Archivo de la categoría: corredores seguros

Seguros garantia prestamos

seguros con garantiaEsto implica que el cliente paga de una sola vez el total del coste del seguro. A este efecto, el asegurador deberá notificar a dichos acreedores el impago en que ha incurrido el asegurado.” El artículo 42 regula el derecho del acreedor en el caso de la reconstrucción del bien siniestrado: “En el caso de que la indemnización haya de emplearse en la reconstrucción de las cosas siniestradas, el asegurador no pagará la indemnización si el asegurado y los acreedores a que se refieren los artículos anteriores no se ponen de acuerdo sobre las garantías con las que aquéllas han de quedar afectadas a la reconstrucción. La compra de una vivienda es uno de los gastos más importantes a los que hace frente una persona y la preocupación de dejar la deuda a la familia influye en la decisión final de blindar el préstamo. Ahora bien, contratar un seguro para proteger un préstamo no significa que deba hacerse con la entidad que lo concede. Asumimos más coste de la operación o nos quedamos como estamos. ¿Qué opináis de este tipo de seguros? En los seguros de vida-riesgo es la garantía principal y por tanto es obligatoria su contratación.

Una vez concedido el préstamo, y transcurrida la primera anualidad del seguro de vida asociado a la hipoteca, debemos revisar la situación del mercado y ver si nos interesa mantener el seguro de vida inicial con el banco, o si nos reporta mayor ahorro contratarlo de forma ajena a la entidad. Un único cobro para dificultar reclamos y devoluciones Otra de las artimañas que desde algunas de las entidades financieras se realizan para evitar el cambio o cese del seguro de vida contratado con el banco, es efectuar el cobro del seguro mediante una prima única. Creadas con la finalidad de sacar el máximo beneficio económico, además de garantizar el cobro del capital prestado. Prácticamente todos los clientes de las entidades financieras aceptamos las condiciones que estas nos exigen, principalmente por la necesidad de concesión de la hipoteca. De hecho, una Directiva Europea de Hipotecas aprobada por el Parlamento Europeo hace unos años prohíbe a bancos vincular una hipoteca a la contratación de un seguro.

Los bancos tienen prohibido vincular la concesión de una hipoteca a la contratación de un seguro Esta legislación da libertad a los usuarios para comparar los distintos seguros de Vida que existen en el mercado y elegir el que le ofrezca el precio y las condiciones más ventajosas para los usuarios. Es posible que si son depósitos a plazo o letras del tesoro la relación sea 1 a 1, pero si estamos pignorando acciones o fondos de inversión de renta fija o variable, nos encontraremos con que se suelen exigir importes superiores, en función de la volatilidad de dichos activos. Los bienes a pignorar pueden ser de terceros, por ejemplo de un socio que, además de avale a su empresa, pignora depósitos de su propiedad. Se suele hablar de prestamos pignoraticios, pero también cabe con avales (muy habitual), operaciones de cuenta de crédito e incluso como garantía de líneas de descuento. La pignoración bloquea nuestra capacidad de disposición sobre dichos activos.

La prima de seguro equivale al 0,37% mensual de la deuda pendiente en el caso de Crédito La obligatoriedad de contratar un seguro multirriesgo del hogar cuando se suscribe un préstamo hipotecario. Son numerosas las consultas dirigidas al Servicio de Reclamaciones de la DGSFP preguntando si existe alguna norma que imponga la contratación de un seguro de daños cuando se suscribe un préstamo hipotecario; pues bien, cuando se suscribe un préstamo con garantía hipotecaria no existe obligación legal para el prestatario de contratar un seguro. Reclamne sus derechos. No es obligatorio el contratar el seguro hipotecario con la misma entidad que ofrece el préstamo. Desde luego, a nuestro entender, la contratación de un seguro de vida que cubra al menos el capital de la hipoteca, es mas que recomendable, ya que ante un trágico imprevisto, nos veremos respaldados por la indemnización correspondiente frente al pago del capital que quedara pendiente en ese momento Pero en ningún caso debemos sentirnos obligados a contratarlo con las condiciones que el banco exige, ya que por regla general son menos favorables que las que encontramos en el mercado asegurador actual.

En este caso, el primer beneficiario por defecto es por expresa e irrevocable designación del Asegurado mientras que el préstamo no haya sido totalmente amortizado. Garantía de Desempleo o Incapacidad Temporal En los supuestos de Desempleo o Incapacidad Temporal contemplados en las condiciones generales del seguro, se procederá al pago mensual de la cuota asegurada (cuota anual 12 meses / 30 días) reflejada en las condiciones particulares del seguro. Con un límite de 12 pagos por siniestro y hasta 36 en toda la vigencia de la póliza. Cuota máxima asegurable: 50% de la cuota mensual inicial del préstamo con un máximo de 900 € (capital + intereses) Estas garantías tienen una carencia de 3 meses desde la fecha de efecto del seguro y una franquicia de 30 días consecutivos por siniestro.

Importante Sólo podrán contratar la garantía de Incapacidad Temporal los funcionarios, los trabajadores por cuenta ajena con contrato indefinido con antigüedad inferior a 12 meses, o aquellos en prácticas, así como los trabajadores por cuenta propia, entendido como: los que colaboran o gestionan o llevan cualquier parte de su negocio a tiempo completo y están dados de alta en la Seguridad Social como Autónomos o sistema asimilado. Sólo podrán contratar la garantía de Desempleo los trabajadores por cuenta ajena con contrato indefinido de antigüedad superior o igual a 12 meses. Prima anual Edad Hombre/Mujer ¿Se modifican los capitales cubiertos por este seguro según se va pagando el préstamo? En el caso de la modalidad constante el capital siempre es fijo. Si el capital asegurado por esta garantía es igual al del seguro de muerte por accidente y a su vez, por tanto igual al del seguro principal, se denomina triple capital en caso de muerte por accidente de circulación. · Fallecimiento dos cónyuges En caso de fallecimiento simultáneo a causa de un accidente del Asegurado y su cónyuge, se garantiza el pago de un capital adicional, que unido al de la garantía principal, alcanzan el doble del capital garantizado.

Dependencia Se paga el capital garantizado en caso de que el Asegurado quede en situación de dependencia, es decir, que no pueda valerse por sí mismo y dependa de otra persona para realizar los actos más elementales de la vida, como vestirse, limpiarse, moverse, alimentarse, etc. · Graves enfermedades Se garantiza el cobro de un capital si al Asegurado se le diagnostica una enfermedad grave de las indicadas en la póliza. ¿Y lo es? El seguro de vida es una necesidad No, contundentemente no, al menos no hay ninguna ley que lo exija. tuviera ya contratado uno de estos seguros, coméntelo con su entidad. A este respecto, resulta de interés la lectura de los criterios de los seguros vinculados a préstamos hipotecariosAbre en nueva ventana, que sostiene el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones en su página web. la última tendencia que marcan las entidades financieras es la contratación de un seguro de protección de pagos por parte de deudor como garantía adicional en la formalización del crédito.

Estos seguros se utilizan para cubrir las cuotas de préstamo frente imprevistos que provoquen que caigan nuestros ingresos. De producirse una situación de este tipo, un seguro de Vida hipotecario garantizaría una prima con la que poder cancelar la hipoteca y asegurarse la estabilidad financiera del hogar. De hecho, según datos de la patronal del seguro Unespa, los seguros de Vida saldan al año la deuda pendiente de unas 2.400 hipotecas tras un fallecimiento, llegando a pagar 60.000 euros cuando el fallecido tiene menos de 40 años. Seguros de Vida hipotecarios: protección familiar Uno de los motivos para contratar un seguro de Vida es proteger a la familia de las posibles eventualidades futuras que puedan ocurrir, sobre todo, cuando se tiene contratada una hipoteca para la vivienda familiar. El seguro de Vida hipotecario blinda la hipoteca En el caso concreto de los seguros de Vida hipotecarios, su ámbito de actuación está estrechamente ligado a la vigencia de la hipoteca.

Situaciones cubiertas La gran mayoría de seguros de Vida hipotecarios cubren, principalmente, 2 situaciones: el fallecimiento y la invalidez absoluta o permanente del tomador de la póliza. En este sentido, el artículo 1.266 del Código Civil dispone: “Para que el error invalide el consentimiento, deberá recaer sobre la sustancia de la cosa que fuere objeto del contrato, o sobre aquellas condiciones de la misma que principalmente hubiesen dado motivo a celebrarlo.”, por lo tanto, para saber si el consentimiento prestado por tomador adolece del vicio de nulidad habrá que estudiar cada supuesto concreto. “Una de las consecuencias jurídicas que se deriva de que la entidad de crédito imponga el importe de la suma asegurada, es que el contrato de seguro se configura como una póliza a valor estimado, y en caso de siniestro, la aseguradora debería tener en cuenta dicho valor a efectos del cálculo de la indemnización y no podrá alegar la existencia de sobreseguro” Por estos motivos, esta Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones considera que esta cláusula es inadecuada y contraria a las buenas prácticas y usos en el ámbito de los seguros privados.

Podrás contratar el Seguro de Protección de Deuda en todos nuestros créditos. Hemos elegido la solidez para ofrecerte un seguro a la medida de tu crédito. Podrás contratar el seguro al tramitar la solicitud del crédito y lo incluiremos en las cuotas mensuales de la línea de crédito. ¿Qué cubre? Pérdida de empleo Incapacidad temporal Gran invalidez Fallecimiento hasta los 80 años Pagamos el 100 % de tus mensualidades. De ahí la denominación que comúnmente recibe este seguro complementario: doble capital en caso de muerte por accidente. · Muerte por accidente de circulación Garantiza el pago de un capital en el caso de que el accidente que produzca el fallecimiento sea un accidente de circulación. Se entiende que un accidente es de circulación, en los supuestos: Fallecimiento del asegurado como peatón, causado por un vehículo.

Fallecimiento del asegurado como conductor o pasajero de un vehículo terrestre. Fallecimiento del asegurado como usuario de transportes públicos, terrestres, marítimos o aéreos. No puede contratarse este seguro si no se ha contratado también el de muerte por accidente descrito anteriormente. En caso de que no se llegue a un acuerdo se depositará la indemnización conforme a lo dispuesto en el artículo cuarenta.” De todo lo anterior se deduce lo siguiente: Los multirriesgos del hogar son seguros de daños, y como tales tienen un carácter plenamente indemnizatorio. Si Vd. Es decir, el valor del suelo nunca puede formar parte de la suma asegurada, dado que es un elemento no asegurable por naturaleza. Una de las consecuencias jurídicas que se deriva de que la entidad de crédito imponga el importe de la suma asegurada, es que el contrato de seguro se configura como una póliza a valor estimado, y por lo tanto, en caso de siniestro, la aseguradora debería tener en cuenta dicho valor a efectos del cálculo de la indemnización y no podrá alegar la existencia de sobreseguro.

“Las condiciones económicas que una entidad de crédito puede ofrecer en un préstamo concreto están en función del riesgo que soporte con la operación” El artículo 28 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, dispone: “No obstante lo dispuesto en el artículo veintiséis, las partes, de común acuerdo, podrán fijar en la póliza o con posterioridad a la celebración del contrato el valor del interés asegurado que habrá de tenerse en cuenta para el cálculo de la indemnización. Se entenderá que la póliza es estimada cuando el asegurador y el asegurado hayan aceptado expresamente en ella el valor asignado al interés asegurado. Para un crédito de 50.000 euros, podemos suponer una prima de 750 euros en pago único y a la contratación del mismo. Edad máxima renovación: 80 años (Fallecimiento) y 65 años (Invalidez). Disminución mínima de capital: 3.000 € Aportación mínima por recibo: 30 €.

Frente a la hipoteca, lo que se tomaría como garantía aquí serian bienes como acciones, depósitos a plazo, fondos de inversión, mercaderías, etc. De este modo el acreedor , además de contar con la garantía personal de todos los bienes presentes y futuros del deudor, separa del patrimonio del deudor una serie de activos sobre los que tiene un derecho preferente de cobro. Ese derecho preferente de cobro se concreta en que si el deudor incumple, y no acaba pagando, podrá sacar sus bienes a subasta. En general la prima suele subir el IPC o un poco mas cada año hasta mitad prestamo, luego ya si que cada año la prima es menor, porque el capital decrece con rapidez (ya que se amortiza mucho más). ¿Que es la prima? Es lo que paga por el seguro ¿El seguro es anual renovable? Si y SOLO la compañía esta obligada a renovar hasta final de prestamo, Ud puede cancelarlo avisando con dos meses de antelación al vencimiento. ¿Qué pasa si en el momento del pago el capital cubierto es superior al pendiente de amortizar? En ambas modalidades se paga a la entidad financiera el capital pendiente del préstamo y el resto, a los beneficiarios que usted decida.

¿Tengo que hacerme un reconocimiento médico para contratar? En la mayor parte de los casos, sólo es necesario un pequeño cuestionario de salud muy fácil de cumplimentar. ¿Como se contrata? Al ser un seguro de vida necesita la firma del titular por lo que le enviariamos la solicitud y nos la devuelve firmada por correo ordinario. La prima va evolucionando año a año conjugando edad-riesgo y capital pendiente. Independientemente de la modalidad elegida, se permite variar el capital asegurado en cada renovación. Edad mínima y máxima de contratación: 18 años y 70 años. En caso de siniestro, la aseguradora tendrá que solicitar el consentimiento del acreedor hipotecario para poder pagar la indemnización al asegurado. Lo que dificulta enormemente, por no decir que imposibilita que el cliente pueda elegir libremente, realizar una comparativa de seguros de vida de forma anual, y poder decidir que es lo que mas le favorece.

Podemos informarte de todo lo que necesitas a la hora de contratar tu seguro asociado a hipoteca. Pero, y si la pignoración es de depósitos de dinero o de valores estables y muy cotizados, también es bastante posible que dichas condiciones sean mejores que las de una garantía hipotecaria ordinaria. Las garantías están sujetas a las condiciones de adhesión y cobertura indicadas en las Condiciones Generales. ¿Cuanto cuesta? El coste del seguro de crédito se integrará en tu cuota. Debido a ello, la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, dispone que los derechos del acreedor hipotecario se extiendan a la indemnización de los bienes objeto de la garantía, puesto que de no ser así, si se destruyese el bien hipotecado, el acreedor no podría hacer efectivo su derecho de garantía, mientras que el propietario sí podría tener un enriquecimiento injusto.

El tomador o el asegurado deben comunicar a la aseguradora la existencia o la constitución de la hipoteca sobre dicho bien. La prima va evolucionando segun la edad-riesgo del asegurado/s Vida amortización decreciente: el capital asegurado se ajusta al capital pendiente del préstamo de forma automática, según el sistema de amortización estandar o francés, liquidándose totalmente la deuda en caso de fallecimiento. Las tarifas más estándar entre un 15 a un 1,5%. Y es que, la actuación de estas pólizas de vida se encuentra estrechamente ligada a la vigencia del préstamo. Gracias a este producto, en el caso de que al tomador de la póliza le suceda alguna de las situaciones contempladas en el contrato, el resto de miembros de la unidad familiar quedará liberado de cargas económicas derivadas del pago de las cuotas. Comparar seguros de Vida Contratar un seguro de Vida hipotecario al suscribir una hipoteca es una decisión a la que se enfrentan muchos usuarios, empujados por el miedo a un futuro incierto. Aun así, es cierto que según las garantías que se aporten al banco, este puede condicionar la concesión del préstamo a que existan o se cumplan ciertas condiciones, que permitan garantizar que el préstamo en todo caso lo va a recuperar.

Por tanto ¿es el seguro de vida una obligación o una garantía?. Fallecimiento ambos conyuges: Doble capital en ese caso DOBLE CAPITAL: Si además del asegurado en un mismo accidente fallece su cónyuge y tienen hijos menores de 18 años, los beneficiarios recibirán el doble del capital contratado. DESCUENTO EN CASO DE DOS TITULARES: Un importante descuento para uno que aplicamos al de mayor prima. Vida amortización constante: el capital asegurado permanece constante durante toda la duración del seguro. Puede adelantarla por email o fax para ir tramitando. ofrece la máxima protección en los pagos del Crédito. Sin embargo, también considera que es legítimo el deseo de las entidades de crédito de proteger la garantía del mismo a través de un seguro de daños, por lo que considera totalmente legítima la inclusión de este tipo de cláusulas si se definen en las mismas tres elementos esenciales del seguro, como son la prima, los riesgos cubiertos y la suma asegurada; además de poner a disposición del tomador antes de su suscripción la póliza del futuro contrato, comprendiendo tanto las condiciones particulares como generales de la misma, para que el tomador y/o asegurado pueda conocer todos los derechos y obligaciones que derivan de su contrato.

Seguros de vida a prima única ligados a préstamos hipotecarios. Los seguros de vida a prima única para la amortización de préstamos son seguros de vida para caso de muerte o invalidez, que se comercializan básicamente bajo dos modalidades: a) En la primera, se estipula como suma asegurada el importe del préstamo recibido y como beneficiaria la entidad de crédito que concedió el préstamo, por el importe pendiente de amortizar; en caso de siniestro, la compañía aseguradora indemniza a la entidad de crédito el importe pendiente del préstamo y al asegurado u otros beneficiarios la diferencia entre la suma asegurada y dicho importe. b) En la segunda modalidad se establece que la suma asegurada será igual al capital pendiente de desembolso del préstamo (o a un porcentaje del mismo), durante toda la vida útil de la operación, y que el beneficiario con carácter irrevocable será el banco.

Elegir tu seguro libremente te permite conseguir un precio de seguro muy inferior al ahorro que supone el menor tipo de interés con el diferencial que te ofrecen Otra cuestión diferente es la que se refiere a los especiales derechos que posee el acreedor hipotecario sobre la indemnización, cuyo contenido se expone a continuación. Los derechos de los acreedores hipotecarios sobre las indemnizaciones que correspondan al propietario por razón de los bienes hipotecados se regulan en los artículos 40 a 42 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro. Además en ambas modalidades, puedes adaptar a tus necesidades el capital en cualquier momento contactando con nosotros. ¿Y la prima va bajando cada año? En la modalidad decreciente, depende del capital que se amortice, al principio se amortiza muy poco (casi todo son intereses) asi que la prima no suele bajar.

Si se trata de valores cotizados podrá venderlos en el mercado, y si es dinero (cuentas, depósitos a plazo) o participaciones de fondos de inversión, podrá apropiárselo directamente a través de la compensación de deudas. ¿Qué ventajas tiene para el deudor un préstamo pignoraticio? Hasta el momento se habla siempre de la pignoración citando las ventajas desde el punto de vista del acreedor, pero no nos engañemos, para el deudor también tiene una serie de ventajas que merece la pena conocer. Dicho en otras palabras, se asimila la situación de invalidez con la de fallecimiento del asegurado y se anticipa el pago del capital, quedando el seguro anulado a partir de aquel momento. Este seguro es el más común dentro de las garantías complementarias de invalidez, y es de aplicación tanto a los seguros individuales como a los colectivos. En las pólizas individuales, esta garantía suele cubrir sólo la invalidez absoluta y permanente para cualquier tipo de trabajo. Este abono se realiza al constituirse la hipoteca, sumando el importe del seguro, al capital del préstamo.

En el caso de la modalidad decreciente se adapta al comienzo de cada anualidad al capital pendiente del crédito suponiendo el tipo de interés del primer año de la póliza. Sin embargo, las entidades de crédito imponen en la práctica, como condición necesaria para la concesión de los préstamos, la contratación de seguros multirriesgos del hogar. Las pensiones de viudedad y orfandad no llegan a cubrir todos los ingresos que podía estar percibiendo la persona fallecida. Ahora bien, una cosa es que el banco te indique y haga ver esta mutua necesidad de protección, y otra cosa es que te imponga como obligatorio y además pretenda que forzosamente lo contrates con ellos. Sin embargo, esta posición jerárquica te hace aceptarlo todo, incluso firmas un seguro de vida con el banco pensándote que es obligatorio. Este tipo de cláusulas desvirtúan la finalidad de la contratación del seguro, que es el deseo del tomador de proteger al asegurado de las consecuencias económicas adversas en caso de que se produzca el siniestro cuyo riesgo es objeto de cobertura.

Aquí es donde empieza el negocio y donde tú debes saber que no es obligatorio. Pero te atrapan y no es difícil que te digan que si no quieres contratarlo con ellos pierdes una bonificación del 0,05 % del interés anual o del 0,10%. En caso de contienda entre los interesados o si la indemnización hubiera de hacerse efectiva antes del vencimiento de la obligación garantizada, se depositará su importe en la forma que convenga a los interesados, y en defecto de convenio en la establecida en los artículos 1176 y siguientes del Código Civil. Si el asegurador pagare la indemnización, transcurrido el plazo de tres meses desde la notificación del siniestro a los acreedores sin que éstos se hubiesen presentado, quedará liberado de su obligación.” El artículo 41 prevé las consecuencias para el acreedor hipotecario de la extinción del contrato de seguro: “La extinción del contrato de seguro no será oponible al acreedor hipotecario, pignoraticio o privilegiado hasta que transcurra un mes desde que se le comunicó el hecho que motivó la extinción.

Los acreedores a que se refiere este artículo podrán pagar la prima impagada por el tomador del seguro o por el asegurado, aun cuando éstos se opusieren. Por lo tanto, los derechos que se han expuesto en esta contestación son los que en todo caso y necesariamente corresponden a los tomadores y asegurados, pudiendo la póliza regular otras condiciones más beneficiosas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro. Efectos jurídicos de la devolución de un préstamo por persona distinta del deudor cuando existe un seguro de amortización de préstamos. Cuando el asegurado fallece, puede que alguno de sus herederos devuelva el capital pendiente o parte del mismo, o puede también que continúe pagando las cuotas del préstamo; en el supuesto que la persona quede inválida, lo más frecuente, al menos inicialmente, es que siga pagando las cuotas del préstamo debido a que el reconocimiento de la invalidez suele dilatarse en el tiempo.

En el caso de fallecimiento del asegurado, si un heredero (o cualquier otra persona) devuelve parte del capital pendiente del fallecido y existía un seguro de amortización de préstamos, podría ocurrir que: a) la entidad de crédito concedente del préstamo y beneficiaria del seguro no solicite a la aseguradora la indemnización correspondiente. En este caso, la aseguradora tiene la obligación de resarcir a quien hizo el pago, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1.158 del Código Civil, según el cual: “Puede hacer el pago cualquier persona, tenga o no interés en el cumplimiento de la obligación, ya lo conozca y lo apruebe, o ya lo ignore el deudor. El que pagare por cuenta de otro podrá reclamar del deudor lo que hubiese pagado, a no haberlo hecho contra su expresa voluntad.

En este caso sólo podrá repetir del deudor aquello en que le hubiera sido útil el pago.” “La inclusión en las escrituras de préstamos hipotecarios de cláusulas en las que el deudor se obliga a mantener vigente durante la duración de los mismos un seguro de daños sobre el inmueble, plantea la duda de si existe consentimiento pleno por parte del tomador del seguro, a todas las consecuencias que supone la contratación del mismo” En este mismo sentido se ha pronunciado la Audiencia Provincial de Madrid en su sentencia de 22 de noviembre de 2006: “… y se manifiesta igualmente que los hoy demandantes realizaron el pago de la cantidad que debía haber sido satisfecha por la aseguradora en virtud de la relación de seguros existente, por tanto aunque no tengan acción los herederos de la asegurada directa, contra la compañía aseguradora para el cobro de la cantidad objeto de seguro, sí que la tienen en cuanto que han satisfecho al beneficiario la cantidad que debía haber sido abonada por la demandada, sobre todo a la vista de lo dispuesto en el artículo 1158 del Código Civil que establece que puede hacer el pago cualquier persona, tenga o no interés en el cumplimiento de obligación, ya lo conozca y lo apruebe o ya lo ignore el deudor y en el segundo párrafo establece que el que pagare por cuenta de otro podrá reclamar al deudor lo que hubiese pagado al no haberlo hecho contra su expresa voluntad en este caso sólo podrá repetir del deudor aquello en que le hubiere sido útil el pago, y es evidente que el pago realizado por los demandantes ha beneficiado claramente a la demandada ya que de no haberlo hecho deberían haber hecho frente a dicho pago frente al beneficiario, en este punto conviene destacar también la evidente sospecha de vinculación entre la entidad prestamista y la entidad aseguradora lo que quizás explica la renuencia al pago de la cantidad asegurada por ello en consecuencia y teniendo en cuenta el principio general del derecho iura novit curia, y que las acciones que se ejercitan se fundan en un precepto general como es el artículo 1089 del Código Civil , la Sala entiende que lo que procedía era la reclamación en virtud de lo dispuesto en el artículo 1158 antes citado”.

La entidad de crédito concedente del préstamo y beneficiaria del seguro solicite a la aseguradora la indemnización correspondiente, y ésta la abone. En este caso se producirá un enriquecimiento injusto para la entidad de crédito que debe devolver a los herederos el importe del principal que ha cobrado dos veces: de estos y de la entidad aseguradora. Prima mínima anual: 60 €. Recargo por fraccionamiento: semestral (1,5%), trimestral (2,5%), bimestral (3%), mensual (3,5%). Se aplican descuentos por contratación de capitales de fallecimiento elevados. Capital asegurado: 60.000 euros. Y piensas que esto es un error y caes en la trampa…. ¿Sabes cuánto es el ahorro de un 0,05% de un saldo pendiente de 100.000 € al año: 50 € y si fuese el 0,10% hablaríamos de 100 € al año. La existencia de un seguro de daños sobre el bien evita la desaparición de la garantía y permite a la entidad de crédito ofrecer condiciones económicas más ventajosas en sus préstamos.

Las condiciones económicas que una entidad de crédito puede ofrecer en un préstamo concreto están en función del riesgo que soporte con la operación, y dicho riesgo depende tanto de las características del deudor y de la garantía, como de las condiciones en que los préstamos se pueden transmitir o financiar por parte de la entidad de crédito. En este sentido, el Real Decreto 685/1982, de 17 de marzo, de regulación del Mercado Hipotecario, modificado por el Real Decreto 1289/1991, de 2 de agosto, regula los requisitos que han de cumplir los préstamos o créditos hipotecarios para que puedan servir de garantía a la emisión de títulos hipotecarios; en concreto, el apartado primero del artículo 30 dispone, “los bienes sobre los que se constituya la hipoteca deberán contar con un seguro contra daños adecuado a la naturaleza de los mismos, y en el que la suma asegurada coincida con el valor de tasación del bien asegurado excluidos los elementos no asegurables por naturaleza.”

La posibilidad, por parte de la entidad de crédito concedente del préstamo, de fijar la suma asegurada del contrato de seguro.

Es común, como se acaba de comentar, que las entidades de crédito supediten la concesión de un préstamo a la contratación, por parte del deudor, de un seguro contra daños sobre el bien hipotecado, pero también lo es que la suma asegurada coincida con el valor de tasación del bien asegurado, excluidos los elementos no asegurables. Además tiene ampliada la garantía de fallecimiento hasta los 80 años, lo que permite adecuarse mejor a una situación de mercado en la que la duración de los préstamos es cada día mayor. (Obtenga más información haciendo clik con el ratón sobre las barras) Edad máxima de contratacón hasta los 70 años Renovación automática, si se desea, hasta los 80 años Garantías fallecimiento e invalidez por CUALQUIER causa. DOBLE CAPITAL en caso de fallecimiento de los dos cónyuges con hijos menores de 18 años ANTICIPO de capitales: Sepelio 3000€, Impuestos 3000€ IMPORTANTE DESCUENTO en caso de segunda póliza (cónyuge o pareja).

Puede contratarse para uno o varios prestamos o hipotecas. Servicio de segunda consulta médica BEST DOCTOR Servicio de Ayuda Tras Fallecimiento ATF GARANTÍA PRINCIPAL: Fallecimiento: Pago del capital contratado, en caso de fallecimiento del asegurado. GARANTÍAS COMPLEMENTARIAS: Invalidez absoluta y permanente: Pago del capital contratado, si el asegurado queda inválido de forma permanente y absoluta para todo trabajo remunerado. Esto es así porque si el inmueble que actúa como garantía de cobro para la entidad prestamista se destruyese, dicha garantía desaparecería. Además, evitamos el pago del Impuesto de AJD sobre la responsabilidad hipotecaria, que suele ser una cifra elevada. Dejamos libres nuestros activos inmobiliarios para poder recurrir a ellos cuando realmente sea necesario. Aspectos a tener en cuenta en operaciones con pignoración Debemos ser conscientes de una serie de aspectos a la hora de abordar financiaciones con pignoración: Habrá que tener claro la relación entre el nominal solicitado y la pignoración a efectuar.

Comprobarlo es tan sencillo como realizar una comparativa de seguros de vida, y ver la diferencia de precio entre el seguro que nos ofrece el banco y el que encontramos independientemente al mismo. Esta comparación de condiciones, nos permite ver que las ventajas que el banco nos concede sobre nuestro diferencial, o EURIBOR, en la mayoría de casos no son equiparables al ahorro que podemos conseguir contratando nuestro seguro de vida de forma ajena al banco, aunque fijemos de igual manera, el préstamo como beneficiario. Debemos ser conscientes de que aunque el banco no conceda ningún préstamo que no tenga unas garantías de pago fiables, y nos tengamos que ver en la tesitura de aceptarlas, no es algo irrevocable. Es realmente una necesidad. Esta diferencia constituye una de sus principales fuentes de ingresos. Pero poco a poco y conforme la crisis ha ido penetrando, tanto en la economía en general como en el sector financiero en particular, la banca ha buscado nuevas vías de ingresos.

En estos seguros si no se adjunta dicho plan de amortización, el asegurado desconoce el importe por el que realmente está asegurado cada año. Los seguros de amortización de préstamos son exigidos por algunas entidades de crédito como garantía adicional para la concesión de préstamos hipotecarios con determinadas características, ya que el seguro protege a la entidad de crédito ante el posible impago del prestatario debido a su muerte o invalidez. Para la garantía de ILT/Desempleo también se tendrá en cuenta la cuota mensual del préstamo. Prima mínima: Si duración de seguro < 30% de la duración del préstamo: 1.800€. Si duración de seguro>=30% de la duración del préstamo: 1.500€.

COBERTURAS Garantía de Fallecimiento En caso de fallecimiento del asegurado, dentro del periodo fijado en el contrato y con las delimitaciones y exclusiones del mismo, sus beneficiarios recibirán el capital pactado en él. El artículo 40 regula el alcance de ese derecho: “El derecho de los acreedores hipotecarios, pignoraticios o privilegiados sobre bienes especialmente afectos se extenderá a las indemnizaciones que correspondan al propietario por razón de los bienes hipotecados, pignorados o afectados de privilegio, si el siniestro acaeciere después de la constitución de la garantía real o del nacimiento del privilegio. El número de cuotas e importe de estas puede aumentar tras la contratación del Seguro de Protección de Deuda. Debido a que este tipo de actuaciones violenta el carácter indemnizatorio de los seguros de daños, supone un abuso de posición dominante y vulnera las exigencias de la buena fe, el Servicio de Reclamaciones de la DGSFP las considera como inadecuadas y contrarias a las buenas prácticas y usos en el ámbito de los seguros privados, de acuerdo con la competencia reconocida por el artículo 62 Texto Refundido de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, aprobado por Real Decreto Legislativo 6/2004, de 29 de octubre y el artículo 6 del Reglamento de los Comisionados para la Defensa del Cliente de Servicios Financieros aprobado por Real Decreto 303/2004, de 20 de febrero.

Opinión del Servicio de Reclamaciones sobre las cláusulas que autorizan a las entidades de crédito a suscribir un seguro en defecto del deudor, inscritas en la escritura del préstamo. La inclusión en las escrituras de préstamos hipotecarios de cláusulas en las que el deudor se obliga a mantener vigente durante la duración de los mismos un seguro de daños sobre el inmueble objeto de la garantía hipotecaria, concediendo asimismo, la facultad al acreedor de contratarlo en su nombre, en caso de no hacerlo el deudor, plantea la duda de si existe consentimiento pleno por parte del tomador del seguro, a todas las consecuencias que supone la contratación del mismo. Pese a que suscribir una póliza de Vida no es obligatorio, como sí lo es en el caso de los vehículos, y mucho menos vincularla al préstamo hipotecario contar con ella puede convertirse a futuros, en un salvavidas en caso de fallecimiento de alguno de los cónyuges o del suscriptor directo de la hipoteca. Y en el seguro ha encontrado un buen filón.

El seguro: ¿Obligación, garantía o negocio? Negocio no cabe duda que lo es, garantía también, pero no tanto se presenta como una necesidad de protección sino que se adorna como obligación, de forma que se termina atrapando a quien solicita el préstamo. Al solicitar un préstamo, quien acude a pedirlo se siente en situación de debilidad. Puede haber tantas como seguros personales distintos al de vida y cada Compañía de Seguros puede ofrecer las que desee, aunque las más habituales son las siguientes: · Fallecimiento + Invalidez Para mayor eficacia del seguro de vida, se puede ofrecer la cobertura del riesgo de invalidez del Asegurado, tanto para facilitarle el pago de primas y no anular el seguro, como para pagarle una compensación por la pérdida de ingresos. La garantía más habitual consiste en el pago de un capital igual al garantizado en caso de fallecimiento, si al Asegurado le sobreviene una invalidez absoluta y permanente que le incapacite para la realización de todo tipo de trabajo remunerado.

Doble capital por accidente Consiste en el pago de un capital igual al garantizado en caso de fallecimiento, si el Asegurado fallece por cualquier clase de accidente. Este capital se acumula al de la garantía principal de fallecimiento por cualquier causa, duplicándolo. Para realizar el cálculo de la prima que corresponde pagar al tomador por este seguro, se toma como hipótesis que el capital pendiente de amortizar cada año será el previsto en el plan de amortización del préstamo. Y en caso de fallecimiento se liquida la deuda con la entidad y el resto del capital se entrega a los herederos designados. Hecho que no debería implicar que como clientes estemos a la deriva frente a las abusivas exigencias de las entidades. ¿Es obligatorio el seguro de vida asociado a mi hipoteca? Seguro de vida asociado a hipoteca, firma del contrato. Es conveniente comparar ofertas y elegir la póliza que mejor cubra sus necesidades, siempre de común acuerdo con la entidad.

Cabe mencionar otras variedades de seguros que se ofrecen al contratar el préstamo, como el seguro de vida o invalidez y el seguro de protección de pagos; el seguro de cobertura. Cada Compañía puede cubrir distintas enfermedades, aunque las más habituales son: cáncer, infarto de miocardio, accidente cerebro-vascular, insuficiencia renal, intervención quirúrgica por afección de la arteria coronaria (By-Pass). · Invalidez profesional Consiste en el pago de un capital igual al garantizado en caso de fallecimiento, si al Asegurado le sobreviene una invalidez total y permanente que le incapacite para la realización de su trabajo habitual. INVALIDEZ Definición y clases Invalidez total y permanente para la profesión habitual Es la situación física irreversible originada con independencia de la voluntad del asegurado, determinante de la total ineptitud de éste para el ejercicio de su profesión habitual, expresamente declarada en la solicitud de seguro o boletín de adhesión, o de otra actividad similar propia de su formación y conocimientos profesionales.

Invalidez absoluta y permanente para cualquier tipo de trabajo Puede definirse como la situación física irreversible originada independientemente de la voluntad del asegurado, determinante de la total ineptitud de éste para el mantenimiento permanente de cualquier relación laboral o actividad profesional. Gran invalidez Es cuando el asegurado necesita de otra persona para realizar los actos más elementales (comer, vestirse, asearse,…). Se cubre tanto la invalidez derivada de accidente como la de enfermedad. · Invalidez – Anticipo del capital asegurado por el seguro de vida Esta modalidad garantiza el pago anticipado, por parte del asegurador, del capital asegurado para caso de fallecimiento en el seguro principal, cuando se produce la invalidez del asegurado. No podrán contratar la cobertura de Desempleo: Funcionarios, artistas, profesionales taurinos, trabajadores del mar, de la minería del carbón, empleados de hogar y del sector agrario, pensionistas, jubilados, rentistas, amas de casa, estudiantes, así como los trabajadores por cuenta ajena con contrato temporal o los de contrato indefinido con antigüedad inferior a 12 meses.

Seguro de vida asociado al préstamo hipotecario Somos conscientes de que la mayoría de entidades financieras fijan como requisito, para la concesión de la hipoteca. La contratación de un seguro de vida asociada en el cual se especifique al préstamo hipotecario como beneficiario; en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado. De tal forma que consideramos de vital importancia hacer referencia a los seguros de vida asociados a hipotecas. Algunas podemos deducirlas como derivadas de las ventajas del acreedor, pero otras no tanto: Podemos acceder a la financiación en mejores condiciones: es evidente que siempre obtendremos más y mejor financiación con garantías reales que sólo con garantías personales. La extinción del contrato de seguro no es oponible frente al mismo hasta que transcurra un mes desde que se le comunicó el hecho que motivó la extinción; además, el acreedor hipotecario, para proteger su derecho, puede abonar la prima impagada, aún frente a la oposición del tomador y/o el asegurado.

El acreedor hipotecario en ningún caso tiene derecho a cobrar la indemnización correspondiente al siniestro del bien inmueble, puesto que únicamente posee los derechos que le otorga el ordenamiento, es decir, la garantía real que pesa sobre el inmueble se extiende a la indemnización, pero dicha indemnización únicamente puede ser entregada al titular del bien asegurado, es decir, su propietario. No obstante a lo anterior, hay contratos de seguros multirriesgo en los que se establece que el beneficiario del seguro es el acreedor hipotecario o que el propietario del bien cede sus derechos sobre la indemnización a la entidad de crédito o cualquier otra cláusula que implique la concesión de derechos al acreedor hipotecario superiores a los que les atribuye la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro.

Es muy recomendable que te pongas en contacto con nosotros antes de formalizar la hipoteca con tu entidad, para que podamos informarte de como debes proceder para elegir libremente tu compañía aseguradora. El Seguro de Amortización se dirige en especial a aquellas personas que han contratado una hipoteca / hipotecas o prestamo / prestamos con una entidad financiera y que, para su seguridad y la de su familia, desean tener cubierta la deuda, sin arriesgar el bien inmobiliario pendiente de ese préstamo, en caso de un posible fallecimiento o una invalidez absoluta y permanente. La edad del asegurado más la duración del préstamo NO podrá superar los 75 años. Para la garantía de Fallecimiento, la edad máxima de contratación será de 65 años. Para la garantía de Desempleo o Incapacidad, la edad máxima de contratación será de 60 años. Límites de Capital asegurado: Mínimo 6.000 euros. Forma de Pago: Prima única. Duración del seguro: condicionada a la duración del préstamo o al cumplimiento de la edad máxima de permanencia en el seguro.

ILT/Desempleo: los 2 primeros años desde la fecha de efecto del Seguro. Prima: Calculada en función de la edad actuarial de contratación, del capital pendiente del préstamo hipotecario vinculado y su duración. El asegurador únicamente podrá impugnar el valor estimado cuando su aceptación haya sido prestada por violencia, intimidación o dolo, o cuando por error la estimación sea notablemente superior al valor real, correspondiente al momento del acaecimiento del siniestro, fijado pericialmente.” En este mismo sentido, la jurisprudencia (sentencias de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 30 de noviembre de 1990 y de 28 de febrero de 19990) entiende que la aceptación del valor declarado por el asegurado para la fijación de la prima, sin reserva alguna por parte del asegurador, es suficiente para entender que nos hallamos ante una póliza estimada. Es como si te estuviesen haciendo un favor, cuando es todo lo contrario ya que vas a devolver todo lo que te dejen y con intereses muy superiores a los que te pagan por tus ahorros.

Para ahorrar tiempo y dinero en la búsqueda de un seguro En su momento ya repasamos las posibles garantías que nos podían exigir a la hora de pedir financiación. El beneficiario de la póliza, obviamente el acreedor, que en nuestro caso va a ser la entidad financiera. Como garantía de pago, es más viable que cualquier bien patrimonial, dado que se supone que si estás trabajando vas a va a pagar y si dejas de hacerlo pagará el seguro. ¿Es mucho el ahorro o muy poco? Un seguro de vida de 100.000 € para una persona de 40 años puede suponer unos 400 € al año en un banco y en una aseguradora fuera del ámbito financiero, la mitad: 200 €. Las dos más frecuentes son, las que determinan que en caso de cancelación anticipada del préstamo se devolverá la parte de la prima no consumida o las que establecen que en caso de cancelación anticipada del préstamo el seguro seguirá otorgando cobertura por los riesgos de fallecimiento e invalidez, pero el beneficiario dejará de ser la entidad de crédito y será designado libremente por el tomador.

El Servicio de Reclamaciones de la DGSFP considera conveniente para que el tomador de seguro disponga de una información suficiente y veraz, que no le induzca a error, que en la póliza de este tipo de seguros, no basta con determinar la suma asegurada como un porcentaje del capital pendiente de un préstamo; sino que debe mencionar que sucede en caso de amortización anticipada, ya sea total o parcial, del préstamo. Sabemos que siempre pueden surgir imprevistos que pueden dificultar el pago de las mensualidades. De ahí la denominación que comúnmente recibe este seguro complementario: doble capital en caso de muerte por accidente. · Triple capital por accidente de circulación Garantiza el pago del capital en el caso de que el accidente que produzca el fallecimiento sea un accidente de circulación.

No puede contratarse este seguro si no se ha contratado también el de muerte por accidente descrito anteriormente. Cuando se cancela el préstamo anticipadamente, el interés de la entidad de crédito en el seguro decae; sin embargo, si el asegurado rescinde el contrato y no se le devuelve la parte de prima única no consumida, se produciría un perjuicio injustificado, que supone una actuación contraria a las exigencias del equilibrio de la buena fe contractual, vulnerando lo dispuesto en el artículo 1258 del Código Civil: “Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y la ley”. Con base en lo que antecede, el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones considera esta actuación como inadecuada y contraria a las buenas prácticas y usos en el ámbito de los seguros privados. De acuerdo con la buena fe y las buenas prácticas y usos mercantiles, cuando el asegurado decida rescindir un seguro de vida a prima única, por haber cancelado el préstamo hipotecario al que iba ligado y no existir ya riesgo de impago para la entidad de crédito, la aseguradora deberá devolverle la prima correspondiente al tiempo de cobertura no transcurrido.

No obstante, en la actualidad es frecuente que las pólizas de estos seguros incluyan cláusulas que determinen qué sucede en caso de cancelación anticipada del préstamo, en cuyo caso se atenderá a lo que determinen estas cláusulas. Puesto que, aunque el tomador consiente en que se suscriba un seguro por su cuenta, en caso de no hacerlo él, no conoce características esenciales del mismo, como son la prima, los riesgos cubiertos y las sumas aseguradas. Con mayor motivo será una póliza estimada cuando es la misma aseguradora, a través de la entidad de crédito que actúa como agente, y contando con un informe de tasación, la que no sólo acepta el valor, sino que lo fija de forma unilateral. Las condiciones económicas que una entidad de crédito puede ofrecer en un préstamo concreto están en función del riesgo que soporte con la operación, y dicho riesgo depende tanto de las características del deudor y de la garantía, como de las condiciones en que los préstamos se pueden transmitir o financiar por parte de la entidad de crédito.

Los derechos de los acreedores hipotecarios sobre las indemnizaciones que correspondan al propietario por razón de los bienes hipotecados Los seguros multirriesgos del hogar son seguros de daños y como tales tienen un carácter plenamente indemnizatorio, es decir, solamente tiene derecho a percibir la indemnización el propietario del bien asegurado, puesto que es el único al que se puede otorgar la calificación de beneficiario del seguro, debido a que si la entidad aseguradora pagase la indemnización a cualquier otra persona se produciría un enriquecimiento injusto puesto que, dicha persona no ha sufrido menoscabo o quebranto económico. Sin ella no se pueden contratar este tipo de seguros. Consiste en el pago del capital garantizado, en caso de fallecimiento del Asegurado, sea cual sea la causa, tanto enfermedad como accidente. El resto de garantías son complementarias a la de fallecimiento.

Todas estas garantías, forman un todo con el seguro de vida, del cual son complementarias y no pueden contratarse independientemente del seguro de vida principal, ni tener continuidad en caso de anulación o impago de primas. Son garantías de coste reducido que completan la cobertura ofrecida al Asegurado y otorgan un mayor atractivo comercial al seguro de vida. En los seguros de grupo, también suele ofrecerse la cobertura de la invalidez total y permanente para el trabajo habitual. · Invalidez – Exención del pago de primas del seguro principal Por esta garantía complementaria la entidad aseguradora toma a su cargo, si el asegurado queda inválido, el pago de las primas del seguro principal, continuando éste por tanto en pleno vigor, permitiendo así que continúen las distintas coberturas del seguro principal de que se trate: sus prestaciones, duración, así como los derechos a reducción, rescate, anticipo, etc. El seguro complementario de exención del pago de primas del seguro principal, no resuelve el problema de las necesidades económicas que sobrevienen al asegurado cuando se produce su invalidez, sino que sólo le permiten mantener en vigor, sin pago de primas, el seguro principal de vida que contrató.

Invalidez – Renta de invalidez Por esta modalidad la aseguradora se obliga a satisfacer, en caso de incapacidad absoluta y permanente, una renta durante el tiempo que falte transcurrir hasta el término del seguro como máximo, o hasta el fallecimiento del asegurado si ocurre antes. La renta se empieza a devengar una vez transcurrido el período de espera establecido para comprobar la permanencia de la invalidez. En definitiva, pues, la renta que la entidad aseguradora satisface en caso de invalidez, es independiente de las prestaciones del seguro principal. No obstante, para que la cobertura sea completa, es lógico contratar esta garantía complementaria junto con la de exención del pago de las primas del seguro de vida, en caso de invalidez.

Muerte por accidente Esta modalidad de seguro complementario garantiza el pago de un capital en el caso de que el asegurado fallezca en accidente o como consecuencia del mismo. No podemos hacer nada con ellos sin la autorización del acreedor, aunque generalmente los rendimientos de dichos bienes quedan fuera del ámbito de la pignoración (dividendos, intereses, pero no la subida de valor de las participaciones de fondos de inversión). Por los motivos descritos, en ocasiones se pactan, bien de inicio, bien de modo sobrevenido, liberaciones parciales de la pignoración en función de la evolución de la financiación y del riesgo en curso. La pignoración ha de realizarse en documento público, ante notario. La entidad financiera nos va a exigir que dichos bienes estén depositados en la misma, si son cuentas de plazo o valores, o en la gestora de su grupo, si son fondos. La pignoración, por si no quedaba claro, blinda dichos bienes frente a embargos de terceros. Hay activos que no son pignorables, como por ejemplo los planes de pensiones o las pepsvs. Por ejemplo, desempleo, incapacidad temporal o cierre del negocio.

Hoy vamos a retomar el tema, para explicar la pignoración, la otra garantía real. Como comentábamos en su momento, y es público y notorio, la hipoteca es la garantía real por antonomasia en España, pero sin embargo no es la única garantía real posible, existiendo la pignoración o prenda. En caso de que no se llegue a un acuerdo entre el titular de la garantía hipotecaria y el asegurado sobre como reconstruir el bien o sobre cualquier otro aspecto, la indemnización habrá de ser consignada judicialmente. El asegurador debe comunicar al acreedor hipotecario la extinción del contrato de seguro o el impago de la prima. Otros, sin ser pignorables como tal, si que se pueden ser los derechos de cobro en una suerte de pseudopignoración, como son los seguros de vida (pensemos en el caso de los unit linked u otros seguros de ahorro). ¿Habéis tenido alguna vez algún préstamo pignoraticio?, ¿cómo fue la experiencia? Para que tus beneficiarios no hereden tus deudas Cobertura de fallecimiento Cuotas cubiertas en caso de desempleo o de incapacidad temporal Cobertura de invalidez absoluta y permanente.

Características Puntos destacables Objetivo del seguro El objetivo esencial del seguro de vida es proteger y mantener la estabilidad económica de tu familia, en caso de fallecimiento, o protegerte a ti mismo, en caso de invalidez absoluta y permanente. Además, también podrás cubrirte ante el desempleo o una incapacidad temporal. Forma de pago del seguro En función de la modalidad, podrás optar por pagar el seguro escogiendo una de las siguientes opciones: Con un solo pago para la duración del seguro vinculado al préstamo. Anualmente: cada año se realiza el pago acordado. Mediante cuotas periódicas mensuales. Principales coberturas del seguro Fallecimiento. Invalidez absoluta y permanente. Desempleo o incapacidad laboral temporal: Desempleo: para trabajadores por cuenta ajena, funcionarios de empleo o socios de cooperativas. Incapacidad laboral temporal: para trabajadores autónomos o funcionarios de carrera.

Información sujeta a las condiciones de la póliza. Los Seguros En los préstamos hipotecarios más habituales se suscribe un seguro de daños sobre el bien hipotecado, que cubra, como mínimo, el caso de incendio, con el fin de asegurar la conservación de su valor y la garantía que implica. Puede practicarse también unida a un seguro complementario de invalidez. La definición de accidente es la misma que se indica al hablar del seguro de accidentes. En la práctica, el capital asegurado por esta garantía complementaria es igual al asegurado para caso de muerte por el seguro principal, al que se acumula duplicándolo. En este supuesto, parece que lo adecuado será que la entidad de crédito devuelva al deudor lo que hubiese cobrado de más, de acuerdo con los dos artículos citados anteriormente, el 1.895 y el 1.896 del Código Civil. No obstante, en caso de retraso culpable en el pago por parte de la aseguradora se estará a lo dispuesto en el artículo 20 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro. Seguros de vida hipotecarios.

Los seguros de Vida hipotecarios saldan las cuotas pendientes si fallece el tomador La vigencia del seguro está vinculada a la duración del préstamo Contratar un seguro de Vida asociado a la hipoteca es tan aconsejable como asegurar la casa en la que se reside o el coche que se conduce. Cuando lo pedimos, solemos ir a un banco pero… ¿Hay sitios mejores a los que ir? El negocio de los bancos Los bancos se dedican a recaudar depósitos que retribuyen a un interés menor que el dinero que prestan a otra parte de sus clientes. La no comunicación de forma clara y fehaciente al tomador de la referida información debe considerarse como una conducta inadecuada y contraria a las buenas prácticas y usos en el ámbito de los seguros privados No obstante lo anteriormente expuesto, para conocer todos los derechos y obligaciones de un determinado contrato de seguro hay que remitirse a las estipulaciones pactadas en la póliza. Protección de Pagos Hipotecario Prima Única Financiada (PUF) GARANTÍAS Fallecimiento, Desempleo (Trabajador por cuenta ajena) o Incapacidad Temporal (Trabajador por cuenta propia).

PRODUCTO Un seguro de vida que permite mediante una prima única financiada en el préstamo asegurar el pago del capital pendiente en el caso de la cobertura de fallecimiento, o percibir el pago de una cantidad fija en caso de Desempleo o Incapacidad Temporal, todo ello según las condiciones particulares reflejadas en la póliza. Se podrán asegurar todos los préstamos hipotecarios (incluidos los de carencia o cuota final si han sido fijadas en el momento de la contratación). CARACTERÍSTICAS Modalidad: Prima única. Se supone que los bancos tienen las espaldas mejor cubiertas con estos productos. Por otra parte, siempre que hablamos de seguros, tropezamos con el mismo punto: coste frente a riesgo.

Todo ello de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1.895 del Código Civil: “Cuando se percibe alguna cosa que no había derecho a cobrar, y que por error ha sido indebidamente entregada, surge la obligación de restituirla” o con lo preceptuado en el artículo 1.896, en el caso de que la entidad actúe con dolo: “El que acepta un pago indebido, si hubiera procedido de mala fe, deberá abonar el interés legal cuando se trate de capitales, o los frutos percibidos o debidos percibir cuando la cosa recibida los produjere.” En el caso de que se produzca la contingencia de invalidez, en lugar de la de fallecimiento, es habitual que tanto el reconocimiento de la invalidez como el pago de la prestación por la parte de entidad aseguradora se dilaten en el tiempo, y durante ese lapso de tiempo, el tomador siga pagando las cuotas del préstamo, comprensivas tanto de capital como de intereses. En este caso, si la aseguradora paga al banco el capital pendiente de amortizar en la fecha del reconocimiento de la invalidez, es posible que en la fecha en que se efectúa el pago de la indemnización, el capital pendiente sea inferior por lo que la entidad de crédito habría recibido, en conjunto, más dinero del que se le debe.

Vamos a explicar cómo funciona, especialmente en relación con operaciones de financiación (si bien su uso como garantía no sólo se circunscribe a las mismas, pensemos por ejemplo en otro tipo de obligaciones contractuales). Las garantías reales y su funcionamiento Antes de entrar en el concepto, y para los que les guste documentarse por su cuenta, vamos a darles algunas pistas sobre el marco legal. El punto de partida de la regulación de las garantías reales lo encontramos en el Código Civil, concretamente en los artículos 1.857 y siguientes. Si el capital asegurado por esta garantía es igual al del seguro de muerte por accidente y a su vez, por tanto igual al del seguro principal, se denomina triple capital en caso de muerte por accidente de circulación. Comprarnos un coche, hacer un gran viaje, reformar la casa, los estudios de los hijos o la compra de una vivienda…son algunas de las causas que nos motivan a pedir un préstamo.

¿Por qué? Fundamentalmente debido a que el acreedor tiene mucho más fácil cobrarse y además, si es una entidad financiera y son depósitos figuraran en su balance y le generaran un margen financiero adicional, y si son acciones unas comisiones, por ejemplo. Establecemos con claridad qué parte del nuestro patrimonio (como avalistas pignorantes) o del de nuestra empresa queremos que se vea afectado en caso de una ejecución de nuestros préstamos, evitando así que nos embarguen cuentas operativas sensibles para nuestro día a día. Los costes de formalización de un préstamo pignoraticio suelen ser inferiores a los un préstamo hipotecario equivalente, circunscribiendo al corretaje de la políza, que suele ser inferior para muchos tramos al coste de una escritura y de una inscripción registral de constitución y las subsiguientes de cancelación. Además, no es infrecuente que la misma entidad de crédito que exige el seguro, actúe como agente de la compañía aseguradora con la que se contrata. Al prestatario se le impone la contratación de un seguro que, debido al dilatado periodo de aseguramiento, supone una carga financiera considerable.

Se trata de un seguro que permite cubrir a uno o dos asegurados y que ofrece dos modalidades de contratación una de capital constante y otra decreciente. Además, se suelen condicionar a pasar un examen médico dado que algunas pólizas también incluyen la protección frente incapacidad permanente o muerte.

El seguro se paga de una vez, la prima se incluye en el principal del préstamo hipotecario como más importe a financiar. Titulares: Cualquier persona física residente en España y extranjeros comunitarios. Edades Contratación: Entre 18 y 65 años actuariales. En un primer momento se aborda la regulación común a los derechos de prenda e hipoteca e inmediatamente después se centra en la normativa básica del derecho de prenda. Si hablamos de regulación mercantil, lo encontramos en el 320 y siguientes del Código de Comercio, todo ello sin perjuicio de regulaciones específicas como la relativa a la pignoración para operaciones con derivados financieros. Pero, ¿en qué consiste una garantía real? Recordemos nuestro artículo inicial sobre el tema: A través de una garantía real un bien determinado queda afecto a la marcha de la operación, de tal modo que, en última instancia, con su venta o apropiación se contribuya a saldar la deuda, con preferencia frente a créditos de terceros. Pues bien, con algún que otro matiz (la hipoteca mobiliaria , por ejemplo), digamos que la hipoteca se centra en los bienes inmobiliarios y la prenda en los bienes muebles.

Esta última opción la ofrecen pocas compañías pero alguna aseguradora hay por ahí que lo hace. El coste de estos seguros oscila desde el 0,5% al 2% del capital pendiente. A este fin el tomador del seguro o el asegurado deberán comunicar al asegurador la constitución de la hipoteca, de la prenda o el privilegio cuando tuviera conocimiento de su existencia. El asegurador a quien se haya notificado la existencia de estos derechos no podrá pagar la indemnización debida sin el consentimiento del titular del derecho real o del privilegio. Y al abuso de poder que realizan un número importante de entidades financieras sobre la contratación del mismo. Aunque no existe una obligatoriedad legislativa sobre este aspecto, la mayoría de los bancos se permiten exigir la contratación del seguro de vida con compañías aseguradoras colaboradoras, o con aseguradoras propias. Pasados tres meses de dicha solicitud sin oposición por parte del mismo, se presume dicho consentimiento.
colaborar con correduria de seguros