas en su día con los intereses o la penalización pertinente. El consumidor debe saber que… Si un cliente deja de pagar alguna letra hipotecaria, por algún motivo, no tiene la obligación de pagar todo el crédito que tenga pendiente. La Ley de Defensa de la Competencia de 1989 advierte de que es una práctica prohibida subordinar la concesión de préstamos hipotecarios a la suscripción de un seguro de vida o de amortización de crédito con una aseguradora perteneciente a su mismo grupo empresarial.

Los inquilinos suelen negarse a pagarlo, precisamente porque no les reporta ningún beneficio sino al contrario: en caso de que no cumplan sus obligaciones saben que la aseguradora procederá contra ellos sin titubear. LOS SEGUROS DE VIDA: OTRA ESTAFA BANCARIA: Todo el mundo piensa que contratar un seguro de vida vinculado a una hipoteca o un préstamo es obligatorio; ¡mentira! No hay ninguna ley que obligue a ello. Por ello, antes de contratar una hipoteca es importante conocer hasta dónde puede llegar el compromiso con su entidad. Además en estos casos a veces se cae en la tentación de tirar por el camino de enmedio: a mi amigo periodista le han hecho el seguro calculando un 6% de interés fijo dado que no conocen los intereses que habrá en el futuro: así paga más de seguro, por supuesto, pero además su plan de amortización no cuadrará ni a tiros jamás. No son los únicos.

Si nuestra demanda es rechazada, se puede interponer un recurso o acudir a los tribunales, en general a un juzgado contencioso administrativo. Si se niega a indemnizarte o no contesta, acude a la oficina de consumo, donde si no hay acuerdo, se acaba en arbitraje. De esta manera se garantiza que a través de la indemnización del seguro, dicha vivienda pueda ser reconstruida sin perder el valor de la garantía que supone la vivienda frente al préstamo. Puedes contratar el seguro con nosotros, cumplimentar esta cláusula y cumplir con el banco. No os dejéis engañar porque os rebajen unos euros la cuota por adquirir un seguro que en 10 años puede ser una carga tremenda. Lo más fuerte: para cambiar el capital cubierto por la póliza (ya sea continente o contenido, tengo ambos asegurados) debo solicitar conformidad de mi banco ¿¿¿ … Sin embargo, si en un futuro quisiera aprovecharse de una bajada de los diferenciales hipotecarios no podría subrogarse”, explica.

Además, en algunas compañías la cancelación puede suponer la pérdida de la prima no consumida, ya que no te la devolverán si te vas de la compañía antes de tiempo, aunque el riesgo esté cubierto durante menos tiempo. Sin embargo, aunque muchas aseguradoras no reintegran la prima abonada aunque no se utilice en su totalidad, muchas permiten acogerse a otras opciones para no perder esa cuantía. Muy importante también es conocer las comisiones de mantenimiento, transferencias, etc. No pueden negarse a hacerlo estando dentro del plazo estipulado. No obstante, debemos tener claro que cualquier cláusula o exigencia abusiva que estableciera la entidad no tendría validez (basándonos en el punto 2 del artículo 10 bis, y el artículo 12 de la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios).

Creo que todos podemos entender que desde la entidades financieras, que no son hermanas de la caridad precisamente, pongan requisitos para la concesión de préstamos, pero concretamente en el ámbito de los seguros de vida están ejerciendo un abuso de poder sobre el cliente exigiendo que se contrate exclusivamente con ellos independientemente de si existe la posibilidad de contratar el mismo seguro en mejores condiciones en el mercado asegurador, e incluso realizando el cobro del seguro como prima única para evitar que el cliente pueda cambiar el seguro a otra entidad a lo largo de la vida del préstamo… Nos sorprende enormemente que no se regulen de forma mas estricta estas condiciones contractuales fijadas por los propios bancos, las cuales están en muchas ocasiones incumpliendo directamente las leyes y derechos del consumidor fijadas en la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios, por el carácter abusivo de las mismas.

Nuestra recomendación frente a esta situación, es formalizar una reclamación por un lado frente a la D.G.S. Igualmente, se debe contrastar si se contempla la obligación de mantener el seguro en vigor durante toda la vida del préstamo con la misma compañía aseguradora, o si no hay impedimento para cambiar la misma.” La contratación de estos seguros ha de ser voluntaria ya que según la Ley 26/2006, de mediación de seguros y reaseguros privados, en su art 5.2 establece que los mediadores de seguros y reaseguros privados no podrán imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguros. Pues bien, si aún así el consumidor quiere el préstamo porque se necesita urgentemente o por cualquier otro motivo, no se puede obviar el derecho de desistimiento, previsto en el art 83.a). El Banco de España considera que no corresponde al cliente el pago de comisión de mantenimiento o administración cuando las cuentas son impuestas por la entidad, cuando se utilizan exclusivamente para abonar un depósito o como soporte para el abono de préstamo hipotecario.

Y además, se lo están vendiendo a funcionarios, que, obviamente no lo necesitan”, subraya. Está en la letra pequeña de hipotecas como la de Banco Popular, Caja Sur o Bancorreos. Si esto ocurre durante el primer año, la compañía puede optar por rescindir el contrato. La proposición de seguro por el asegurador vincula a éste durante un plazo de 15 días. Hay muchos seguros o supuestas contrataciones de seguros asociados a tarjetas y a préstamos rápidos de entidades que ni siquiera disponen de entidad abierta al público, que para nosotros no constituyen ningún tipo de proposición de seguro y por tanto no vinculan y muchas veces se obliga a pagar cuando ni siquiera se trata de contratos de seguro validos. La mayoría de los consumidores no se toman la molestia de leer sus pólizas, ni saben que coberturas tienen ni cuáles son sus exclusiones.

La primera de ellas la libré en el momento en el que procedí a cancelar el seguro de vivienda suscrito con ellos para proceder a realizarlo con mi corredor de seguros habitual, momento en el que la entidad de motu propio procedió a devolver el recibo del nuevo seguro para cargar en la cuenta el seguro suscrito con ellos, haciendo caso omiso a la carta de cancelación enviada con dos meses de antelación a la expiración del contrato, tal y como marca la Ley del Contrato de Seguro. Hasta aquí lo acontecido a mi persona. Ambas resoluciones son vinculantes. También existe la posibilidad de recurrir ante los tribunales. Según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, “la legislación vigente no impone con carácter general y de forma directa al deudor de un préstamo hipotecario la obligación de contratar seguros sobre el inmueble hipotecado” y “en todo caso, la obligación para el deudor tendrá siempre carácter contractual y no legal”. La entidad financiera no podrá hacer nada, debido a que legalmente está prohibida la penalización. Tal y como hemos podido leer en un artículo publicado en la Web del Banco de España, no existe obligatoriedad ninguna exigida por ley sobre la contratación de seguros vinculados a cualquier tipo de préstamo.

Cito textualmente la información publicada en el artículo del BDE (Banco de España): ¿Es obligatorio contratar un seguro a favor de una entidad financiera cuando se suscribe una hipoteca? Con carácter general, no existe ninguna norma que obligue a formalizar ningún contrato de seguro al suscribir un préstamo hipotecario o al subrogarse en otro preexistente. No obstante, suele ser habitual que una entidad, para conceder un préstamo, exija del prestatario el cumplimiento de uno o varios requisitos adicionales (tales como domiciliar una nómina, contratar un plan de pensiones, contratar uno o varios seguros de determinadas características, etc.). Por tanto, se debe verificar si la obligación de contratar dicho seguro figura o no pactada en las condiciones contractuales y, en caso afirmativo, también debe verificarse en qué términos está contemplada.

Igualmente, se debe contrastar si se contempla la obligación de mantener el seguro en vigor durante toda la vida del préstamo con la misma compañía aseguradora, o si no hay impedimento para cambiar la misma. En todo caso, una vez formalizada la operación, las obligaciones de las partes se regirán por las cláusulas y condiciones que se hayan suscrito en los correspondientes documentos contractuales.“ De tal manera que confirmamos que no hay requerimiento por ley para la exigencia de seguros vinculados a préstamos. Me anulan mi póliza y generan una nueva. Si se ha optado por un pago fraccionado, la primera cuota abonada es la que activa la póliza. En ambos casos, la entidad aseguradora “tiene derecho a resolver el contrato o exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva”. La razón del presente escrito es la de plasmar brevemente mi visión sobre la sinrazón de la actividad que desarrollan las entidades bancarias en la actualidad, poniendo como ejemplo una serie de despropósitos que he sufrido en mis propias carnes y que he visto sufrir en las carnes de mis clientes. Si el banco se lo devuelve (porque el cliente ha decidido que no quiere seguir pagando por una póliza), la compañía de seguros volverá a repetir la operación aproximadamente quince días más tarde.

La entidad con la que el usuario tenía el préstamo puede aplicar una comisión por la cancelación anticipada de la hipoteca. Aprovechando esa debilidad derivada de la ignorancia financiera, son numerosas las entidades que aplican un sinfín de exigencias para comercializar un préstamo al consumo o una nueva hipoteca: obligan a contratar seguros, a domiciliar nómina y recibos, hacer aportaciones a un plan de pensiones, gastar determinadas cantidades con las tarjetas de crédito… En los últimos meses, algunas entidades han llegado a exigir la contratación de hasta seis tipos de productos financieros distintos para disfrutar de unas condiciones hipotecarias algo más ventajosas que la media del mercado. No existe norma jurídica alguna, ley, ordenanza, reglamento o instrucción de ningún tipo, que obligue al cliente bancario a suscribir un seguro obligatorio de vida con la entidad financiera que ha de concederle el préstamo hipotecario. Los seguros de vida se contratan por varias razones: El banco te ofrece mejores condiciones sivinculas un seguro que te venden ellos.

Los números “cantan”. Según la Ley española, los bancos no pueden obligar a sus clientes a contratar seguros ligados a la hipoteca, más allá del siempre obligatorio seguro contraincendios. Sin embargo, no tiene por qué suscribirlo necesariamente con el banco o caja que le concede el préstamo. Es posible que la entidad le ofrezca también la posibilidad de acogerse a otros seguros, no obligatorios, como el de vida o el de protección de pagos. En todo caso, la contratación del seguro debe hacerse con el consentimiento del cliente. ¿Qué es el tipo de interés? ¿Cada cuánto se revisa? > Es el porcentaje que se aplica al capital pendiente de devolución de un préstamo para calcular los intereses que se deben abonar, y puede ser fijo o variable. Un no rotundo y seguro –y nunca mejor dicho. Si al final se produjese el siniestro antes que se hubiese procedido al pago por el tomador, el asegurador puede liberarse del pago de la indemnización por accidente de tráfico. Comparar seguros de hogar es la mejor forma de contratar el seguro más conveniente.

El seguro de hogar, los bancos y la cláusula hipotecaria. Al firmar un préstamo hipotecario, el banco condiciona a contratar un seguro de hogar. Si no tienes más remedio que hacerlo, es muy recomendable cambiar las claves lo antes posible desde un ordenador seguro. Una vez que has accedido a la entidad, no abandones el ordenador hasta que no termine la sesión. Cuando termines las operaciones no olvides pulsar el botón de desconectar para cerrar la sesión, siendo conveniente además que cierres el navegador. Es imprescindible mantener actualizado el sistema operativo, el navegador y el antivirus, además de contar con un cortafuegos que permita aislar el ordenador de ataques externos. Aunque acceder a través del DNI electrónico es más seguro, también debes tener precauciones. Ahora las entidades estudian cómo dar continuidad a estas ofertas con unos diferenciales y condiciones más atractivos. Este seguro es obligatorio para que las entidades concedan préstamos con garantía hipotecaria y emitan títulos para su financiación -bonos, cédulas hipotecarias…-. Posteriormente y ese mismo día, se llevó a cabo la investigación La principal es que una vez que te hayas autenticado o hayas firmado electrónicamente una operación, retires el DNI del lector.

Al contratar un préstamo hipotecario, las entidades financieras a menudo obligan a suscribir todo tipo de seguros (de vida, de accidentes, de hogar, etc.) sin profundizar en sus condiciones, que además el consumidor no necesita. Dos de ellos eran los administradores de una correduría de seguros. Una NECESIDAD que supera con mucho el concepto CONVENIENCIA. Ello les permitirá que sea la aseguradora quien se haga cargo de la operación de préstamo pendiente. Los seguros de vida no son lo que nos viene a la cabeza normalmente cuando se piensa en el mundo financiero, ¿quién se acuerda de ellos cuando hay acciones, bonos, oro, derivados, fondos, depósitos…? A pesar de ello los seguros de vida juegan una posición muy importante en el mundo de las finanzas personales, ya cubrimos las espaldas de los que nos importan en caso de que nos pase algo.

Los seguros de vida están regulados por la ley 50/1980 del contrato del Seguro, modificada por la ley 30/1995 de Ordenación y supervisión de los Seguros Privados, aunque se habla de que esta ley podría ser modificada próximamente. En un seguro de vida intervienen los siguientes factores: El asegurador (o tomador del seguro), que es la empresa que se compromete a pagar la prima. El asegurado, la persona en cuyo caso de muerte se paga la prima. El beneficiario, la persona que recibe el dinero en caso de la muerte del asegurado. Se considera clientes profesionales a aquellos en quien se presuma experiencia, conocimientos y cualificación necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y valorar correctamente sus riesgos. Además, estos seguros son una buena fórmula para protegerse de cualquier imprevisto. La mayor parte de las entidades financieras ofrecen mejores condiciones en la hipoteca cuanta mayor vinculación tenga. Según datos de G Data, cada año se detectan 20.000 nuevas amenazas, la mayoría en banca online.

Es decir, reconoce la cláusula “abusiva” pero en su informe no dice que haya que devolver el dinero íntegro, desde que se contrató la hipoteca. Se debe enviar a: Banco de España Servicio de reclamaciones Las asociaciones de consumidores consideran este servicio más fiable que el del Defensor del cliente. Una entidad no puede obligar a nadie a contratar nada. Si la compañía de seguros se opone a la baja por no cumplir las normas puede derivar en que finalmente te encuentres con: 2 pólizas iguales por las que deberás pagar porque tanto tu aseguradora original como la nueva te reclamarán la prima. Que acabes en una lista de morosos debido a que la aseguradora con la que tenías contratada la póliza y que no has pagado te la reclame judicialmente, con los problemas y costes que eso puede ocasionarte como usuario.

Cancelar el seguro de Coche, Moto, Hogar… Si deseas cancelar la renovación de tu seguro, ya sea de Hogar, de Coche, de Moto o cualquier otro, debes ser previsor y avisar a tu aseguradora como mínimo 1 mes antes de la fecha de fin del contrato que has firmado con ellos. todavía estoy aportando documentación que me piden para la segunda baja. Por lo tanto en estso casos la pensión del 52% sobre cotizaciones expresada sobre ingresos reales puede ser muy inferior. Por ello la necesidad de disponer de un seguro de vida es importante al menos para no dejar deudas, al margen que la invalidez también genera un quebranto importante, y de esto se beneficiaría el propio Asegurado. El que se exija un seguro de vida no es tanto para recaudar primas, que efectivamete lo es, sino para proteger al Asegurado por un lado y a la propia entidad financiera por otro, dado que en caso de fallecimiento o invalidez se amortiza automáticamente el préstamo. Con independencia de loque finalmente decida y siga los consejos que le han indicado, al menos sería prudente, valorar con una o dos Aseguradoras que condiciones de precio de seguro le darían para el capital que precise.

Según explica, socio del bufete, “las compañías de seguros no son ajenas a la crisis y, a la que pueden, rechazan los siniestros”. En algunos casos sólo es posible anular el seguro antes de su vencimiento cuando el bien asegurado ya no esté en poder del tomador. Por tanto, debemos tener cuidado, y si sospechamos que las deudas son mayores al valor de los bienes, plantearnos la conveniencia de renunciar a la herencia. Además, no es infrecuente que la misma entidad de crédito que exige el seguro, actúe como agente de la entidad aseguradora con la que se contrata. Lo debe hacer por escrito. La respuesta es afirmativa; la entidad financiera puede incluir en la escritura de préstamo hipotecario una cláusula que recoge una bonificación del tipo de interés variable aplicable en cada revisión en función de los productos que tenemos contratados.

Lo que hay que calcular es si vale la pena contratar determinados productos a cambio de la bonificación. Los expertos han realizado estudios y concluyen que los Seguros de Vida Riesgo que se contratan a través de una operación de financiación con el banco son hasta un 30% más caros que si los suscribimos directamente con nuestra aseguradora. En resumen, el banco no puede obligarnos a contratar un seguro de hogar, aunque sí puede darnos mejores condiciones. Esto no es así. Es obligatorio formalizar un seguro de hogar a la hora de formalizar una hipoteca en el caso de que dicha hipoteca sea titulizada, o sea, cuando se emitan bonos o cédulas de dicha hipoteca a terceros.

Estos productos son seguros de hogar o de protección de pagos, cuentas para domiciliar la nómina, tarjetas, planes de pensiones,… Deben contener una mención fechada y firmada por el tomador o por el asegurado en el que éste reconozca que ha recibido con anterioridad a la fecha la información sobre la póliza Deben destacarse de modo especial las clausulas limitativas y restrictivas de los derechos de los asegurados y estas deben ser firmadas expresamente por los mismos Trato el contrato de seguro como sus modificaciones o sus adhesiones deben formalizarse por escrito y el asegurado debe entregar al tomador del seguro la póliza Debemos tener en cuenta que la solicitud de un seguro no vincula al que lo solicita. En el resto de los casos no se está obligado a la contratación de ningún seguro del ramo de hogar.

Es una practica común en los bancos obligar a contratar sus productos para aceptar las operaciones. Se suele utilizar para obtener mejores condiciones en el préstamo. Seguros de vida de monto creciente: la prima crece con el tiempo, a una cantidad fija o a un porcentaje de la prima original. Acto seguido, dos o tres días después de la firma, cuando ya tengas tu casa y se hayan formalizado todos los pagos procedes a comunicar a la aseguradora no al banco, sino a la aseguradora vía burofax que te acoges a tu derecho del art 83.a.1 de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro que dice, textualmente: “El tomador del seguro en un contrato de seguro individual de duración superior a seis meses que haya estipulado el contrato sobre la vida propia o la de un tercero tendrá la facultad unilateral de resolver el contrato sin indicación de los motivos y sin penalización alguna dentro del plazo de 30 días siguientes a la fecha en la que el asegurador le entregue la póliza o documento de cobertura provisional.”

Sin tener que dar ninguna explicación acerca del motivo. Como quiera que el seguro de vida es un hermoso instrumento de protección familiar te recomiendo que estudiéis uno pero en el mercado libre, a la medida de vuestras necesidades y a un precio negociado, sin abusos.

Además si lo contratas en una empresa española al menos generarás impuestos en España puesto que los genera en Irlanda y en estos momentos de recortes solo nos falta a los empresarios no ser solidarios con nuestros compatriotas más necesitados ¿no? Para calcular lo que nos ahorramos o lo que nos cuesta quitarnos un seguro impuesto de encima lo mejor que podemos hacer es meternos en el calculador que nos ofrece el Banco de España y simular la hipoteca primero con el actual tipo “de mercado” y el que nos proponen como “castigo” si no accedemos a sus caprichos mafiosillos. Los bancos no son aseguradores puesto que la Ley de disciplina de entidades de crédito les prohibe realizar actividades ajenas a su objeto social exclusivo. Aún no sé muy bien cómo pero la cuestión es que la Ley 26/2006 permite que esas empresas bancarias con objeto social exclusivo actúen como agentes de seguros, es decir, como comisionistas de una o varias aseguradoras.

Por tanto quien comercializa legalmente los seguros es el banco y no sus sucursales pues operan bajo un Registro único. O donde hable del tipo de interés fijo si es una hipoteca a tipo fijo. En el caso de clientes profesionales la entidad no tendrá que obtener información sobre los conocimientos y experiencia del cliente.” El incumplimiento de las entidades de esta normativa ha sido generalizado, eludiendo el estudio previo de las características de los clientes y la adecuación de este tipo de productos para los mismos. Asimismo las entidades de crédito deben de tener en cuenta a la hora de actuar el artículo 78 bis de la LMV relativo a las diferentes clases de clientes “ A los efectos de lo dispuesto en este Título, las empresas de servicios de inversión clasificarán a sus clientes en profesionales y minoristas. De hecho, asegura este experto, “no es algo aislado sino que las compañías de seguros lo están haciendo en bloque”.

Y eso sí es cierto. La jurisprudencia no ha llegado a pronunciarse de forma unívoca porque sí que considera accidente cuando el infarto viene provocado por una causa exterior concreta, una situación de estrés en el trabajo, un esfuerzo, un susto, una sobrecarga, una actividad en un periodo de tiempo estresante… Pero no será accidente y no dará derecho a indemnización cuando su causa se encuentre en el estado de salud del propio individuo sin factores externos que determinen el infarto. Y si tiene una hipoteca, es más que probable que también le hayan ‘invitado’ a firmar un seguro de vida. Otra cosa es que pueda ser interesante tenerlo en ciertos casos (por ejemplo, caso de compra de vivienda en pareja, sin matrimonio, por tema de asunción de deudas por el otro miembro de la pareja y herencia de la mitad de la casa por los ascendientes de la pareja). Si en 30 días no se recibe respuesta alguna o esta no nos satisface, podemos acudir a la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones, que depende de la Secretaría de Estado del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, o a una Junta Arbitral de Consumo —solo si la empresa está adherida al sistema, ya que tiene carácter voluntario—. Estoy ayudando a muchas personas a cambiar de seguro de vida contratado con el banco, desde hace años, y ahorrales cantidas importantes al año con las mismas coberturas.

Observamos una nueva y fuerte presión por parte de algunas entidades financieras a los consumidores, vinculando y obligando a la contratación de productos, -normalmente aseguradores- para la concesión de créditos e incluso cuentas corrientes. Desde el Colegio intentamos denunciar estas prácticas, en nuestra opinión abusivas, ante los Organismos competentes para la supervisión, pero la escasas denuncias que podemos presentar impiden que nuestras quejas sean apoyadas por argumentos objetivos que avalen nuestra postura. Debemos terminar con el periodo de quejas verbales e intentar conseguir denuncias y pruebas que certifiquen que el abuso se sigue produciendo, e incluso, diríamos, potenciando. Hemos de informar a nuestros clientes, y a los consumidores en general, de los derechos que les asisten en el momento de la contratación de un producto financiero. Cada día son más las entidades, por no decir la totalidad de las que hay en nuestro sistema financiero, las que condicionan el dar un crédito o préstamo a la firma de uno o más seguros. Cuando ya es complicado captar nuevos clientes, todas intentan retener a los que tienen al tiempo que luchan por arañar los que pueden a la competencia. Del lado de los particulares, cada vez escudriñamos más la letra pequeña para comparar precios y coberturas de las pólizas. Cometen errores y en ocasiones abusos. Es por esto que si por su conveniencia le interesa ese seguro, porque tenga mejores condiciones en el préstamo, debería estudiar primero si le interesa, que según mi opinión, en ningún caso le va a ser rentable, pues aparte de ser un producto carísimo, tiene los inconvenientes ya contados.

Cuando se habla de créditos o préstamos y de seguros, el conflicto surge enseguida. Son muchas las veces y muchas las personas que se han encontrado con que la entidad con la que están a punto de firmar un préstamo les condiciona a contratar un seguro para poder obtener la financiación que solicitan y además poder optar a unas condiciones más favorables en el contrato. La respuesta a la pregunta inicial es que no. Luego su “solidaridad” con el Estado Español no tiene precio, recordar que lideran el ranking de empresas en el Ibex con sociedades en paraísos fiscales. La reestructuración del sistema financiero español ha requerido ya cerca de 220.000 millones de euros, dinero que en gran parte hemos aportado todos nosotros para evitar la quiebra de ellos, quiebra por su trabajo mal hecho y por sus excesos, de todos estos se calcula que unos 40.000 millones de euros serán irrecuperables, por eso me entra la risa (porque es mejor reírse que llorar) cuando dice el Gobierno que no se financiará a la banca con el dinero de los ciudadanos y que no nos costará ni un euro, ¿han echado cuentas? ¿si? son 850 € por habitante, con una media de 2,75 miembros en la unidad familiar son 2.337,5 €, ¡ojo!, pero tampoco tenemos claro que el resto del dinero se recupere, por lo menos otra gran parte, injusticias de la vida, nosotros les rescatamos, pagamos gran parte de su deuda, ellos no pagan la mayoría de lo que deben … pero ahora tu no les pagues la hipoteca. tras la inicial perplejidad e indignación, puede sobrevenirnos una desesperante impotencia.
empresas de seguros de vida