Entrada destacada

Hacerse un seguro por teléfono o por internet

No te lo hagas.

Siempre hubo, siempre hay y siempre habrá tontos. No seas uno de ellos.

¡Pero si es más barato! probablemente estés pensando. Y puede, que incluso lleves razón si sólo miras el precio. Y ahora yo te pregunto: ¿tiene las mismas coberturas?, ¿sabes si te van a dar o no un buen servicio?.

¿Y tú qué me vas a recomendar si te dedicas a ésto? Pues no. Como ves, estoy buscando trabajo en seguros pero ahora mismo no lo tengo. Ni pierdo ni gano nada recomendándote una cosa u otra.

¿Qué te recomiendo que hagas con los comparadores de seguro que hay en Internet? Pues simplemente utilizarlos para negociar con tu Compañía actual. Lo sacas por impresora y se lo llevas a la hora de renovar el seguro. En un alto porcentaje de casos, obtendrás una mejora en la prima, gracias a los descuentos que te ofrezca su departamento de retención de clientes.

Pero recuerda, NO TE HAGAS NUNCA un seguro ni por teléfono ni por Internet. Salvo que quieras ser engañado. Elige mejor una persona que te asesore presencialmente. Por teléfono y por internet, se miente sin ruborizarse siquiera.

Elige también Compañías o mediadores de seguro que tengan oficina física en tu ciudad. No sabes lo que eso te va a ayudar si algún día tienes necesidad de usar el seguro.

Huye de las Compañías de seguro con nombres estúpidos, tipo zambomba, castaña, seguros la regaera, seguros gin tonic, seguros ji-ji-jí, seguros san borondón, seguros el palustre, mutua cochinchina, seguros directos, super risk, broker magníficus y similares.
Por muy baratos que sean. Huye, insensato.

Este cuadro, define gráficamente las malas compañías:

Te pongo un ejemplo que hace años me pasó cuando yo trabajaba en seguros:

Una compañía de nombre extraño y que ahora tanto abundan hizo una campaña de televisión, ofreciendo precios realmente bajos.
Un cliente llamó y le ofrecieron el seguro casi 50 euros más barato. Sin entrar en comparar coberturas.
El cliente se fue a esa maravilla aseguradora.

A dos meses atropelló a una persona con resultado de muerte. Lo retuvieron en el calabozo hasta que su nueva Compañía depositara una fianza. Lo normal.
Su mujer (que no sabía nada del cambio de seguro) vino a mi oficina y la tuve que remitir a un número estafa 902 de esa nueva y maravillosa compañía de seguros que no tenía sucursales y había que hacerlo todo por teléfono.
En el número estafa tras un montón de llamadas, no le resolvían el problema.

Al tercer día como los ahogados, su mujer vino ofreciéndome dinero a cambio de sacar a su marido de los calabozos.
No le acepté el dinero, pero llamé a seguros pingolín identificádome como empleado de seguros y que me explicaran a mi el problema.
Resulta que aún no tenían abogado en Málaga.

Les ofrecí enviar al mío para representarlos a ellos. Un intercambio de faxes (que era lo que se llevaba en aquella época) y en media hora, el marido estaba libre.
Lo primero que hizo fue venir a abrazarme. Aún recuerdo el olor a calabozo, y las lágrimas.
Lo segundo, fue volver a pagar el seguro con nosotros y mandar a paseo a seguros pingolín.

Imagino que hoy ese problema ya lo tendrán resuelto al menos algunas de esas compañías pingolinas.

Pero yo por si acaso, no me arriesgaría. Que se arriesgue otro.

¿Y todos los seguros de coches por ejemplo, cubren lo mismo?
Pues tampoco es así, a excepción del seguro obligatorio de automóviles. Seguro que por otra parte, rara es la Compañía que acepta hacerlo así, a secas.

Seguro voluntario de automóviles. Que es un complemento al seguro obligatorio, aumentando los límites. Dependiendo de la Entidad, puede cubrir también (o no), entre otras:
– La utilización de vehículos ajenos
– El remolcaje de otros vehículos
– Los remolques que llevemos en el nuestro
– La conducción por vías no aptas para ello (como cuando dejamos el coche casi en la arena de la playa)

Paradójicamente, el seguro voluntario es el menos voluntario de los seguros, pues casi siempre te obligan a contratar algo que se supone que es voluntario.


¿Y qué te recomiendo?

  1. Que lo hagas con un Corredor de seguros. O al menos le pidas precio y coberturas. Un corredor es la única persona que te va a dar un asesoramiento independiente, el único que te va a asesorar gratuita e imparcialmente, mirando siempre por tus intereses. Si ninguno te convence, y en su defecto:
  2. Un agente afecto de una Compañía de seguros, que tenga sucursal en tu ciudad. El precio es el mismo, pero siempre vas a tener a alguien a tu lado cuando lo necesites.
  3. Directamente en las oficinas físicas de la Compañía de seguros en tu ciudad. Te atenderá un empleado mal pagado y malhumorado, al que le das exactamente igual, pero al menos, es alguien a quien puedes mirar a la cara, y no un número estafa 902 en los madriles.

Y recuerda, nunca te lo hagas ni por teléfono ni por Internet. A las personas que hacen eso se las llama cariñosamente, pringaos.


¿Pagar por banco? No, gracias.

Un último consejo: No pagues nunca el seguro mediante domiciliación bancaria. Es una vez al año, así que mejor ve a la oficina y págalo allí. Aprovecha para hacer cualquier pregunta que se te haya ocurrido, y que vuelvan a mirar la prima y las coberturas. En el seguro del hogar por ejemplo, cada pocos años aumentan las coberturas y baja la prima. Ya puestos, te haces una nueva póliza de seguro.

El no pagar por banco, hace que no se pierdan puestos de trabajo en las oficinas de seguros, y evita los directorcillos de sucursal listillos, que un buen día deciden aumentar por la cara los capitales asegurados y con ello la prima y su comisión o rappell.

También evitas que ese directorcillo de sucursal te haga nuevos seguros sin tu consentimiento. Te sorprendería saber la de gente que ni se da cuenta cuando eso ocurre, sobre todo en primas pequeñas.

Además, las compañías de seguros nunca se olvidan de tu número de cuenta, y cuando menos lo esperes, lo mismo te mandan algo. Y si cuela, cuela…

No pagues por banco. Hazme caso. No gano nada recomendándote ni una cosa ni la otra.


Números 902.

Los números 902 no entran en la tarifa plana de llamadas nacionales que tienes contratada. Se los inventó algún hijo de puta para ganar dinero con ellos, y las malas compañías de seguro suelen utilizarlos para casi todo, y así ganar algo de dinerillo cada vez que los llamas.

Las hay que tienen un número 902 incluso para la contratación o la petición de presupuesto antes de asegurarte. Huye de las malas compañias.

Otras, sólo tienen teléfonos 902 para aburrirte si por desgracia tuvieras que hablar con el departamento de siniestros, o para la asistencia en viaje. Se trata de cobrarte incluso por llamarles.

Huye, huye de las malas compañías. Hay muy buenos profesionales del seguro en Málaga, es simplemente cuestión de encontrarlos. Y cuando encuentres uno, no lo cambies: habrás encontrado un tesoro.

 

Infraseguro y reglas para su valoracion

seguro de hogarAunque en otro post profundizaré más en este concepto asegurador. REGLA DE EQUIDAD Se aplica cuando se determina por parte del asegurador una aplicación incorrecta de las tasas de riesgo, por falta de información o por ocultación de una circunstancia de agravación del riesgo. Ahora bien, ¿vale la pena reparar un vehículo declarado siniestro total? Aquí ya deberíamos tomar una decisión conjunta entre compañía, mecánico y el afectado. ¿Qué es el valor venal de un vehículo siniestrado? El valor venal es un valor (monetario) que nos va a venir otorgado por unas tablas oficiales que poseen las compañías de seguros conjugado con el valor de mercado, haciendo entre ellos una media aproximada de los precios de mercado actuales de segunda mano para un vehículo de las mismas características, estado y condiciones similares que el siniestrado.

Tras el peritaje y con los datos en la mano que el périto facilita a la propia aseguradora, ésta suele ofrecer dos tipos de solución económica ante un siniestro total: El valor venal del vehículo más un tanto por ciento determinado a partir de la vida útil del vehículo, o sea, la utilidad que tenía éste con independencia de la fecha en que fue matriculado, El valor de mercado (actual) del vehículo. Seguramente nos hayamos encontrado alguna vez en una situación similar (o tenemos algún amigo o familiar que desgraciadamente ha tenido que pasar por algo así), y seguramente te habrás decantado por una de las dos opciones, pero lo que mucha gente no sabe es que si es voluntad manifiesta, la nuestra, de reparar nuestro vehículo debe ser satisfecha; y sólo podrán aplicarse los dos supuestos anteriores siempre y cuando el valor de la reparación sea de más del doble del precio del valor de mercado. Pongamos poner un ejemplo práctico de un suceso como el que estamos detallando: Juan ha tenido un accidente de tráfico y la reparación de su vehículo tiene un coste de 8.000 euros, pero tras el peritaje por parte de la compañía de seguros se determina el siniestro total de dicho vehículo y le ofrecen 5.000 euros que vienen a corresponder con el valor venal.

Llamamos a la compañía (ya que para estos siniestros de asistencia no nos dan acceso a la aplicación informática de siniestros). Existe un Baremo, llamado coloquialmente “de Tráfico”, que se actualiza todos los años. A los dos meses hay que volver para que se pueda comprobar si se han reparado los fallos. Conducir con un informe negativo de la ITV se sanciona con 500 euros de multa Si el problema es que te pillan circulando con un informe negativo de la ITV la sanción es todavía peor por incumplir las condiciones técnicas y poner en peligro la seguridad vial. porque ello depende de la repercusión que el daño produce en la vida de la víctima o en la de aquellos que dependen de ella). La incapacidad temporal se calcula multiplicando el número de días de incapacidad por la indemnización que corresponda según la edad, sumando a su vez ciertas cantidades que resultan de aplicar determinados factores de corrección. En cuanto a determinar el importe de la indemnización por secuelas, estas se traducen a puntos, y será el médico forense del Juzgado quién determinará los puntos.

Si aún así, no se está de acuerdo, o el siniestro se ha tramitado fuera del sistema CICOS, esto suele terminar en el juzgado, y de plazos… ni se sabe. En todo caso, la media de resolución de un siniestro que cuadre dentro de los gestionados por el sistema CICOS (que como he dicho, son la mayoría) es de 4 días, según el informe de 2008. Esto, es simplemente una guía para poder dar “la brasa” en vuestra compañía de seguros cuando tengáis un siniestro (que ojalá que no) y que sepáis en qué punto está la tramitación del siniestro cuando el tramitador de vuestra compañía os diga cómo van las cosas. No he podido conseguir un listado actualizado de compañías aseguradoras adscritas al sistema CICOS (convenios CIDE y ASCIDE), pero es importante que, a la hora de contratar un seguro, la compañía con la que se contrate esté adscrita, ya que se supone (…) que tendrá un interés especial en resolver los siniestros en el mínimo tiempo posible, ya que, en este sistema, existen penalizaciones económicas para las compañías “tardonas”, para las que no aportan información o lo hacen de forma incorrecta, etc.

OTROS SISTEMAS Y CONVENIOS (SDM Y CAS): Como habréis visto, hasta ahora, solo hemos hablado de daños materiales en los vehículos implicados… pero no hemos hablado de daños materiales en otros vehículos o bienes, ni de daños personales. El Consorcio de Compensación de Seguros se encargará de ofrecerte un seguro básico que cubra la Responsabilidad Civil Obligatoria si ninguna aseguradora quieres ofrecértelo. Dependiendo de cómo haya ocurrido realmente el siniestro y de cómo reflejemos el mismo en el parte amistoso, nos imputarán la culpa a nosotros o al contrario. Te preguntarás, ¿Quién tiene la culpa según que caso? y ¿Cómo hay que reflejarlo correctamente en el parte amistoso? Nosotros somos los culpables, al abrir la puerta justo en el momento que pasaba el contrario, sin darle tiempo de reacción para evitar el impacto. Debemos de marcar la casilla 2 en el bloque central 12.Circunstancias, del parte amistoso “Salía de un estacionamiento / abriendo puerta.”

El culpable es el contrario, puesto que la puerta ya estaba abierta tiempo antes de que él impactara contra la misma. No debemos de marcar como en el caso anterior la casilla 2, ya que “…abriendo puerta” significa que se abre en el momento que el contrario pasa por nuestro lado, y nos estaríamos autoculpando por error, al pensar que es la casilla correcta, porque hace referencia al abrir la puerta, pero hay que tener en cuenta el matiz anteriormente comentado. En ese caso, al finalizar el período en curso cubierto por la prima, deberá reducirse el importe de la prima futura en la proporción correspondiente. Normalmente tienen un tarifa que oscila en función del tipo de procedimiento y cuantía reclamada. Los informes Servicios externos, tales como informes periciales, informes médicos o detectives privados. Este supuesto suele darse, en la mayoría de las pólizas, cuando el vehículo es de una antigüedad “no superior” o “inferior” a DOS AÑOS. El desmontaje puede demorar la peritación, ya que el taller desmontará por su cuesta.

Sin embargo, las aseguradoras consideran siniestro total cuando el valor de reparación del vehículo siniestrado supera el valor asegurado. Tornados, que son borrascas extratropicales de orígen ciclónico que generan tempestades giratorias a causa de una tormenta de gran violencia. En el caso de los cónyuges, la cuantía de la indemnización se incrementará un 9%. La primera, cuando el elemento causal del riesgo excluye la posibilidad de asegurarlo por ser opuesta a la ley o a la moral, bien por haber sido causada dolosamente o haberse producido como consecuencia de una actividad ilícita y recarga sobre intereses ilícitos. ROBO: La sustracción o apoderamiento ilegítimo de los bienes, contra la voluntad de su dueño, mediante actos que impliquen fuerza o violencia en las cosas o introduciéndose el autor o autores en los locales donde se encuentran los bienes asegurados de forma secreta o clandestina y cometiéndose cuando no hubiere nadie en la vivienda.

RUTA: Visitas que se realizan, de manera periódica, en un mismo día y de forma consecutiva. Podemos encontrarnos valoraciones diversas en función de quién la haga, un tasador de un banco para una hipoteca, un tasador por encargo nuestro para la venta, un perito en caso de siniestro. Las aseguradoras nos solicitan un valor que debemos conocer a la hora de asegurar nuestra vivienda. De no existir acuerdo, la designación se hará por un Juez del lugar donde estuviesen los bienes siniestrados. El dictamen de los peritos podrá ser impugnado judicialmente por el asegurador (dentro del plazo de 30 días) o el cliente (dentro del plazo de 180 días). Si se acepta el dictamen de los peritos, el asegurador deberá abonar el importe de la indemnización señalado en un plazo de cinco días. Pues bien, conviene estar atento, que no es la única empresa con el gatillo fácil y que esta cambiando su forma de relación con los clientes.

Pero cuidado, es un argumento que no sirve para cualquier seguro. Tres argumentos con los que forzar la baja del seguro si se te ha pasado el plazo legal para comunicarlo. En estos documentos le detallan los riesgos que tiene cubiertos y las cantidades máximas que le pagarán en caso de siniestro. Te recuerdo que en nuestra sección de consultoría puedes contarnos tu problema al que le buscaremos la mejor solución. Antes de responder a una pregunta como la que hemos planteado en el enunciado de este artículo debemos tener claro qué pasa y qué opciones tenemos ante una declaración de siniestro total tras sufrir un accidente de tráfico que nos haya llevado a dicha situación. También puede recurrir al Sistema Arbitral de Consumo si su entidad asegurador está adherida al sistema. Información Hace unas semanas tuve un accidente de coche (sé que es un foro de motos pero el motivo es el mismo). Así, si tu perro muerde a un amigo o a un niño en la calle el seguro de Hogar garantiza la indemnización. Los causados mientras practicas un deporte a nivel aficionado.

Cuando causes una intoxicación alimentaria a terceras personas, eso sí, si no te han tenido que pagar por la comida. Daños causados por el agua debido a escapes, reventones, roturas o a cualquier otro suceso involuntario. Así, el consumidor se encuentra con que, cuando fallece un familiar, cuando tienen una fuga de agua en casa, un accidente con el coche o quiere contratar un abogado, el seguro no responde por él a pesar de que lleva meses o años pagando por este servicio. Exigir documentación innecesaria para alargar el proceso y posponer el pago Una de las estrategias que sufren los consumidores cada vez con mayor frecuencia es la que practican algunas compañías de seguros, consistente en exigir numerosos documentos e informes al cliente, muchos de ellos innecesarios, para buscar excusas o demorar el pago y acabar con su paciencia. La doble cara de la atención telefónica: comodidad para el cliente, pero barrera frente a reclamaciones. Poder comunicar un siniestro por teléfono, sin tener que desplazarse hasta las oficinas de la compañía, supone una comodidad.

En el caso de que la indemnización o costes sean superiores a dicha cuantía lo restante será responsabilidad tuya. Contrata un seguro de Hogar Como has visto, los seguros de Hogar van mucho más allá de los robos o los hurtos, y pueden cargar con tu responsabilidad en el caso de que causes daños materiales (desperfectos en la vivienda del vecino…) o personales (lesiones a terceros…). Y es que en muchas ocasiones, los problemas que surge cuando se produce un siniestro en nuestra vivienda, tanto en lo referente a los servicios como a las indemnizaciones, tienen su origen en una póliza que no es adecuada o incluso incorrecta. ¿Y qué entendemos como una póliza adecuada? Básicamente sería aquella con la que, en caso de siniestro, y al margen de aquellas molestias lógicas e inevitables, podamos tener la tranquilidad de que al recurrir a ella se actuará de la forma esperada, tanto en las reparaciones que sean necesarias llevar a cabo como en las indemnizaciones por los daños ocasionados.

Para conseguir esto, en el momento de contratar la póliza hay tres ideas básicas que debemos tener presente y que nuestra póliza debe cumplir: Que proteja nuestro patrimonio ante los daños que suframos o que podamos ocasionar a terceros. Que indemnice adecuadamente, tanto a nosotros como a terceros a los que podamos dañar. Que nos dote de aquellos servicios que permitan minimizar al máximo los aspectos negativos que conlleva cualquier siniestro. Para que esto sea así es necesario facilitar a la compañía de seguros cuanta información dispongamos relativa a los bienes que queremos asegurar y que esta información, sobre todo, se ajuste a la realidad. Factores tales como: sus motivaciones y obstáculos a la hora de contratar un seguro; su experiencia con la resolución de siniestros; sus actitudes y la probabilidad de usar el pago a través de móvil; y sus necesidades de protección; resultan fundamentales hoy en día para ajustar la oferta de las compañías al cliente.

Este tipo de investigaciones de mercado se llevan a cabo a través de entrevistas a personas propietarias y usuarias de su teléfono móvil, tanto poseedoras de una póliza de seguro como no poseedoras de dicha póliza*. En el caso del mercado español, cuando preguntamos a los asegurados sobre las coberturas que esperarían encontrarse en un seguro de móviles, estos destacan en primer lugar el robo, seguido de la reparación del terminal y de la sustitución por terminales de la misma categoría. Compruebe que el administrador ha comunicado a la compañía aseguradora el siniestro de manera fehaciente (es decir, escrito sellado, burofax, etc) y, si no ha sido así, que se realice de esa manera. Pero para las aseguradoras es mucho mas fácil no hacerse cargo de los restos, para no tenerlos que llevar al desguace, no tener que dar de baja el coche, etc, etc. Por lo general son autónomos mal pagados y a los que se les resta independencia de criterio porque están al dictado del asegurador. Los clientes que cometen fraude.

De hecho, la diferencia entre un precio y otro puede ser de entre un 20% y un 30%, ya que en el valor de reposición se incluyen gastos de transferencia, arreglos y ganancia del vendedor. Las condiciones generales de nuestro seguro de coche reflejan qué valor dará la aseguradora a nuestro vehículo en caso de pérdida total. La indemnización en caso de siniestro se efectuará conforme a lo establecido en póliza (valor de reposición, valor venal, etc.). A estos efectos, se debe tener en cuenta las diferentes posibles valoraciones de los bienes asegurados, lo cual deberá determinarse en el momento de contratación de la póliza: Valor real: valor de los bienes cuantificados por su valor nuevo con deducción de su depreciación por antigüedad, uso u obsolescencia. Valor de reposición a nuevo: valor de los bienes cuantificados por su valor nuevo sin ningún tipo de deducción por antigüedad, uso u obsolescencia. Otras posibles valoraciones contempladas en la póliza.

Es importante saber que si contrata un seguro por un valor inferior al real, la indemnización que recibirá será proporcional al valor declarado; es decir, se producirá una situación de infraseguro y, consiguientemente, será de aplicación la regla proporcional. Un rápido cobro de la indemnización. . Lo que incialmente pudiese parecer un ahorro para el asegurado en el coste de su seguro, puede resultar en un grave perjuicio economico, con recortes en la indemnización que pueden llegar a ser muy importantes. Algunas aseguradoras permiten sistemas de contratación en sus productos, con los que se puede evitar esta circunstancia, como son la cobertura a ” Primer riesgo”, o la contratacion “a valor estimado”, donde el valor asegurado se pacta de antemano con la aseguradora. Infraseguro Cuando se produce esta situación de infraseguro, podrían darse dos situaciones diferentes, en función del alcance de los daños: * Si el siniestro solo afectase “en parte” al bien asegurado (siniestro parcial), la indemnización o prestación que obtendrá el beneficiario del seguro se determinará aplicando la denominada “regla proporcional”.

Para ello, necesitarás pruebas (atestado, declaración amistosa de accidentes y/o declaración del testigo presencial) que te sean favorables y demuestren que eres inocente y por tanto tienes derecho a reclamar. Tu compañía puede negarte la cobertura para reclamar judicialmente en los siguientes casos: No hay pruebas o las que hay nos son desfavorables: no tenemos ninguna prueba que demuestre que somos inocentes, o lo que es peor, las que hay indican que somos responsables del accidente. En este caso, también se incluye los accesorios no de serie si éstos estaban descritos en la póliza. De todas formas, y es algo habitual en algunas garantías del seguro de hogar, este artículo, también recoge la posibilidad de derogar la aplicación de esta regla. Algo que no se ve no afea. Busca acreditaciones como resolución del INSS por incapacidad, resolución de la CAM por dependencia, acreditación de parentesco, libro de familia o cualquier otro documento con el que facilitar la justificación del daño.

Aplica los tres puntos anteriores al baremo del año en el que ocurrió el siniestro o el año en el que se estabilizaron las lesiones: Incapacidad temporal: Multiplica cada día de hospitalización impeditivo o no impeditivo por el valor recogido en la norma. La reconstrucción pericial del accidente es conveniente efectuarla en aquellos supuestos de lesiones, fallecimientos y/o daños de consideración en los que el responsable del accidente no reconoce su culpabilidad y el atestado policial es defectuoso o no contiene los elementos necesarios para determinar la velocidad de los vehículos y las demás circunstancias relevantes del siniestro. La póliza de estos seguros puede adoptar las siguientes formas: -póliza paquete: es aquella donde se reúnen varias garantías en cantidades y proporciones invariables -póliza estándar: donde las cantidades que se fijan como suma asegurada, para continente y contenido, se establecen en proporción entre el conjunto y el valor máximo por objeto.

Póliza flexible: además de las garantías básicas de incendio y robo permite la inclusión de coberturas opcionales o suplementarias. ¿Qué diferencia hay entre los conceptos “continente” y “contenido” que aparecen en muchas pólizas del hogar? El continente comprende, en general, aquellos bienes que no puedan separarse de la superficie que lo sustenta, sin causar deterioro al propio bien o a la citada superficie. del valor del coche. En unos casos se rescinde el contrato por decisión de la aseguradora y en otros porque deja de existir el objeto asegurado y, por lo tanto, desaparece el riesgo. En cualquier caso, contratar un seguro de coche adecuado o elegir un seguro de hogar para tu casa es una decisión importante para la que es recomendable comparar las ofertas y leerse bien las condiciones de la póliza antes de firmar. Convenio SDM (Siniestros Daños Materiales) Este sistema de tramitación de Siniestros para daños Materiales se creó en el año 2.002, y su objetivo es lograr una tramitación rápida y eficaz, de los siniestros de automóviles que quedan fuera de la aplicación de los convenios CIDE y ASCIDE.

Por ejemplo en los siguientes casos: En este último caso, los estándares de calidad y prestación de servicios deberán ser adecuados. El precio medio anual de un seguro de este tipo en España rondaría los 250-300 euros. ¿Qué pasa si le causo una humedad al vecino de abajo? No es normal que se deje el grifo abierto de forma intencionada. Con la vivienda, no pasa como los automóviles, por ejemplo, que sí necesitan un seguro para poder circular. En otro caso, la prestación del asegurador se reducirá proporcionalmente a la diferencia entre la prima convenida y la que se hubiera aplicado de haberse conocido la verdadera entidad del riesgo.” ¿Qué ocurre si conduzco mi automóvil sin seguro de coche? Dentro de las coberturas que compone el seguro de coche, realmente la obligatoria como el propio nombre indica es, la Responsabilidad Civil Obligatoria (RCO), si conduces tu vehículo sin este seguro te expones a: El conductor que coja el vehículo, con el conocimiento de que este no está asegurado, tendrá consecuencias que pueden llegar a ser de índole penal.

Se procederá a retirarle el vehículo, el cual, se llevará a un depósito de las dependencias de la autoridad, si no se presenta un justificante de que está asegurado en un plazo de 5 días, independientemente de quién conduzca el vehículo deberá cargar con los gastos el propietario de este. El importe de la multa que te impondrán, variará de los 600 euros a los 3.000 euros dependiendo de la gravedad del perjuicio causado. Si mi vehículo tiene seguro de coche ¿Lo puede conducir cualquier persona? Para evitar problemas con tu compañía de seguros, si eres consciente de que alguien más va coger el vehículo, deberías declararlo como segundo conductor. No obstante si no eres consciente y por circunstancias esporádicas le dejas tu vehículo de forma puntual a otra persona, estará cubierta siempre y cuando no sea un conductor más agravado que tu.

Es decir, que tenga menos edad, tenga menos tiempo de carné, etc. Un ahorro brutal para la compañía, un coste considerable para el asegurado: coche nuevo (o metrobús). Comporta la emisión y formalización de la póliza. ACTA DE TASACIÓN: Documento emitido por un perito tasador en el que se recoge su dictamen sobre los bienes afectados por un siniestro y el importe de los daños sufridos. ACTA PERICIAL: Documento promovido por un perito en el cual se determinan las consecuencias, naturaleza y alcance de un siniestro. En ocasiones coincidirán ambas posiciones, pero puede ocurrir, es muy frecuente en la práctica, que el seguro se contrate por cuenta ajena, en cuyo caso adquieren posiciones jurídicas distintas. El asegurado debe intentar reducir sus consecuencias, adoptando las medidas que considere más adecuadas. Notificar, comunicar, el siniestro al asegurador (a través de Confide) en el plazo máximo de 7 días desde haberlo conocido. Facilitar a la aseguradora cuanta información adicional y documentación solicite, en especial la relativa a la valoración del siniestro.

Comunicar a los perjudicados la existencia de la póliza para facilitar su reclamación. Obligaciones del asegurado en caso de recibir una reclamación: No admitir responsabilidad. No negociar, transar. Como mínimo, esos restos pueden tener el valor que pueda tener ”la chatarra”. La ITV negativa supone que los defectos del vehículo son tan graves que el vehículo debe ser transportado por una grúa hasta el lugar de reparación. Es importante a su vez, señalar con una cruz la circunstancia que ha originado el siniestro, pueden ser una o varias cruces las que tengamos que marcar. Pago mi seguro de coche por transferencia bancaria, pero tarda unos días en hacerse efectiva. Y si no se puede reparar porque no se dispone del dinero para hacerlo, solicitar un presupuesto y reclamar en base al mismo. Así las cosas, la compañía de seguros deberá devolver contestación formal frente a la reclamación formulada por el asegurado.

En caso de no recibir contestación por parte de la compañía o ser esta una reafirmación de la posición negativa inicialmente adoptada, al asegurado le queda el recurso de efectuar la reclamación al defensor del asegurado, persona interpuesta y que desde una posición neutral, a pesar de estar designada por la propia compañía de seguros puede arbitrar en el tema en cuestión. Si a pesar de haber desarrollado todas estas actuaciones, el resultado final sigue siendo negativo y a criterio del corredor del seguro o del asesor/abogado del asegurado, se considerara que la actuación de la compañía de seguros fuera inadecuada y que por tanto debiera haber fallado a favor del asegurado, siempre quedará la posibilidad de interponer una acción civil contra la compañía de seguros. La interposición de una demanda civil por incumplimiento de contrato, siempre debería ser la última actuación contra la compañía de seguros y una vez agotadas todas las vías amistosas posibles, especialmente porque su resolución se puede retrasar considerablemente en el tiempo.

Es importante conservar siempre toda la documentación girada entre las partes, puesto que esta será básica, si se pretende plantear un pleito civil, recordándole que la única documentación que tiene validez judicial es la remitida La relación de los consumidores con las compañías aseguradoras suelen ser conflictivas: problemas con las condiciones de la póliza, con las cláusulas abusivas, te cobran más de lo acordado, la aseguradora no ha actuado bien en un siniestro… Te contamos cómo actuar. Cómo reclamar Reclama a través del Defensor del Asegurado o el Departamento de Atención al Cliente de la aseguradora (en la póliza vendrá explicado). Si eso sucediese, como ocurre con cualquier otro tipo de contrato, siempre existe la posibilidad de acudir a la vía judicial para la reclamación de los daños sufridos. A la vista de lo que acabamos exponer, hay que poner de relieve que en la inmensa mayoría de los casos de reclamación de daños materiales, se aplicará un convenio de daños materiales al que están adheridas la gran mayoría de las aseguradoras.

La aplicación de este convenio lleva a que, generalmente, será el perito de nuestra aseguradora el que llevará a cabo la peritación de los daños. Por ejemplo, si se garantiza vehículo de sustitución, limpieza del vehículo por traslado de heridos, o préstamos para la reparación del vehículo siniestrado. Si considera que la aseguradora ha incumplido alguna de sus obligaciones derivadas de la normativa, del contrato o de las buenas prácticas y usos comerciales puede reclamar ante el servicio de atención al cliente de la aseguradora (o ante el defensor del cliente si la compañía lo tiene) y, si no le satisface la solución ofrecida o transcurren más de dos meses sin respuesta, puede hacerlo ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. En todos los casos, las consecuencias son las mismas. ¿Qué ocurre si los bienes están valorados en la póliza por debajo de su valor; es decir, están infraasegurados? Bajo esta circunstancia, en caso de siniestro pueden darse dos situaciones: Siniestro parcial: si se ha producido un siniestro que afecta a una parte de los bienes asegurados, la indemnización se determinará siguiendo la llamada Regla de Proporcionalidad, que establece que la cantidad a indemnizar sea proporcional al porcentaje asegurado sobre el valor real.

Este documento es básico para determinar quién es el responsable del suceso y poder reclamar las indemnizaciones necesarias para reparar los daños provocados durante el accidente. Muy importante. Le aconsejamos que se asesore por un profesional o asociación de consumidores independiente. He sufrido un siniestro con mi vehículo en el que me golpearon por detrás cuando estaba detenido en un semáforo. La Audiencia Nacional de Pontevedra, desde su sede en Vigo, ha sentado un interesante precedente al no aceptar esta fórmula. ¿La razón? Muy simple. Es imparcial y objetivo en su valoración, pero esto no impide que que el asegurado no esté de acuerdo con la valoración que realice. Cuando existen desacuerdos entre el asegurado y la valoración del perito que ha enviado la compañía de seguros, debemos rechazar la indemnización oficial (en caso contrario, si aceptamos la indemnización, estamos aceptando el informe que ha presentado el perito). Imposibilitando al perjudicado tener una valoración objetiva e imparcial del alcance de sus lesiones sufridas (que permitía la valoración del Médico Forense).

Debajo describiremos detalladamente cuales son los daños que apreciemos en NUESTRO VEHÍCULO y más abajo hay un campo de observaciones en el que reflejaremos cualquier otra información o circunstancia que nos parezca relevante. TERCERA PARTE: Descripción del accidente. Aquí debemos marcar con cruces las circunstancias, de entre las que se relatan, que han concurrido en el accidente, y qué estaba haciendo cada vehículo (A y en el momento de la ocurrencia… Cubrir este apartado es tan importante o más que los otros, porque es el que le va a permitir al tramitador, hacerse una idea de las circunstancias que han llevado a que ocurra el accidente, y que estaba haciendo o iba a hacer cada vehículo en ese momento.

Repito, poned una cruz en TODAS las que se cumplan para el accidente, y finalmente (abajo), reflejad cuantas (el número) de marcas que habéis cubierto para cada vehículo. CUARTA PARTE: Croquis y Firmas. Este croquis debe dibujarse como si estuviésemos viendo la escena desde arriba. Es, por tanto, aquella póliza que concede al asegurado una garantía abierta (sujeta a ciertos límites) debido a las especiales características de variabilidad del riesgo. Póliza liberada Póliza en la que, con ocasión de determinadas circunstancias, el contrato mantiene sus efectos de garantía mientras que el asegurado queda exonerado del pago de las primas, suele darse en los seguros de vida. En ese caso, ¿qué podemos hacer? Si no estás de acuerdo con las decisiones adoptadas por la asegurada, lo primero que debes hacer es reclamar. Comporta una mayor prima a favor del asegurado. SEGURO POR CUENTA AJENA: Se denomina así aquellos seguros en los que el interesado no es el tomador del seguro, sino un tercero, determinado o indeterminado que sin formar parte del contrato, adquiere los derechos derivados de éste.

SEGURO POR CUENTA DE QUIEN CORRESPONDA: Modalidad de seguro en la que, en el momento de la celebración del contrato, se desconoce quién será el titular del interés asegurado, que sólo se determinará en el momento del siniestro a favor de quien ostente la titularidad del bien. SEGUROS DE INDEMNIZACIÓN OBJETIVA: Son aquellos en los que el importe de la indemnización varía en cada caso concreto ya que se fija en función del daño realmente causado, mediante una valoración objetiva, con posterioridad al siniestro. SEGUROS DE INDEMNIZACIÓN SUBJETIVA: Son aquellos en los que el importe de la indemnización se fija en su contratación y sobre la base de un dueño futuro que se valora de forma subjetiva, por tanto, a priori del siniestro. En este caso es lógico hacer uso de la libre designación de abogado. ¿Cómo se realiza normalmente esa libre designación? Por lo general será el propio abogado que hayamos elegido el que presente un escrito de designación tanto a la Compañía como en el Juzgado.
Sólo envialo a Málaga cuando sea requerido por la Compañía.

¿En qué taller se repara el vehículo?¿Qué pasa con la factura? Lleva el vehículo a un concesionario oficial o bien a un taller de tu confianza. Tampoco está cubierta la pérdida de beneficios consecuencia de daños sufridos por otros bienes o por los daños sufridos por de otras personas físicas o jurídicas distintas del asegurado, por razón, entre otros, de los bienes o servicios que aquéllas deban y no puedan suministrar a éste a consecuencia del evento extraordinario. Según Ley, dispone usted de siete días para comunicar el siniestro al Consorcio, pero le aconsejamos que lo haga lo antes posible, en su propio beneficio, pues eso facilitaría una rápida peritación de los daños y agilizaría la tramitación y pago del siniestro. A partir del octavo día natural siguiente al último día de ocurrencia de la siniestralidad el Consorcio aceptará igualmente su comunicación de daños, si bien habrá de aceptarse en tal caso el correspondiente retraso en la tramitación.

Además, la comunicación de daños al Consorcio es muy sencilla, puede hacerla a través de nuestro centro de atención telefónica o a través de la página web del Consorcio, dando los datos identificativos de la póliza, el tomador y el asegurado, del riesgo dañado y de la cuenta bancaria donde deberemos ingresar el importe de la indemnización por transferencia. ¿De qué forma puedo hacer llegar la documentación al Consorcio? En el caso de las solicitudes de indemnización realizadas on line en la web del Consorcio o por teléfono a través del CAT, la documentación se entregará al perito del Consorcio cuando realice la visita para valorar los daños y será la siguiente: Presupuestos y facturas de reparación de los daños y dos ejemplares (original y copia) de la póliza y del recibo de pago de prima correspondiente al periodo en que se hubieran producido los daños, para poder entregar al perito la copia de ambos documentos, así como de algún recibo o documento bancario en el que conste, para su verificación, la cuenta bancaria (20 dígitos) a la que se hubiera solicitado se abone la indemnización.

Además de entregar al perito la documentación indicada, se conservarán los restos de los bienes dañados a disposición del perito y, si no resultara posible, se sacarán fotografías antes de la retirada de los mismos y también se conservarán las facturas en caso de que se tuviese que realizar de forma urgente alguna reparación. En el caso de que no se pudiera solicitar la indemnización por daños materiales por teléfono o a través de la web, se podrá hacer por escrito dirigido a la Delegación Territorial del Consorcio que corresponda según el lugar de ocurrencia de los daños. La dirección de nuestras Delegaciones le puede ser facilitada por nuestro centro de atención telefónica () y también se puede consultar en la página web del Consorcio. En estos casos la hoja de comunicación de daños se podrá presentar directamente o por correo postal en la Delegación o a través de la entidad aseguradora con la que contrató la póliza, o del agente o corredor que intervino en su contratación, pero no podrá remitirse al Consorcio a través de fax ni de correo electrónico.

La documentación que deberá adjuntarse con la hoja de comunicación, será la siguiente: Fotocopia de la póliza de seguro: condiciones generales y particulares, así como los suplementos y apéndices si los hubiere. Fotocopia del recibo de pago de prima del seguro, que acredite que la cobertura del seguro estaba vigente en la fecha en que se produjeron los daños. ¿De qué depende la indemnización del Consorcio? La indemnización se determina en función de las condiciones de la póliza de seguro (bien o persona asegurada, capital asegurado y cláusulas de la póliza), de la valoración por el perito del Consorcio de los daños sufridos y de la franquicia que la legislación establece para que se aplique por el Consorcio. Esta franquicia se ha suprimido en el caso de daños a automóviles, viviendas y comunidades de propietarios de viviendas, y resulta aplicable en el caso de comercios, oficinas e industrias.

Como consecuencia de una inundación (y, en general, de cualquier tipo de riesgo extraordinario) mi vehículo ha resultado dañado ¿puedo llevarlo a mi taller habitual? Sí, siempre que tenga alguna cobertura de daños al propio vehículo, por ejemplo, basta con que tenga cobertura de lunas. Naturalmente, los honorarios de su perito correrán a su cargo. Quedarán fuera del mismo la lluvia que caiga directamente sobre el bien asegurado. La chica del servicio jurídico me dice que no puede ni puedo hacer más. Cuando la cobertura es por daños a terceros, las compañías deberán defender a su asegurado contra el tercero que le ha causado el daño, y no deberán oponer sus convenios proponiendo indemnización por el valor venal, independientemente de que este valor compense la pérdida real del asegurado. Ante un siniestro total, dependiendo de las condiciones pactadas en el contrato, la entidad podrá: pagar la totalidad de la indemnización al asegurado, quedándose con los restos del vehículo siniestrado, o entregar los restos al asegurado y deducir su valor de la indemnización a abonar.

Rellenados los partes y avisada la grúa, será cosa de días. Y sí, pasan los días, y llamas al taller una y otra vez, hasta que te dicen que la compañía de seguros se niega a arreglarlo porque el importe de la reparación es superior al de su valor como coche usado. Analizando el coste del seguro junto con las coberturas y exclusiones de las mismas. SEGURO A TERCEROS. Pero si transcurre ese plazo y no se obra en consecuencia la póliza entrará en vigor. SEGURO DE AUTOMÓVIL. En uno u otro caso, resulta de vital importancia realizar una buena elección de la estrategia a seguir y estar asesorado por profesionales expertos desde el inicio del accidente. Esto, que se conoce como la libre designa de abogado, tiene unos trámites muy sencillos. Para ello existen dos vías: Vía extrajudicial: donde sin acudir a juicio, se negocia con la compañía aseguradora la cuantía de la indemnización.

Vía judicial: es aquella que se inicia cuando el accidente constituye un delito o falta (vía penal) o la cuando la compañía no ofrece la indemnización adecuada (vía civil). En cualquiera de estos, el conductor, por ser culpable, no tiene derecho a recibir indemnización de ningún tipo. cuando el valor de reparación supere el 75% del valor asegurado” la situación cambia radicalmente. El riesgo de que un coche sea declarado “Siniestro total” es relativamente bajo y sin embargo el riesgo de sufrir pequeños golpes (que a la compañía aseguradora le cuestan lo mismo) es mucho mayor. ¿Cuánto me pagará el seguro si mi coche es declarado siniestro total? Una de las múltiples posibilidades que puede incluir un seguro de coche es la indemnización por los daños propios (todo riesgo) o como consecuencia de un robo o un incendio. Si eres inquilino será suficiente con asegurar el continente de tu hogar.

El valor del continente y del contenido de tu casa quedará reflejado en tu póliza, y el precio de tu seguro de hogar se calculará en base a ellos, entre otros datos importantes que te contamos a continuación. En tanto contingente o posible se denomina riesgo. No es lo mismo lo que vale un coche para su venta, que el precio de compra que tiene el mismo auto, aunque nos pueda parecer un simple juego de palabras. Cada compañía aseguradora pertenece a un banco lo que permite decir que de tal palo tal astilla. que merman las coberturas reales del seguro. ¿Qué es el sobreseguro e infraseguro? El infraseguro se produce cuando en el momento del siniestro la suma asegurada es inferior al valor del interés que se quería asegurar. Que debo aceptar el Siniestro Total y que como ultimo favor me hace una oferta de 1400€, no vamos a pagar más. No tener asegurado el coche con esta póliza supone inmovilización del vehículo y multa a su conductor. Coche de sustitución: El objetivo de esta cobertura es garantizar la movilidad del asegurado, mediante un vehículo de sustitución mientras el suyo esté de reparaciones en el taller.

De no ser así, si la Compañía culpable no está en CICOS, entonces será ésta la que envíe su périto y evalúe los daños. También están excluídos los títulos valores. SEGURO DE DEFENSA JURIDICA ¿Qué es el seguro de defensa jurídica? Es aquel seguro que cubre los gastos en que pueda incurrir el asegurado como consecuencia de su intervención en un procedimiento administrativo, judicial o arbitral, así como la prestación de servicios de asistencia jurídica y extrajudicial derivados de los hechos cubiertos en el contrato. En el caso del seguro del continente, hay que valorar si en la vivienda se han realizado obras y reformas que la hagan aumentar de valor y, por tanto, obliguen a actualizar el seguro para dar una respuesta al valor del bien asegurado. En caso de no actualizar los valores asegurados, en ambos tipos de seguros podría suceder lo que se llama una situación de infraseguro, lo que significa que en caso de siniestro el beneficiario recibiría una cantidad ajustada al valor real del seguro, basada en el valor del inventario o la vivienda.

Esta designa voluntaria normalmente viene limitada por una cantidad de dinero que quedará reflejada en la carta de condiciones o condiciones particulares del seguro. La Ley nos obliga a contratar un seguro de coche, la prudencia recomienda encontrar un seguro de hogar, la salud de la familia en ocasiones está cubierta con una póliza que complementa los servicios de la sanidad pública y son muchos quienes cuentan con un seguro de vida por lo que pueda pasar. El seguro de coche necesita conocer las circunstancias del siniestro para protegernos Tener un seguro es una forma de prevenir las consecuencias de un siniestro, que puede sucedernos en cualquier momento. La Srta no me deja más opción que aceptar eso. Puntúa en 5 grados los daños estéticos: muy leve, leve, moderado, importante o muy Importante. La hoja se divide dos columnas verticales, vehículo A en azul y vehículo B, en amarillo.

Es interesante cumplimentar todos los datos, pero algunos son más determinantes que otros. En su actividad la entidad está sujeta al ordenamiento jurídico privado, lo que significa que el Consorcio ha de someterse en su actuación, al igual que el resto de las entidades de seguros privadas, a la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privadosy a la Ley de Contrato de Seguro y su ámbito de actuación se centra en los Riesgos Extraordinarios, Automóviles, Seguros Agrarios Combinados Medio Ambiente y como Actividad Liquidadora. Las dificultades todavía se incrementan más cuando el consumidor, al ser atendido por diferentes personas, recibe diversas instrucciones o versiones sobre el mismo asunto. La lentitud en la tramitación y resolución del siniestro Igualmente sucede que, tras un siniestro en el hogar o con el coche, el seguro tarda mucho en dar parte o enviar al perito.

Por ello, cuando contrates un seguro de Hogar debes tener en cuenta que el límite de la responsabilidad lo pone la suma asegurada que hayas firmado en la póliza, y es que en el Condicionado Particular de cada póliza aparece la cantidad máxima con la que la compañía responderá ante los daños. Simultáneamente también es frecuente que las compañías, además de fijar un límite máximo, establezcan que solo abonan los precios fijados por el Colegio de Abogados correspondiente, de tal manera que todo lo que exceda de la tarifa base del Colegio corre por cuenta del asegurado, sin embargo ésta limitación ha sido matizada por la jurisprudencia, al señalar que dado que las normas de honorarios y el dictamen colegial son meramente orientativos, estos no son vinculantes para los Tribunales. Respecto a la segunda cuestión: claro que es perfectamente posible reclamar a nuestra propia compañía en base a nuestro seguro de defensa jurídica. Además, te multan. Pero esto no es todo.

Ahora bien, también hay otras aseguradoras que pueden considerar que existe siniestro total cuando el valor de la reparación supera el 75% del valor del coche. Y ¿cuanto es la suma asegurada?, pues depende de los años del coche y del tipo de póliza que hayamos contratado, pero este asunto lo hemos tratado en un capítulo aparte llamado valor a nuevo / venal / venal mejorado. Retomando el asunto que se trata, se ha comentado que algunas aseguradoras, pero no todas las compañías, consideran el siniestro total cuando el valor de reparación supera el 100% del valor del coche. ¿Pueden reclamarme judicialmente el pago del seguro? Si no comunicaste la cancelación del contrato dentro del plazo legal, te pueden reclamar el pago del recibo. Puede ser culpable por muchos motivos: distracción, imprudencia temeraria, exceso de velocidad, etc. Es conocido también el supuesto en que nuestra compañía nos declara el vehículo siniestro total y no estamos conformes con ello. Su mutua no va a hacer nada en el sentido de reclamar por sus lesiones. Lo más normal es formular una denuncia contra el conductor del vehículo que le golpeó y contra la compañía de seguros en la que estaba el vehículo del contrario. La indemnización depende de las lesiones que usted tenga y de los días de baja y/o secuelas que pudieran quedarle.

En este supuesto del artículo 32, la ley faculta al asegurador que ha pagado una cantidad que proporcionalmente le corresponda para repetir contra los demás aseguradores y, aunque no se dice expresamente, parece que está implícito que hasta el límite de la cuota que a cada uno le corresponda. Hay supuestos de concurrencia de seguros que carece de regulación legal: sobre un mismo objeto asegurado coinciden dos contratos de seguros contratados por distintos tomadores y ambos vigentes en el momento de producción del siniestro. Lo mismo en caso de disminución. En caso de Sobreseguro, según el artículo 31 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, el asegurado estará en su derecho de reclamar, en caso de siniestro, la diferencia de prima abonada en exceso por el sobreaseguramiento de su riesgo. En tu seguro de hogar, negocio o empresa, puede que tu compañía haya reflejado una cláusula la cual indica que no te aplicará la Regla Proporcional, en caso que asegures como mínimo el capital recomendado por ellos.

La declaracion de siniestro total

comparativa de segurosNormalmente suelen incluirse por defecto o como optativas, dos cláusulas sumamente importantes a tener en cuenta, las cuales pueden evitar el caer en un infraseguro: Cláusula de margen de error que varía según la compañía y el producto. Deberás leer también con atención esa cláusula, ya que determinadas compañías indican que dan una cobertura ilimitada, es decir, que cubrirán todos los gastos. Es decir que, si por ejemplo, se establece que nuestra culpa es del 40% y la del contrario del 60%, nuestra indemnización será el 60% de lo reclamado y la del contrario el 40% de lo valorado. Tu compañía aseguradora te solicita a que taller lo vas a llevar a reparar para enviar al perito para evaluar el siniestro. La compañía culpable pagará UN MÓDULO (una cantidad fija, con independencia de los daños en los vehículos). Este sistema de cobertura de catástrofes es el más eficaz de los utilizados en Europa.

El Consorcio gestionó 319.506 siniestros en 2009 que alcanzaron la cuantía de 986,4 millones de euros de indemnizaciones, frente a las 130.733 abiertos en 2008. Proporcionar un profesional que le asesore en todo el proceso de la peritación y que defienda sus derechos frente a su Aseguradora en el proceso pericial. En todo siniestro es necesaria la figura de un Perito de Seguros. No existe limitación alguna para cambiar de aseguradora o de tipo de seguro. La defensa jurídica del asegurado. A través de este servicio se cubren los gastos ocasionados en el ejercicio de la defensa del asegurado frente a reclamaciones de daños. Ante cualquier eventualidad que suframos o que causemos, tendríamos que correr con los gastos. ¿Qué tipo de seguro, como mínimo, es recomendable para una vivienda? Lo más habitual es un seguro multirriesgo o combinado que proteja de los daños más comunes que puedan llegar a afectar a los bienes del asegurado, tanto en lo respecta al continente como al contenido, y que responda ante la responsabilidad civil.

La respuesta a esta explicación es que utilizar esta cobertura tiene una probabilidad mucho mayor que usar las otras. Es bastante más cara que el seguro de conductor, y eso que esta cobertura se preocupa de la vida de las personas, mientras que daños propios asegura un bien material. Si bien todos entenderemos que la entidad aseguradora no irá en contra de sus propios intereses, es posible que la entidad aseguradora acepte a trámite la reclamación o que no lo haga , pero queda en dudoso parecer el resultado de esta reclamación, por lo ya expuesto anteriormente. Es decir, que cubre los daños producidos por un vehículo a terceros y hasta el límite del seguro obligatorio. Importante: El Consorcio de Compensación de Seguros es la última protección frente a un siniestro producido por un vehículo a personas y bienes de terceros y los daños producidos por fenómenos naturales o derivados de hechos de carácter social o político, siempre que tenga contratada una póliza de riesgo. Las condiciones en la que brinda cobertura está detallada en el Reglamento del Seguro de Riesgos Extraordinarios donde explica detalladamente los riesgos asumidos, los daños factibles de indemnización y cuales son los alcances de las coberturas.

Para ser apto para recibir la indemnización del Consorcio, el asegurado debe tener una póliza por daños en algunos de los ramos de riesgos, el bien deberá estar asegurado en España y se deberá haber pagado el recargo destinado al Consorcio. En este sentido, se entienden por joyas, además de éstas, las alhajas y cualquier otro objeto de oro, plata y platino, las perlas y las piedras preciosas sin engarzar. El coche es aquello que conserva prácticamente el mismo valor material que el día que salió del concesionario (te lleva y te trae con la misma comodidad) y sin embargo al mismo tiempo ha perdido casi todo su valor económico ¿Cómo aceptar de golpe que ya no vale lo que creíamos? Repáralo tú mismo Ten en cuenta que ‘siniestro total’ es un concepto económico del mundo de los seguros, no implica necesariamente que el coche no se pueda reparar: sólo quiere decir que el coche vale menos que repararlo con piezas nuevas.

A cambio ofrecerán reintegrarte su minuta hasta el límite del capital que tengas contratado en la garantía de protección jurídica. Y entonces, empiezas a pensar que quizá no sea tan buena idea seguir adelante. La mañana siguiente me llama la chica del servicio jurídico y sorprendentemente sin yo hacer ni decir nada me dice que han decidido pagarme la totalidad de la reparación (justo lo contrario que me decía el día anterior). A las aseguradoras, no les interesa para nada llevar los casos de siniestro total a los juzgados, las sentencias que salen son a favor de los usuarios y no quieren tener precedentes para que otros puedan hacer lo mismo. no se conforme con el Valor Venal, puede negociar con su aseguradora, ya que en muchas ocasiones, para evitar conflictos con el cliente y por política de empresa, pueden incrementar en algún porcentaje el valor venal, aunque no esté puesto por escrito.

Asimismo, en el caso de que tenga que acudir al Juzgado para reclamar dicha indemnización a la aseguradora del vehículo causante, si Los siniestros de los daños ocasionados a terceros en los accidentes entre vehículos, en lugar de cubrir los daños se sacan de la manga un engaño hábilmente preparado para convencer a la victima. Ley de tráfico y seguridad vial Modificaciones de la Ley de tráfico 2014 3 Documentación En toda reclamación, es necesario disponer de una extensa documentación para realizar el estudio previo y posteriormente para iniciar las acciones legales que sea necesarias. ¿La factura del Taller?. Por una parte hay que conocer, los detalles de esta cobertura: qué cubre, cómo y en que circunstancias. Por lo tanto en caso de no haber recibido dicha comunicación en este plazo, el tomador tiene derecho a que se le mantenga la prima con las condiciones inicialmente contratadas. ¿Puedo cambiarme de compañía de seguros cuando yo quiera? La ley fija un plazo de 2 meses con antelación al vencimiento anual de la póliza, para que cualquiera de las 2 partes contratantes de la misma se oponga a su renovación.

Una vez presentada la reclamación ante la Dirección General de Seguros hay que esperar unos 8 meses de media para que responda a nuestra petición. Según un informe de la OCU relativo a las discrepacias con las Aseguradoras, en el año 2010, menos de un tercio de las resoluciones fueron a favor del reclamante. Si esta vía tampoco es favorable a sus intereses, intente al arbitraje a través de Consumo. Así, es posible que el siniestro afecte sólo a un asegurado, teniendo pleno derecho a la indemnización, sin que sea para ello preciso una declaración oficial de “catástrofe” o de “zona catastrófica”. Cuando esto sucede, ¿qué es lo que lo que se puede hacer? La compañía de seguros no suele facilitar su informe de peritación al asegurado y por lo general se limita a dar explicaciones muy generales en la carta de rechazo o de limitación de la prestación. Parece lógico que el asegurado, que ha pagado la prima del seguro, no esté dispuesto a pagar más para que le indemnicen lo que le corresponde.

En esta situación, para agotar la vía del acuerdo amistoso con la compañía, antes de incurrir en más gastos, el asegurado puede recurrir a su mediador para que interceda en su nombre ante la compañía. EL VALOR DEL DAÑO Y LOS BIENES ASEGURABLES Por lo tanto el incumplimiento de la comunicación de que el siniestro se ha producido permite al asegurador reclamar los daños y perjuicios adicionales creados en el momento de falta de declaración. Si en el plazo de 3 meses desde la ocurrencia del siniestro el asegurador, salvo causa justificada, no hubiera cumplido su prestación incurrirá en mora, devengándose los correspondientes intereses. ¿Qué hacer si no estoy conforme con la peritación efectuada tras un siniestro? En caso de no llegar a un acuerdo con la compañía, existe un plazo de 40 días desde la recepción de la declaración del siniestro por la misma, en la que ambas partes deberán designar un perito.

Salvo pacto en contrario, las aseguradoras suelen excluir de la cobertura vehículos, animales definidos como potencialmente peligrosos, plantas, joyas y objetos de valor, pieles, antigüedades. En cuanto a estos últimos objetos, las condiciones generales de la póliza suelen requerir una valoración expresa e individualizada de cuadros y obras de arte, colecciones filatélicas y numismáticas, objetos de plata y metales preciosos que no sean joyas, alfombras y tapices, y abrigos de piel. En este caso el dictamen pericial se emitirá en el plazo señalado por las partes o, en su defecto, en el de treinta días, a partir de la aceptación de su nombramiento por el perito tercero. El dictamen de los peritos, por unanimidad o por mayoría, se notificará a las partes de manera inmediata y en forma indubitada, siendo vinculante para éstos, salvo que se impugne judicialmente por alguna de las partes, dentro del plazo de treinta días, en el caso del asegurador, y ciento ochenta en el del asegurado, computados ambos desde la fecha de su notificación. Por ejemplo: un vehículo se matricula 8 meses después de su fabricación.

Se le denomina también como contrato de seguros. Prima Es el importe que determina la aseguradora, como contraprestación o pago, por la protección que otorga en los términos del contrato de seguros ó póliza. Prima neta Es el importe que cobra la aseguradora por cubrir un riesgo determinado. Prima total Es el importe de la prima neta, al que se incluyen los derechos de póliza o gastos de expedición, el recargo por pago fraccionado si lo hubiera y el impuesto correspondiente. Ramo Es el término que se utiliza para determinar el tipo o clase de seguro que existe. Lo que buscamos, es poder reclamar jurídicamente a la entidad aseguradora y que se pueda elegir libremente a un representante legal. El vehículo deberá ser reparado por el asegurado. La tramitación del siniestro consistiría en firmar un parte o atestado si hubiera otros vehículos implicados en el accidente, entregando este a la compañía de seguros para declarar el siniestro y reparar los daños provocados por el accidente.

TIPOS DE SINIESTROS Y TRAMITACIÓN SEGUN RESPONSABILIDAD DEL CONDUCTOR Conductor inocente y póliza a terceros La tramitación y resolución de este tipo de siniestros donde el asegurado tiene contratado un seguro a terceros y no ha sido culpable del accidente se tramita mediante la entrega a la aseguradora del parte amistoso de accidentes o atestado si hubiera otros vehículo afectados en el accidente (quedándose con justificante de la entrega de estos documentos).

Entregado el parte se llevará el vehículo al taller donde un perito valora los daños y el taller emitirá un presupuesto de reparación que será enviado por la aseguradora a la compañía contraria para que acepte el pago de una indemnización o arreglo del vehículo. El usuario tiene derecho a que le repongan el bien en las mismas condiciones que estaba con anterioridad al siniestro. La misma exclusión cabe aplicar a las pólizas que cubran producciones agropecuarias susceptibles de aseguramiento a través del sistema de los Seguros Agrarios Combinados.

Hay que tener en cuenta que, en este caso, los honorarios del perito serán abonados por el asegurado (artículo 38 de la Ley de Contrato de Seguro). Llegados a este punto, lo más probable es que la compañía de seguros también decida contratar a un perito independiente. Dicho esto, los factores que pueden intervenir para valorar cuanto tiempo a modo orientativo, son los siguientes: Punto en cual se encuentra el procedimiento, a más avanzado, menos tiempo. Si ha realizado alguna oferta por parte de la entidad aseguradora, nos encontramos posiblemente cerca del cierre, pero es posible que no acepten una contraoferta por ser insuficiente y se tenga que ir a juicio Dependiendo del procedimiento, necesitaremos más o menos informes, o actuaciones por parte de terceros, lo que también dilata el proceso, es decir, la intervención de servicios de detectives, periciales o procesos de recuperación médica con informes acreditativos Buscar a testigos, se puede convertir en una tarea larga, si no se tiene el contacto de ellos desde el accidente o hecho principal, este punto puede ser muy tedioso pero también muy fructífero en caso de localizarlos.

La compañía aseguradora tiene unos plazos para contestar nuestros escritos, pero puede agotar al máximo estos plazos, siendo su voluntad de cierre la que gobierne este factor, normalmente contestan dentro del plazo legal El señalamiento de vistas, juicios u otros puntos del procedimiento depende de la carga del juzgado el cual se encargue de la instrucción del procedimiento En base a la experiencia que tenemos en este tipo de procedimientos, podemos hablar de que no hay un plazo orientativo por la gran cantidad de casuística que interviene. Si tenemos dudas lo más sencillo es contactar con nuestra compañía o agente de nuestra póliza para plantearle el caso, lo que se resuelve generalmente enviando a un perito de la entidad, que se encargará de realizar una primera inspección, y a partir de aquí se determinará si se trata de un siniestro consorciable o no. Y no sólo se responsabiliza de los daños que se provoquen en el ámbito de la vivienda, sino también fuera.

En estos casos las aseguradoras optan por declarar un “siniestro total”, una situación que está prevista en todos los seguros de coche pero cuyo alcance no siempre se comprende y puede dar pie a malentendidos. Las situaciones más comunes en las que se declara un siniestro total Cuando el coche ha sufrido un accidente y es prácticamente irrecuperable. Cuando el coche ha sido robado y no aparece o se encuentra pero ha sufrido daños demasiado grandes como para que sea conveniente repararlos. Cuando el coche se ha incendiado y ha quedado inutilizado. En este punto es probable que te preguntes qué magnitud deben tener los daños como para que se pueda declarar un siniestro total. Sin embargo, la importancia de contar con un coche de sustitución en el seguro debe ser valorada en su justa medida. No obstante, para comprobar la siniestralidad que tiene un conductor las entidades suelen utilizar un fichero común denominado Fichero Histórico de Siniestralidad de Seguro del Automóvil (SINCO) que hace que no sea necesario aportar a la nueva entidad con la que va a contratar el histórico de su siniestralidad en la contratación.

Compruebe que la compañía esta adherida a los Convenios de Indemnización Directa entre compañías lo que le agilizará la gestión del siniestro de sus daños materiales del vehículo cuando no sea el culpable del mismo. RECOMENDACIONES PARA EL SEGURO DEL AUTOMÓVIL Específicas del seguro voluntario del automóvil La entidad aseguradora deberá indicar en el contenido de la póliza el criterio de valoración aplicable, especialmente para el caso de siniestro total. Es a partir de aquí donde empieza el engaño. Cuando el perito aparece por el taller para evaluar los daños, tu entiendes como cualquiera, que este individuo se presenta para que objetivamente fije un precio de la reparación que deberá pagar la compañía de nuestro contrario que nos ha dado el golpe. ”El asegurado tendrá derecho a la libre elección de abogado y procurador” .

24 HORAS, 365 DÍAS AL AÑO. Obtener el valor de reconstrucción dependerá de un factor variable como es el precio de construcción y otro común a todos los elementos que lo conforman, la unidad de medida, en este caso el metro cuadrado (m²). Como no cuesta lo mismo construir el edificio donde alojas las oficinas que las naves donde almacenas la mercancía o los estacionamientos para los clientes o empleados, para obtener una valoración correcta, tendrás que anotar la superficie de cada una de las instalaciones para después multiplicarla por el coste de referencia de edificación correspondiente a cada una de ellas. Con sus conocimientos en el sector saldrás rápidamente de dudas sobre qué posibilidades tienes y si te conviene o no reclamar, y cómo hacerlo. Sus funciones van desde evaluar los aspectos técnicos y administrativos-legales a negociar la peritación con las partes implicadas, por ejemplo con el taller reparador en caso de un siniestro de auto. En Málaga resolvemos tus dudas ¿Sabes cómo actúan las compañías ante los siniestros? Las compañías tienes unos procedimientos predeterminados ante un siniestro.

El funcionamiento de este país cada vez me da más asco… Informacion Cuando nos declaran siniestro total el vehículo, tras sufrir un siniestro por un accidente de tráfico, incendio o robo, suelen existir muchas dudas con el seguro de coche, siendo la principal: ¿Deben de reparar nuestro vehículo o indemnizarnos por su valor? En caso de ser un siniestro de culpa dependerá del tipo de seguro que tengamos contratado. En caso de ser culpable el contrario, estamos en nuestro derecho de solicitar, si así lo deseamos, la reparación de nuestro vehículo. A continuación analizaremos a fondo los parámetros o variables que influyen en un siniestro total de un vehículo, y que debemos de tener en cuenta, para conocer si el producto que tenemos contratado cumple realmente con nuestras expectativas y cubre nuestras necesidades de cobertura. Conclusión Estamos llegando al final del artículo donde habrás visto que cumplir con las normas avisando con tiempo a tu aseguradora de que quieres cancelar el seguro te ahorrará problemas.

Y también que si no lo haces existen algunas soluciones: informar de una agravación del riesgo para que sea la aseguradora la que rescinda el contrato. Reducir los capitales asegurados o la desaparición del riesgo, son otros argumentos útiles. Excusas como “he cambiado la cuenta del banco…” o “he cambiado de domicilio…” te aconsejo que no las utilices porque no te eximen de la obligación de pago. Y si estas soluciones no dan respuesta a tu problema, te dejo este enlace al servicio de la consultoría donde te daremos una respuesta personalizada. ¿Alguna vez te ha reclamado la aseguradora el pago del recibo? ¿Lo hicieron judicialmente? Lo más recomendable en todos los aspectos de la vida es acudir a profesionales con experiencia en el sector y con buenos equipos para podernos sentir protegidos y saber que lo que van a hacer se va a realizar con solvencia.

En estos días que vivimos con sus prisas habituales, suficiente tenemos con levantarnos cada mañana, llevar los niños al colegio, tratar de ser los mejores en nuestro trabajo, cuidar de nuestra familia, atender a los pormenores del hogar, para encima tener que estar pendiente de aspectos tangenciales a nuestra vida en los que no somos especialistas. De la misma manera que un paciente que quiera tener una buena atención debe buscar a los mejores especialistas y equipos para dar solución a una patología médica, o el dueño de una casa que quiera hacer una reforma debe de buscar a buenos constructores o arquitectos, así deberíamos de hacer nosotros para cubrir nuestra responsabilidad civil profesional. Quienes nos pueden ayudar en este sentido son o bien entidades aseguradoras expertas o, mejor si cabe, corredurías líderes en el sector. La ventaja fundamental de la correduría frente al contrato directo con la aseguradora es que el corredor mirará todas las posibilidades para cubrir lo que realmente quiere el cliente y en caso de que exista un conflicto con el contrato defenderá al asegurado frente a la aseguradora.

No solo tiene que poseer conocimientos técnicos sobre automóviles, ya que también debe ser capaz de entender la terminología y prácticas habituales de los contratos de seguros, así como conocer la normativa aplicable. Con la peritación se asegura que el taller no le cobre de más y que se atenga al daño ocasionado por la colisión. Pero pronto, se dieron cuenta que si resolvían los siniestros de un modo ágil y rápido, pagarían la indemnización, pero se evitaban tener al cliente descontento, pagar intereses de demora, pagar un costoso gabinete de abogados, además de no tener que pagar las costas, de procuradores y abogados. De ahí que nacieran los denominados “convenios” entre compañías, de tal manera que en la práctica, independientemente de la culpabilidad del accidente, cada compañía suele pagar los daños a sus asegurados, ello es un inconveniente para el usuario porque al pagar su propia compañía esta intentará pagar lo menos posible, y no como antes en que pagaba la compañía contraria.

Por lo que si usted es asegurado, y el contrario ha tenido la culpa, debe buscar un buen asesoramiento, y le interesa contratar un abogado independiente y ajeno a su compañía, pues es más fácil en estos casos llegar a un buen acuerdo con el cual consiga la máxima indemnización. Esto se hace así debido a que si no se hiciera de esta forma, habría claras especulaciones a la hora de asegurar una casa y muchos la asegurarían la vivienda por un valor mucho mayor para cobrar luego una cantidad superior a la que le correspondería. Como conclusión, el limite de lo que pagará la compañía de seguros siempre es o el valor actual real de la vivienda o el valor total establecido en la póliza. Me ofrecen una franquicia para que el seguro me salga más barato. Al tratarse de un profesional igualmente colegiado, su valoración tendrá la misma validez que la del perito enviado por la aseguradora en un principio.

Algunas compañías pagan sólo el valor venal o valor de mercado, mientras otras contemplan un valor mejorado. Reponiendo los accesorios dañados o robados. Seguro a todo riesgo con franquicia: Tiene las coberturas de un todo riesgo, pero una parte del coste de reparación de los daños propios del vehículo son abonados por el asegurado. Defensa penal y reclamación de daños: Cubre los gastos judiciales y extrajudiciales que se puedan ocasionar en la defensa del asegurado en la vía penal, o la reclamación por daños sufridos (honorarios de abogados, costas judiciales, constitución de fianzas, etc.), con excepción de las que se consideran penas personales, como las multas. Asistencia en viaje: Cubre tanto a las personas (asistencia sanitaria en el extranjero en caso de enfermedad imprevista o accidente, traslado de enfermos o heridos, repatriación en caso de fallecimiento) como al vehículo.

RECOMENDACIONES PARA EL SEGURO DEL AUTOMÓVIL Generales Antes de contratar un seguro consulte con la entidad o con su mediador de cuáles son las principales características del mismo y manifieste cuáles son sus necesidades prioritarias y lo que realmente quiere asegurar. Es fundamental que leer bien todas las condiciones de la póliza y conozca los límites de indemnización y exclusiones de las coberturas antes de celebrar el contrato de seguro, especialmente, respecto a las coberturas en las que los siniestros son más frecuentes. La entidad aseguradora, de acuerdo con el artículo 5 de la Ley de Contrato de Seguro, tiene la obligación de entregar al tomador del seguro, directamente o a través de un mediador, la póliza completa, que está formada tanto por las condiciones particulares como las generales.

El contrato de seguro se perfecciona por el consentimiento, no obstante lo cual debe formalizarse por escrito. tiene una póliza que incluye Defensa Jurídica Si en su seguro del automóvil tiene contratado una póliza de defensa jurída debe saber que el artículo 76 de la Ley de Contrato de Seguro faculta al asegurado para que elija libremente al abogado y procurador que desee, con cargo a su compañía aseguradora, sin que éstos puedan estar sometidos a las directrices de la misma, garantizando así su imparcialidad.

El precio de lo que pagamos puede subir hasta un 60% si se trata de un parte de responsabilidad civil y en el entorno de un 17% si presentamos un parte de daños. En cualquier caso, “no es bueno ir demasiado rápido buscando la reducción de costes porque puede bajar la calidad del servicio”. Es normal que te pidan un certificado de siniestralidad cuando cambies de compañía de seguros de moto pero, ¿sabes qué es un certificado de siniestralidad? ¿Sabes para qué sirve? ¿Sabes a dónde tienes que ir a pedir este certificado de siniestralidad? SI quieres saber la respuesta a todas estas preguntas no dudes en seguir leyendo esta guía donde no sólo te resolveremos estas cuestiones sino que te daremos mucha más información a cerca de qué son y cómo funcionan los certificados de siniestralidad. El certificado de siniestralidad es un documento en el cual aparecen todos los siniestros con tu moto o coche de los que has sido culpable en los últimos cinco años.

La otra pata del tinglado asegurador son los actuarios, que aplican modelos estadísticos y matemáticos para averiguar el riesgo que se produzca un evento con tal de asignar una prima a la póliza y que además la compañía aseguradora obtenga un beneficio. Es decir, el contrato existe desde que ambas partes (aseguradora y tomador) consienten en que se realice, aunque el mismo no se firme. Y ese porcentaje de no cobertura se aplicaría, como decimos, a cada siniestro. De todos modos, en estos casos debe comunicar también el parte de accidente a la compañía aseguradora pues pueden ocasionarse daños a terceros, y que éstos le reclamen una indemnización, imagínese que choca contra una farola, o contra una señal de tráfico, si no entrega parte a la compañía la administración le reclamará a usted la factura de su reparación.

¿Qué es el contrato de seguro? El contrato de seguro es aquel por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado o a satisfacer un capital, una,renta u otras prestaciones convenidas.( ART 1 LCS 1.980). Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria. Pero si eres una persona valiente (o inconsciente) y vas por tu cuenta en esto de los seguros, voy a darte una información muy útil con las distintas opciones que dispones. El continente de su vivienda debe valorarlo por los metros construidos sin incluir el precio del suelo y variará en función de las calidades de la construcción. Cuando disminuye el precio del seguro, puede ser porque se consiguen bonificaciones o también porque se reducen los riesgos cubiertos y las compensaciones a las que se tienen derecho en caso de siniestro. Por tanto, el seguro del coche hay que revisarlo para conocer con detalle los detalles de los riesgos cubiertos y las compensaciones pactadas en la póliza.

Desconozco a cuanto asciende la reparación total de los daños de tu vehículo, pero si supera los 4500.-€ Deberías valorar si merece la pena o no repararlo. Hazlo por escrito y de manera fehaciente por si más adelante tuvieses que acreditarlo. El artículo va tocando a su fin mientras llegamos a la solución. También hay que revisar los pagos realizados y comprobar que todos se han llevado a cabo según el plan establecido. Si no se está al corriente del pago de un seguro, podría perderse el derecho a una compensación en caso de siniestro, por lo que ante la duda o un impago, lo mejor es contactar con la compañía para aclarar la situación y evitar malentendidos. Se liquidaron 5 mutualidades en 2009, entre ellas Fortia Vida, adquiriéndose créditos por 6,1 millones. Si te ha gustado este programa de formación a lo mejor puedes estar interesado estos otros cursos con los que formarte sobre Gestión Empresarial y Recursos Humanos y a la vez poder lograr un diploma acredítativo con el que mejorar tu CV y asi poder optar a un empleo o crecer profesionalmente.

Para ayudarte a alcanzar tus metas te traemos los cursos que también han cursado los alumnos que han realizado este Primeros Pasos en la Tramitación de Siniestros: Los Contratos de Seguro que como tu quieren aprender a:Este curso online le prepara para saber dar los primeros pasos en la tramitación de cualquier siniestro con la compañia de seguros. Y siempre que sea posible antes de que pasen 7 días desde el siniestro (ver condiciones de cada póliza en particular) Una vez entregado el parte, su compañía aseguradora se pondrá en contacto con la compañía del otro vehículo y aportará toda la documentación que considere necesaria para determinar quién fue el responsable del accidente. En caso de lesiones, es importante guardar los sucesivos partes de baja y de alta para poder justificar los días de incapacidad y demostrar su derecho a la indemnización.

La aseguradora del responsable le hará una oferta de indemnización por daños y lesiones que podrá aceptarla sin más o si no estuviera de acuerdo podrá tratar de confirmarla acudiendo a un especialista en valoración de daños corporales (en el caso de que su seguro tenga cobertura de reclamación de daños se hará cargo del peritaje). Si la indemnización que negociara su compañía no le pareciera la adecuada, quizás debería contratar un abogado especializado y presentar una demanda por vía civil en el caso de que la cuantía lo mereciera. Los costes del proceso pueden estar cubiertos por la reclamación de daños del automóvil, una póliza de defensa jurídica. En caso de no querer ir a juicio, tendría la posibilidad de hacer una reclamación ordinaria acudiendo al Defensor del Asegurado de la compañía o solicitar a la aseguradora que se someta al arbitraje. ¿A qué indemnización tendría derecho en caso de lesiones? En caso de siniestro la víctima de un accidente tiene derecho a ser indemnizada por daños personales, ya sea por los días de baja, como en caso de incapacidad permanente provocada por las secuelas, en cuyo caso se indemniza directamente a la víctima, o su fallecimiento, por el que se indemnizaría a sus familiares.

La cantidad que se podría fijar como indemnización variaría dependiendo la gravedad de la lesión, los ingresos de la víctima, sus circunstancias personales y familiares, etc. La Ley de Responsabilidad Civil y Seguro para la circulación de vehículos a motor rige el sistema de valoración de daños físicos tras un accidente de tráfico, y se utiliza muchas veces también para establecer las indemnizaciones por las lesiones producidas. ¿Qué factores influyen en la cuantía de la indemnización de los días de baja? También se podría reclamar una indemnización por los días que tenga que estar de baja la víctima de un siniestro. Respecto a los días que se estuvieran de baja habría que distinguirse entre (cuantía según baremo 2014): Días de baja hospitalaria: 71,84 €/día Días de baja no hospitalaria: Días de baja impeditiva : 58,41 €/día cuando no se pudiera desarrollar la ocupación o actividad habitual Días de baja no impeditiva: 31,43€/día cuando no le impidiera desarrollar la ocupación o actividad habitual.

Dependiendo de qué tipos de días de baja se trate, como puede observar, corresponderá una cuantía u otra. ¿Cómo se realiza la valoración de las secuelas? Las secuelas físicas o estéticas que hubieran sido provocadas por el siniestro también dar derecho a la víctima a reclamar la indemnización correspondiente. La valoración de las secuelas definitivas, una vez que hayan sido valoradas por informe médico que determinará la gravedad de las mismas, darán lugar a que la aseguradora del vehículo culpable indemnice a la víctima. El Real Decreto Legislativo 8/2004 recoge la cuantía de las indemnizaciones por daños físicos y estéticos establecidas a partir de un baremo por puntos en función de daño que se trate. El precio del seguro será más alto, pero en caso de siniestro tu seguro de hogar cubriría la totalidad de su coste de reparación. La segunda opción supone firmar una póliza a primer riesgo: le pondrás a tu casa un valor máximo estimado que puede no coincidir con el valor real.

El informe El infraseguro en el hogar en España: ¿están nuestras casas bien aseguradas, presentado por Málaga a finales de 2015, revela que la vivienda en España está asegurada un 32% por debajo de su valor real, algo que, como veremos, tiene importantes consecuencias en caso de sufrir un siniestro. Pero si la pyme anda mirando la pela, la compañía de seguros también y nos podemos encontrar con esta sorpresa gracias a esta modalidad de ahorro. En caso contrario, no debemos firmarlo, tampoco si tenemos dudas de la culpabilidad en el accidente y si no estamos seguros en qué casillas incluir la X. Cuando existan más de dos vehículos o personas implicadas en el siniestro se han de rellenar tantos partes como sean precisos hasta completar todas las personas y vehículos implicados. Sin la firma del parteamistoso por las personas involucradas el parte amistoso de accidentes no tiene validez. Plazo El asegurador estará obligado a satisfacer al perjudicado, o a sus herederos, el importe de la indemnización.

Yo no avisé a mi compañía del accidente sufrido hasta un mes después de producido y en la actualidad no quiere hacerse cargo de los daños ocasionados. En principio debería haber reclamado a su compañía en los siete días siguientes al suceso. ¿Me devuelven esa parte proporcional? No, ya que la prima es única. La ley del Estado de nacionalidad del tomador en caso de seguro de vida Asimismo se incluye el embate de mar en la costa, aunque no haya anegamiento. El gasto que genere la elección de este tercer perito, deberá abonarse a medias entre el asegurado y la entidad aseguradora. No obstante, hay algunas aseguradoras que son más cautas y declaran siniestro total cuando el costo de la reparación de los daños supera el 75% del valor del coche. ¿Cómo se calcula el valor de un coche? Cuando se declara un siniestro total, la indemnización a la que tendrás derecho dependerá, esencialmente, de cómo se calcule el valor del coche. Valor a nuevo: Si en la póliza se indica que en caso de siniestro total se tendrá en cuenta el valor a nuevo del coche, entonces tendrás derecho a recibir una suma equivalente a lo que te costó el coche, como si fuese nuevo.

En este sentido, hay que tener mucho cuidado al dejar por escrito lo sucedido porque este parte podría determinar posteriormente quién es el responsable del accidente. Si no hay acuerdo entre los implicados Por desgracia, en un accidente no siempre es posible llegar al acuerdo entre las partes implicadas. En todo caso, la responsabilidad de la entidad ante un siniestro nunca será superior al valor de la suma asegurada. Asimismo, es conveniente antes de contratar un seguro analizar con atención las definiciones de los conceptos y de las coberturas incluidas en la póliza para poder conocer los riesgos cubiertos por el contrato y cuales los excluidos. ¿Tengo que seguir con el seguro que tenía el anterior dueño? No, la contratación de un seguro parte de tu libertad de elección.

El Acta conjunta que recoja todos los elementos mencionados antes debe estar firmada por los tres peritos, y puede ser o bien unánime entre todos los peritos, o bien por mayoría, pudiendo el perito que mantenga una opinión diferente firmar el Acta haciendo constar su disconformidad, y sin perjuicio del derecho de la parte a la que represente a impugnar judicialmente ese Acta. Este valor como mínimo será el de la chatarra. En el caso de que no se declare el siniestro total y no es conveniente la reparación por el motivo que sea, el conductor se quedará con el dinero de la reparación, pero este no llevará el IVA, dado que como el coche no se repara la compañía no paga el IVA. En ambos casos es perjuicio para el usuario, ya que siempre se queda con un vehículo reparado (con todo lo que eso significa), o pierde dinero. Pero si en la póliza figura una expresión similar a “Siniestro total… Lo que suele pasar es que, debido a una obra, se corte el agua y no saber a ciencia cierta si el grifo ha quedado cerrado o no. En cambio, en lo relativo a los bienes que se guardan en su interior (muebles, electrodomésticos, enseres personales…) la valoración se deja en manos del interesado.

Deberá constar en dicho préstamo que la finalidad del mismo es para abonar la reparación del vehículo siniestrado. Normalmente se aplica cuando existe una diferencia aproximada del 50%-100% entre el valor venal o de mercado, y el de reparación, y cuando el vehículo se conservaba en buen estado, con pocos kilómetros, siendo el único vehículo en el núcleo familiar, etc.. ¿Cuándo se considera un vehículo siniestro total? Cuando la reparación de los daños supera entre el 75% y el 100% del valor garantizado/indemnizable del vehículo asegurado en el momento de producirse el siniestro. El % dependerá del producto que tengamos contratado. Así las cosas, la compañía de seguros deberá devolver contestación formal frente a la reclamación formulada por el asegurado. En caso de no recibir contestación por parte de la compañía o ser esta una reafirmación de la posición negativa inicialmente adoptada, al asegurado le queda el recurso de efectuar la reclamación al defensor del asegurado, persona interpuesta y que desde una posición neutral, a pesar de estar designada por la propia compañía de seguros puede arbitrar en el tema en cuestión.

Si a pesar de haber desarrollado todas estas actuaciones, el resultado final sigue siendo negativo y a criterio del corredor del seguro o del asesor/abogado del asegurado, se considerara que la actuación de la compañía de seguros fuera inadecuada y que por tanto debiera haber fallado a favor del asegurado, siempre quedará la posibilidad de interponer una acción civil contra la compañía de seguros. La interposición de una demanda civil por incumplimiento de contrato, siempre debería ser la última actuación contra la compañía de seguros y una vez agotadas todas las vías amistosas posibles, especialmente porque su resolución se puede retrasar considerablemente en el tiempo. Es importante conservar siempre toda la documentación girada entre las partes, puesto que esta será básica, si se pretende plantear un pleito civil, recordándole que la única documentación que tiene validez judicial es la remitida La relación de los consumidores con las compañías aseguradoras suelen ser conflictivas: problemas con las condiciones de la póliza, con las cláusulas abusivas, te cobran más de lo acordado, la aseguradora no ha actuado bien en un siniestro…

Te contamos cómo actuar. Cómo reclamar Reclama a través del Defensor del Asegurado o el Departamento de Atención al Cliente de la aseguradora (en la póliza vendrá explicado). Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo y que no estén comprendidas en él. El asegurador podrá rescindir el contrato mediante declaración dirigida al tomador del seguro en el plazo de un mes, a contar del conocimiento de la reserva o inexactitud del tomador del seguro. El conjunto de contratos de seguro de nueva creación.

PROYECTO: Documento en el que se recogen los datos básicos del riesgo, los capitales garantizados, las coberturas incluidas, y la prima total a pagar; y que sirve de oferta formal de cara al cliente. REASEGURO: Cesión de riesgos de una entidad aseguradora (cedente) a otra (reaseguradora). RECIBO: Es el documento acreditativo para un asegurado de que ha pagado su póliza. REGLA PROPORCIONAL: Fórmula aplicada en el caso de que en el siniestro exista infraseguro. Todo ello, en el plazo de 72 horas. Una vez aceptada la culpabilidad, CADA compañía arregla los daños de su asegurado. Me han dicho que me han enviado una carta pero he comprobado que la dirección no es la de mi domicilio y en la póliza también aparece mal escrito por lo que no he recibido notificación alguna. El euro es el euro, y los contratos deben cumplirse. Las averías del vehículo que no han sido derivadas de un accidente en ningún caso estarán cubiertas. Ejemplo: Imagina que gripa su motor en plena conducción, y por desgracia te das un golpe en el que es necesaria una reparación de varios elementos dañados.

Al tratarse de un profesional igualmente colegiado, su valoración tendrá la misma validez que la del perito enviado por la aseguradora en un principio. Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso. Cancelación del contrato El contrato se puede cancelar por cualquiera de las partes. Asimismo también puede recurrir a los sistemas de arbitraje (es necesario el acuerdo con la entidad aseguradora) y a los Tribunales de Justicia.

Estos dos supuestos suelen darse a la hora de contratar nuestro seguro del hogar cuando no sabemos valorar correctamente nuestra vivienda –el continente- o nuestro mobiliario y enseres –el contenido-, atribuyendo un valor a la vivienda asegurada por debajo o por encima del que realmente tiene. Al valorar erróneamente nuestros bienes, de entrada, lo que haremos es un mal seguro de hogar, por lo que en el caso de tener que llegar a ser indemnizados, lo cobrado no se corresponderá con lo pagado como coste de la prima de nuestro seguro, sea por exceso o por defecto; por lo que ante un caso de siniestro, la compañía de seguros nos aplicará la regla proporcional que entenderemos fácilmente sabiendo que si tenemos un bien que realmente vale un total de 100 y tenemos un incendio contra el que aseguramos ese bien por 50 y a causa de ese incendio perdiésemos la mitad de ese bien, nuestra aseguradora aplicando la regla proporcional nos pagaría por la mitad del capital asegurado, es decir, por 25.

Si tuviésemos infravalorado nuestro bien -infraseguro- por un valor inferior al real, la prima a pagar sería menor, pero a la hora de cobrar la indemnización nos aplicaran la regla proporcional y por tanto no podríamos esperar a cobrar el valor real, cobraríamos en base a algo así como a una regla de tres simple. Y sobre el caso contrario, que sería el sobreseguro, sabemos que se produciría por haber asegurado en exceso del valor real de nuestro bien y que la compañía de seguros solo nos indemnizaría por el valor real de los bienes asegurados y nunca por el valor declarado, aunque hayamos estado pagando una prima del seguro superior al que correspondería.

Es cierto que el valor de nuestros bienes irá variando con el tiempo al incorporar, sustituir o eliminar enseres del inventario y por ello se suele tener en cuenta un margen de error que ronda del 10 al 20 por ciento entre el valor declarado en la póliza y el valor real. Cuando se refiere a un siniestro, es cuando las circunstancias del mismo no son consideradas indemnizables por el asegurador. RENUNCIA: Acto mediante el cual se desiste de ejercer los derechos sobre algo. REPETICIÓN: Acción legal que corresponde a una persona, contra otra, para reclamar a ésta los pagos efectuados indebidamente por cuenta de ella. REPOSICIÓN: Sistema indemnizatorio consistente en que en vez de ofrecer una cantidad económica para resarcir un objeto siniestrado, se canjea por otro objeto igual o semejante por parte del asegurador.

RESCISIÓN: Pérdida definitiva de la vigencia de las condiciones de un contrato. RESPONSABILIDAD CIVIL: Obligación de una persona de reparar los daños y perjuicios ocasionados a otra a consecuencia de acción y/o omisión, en que haya habido algún tipo de culpa o negligencia. RESPONSABILIDAD CIVIL CONTRACTUAL: La que nace de un contrato establecido entre las partes. RESPONSABILIDAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL: Cuando no existe contrato entre las partes. RESPONSABILIDAD CIVIL SUBSIDARIA: La responsabilidad civil que recae en otra persona por las faltas, actos u omisiones de otra. RIESGO: Probabilidad de que, por azar, ocurra un hecho dañoso que produzca una necesidad. 38) y las aseguradoras suelen verificar las causas del siniestro mediante el envío de un perito. En este caso, lo habitual es que la compañía compruebe los límites de precipitaciones en la zona, y si han superado los que se definen en la póliza; si no se superan esos límites la compañía podría indicarle que el siniestro no se encuentra amparado.