Archivo de la categoría: compañias de seguros de automoviles

Pagar el seguro por domiciliacion bancaria

asesor de segurosTampoco debes anotar las claves en ningún sitio, ni crear un documento en el ordenador que las contenga. Es decir, que el futuro hipotecado no está obligado a pagar ningún seguro al banco a no ser que se comprometa en el contrato de la hipoteca. Dicho esto, es importante recordar que la ley sí obliga a los propietarios de una casa a tener un seguro contraincendios, aunque no necesariamente contratado en el banco. La normativa del mercado hipotecario obliga, al abrir un préstamo, a tener un seguro básico de daños, que cubra, como mínimo, el riesgo de incendio por el valor del inmueble.

Las primas del seguro de hogar últimamente tienen tendencia a la baja y es poco el dinero que podemos ahorrar frente al riesgo de estar mal asegurados, confiar en un asesor de seguros de hogar es la mejor elección. La atención puede ser telefónica u online, en cada caso siempre estarás bien informado. El agente dice que son las mismas prestaciones, pero siendo así, no entiendo la necesidad ed cerrar y abrir póliza. En tal caso, la cancelación del seguro sólo podrá llevarse a cabo cuando se proceda a la amortización anticipada y total del préstamo hipotecario, pudiendo el asegurado solicitar a la aseguradora la cancelación anticipada del contrato de seguro y el extorno o reintegro de la parte de prima pendiente de consumir hasta la fecha del vencimiento inicialmente concertado; siendo preciso lógicamente acreditar documentalmente la amortización del préstamo. Debemos, sin embargo destacar, que sí es obligatoria la contratación de un Seguro de Daños del inmueble (conocido como Seguro del Hogar), según establece la Ley Hipotecaria y que cubre los daños que pueda sufrir el continente del inmueble por incendio entre otros.

Este Seguro de Hogar debe cubrir como suma asegurada el valor de tasación del inmueble, excluido el solar, y tiene que contener una cláusula de cesión de derechos a favor de la entidad financiera. ¿Qué nos cubre el seguro de vida ligado a la firma de la hipoteca? El beneficiario de dicho seguro suele ser la propia entidad bancaria, de tal manera que en el caso de producirse el fallecimiento del titular del préstamo, será la propia entidad bancaria la que percibirá del seguro el capital asegurado, y con ello procederá a la amortización del importe pendiente del préstamo a la fecha del fallecimiento. En el supuesto de que en la fecha del fallecimiento el capital pendiente del préstamo fuera ya inferior a la suma asegurada, la entidad financiera (beneficiario primero), amortizará el capital pendiente, y el capital asegurado sobrante será abonado a los herederos legales o testamentarios del asegurado.

¿Qué ocurre si fallece el titular de una hipoteca y no había contratado el seguro de vida asociado a la hipoteca? En caso de fallecimiento del dueño de la vivienda sin que se haya finalizado el pago de la hipoteca, y sin que exista seguro de vida asociado a la misma, sus herederos recibirán no solo la propiedad del bien inmueble, sino también su hipoteca, ya que de acuerdo a nuestro ordenamiento jurídico, cuando se acepta una herencia se acepta todo: los bienes y las deudas. A partir de ese momento, los herederos deberán asumir el pago de las cuotas de la hipoteca.

En el mercado hay casos que requieren suscribir un plan de pensiones y aportar, como mínimo, 300 euros anuales, contratar tarjetas de crédito y gastar con ellas al menos 1.000 euros anuales, domiciliar la nómina, varios recibos y un seguro de hogar y de vida. Curiosamente, cuando nos dicen que es obligatorio legalmente contratar un seguro para el hogar cuyo beneficiario, en primer lugar, sea el banco, se olvidan de puntualizar que esta obligación legal es para que el banco pueda titulizar la hipoteca (venderla a un tercero y obtener liquidez), según indica la Dirección General de Seguros. Igualmente, según el Banco de España, no existe obligatoriedad exigida por ley sobre la contratación de seguros vinculados a cualquier tipo de préstamo. Resulta que los plazos de amortización entre el préstamo y el seguro son asíncronos o, dicho de otra manera, es un seguro totalmente inútil, un simple “impuesto revolucionario” que cuesta algo más de 2.000 € ¿Por qué hacen eso? simplemente porque a 25 años y por el 100% costaría casi el triple; no interesa proteger al cliente sino trincar la pasta.

Si valoraran el sobrecoste que se cobra en esos seguros, el sobrecoste que genera financiar a 25 o más años un seguro de vida a prima única, la limitación que supone en materia de libre mercado, la ausencia de flexibilidad a la hora de amortizaciones anticipadas, cambio en las necesidades familiares, etc… Si un cliente pregunta directamente al Banco por su obligatoriedad legal, los bancos se ven obligados a explicarle que los seguros son optativos, pero que en caso de no contratarlos el tipo de interés del préstamo se verá incrementado. Si echamos un vistazo a la legislación, tenemos que dejar claro que la contratación de dichos productos no es obligatoria por parte del cliente, pero puede que el banco no nos quiera conceder el préstamo si no firmamos antes que contratamos además su seguro de vivienda (o de vida) de modo que la mayoría de clientes, sin otras muchas opciones, acaban firmando bajo las condiciones que marque la entidad y en definitiva, teniendo que pagar además de un préstamo, un seguro de vida.

¿Pueden obligarle a contratar un seguro de vida o de daños con la hipoteca? Como hemos comentado, cuando se formaliza una hipoteca, es habitual que los bancos ofrezcan productos adicionales, no sólo bancarios (tarjeta de crédito, domiciliación de recibos…), sino también de seguros. Respecto al seguro de vida o a cualquier otro seguro sugerido por el banco (por ejemplo un seguro para protegerse de las subidas de tipos de interés, o para cubrir posibles impagos), no es obligatorio contratarlos, y por lo tanto, puede negarse a la contratación de estas coberturas, tanto con la entidad sugerida por el banco como con cualquier otra.

Atención. Gastos con tarjeta de crédito Es otro de los requisitos para la concesión del préstamo. Aquí tienes una pequeña guía para saber dónde reclamar según el sector. Las denuncias por mailer han aumentado al mismo tiempo que han disminuido las de phishing bancario, un fraude que se comete con un correo electrónico o mensajería instantánea en los que se piden datos sobre tarjetas de crédito, claves bancarias y otra información. Algunas entidades ofrecen la contratación de una cuenta de ahorro paralela, a la que puedes traspasar dinero. No sólo no protegen al consumidor, sino que siguen enriqueciendo a las entidades a costa de imponerlos, por separado o junto a otros seguros, al usuario.

El seguro de Protección de Pagos hace que la aseguradora se haga cargo del crédito si te quedas en el paro. Pero no tiene por qué ser la aseguradora del banco Está claro que los seguros son imprescindibles para estar protegido y para abaratar la hipoteca. Deben contratarlo todos los titulares de la hipoteca. Domiciliación del pago de al menos 5 recibos diferentes. Contratación de todos los siguientes productos: Fondo de Inversión, Banca electrónica, Depositante de Valores, Libreta de Ahorro o cuenta Corriente. En caso de dar de baja alguno de estos productos o paquetes de productos y servicios, o no cumplir los requisitos exigidos (por ejemplo gastar 2.000€ al año con las tarjetas), el diferencial te aumentará en la próxima revisión, en el porcentaje pactado…

¡PERO INCLUSO PUEDE SER RENTABLE! Te preguntarás ¿Y cómo es posible? En el caso de los seguros, cambiando de Mediador de Seguros, puedes conseguir un ahorro significativo que puede compensarte incluso con la subida de la cuota de la hipoteca. Y ¿Cómo se realiza el cálculo para averiguarlo? Para que puedas calcular en tu caso concreto como afectaría en la cuota de tu hipoteca el anular estos productos vinculados a la misma, vamos a poner un ejemplo práctico: Supongamos que tenemos una hipoteca con las siguientes características: Revisión anual en abril: Según escritura se analiza el valor del Euribor del segundo mes anterior respecto a la fecha de revisión. Pasado este periodo ya no podrá anularlo a no ser que demuestre que usted obró de mala fe en el momento inicial de la declaración de su estado de salud. ¿Qué pasaría si no pagase alguna prima del seguro de vida? Si usted es el tomador del seguro y no pagase la primera prima o la prima única, el asegurador podría resolver el contrato o reclamar el pago. Este punto legal se aplica solamente cuando los créditos hipotecarios que va a titularizar el banco se van a vender a inversores para obtener liquidez a través de un fondo.

Una de ellas sería: ¿Es obligatorio tener un seguro para la vivienda? Pues si, desde el año 2009 (hace solo unos años) en que se dicta el RD 716/2009, de 24 de abril, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de regulación del mercado hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y financiero, establece en su art10 la obligación de contar con un seguro de daños sobre un bien que tenga garantía hipotecaria, con cobertura para daños por incendios, elementos naturales, granizada o helada. También, va a depender de cada Comunidad Autónoma, así en el art 24 de la Ley 2/1999, de 17 de marzo, de Medidas para la Calidad de la Edificación y en el art 30 de la Ley 8/2004, de 20 de octubre, de la Generalitat, de la Vivienda de la Comunidad Valenciana, se establece que en la Comunidad de Madrid y en la Valenciana, todo edificio deberá estar asegurado por los riesgos de incendio y daños a terceros.

“Una copia es para la administración, una para la empresa y otra para el consumidor”, explica director legal de la plataforma. Si la compañía no contesta o no estamos de acuerdo con su respuesta, básicamente existen dos vías para recurrir, alternativas y excluyentes: el arbitraje o los tribunales. Tienen que responder en un plazo máximo de dos meses, y su decisión es vinculante para la compañía si es favorable al usuario. Haz cálculos, y luego manda a paseo a tu banco para que no te cobren más quitándoles la póliza de seguro de vida. Desgraciadamente es una práctica habitual de nuestra banca. El agente dice que son las mismas prestaciones, pero siendo así, no entiendo la necesidad ed cerrar y abrir póliza. En ningún caso debemos mentir para obtener un mejor precio, puesto que hacerlo invalidaría el seguro.

Igual te interesa… renovables_viento Alternativas futuras para un negocio seguro Otros motivos de cancelación del seguro son: Cláusulas que se excluyan expresamente en la póliza. Cancelación por parte del tomador del seguro, siempre que el contrato sea de más de seis meses y se avise con 30 días de adelanto. Por rescate de la póliza por parte del asegurado, aunque los términos de rescate y de reducción de la prima han de acordarse. También existe la posibilidad de que la muerte no sea accidental, sino que haya sido causada deliberadamente por el asegurado o por el beneficiario. El caso es que a partir del 2009, principalmente y debido al estallido y consecuencias de la crisis, las entidades financieras empezaron una campaña de colocación masiva entre sus propios clientes y ciudadanos en general por medio de sus oficinas comerciales buscando liquidez y solvencia.

¿EL PROBLEMA? Ya hemos visto el origen y sabemos sus condiciones, no se puede considerar un producto adecuado para el ciudadano inversor que busca un producto conservador y seguro, y ahí empieza el problema. Los inversores particulares en muchos casos acabaron adquiriendo un producto que desconocían, sin que en muchos casos, se procediese a la entrega del “folleto de emisión” y lo que es mas grave, en muchos casos con un engaño intencionado por parte de los responsables asegurando la solvencia y la posibilidad de recuperar el dinero invertido en cualquier momento.

EL PRODUCTO  . Pongámonos en el caso, un ciudadano con conocimientos medios pero no del mercado financiero, cliente de una entidad bancaria que quiere invertir sus ahorros en un producto seguro, que le de rentabilidad y del que pueda disponer de efectivo dado el caso y que acude a informarse a una oficina de la entidad. El mismo banco puede hacernos un cálculo de a cuánto ascendería la cuota en ambos casos. Recordemos alguna normativa en la materia y alguna de las sentencias recaídas que ya han sido comentadas en artículos previos: Partimos del RD 629/1993, vigente para la mayoría de las preferentes contratadas en los últimos años, este RD obligaba a las entidades al comercializar este tipo de productos a contar con información adecuada sobre cada uno de sus clientes.

Esta obligación sigue vigente actualmente con la normativa MiFID, debemos entender que en base a la información sobre sus clientes, las entidades podrán valorar la adecuación de los productos a éstos, advirtiendo en su caso a los clientes de la posibilidad de que estuviesen contratando un tipo de producto cuyos riesgos sobrepasaban su nivel de tolerancia, tesis avalada tras una lectura del Informe Anual del 2006 de la CNMV y la Memoria de Reclamaciones del 2009. La Ley del Mercado de Valores 24/98 de 24 de Julio recoge en su articulo 79.bis punto 6 “Cuando se preste el servicio de asesoramiento en materia de inversiones o de gestión de carteras, la entidad obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, incluidos en su caso los clientes potenciales, en el ámbito de inversión correspondiente al tipo de producto o de servicio concreto de que se trate; sobre la situación financiera y los objetivos de inversión de aquel, con la finalidad de que la entidad pueda recomendarle los servicios de inversión e instrumentos financieros que más le convengan.

Pudimos verificar, que si cancelaba todos los seguros contratados a través de la entidad financiera, incluso asumiendo el aumento de la cuota mensual y contratando esos mismos seguros con distintas aseguradoras ahorraba dinero. En el peor de los casos, si el juez diera la razón a la aseguradora, habría que pagar las dos pólizas, las que no dimos de baja en tiempo y forma, y la nueva contratada, más las costas.

Carta para oponernos a la demanda de una aseguradora por no cumplirse el plazo de preaviso. La aseguradora debe avisar dos meses antes cuando va a subir la póliza Lo bueno es que a veces la aseguradora tampoco cumple con su obligación legal. Por un lado, el interés sigue estando muy lejos de los niveles que exigían estos productos en los años 2007 o 2008 (en el entorno del 0,35% sobre Euribor). Por último, los Pias (Plan Individual de Ahorro Sistemático) futuro, un producto sin vencimiento que entrega un interés técnico del 3 por ciento. Otra posibilidad es la que acaba de lanzar su primer fondo de rentas, Rendimiento I, con una duración de cinco años, que proporciona una rentabilidad garantizada anual bruta del 3,5 por ciento. Por ello soy muy claro en el método y en las prevenciones, no para molestaros. Sin embargo, si deseas cambiar de seguro o prescindir de las coberturas que tienes contratadas debes anular la póliza que tienes suscrita. Una rebaja que muchos hipotecados no verá materializada.

Las estadísticas reflejan que desde el momento que este indicador comenzó a bajar, empezaron a recibir muchas reclamaciones de usuarios que veían que sus cuotas no se reducían. En ella figurarán el nombre y los apellidos del reclamante, el número del DNI y su domicilio. A mayores, es recomendable incluir una copia del documento de identidad. En segundo lugar, iremos a nuestro banco y avisaremos que no nos carguen en cuenta ningún recibo del seguro actual. etc. A través de un crédito, el cliente puede ir disponiendo del dinero facilitado por el banco a medida que lo vaya necesitando a cambio de devolver la cuantía con los intereses y comisiones pactadas. En general, el número y clase varía en función de las condiciones del crédito, pero cuanto más favorables mayor es también el número de productos financieros a contratar. En España, las entidades sí están obligadas a suscribir un seguro de este tipo cuando conceden hipotecas por un valor superior al 80% de la tasación del inmueble.

Además quedan excluidas causas como: baja voluntaria despido procedente despido improcedente si no tenemos derecho a cobran paro. jubilación o pre-jubilación. Incapacidad (baja por enfermedad, accidente…) Distinguen entre: incapacidad permanente absoluta: cubierta en asalariados. incapacidad temporal: protege sólo a los autónomos. Habitualmente no se cubre: embarazo, parto o maternidad. enfermedades como depresión o estrés. enfermedades existentes anteriores a la contratación de la póliza. accidente en la práctica de algún deporte. Además, a veces existen discrepancias entre lo que la empresa y la Seguridad Social consideran como incapacidad; podemos tener problemas para que se reconozca esta situación.

Fallecimiento Sólo lo cubre en determinadas circunstancias, como por ejemplo que no se trate de un suicidio ni sea causado por una enfermedad ya conocida. ¿Nos interesa realmente contratarlos? Muchas veces los inconvenientes superan con creces a los beneficios al contratar un seguro de protección de pagos. Corredores de seguros expertos,…obligación, no obligación…. Esta es la única razón válida, que haya conyuge o hijos que no se queran dejar en la calle. Tened en cuenta a la hora de hacer un seguro, pero porque realmente os convenga, lo siguiente: Que al cumplir una edad, cada año que pasa, el seguro se encarece; a partir de los 50-55 años puede ser insostenible, un dineral. Que los seguros pueden ser una forma de ahorro, pueden rescatarse; esto es, si has pagado un seguro durante 10 años, por ejemplo con una cuota de 400 euros cada año, si todavía está en vigor, puedes rescatarlo y recuperar una buena parte de lo pagado; tiene que figurar en el contrato esa claúsula, claúsula que en un banco nunca te la van a comentar.

Puedes trasladar un seguro de una entidad a otra; por ejemplo has pagado 5 años de seguro al banco y lo trasladas a otra entidad otros 5 años; tienes los derechos de recuperación de 10 años. Por tanto, si decidís hacer un seguro, que tenga clausula de rescate, y cuando os quede poco para pagar vuestra deuda y no necesitéis estar protegidos, lo recuperáis y acabáis de pagar la deuda. Aceptado que sus intereses son similares a los de los antiguos plazos fijos, la pregunta es qué garantías presentan. Si esa misma cuestión se realizara sobre los depósitos bancarios -que suponen el 46,5 por ciento del total del ahorro frente al 13,5 por ciento del dinero destinado en fondos de pensiones y seguros de vida-, más de uno respondería sin pensarlo dos veces que muchas, ya que existe un sistema de garantías asentado en el entorno europeo que resulta esencial para instaurar la confianza de los ahorradores y depositantes en el conjunto del sistema bancario.

Si la entidad bancaria impone “su seguro”, presumiblemente no solo está afectando a los derechos del consumidor sino también a los del asegurado, ya que en el artículo. En la carta debe figurar la siguiente información: datos personales del asegurado, el nombre de la compañía de seguros, la fecha, y un texto en el que se solicite el deseo de proceder a la anulación de la póliza (incluyendo el número de la misma) y la fecha en la que se ha contratado el producto. Si la queja es relativa al suministro, podemos recurrir ante la Dirección General de Industria de nuestra Comunidad Autónoma, que tiene un plazo máximo de seis meses para contestar después de haber admitido la petición. El banco nos deberá facilitar las mismas. “Por tanto, en el ámbito de los seguros, el equivalente al FGD es el Consorcio de Compensación de Seguros, que realiza funciones análogas para el sector.

Tampoco puede intervenir en cuestiones que hayan sido resueltas o se encuentren en manos de un tribunal, un sistema arbitral o el Banco de España. No existe norma jurídica alguna, ley, ordenanza, reglamento o instrucción de ningún tipo, que obligue al cliente bancario a suscribir un seguro obligatorio de vida con la entidad financiera que ha de concederle el préstamo hipotecario. Además quedan excluidas causas como: baja voluntaria despido procedente despido improcedente si no tenemos derecho a cobran paro. jubilación o pre-jubilación. Incapacidad (baja por enfermedad, accidente…) Distinguen entre: incapacidad permanente absoluta: cubierta en asalariados. incapacidad temporal: protege sólo a los autónomos.

Habitualmente no se cubre: embarazo, parto o maternidad. enfermedades como depresión o estrés. enfermedades existentes anteriores a la contratación de la póliza. accidente en la práctica de algún deporte. Además, a veces existen discrepancias entre lo que la empresa y la Seguridad Social consideran como incapacidad; podemos tener problemas para que se reconozca esta situación. Fallecimiento Sólo lo cubre en determinadas circunstancias, como por ejemplo que no se trate de un suicidio ni sea causado por una enfermedad ya conocida. ¿Nos interesa realmente contratarlos? Muchas veces los inconvenientes superan con creces a los beneficios al contratar un seguro de protección de pagos. Aparte de que teóricamente eres tu quien elige el notario ejem…- y seguro que eres tu quien lo paga resulta que este debe tener 3 días antes de la firma a tu disposición el texto de la escritura de préstamo a tu disposición para que la consultes cuanto precises.

Aquí tienes una pequeña guía para saber dónde reclamar según el sector. Esta debe ser un catedrático, magistrado o un jurista de reconocida competencia. En muchos casos, los intereses suelen superar al capital principal, según recuerda el abogado. La crisis, el descenso en las ventas de coches, el desplome del ladrillo y el cierre de empresas han abierto una guerra entre las compañías de seguros. “Aunque suelen enviar una carta amenazante para asustar, las compañías no suelen acudir a la vía judicial cuando se trata de cantidades pequeñas, como seguros de automóvil u hogar, a no ser que hablemos de cantidades a partir de 500 euros”, explica Lucas, corredor de seguros de Grupo PACC en Cáceres. Si decide no admitirla, lo notificará a ambas partes. La compañía de seguros, siempre que sea dentro del plazo de los 14 días establecidos, no podrá imponer sanción económica.

Por lo general, si ninguna de estas condiciones se cumplen, y quieres cancelar tu póliza antes de su vencimiento, las consecuencias dependerán de la compañía con la que hayas contratado tu póliza. Error común a la hora de cancelar tu seguro de coche Uno de los errores más repetidos a la hora de dar de baja el seguro de nuestro coche es dejar de pagar los recibos de la compañía. De igual forma ocurre en el caso de la venta de inmuebles, donde además de conseguir estas cifras se opera a través de mala praxis como la derivada de negar financiación para inmuebles que no son suyos. En conclusión, dado los arduos momentos que vive la banca (en concreto la española) ha preferido dedicarse a otros menesteres que los propios de su sector, haciéndolo en muchos casos con malas artes y en todo caso beneficiándose de su posición dominante en cuanto a la cartera de clientes que manejan. Sin embargo, los seguros están muy presentes en toda la oferta hipotecaria.

De forma específica, en aquellos casos en los que se contratan hipotecas por el 100% del valor de la vivienda, las entidades están obligadas a suscribir un seguro de este tipo que les proteja ante eventuales impagos. Las entidades están obligadas a suscribir un seguro de protección de pagos En España, la Ley Hipotecaria obliga a los bancos a respaldarse con un seguro de este tipo. Otros trabajamos partiendo de ella. Ahora que el interés de los depósitos bancarios está limitado en el 1,75 por ciento, los seguros de ahorro aparecen como una alternativa más para suplir sus menguadas remuneraciones. Se puede acudir a los Tribunales, desde luego, pero también ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ( ver información en PDF) que es gratuita.

Te digo exactamente lo mismo con el seguro del hogar (también habitualmente exigido por los bancos). Por otro lado, los bancos no suelen ser mediadores o agentes, por lo que no se dedican a gestionar o abrir partes. Dado que las pólizas y sus precios varían en función del vehículo, la compañía procede a actualizar las coberturas para el vehículo nuevo. Si fuera necesario puede solicitar los informes, documentos y datos que crea convenientes. Las cláusulas suelo y techo, la obligación de contratar un seguro y otros productos vinculados, los swaps, clips, los intereses de demora o la subida de los diferenciales son algunas de las maniobras que se están utilizando para sacar un margen de beneficio de esos créditos que, últimamente, son tan difíciles de conseguir. Que no tiene por qué ser la aseguradora filial del banco o con la que éste tenga un acuerdo de bancaseguros.

Porque hay estudios que demuestra que los seguros de Vida Riesgo contratados a través del banco en una operación de financiación son un 30% más caros que si el cliente suscribe esa póliza directamente con una aseguradora. Una cosa es que tu informes al banco de tu baja, y otra es que el banco haya dado parte a la compañía. El problema viene ahora que les reclame a ver que pasaba con esas cuotas y empiezan a darme largas. Si la queja es relativa al suministro, podemos recurrir ante la Dirección General de Industria de nuestra Comunidad Autónoma, que tiene un plazo máximo de seis meses para contestar después de haber admitido la petición. Un trabajador por cuenta ajena puede tener ingresos superiores al tope de cotización, y un trabajador por cuenta propia puede estar cotizando por debajo de los ingresos habituales.

Por lo tanto se debe desechar cualquier mensaje inesperado aparentemente del propio banco. Disminuir la cantidad de correo no deseado recibido. Pero ¿se puede reclamar esta práctica? En primer lugar hay que enmarcar legalmente el asunto, tal y como apunta hay que acudir al artículo 5 de la Ley 26/2006 de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados, en el que se prohíbe a los bancos “imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguro”, por lo que obligar e imponer la contratación de un seguro es ilegal y por lo tanto denunciable. El consumidor puede hacer frente a estas prácticas acudiendo al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, o bien acudiendo a los tribunales. Contratar una hipoteca es comprar financiación y negociar es cosa de las dos partes, no sólo del banco. Otra pregunta usual que se nos formula es si es legal que el banco bonifique el tipo de interés en función de los seguros y productos financieros contratados.

Deben informar de su existencia al cliente -algo que, según datos del Gobierno Vasco, todavía no se cumple de la manera más correcta, a tenor del elevado número de clientes que desconocen esta figura- y facilitarle cuantos documentos solicite. Cómo reclamar al defensor del cliente bancario Estos son los pasos a seguir: La reclamación se debe realizar por escrito. Además, según indica el Dictamen, dada la naturaleza de las participaciones preferentes, en caso de insolvencia del emisor, los titulares de las mismas son los últimos acreedores en el orden de prelación de créditos, lo que significa que sólo recuperarán el capital cuando se hayan satisfecho todas las deudas con el resto de acreedores.” La fundamentación jurídica de la sentencia considero que abre una vía de actuación muy adecuada para la resolución de la problemática de las preferentes colocadas a tantos ciudadanos en este país. Sorprendente, ¿verdad? En otro post hablaremos de las diferencias entre los seguros de vida y de decesos.

Si tienes una hipoteca el banco te va a “obligar” a contratar un seguro de vida asociado a su préstamo hipotecario y por el capital que tengas pendiente de amortizar. Es por esto que desde el Parlamento Europeo decidió crear una directiva que prohíba vincular seguros a hipotecas. Una cosa es que tu informes al banco de tu baja, y otra es que el banco haya dado parte a la compañía. Partiendo de ahí, la contratación de seguros a la hora de la concesión de un préstamo no es una excepción. De este modo, el Banco de España tiene establecida como doctrina que  nada impide que una entidad, para conceder un préstamo, exija del prestatario el cumplimiento de uno o varios requisitos adicionales, como pueden ser, por ejemplo, domiciliar una nómina, contratar un plan de pensiones, un producto de inversión o un seguro de unas determinadas características, aportar uno o varios fiadores, o que sean varios los prestatarios responsables del pago de las cuotas del préstamo.

Todas las entidades están abiertas a la negociación, aspecto que no hay que perder de vista, ni mucho menos, cuando se suscribe un préstamo. ¿Qué debemos hacer?: En primer lugar, enviaremos una carta certificada con acuse de recibo a nuestra compañía de seguros actual. Es lo habitual para asegurar un préstamo, de forma que el prestamista (normalmente una entidad bancaria) cobre la cantidad pendiente de amortizar. Una rebaja que muchos hipotecados no verá materializada. Las estadísticas reflejan que desde el momento que este indicador comenzó a bajar, empezaron a recibir muchas reclamaciones de usuarios que veían que sus cuotas no se reducían.

Tu compañía te tiene que informar cuando se produzcan modificaciones en el precio o las coberturas del contrato, y podrás decidir si estás conforme con ellas o no, aunque quede menos de 1 mes para la renovación. Si la aseguradora cambia las condiciones de tu póliza, podrás cancelarla aunque quede menos de un mes para la renovación De este modo, si a lo largo de la duración del contrato o en las condiciones que va a tener la prórroga te aplica una subida de la prima o modifica las coberturas contratadas tienes 15 días a contar desde la recepción de la propuesta para aceptarla o rechazarla y cancelarla sin tener ninguna penalización. Para saber si nos sale a cuenta contratar este seguro de vida, calculemos: Calculado para una hipoteca de 150.000 euros a 40 años. Conclusiones: Contratar este seguro de vida apenas encarece la cuota mensual. “Se puede reclamar ante estos organismos, que emiten una resolución vinculante [salvo el caso del Banco de España y de la DGFSP, que emiten informes] aunque no sea ejecutiva”, explica, asesor jurídico de CECU. El sistema arbitral es gratuito, así como el judicial, si es por una cuantía inferior a los 2.000 euros. Hay que tener en cuenta que ningún cliente está obligado a suscribir un determinado seguro de vida, hogar o amortización de préstamos si lo único que desea es que el banco le adelante el dinero que cuesta un piso.

Entonces, ¿cuál es la solución?, ¿qué puedes hacer para esquivar este problema procesal? Contratar un seguro de Hogar Conseguir el documento que acredita la contratación de una nueva póliza es el principal problema con el que te vas a encontrar en el momento de desvincular el seguro de la hipoteca. Si se trata de una incidencia relacionada con las maletas, hay que rellenar en el aeropuerto un Parte de Irregularidad de Equipaje (PIR) y reclamar a la compañía en un plazo máximo de 7 días por daño y 21 por retraso. Tiene que ser notificada de inmediato a las dos partes. En algunos casos también es posible realizar el procedimiento de baja a través de la web de la compañía y recibir un email como acuse de recibo, que deberás guardar como justificante. ¿Cuándo puede la aseguradora cancelar el seguro? La derogación de un seguro no sólo puede ser hecha por el propio usuario, sino que la aseguradora tiene derecho a cancelar tu seguro si se produce alguno de los siguientes supuestos. Si cuando suscribes una póliza, del tipo que sea, ocultas datos o mientes en alguno de ellos, la aseguradora tiene un mes desde que lo descubra para cancelarla y no tendrás derecho a la devolución de la prima que has pagado, a no ser que acredites que no actuaste de mala fe.

Mientras estás cubierto por un seguro es posible que el riesgo garantizado aumente. La entidad busca sin duda el incremento de la vinculación con la contratación de más productos como la forma más sencilla de incrementar el margen del beneficio que le saca a un cliente, y para ello abiertamente condicionan la concesión de la operación a la firma de dichos seguros. El cliente sin muchas opciones acaba firmando, un préstamo, un plan de pensiones, un seguro de vida, otro de hogar y otro de desempleo. Debes leer atentamente tu contrato. Para anular la póliza actual el banco te pedirá un documento que acredite la existencia de un seguro de Hogar en vigor que cubra, como mínimo, el valor de tasación de la vivienda y en la que la entidad aparezca como beneficiario. Era una reacción para que la gente tuviese más trabas para rescindir este seguro. Por supuesto el que más beneficio obtiene es el propio banco, que gana clientes para sus aseguradoras.

Pero tener en cuanta una cosa, tenerís que tener obligatoriamente un seguro de incendiol sobre una propiedad hipotecada, pero eso no quiere decir que sea obligatorio contratar dicho seguro con el banco, sois libre de hacerlo con quien queraís. También os diré que últimamente se ha puesto de moda el hecho de que si compras un coche a plazos te incluyen dentro de los plazos un seguro de vida cuyo beneficiario es la financiera y os lo cobran por el total de la vida de dicho préstamo. Leyendo el contrato dice : “BENEFICIARIOS: El banco tomador de la poliza hasta cancelar la deuda pendiente por el credito refenciado y , si procede, el resto hasta completar la suma asegurada,y por orden preferente y excluyente, el conyuge del solicitante/asegurado no separado por resolucion judicial,sus hijos a partes iguales, sus padres, y sus hermanos legales.

El solicitante asegurado manifiesta que la designacion de beneficiarios que figura en la presente solicitud de adhesion es irrevocable,” esta hecho hasta el final de la hipoteca . Si en la escritura no pone que el seguro de vida te bonifica el tipo de interés, no pasará absolutamente nada. lo primero que debes hacer es conocer el texto integro de tu futura hipoteca. Y es entonces cuando llegan los problemas con el seguro de vida. Porque una cosa es firmar y pagar religiosamente todos los meses y otra cobrar la indemnización cuando llega el caso, lo que en esta época de vacas flacas se ha convertido prácticamente en una misión imposible para los ciudadanos. De todas formas, una clausula para que haya sido invalida debe ser dictaminada por un tribunal.

En teoría deberían pactarse de común acuerdo las condiciones entre el asegurador y el asegurado, pero en la mayoría de los casos no hay tal acuerdo sino que se utilizan contratos tipo de adhesión que consisten en una redacción realizada ya por la aseguradora y que el asegurado se limita simplemente a firmarla o adherirse al seguro sin tener la mayoría de los casos conocimiento de los que firma. Debemos recordar que los tribunales vienen entendiendo como clausula lesiva o limitativa aquella que reduce considerablemente el contenido de la cobertura de modo que es prácticamente imposible que ésta se dé, en definitiva impide la eficacia finalmente de la póliza. ¡pues no está cubierto!, si me decían que con uno de incendios ya llegaba, … Los inquilinos suelen negarse a pagarlo, precisamente porque no les reporta ningún beneficio sino al contrario: en caso de que no cumplan sus obligaciones saben que la aseguradora procederá contra ellos sin titubear.

LOS SEGUROS DE VIDA: OTRA ESTAFA BANCARIA: Todo el mundo piensa que contratar un seguro de vida vinculado a una hipoteca o un préstamo es obligatorio; ¡mentira! No hay ninguna ley que obligue a ello. Según explica, socio del bufete, “las compañías de seguros no son ajenas a la crisis y, a la que pueden, rechazan los siniestros”. La más probable, que el tipo de interés que habíamos visto anunciado aumente entre 0,10 y 0,60 puntos por producto no contratado y hasta 1,25 puntos en total, lo que en una hipoteca media de 150.000 euros a 30 años a euríbor + 1 % se traduce en una cuota mensual 62 euros más cara, es decir, 744 euros más al año. La segunda consecuencia, reconocida por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) del Ministerio de Economía, es que “las entidades de crédito muy frecuentemente supeditan la concesión del préstamo a la contratación de un seguro de daños o, con carácter más general, de un seguro multirriesgo del hogar”.

A estos se añadió una nueva modalidad de seguro que reúne varias coberturas como gancho, en principio para garantizar el pago al banco de las cuotas de un préstamo en situaciones de pérdidas de ingresos: incapacidad laboral, desempleo, enfermedad o fallecimiento. Obligatorio y encima, con limitaciones Bancos y cajas de ahorro lo incluyen entre los servicios ofertados, cuando no impuestos,al conceder un préstamo hipotecario o de consumo, siempre aprovechándose de la inseguridad que la crisis económica crea en sus clientes. Igual obligación será aplicable a las demás empresas que presten servicios de inversión respecto de los clientes a los que les presten u ofrezcan dichos servicios “.

Veamos lo que hay de cierto en ello. Funcionamiento de los seguros de renta vitalicia Al contrario que los depósitos, que tienen un plazo concreto en el que finalizarán y en el que podremos disponer de nuevo de nuestro dinero, los seguros de renta vitalicia están pensados para una inversión de futuro, que no podremos rescatar íntegramente, salvo los beneficiarios tras el fallecimiento del asegurado. Los seguros de renta vitalicia permiten recibir un interés atractivo mes a mes, siempre que el perfil del cliente se ajuste a unas características muy concretas: una cierta edad y un nivel de ahorro constituido a lo largo de los años que suponga una cantidad de dinero aceptable.

Uno de los aspectos más señalados de este producto es su naturaleza vitalicia, es decir, el ahorrador percibirá una renta mínima (todos los meses, trimestralmente, etc.) con la garantía de un interés concreto (en el que puede influir la edad, sexo y esperanza de vida) que durará hasta su fallecimiento. Hay seguros que pueden costar entre 3.000 o 4.000 euros, una cantidad nada desdeñable que, tal y como indican los expertos, suele ser de prima única y se incorpora al principal del préstamo, con el consiguiente aumento de intereses a devolver al banco. Esta cláusula que usan bancos y cajas de ahorros de forma ocasional es ilegal, según las sentencias judiciales. Debes animarte a no quedarte en mera denuncia, sino profundizar en el caso y demandar.

Estoy en una situación similar a ésta, sólo que acabo de descubrir que después de casi 6 años de firmado el seguro de vida, colado ante el Notario en el último momento, que no dijo nada acerca de la no obligatoriedad de firmarlo, no me han enviado la póliza (¿¿!!). Se da la circunstancia que el hijo no tiene trabajo desde hace meses y es la madre la que asume el pago de la hipoteca. En mayo de 2015 es posible encontrar ofertas como la Hipoteca  a Euríbor + 1,29 %, la Hipoteca Sin Más de  Euríbor + 1,50 % o la Ecohipoteca a Euríbor + 1,35 %, todas ellas sin comisiones y con solo dos seguros: de vida y de hogar.

Este es un tema interesante ya que creo que somos la mayoría quienes solicitamos créditos personales o hipotecas en su día y quien sabe si en un futuro, al contratar esos créditos o hipotecas seguramente nos obligaron a contratar también los productos de forma obligatoria, hay que dejar bien claro que si contratamos un crédito o hipoteca con la contratación de algún seguro, normalmente tiene una repercusión en la bajada del tipos de interés o diferencial a la hipoteca o crédito personal, pero claro, eso es algo que normalmente no se negocia, es mas, ni lo suelen comentar ya que te lo imponen como condición inamovible del crédito.

Si entendemos como “obligar” mover e impulsar a hacer o cumplir algo, ganar la voluntad de alguien con beneficio u obsequios, hacer fuerza en una cosa para conseguir un efecto. banco–nombra Me gustaría desglosar este articulo en dos partes, en la primera veremos los seguros o productos relacionados con créditos personales y en la segunda, cuando contratamos una hipoteca.

Créditos personales: seguros_salud Son muchas las veces en que la mayoría de las personas se han encontrado que la entidad con la que están a punto de firmar un préstamo les condiciona a contratar un seguro para poder obtener la financiación que solicitan, además de poder optar a unas condiciones más favorables en el contrato o ni si quiera te dan opción a conocer tales condiciones, si no, simplemente te las imponen.

La respuesta a la pregunta inicial es NO. Si el asegurador no reclamase el pago en los 6 meses siguientes al vencimiento de la prima el seguro se extinguiría. Si solicitas acuse de recibo podrás saber si tu solicitud ha sido recibida, al igual que si entregas el documento personalmente y te sellan la copia para quedártela como justificante. Una entidad no puede obligar a nadie a contratar nada. Siempre y cuando se haga de la manera correcta, cancelar un seguro no tiene por qué conllevar riesgos, sin embargo, si actúas de manera incorrecta tu aseguradora puede oponerse a la disolución del contrato, con los inconvenientes que esto supondría. Para cancelar un seguro de manera correcta debes tener en cuenta cuándo y cómo notificarlo a partir de las normas actuales que se aplican al procedimiento. O la segunda, que sea la propia aseguradora reclame la cantidad, cancele la cuota o te añada en una lista de morosos. Casos habituales por los que cancelamos la póliza Compra de un coche nuevo: En estos casos las compañías aseguradoras traspasan el seguro de un automóvil a otro. Si el banco nos quiere obligar a contratar seguros que no nos hacen falta o más caros de lo que podríamos encontrar en el mercado, lo mejor es que comparemos con otras hipotecas.

Si tengo hipoteca, ¿por qué me obliga el banco a contratar seguro de vida? El banco no te puede obligar a contratarlo, el seguro de vida no es obligatorio, aunque sí muy recomendable (en todos los casos) Y volviendo a los seguros de vida que todos conocemos, los de vida riesgo, es decir, aquellos cuya finalidad es indemnizar en caso de fallecimiento a los beneficiarios del seguro (los herederos legales en la mayoría de los casos), hay que indicar que son muy recomendables aunque lamentablemente cada vez se contratan menos porque cada vez se prescinde de lo “prescindible”, sobre todo si no tenemos un trabajo. Aunque parezca que todos los bancos obligan a contratar seguros para conceder hipotecas, lo cierto es que podemos obtener financiación sin contratarlos. En este caso concreto o se está haciendo mal a sabiendas o son unos inútiles. Cada aseguradora ofrece un gran rango de posibilidades, por lo que en el mercado seguramente encontremos aquel que nos las cubre.

Pero lo que muchos ciudadanos no saben es que el cliente puede contratar las pólizas con la aseguradora que él elija, ya sea por precio, servicio, confianza o cualquier otro atractivo que le llame la atención. Algo que, aunque está prohibido por Ley, desconoce la inmensa mayoría de los clientes. 5.1 de la Ley 26/2006 del 17 de julio de mediación de seguros y reaseguros privados, se prohíbe directa o indirectamente imponer la celebración de un contrato de seguro. Pero los bancos han desarrollado créditos específicos con un sinfín de exigencias para comercializar las mejores condiciones del préstamo vinculándolos a la contratación de otros servicios, como tarjetas de crédito, domiciliaciones, etc. Vayamos al tema en cuestión: Cuando un banco te obliga a contratar un seguro de vida, sin más haciéndote firmar la solicitud, ya que no firmas el seguro directamente, esta solicitud contiene una declaración de salud, de la que en la mayoría de los casos, el contratante del seguro no es consciente y es rellenada por el empleado de turno.