Archivo de la categoría: los seguros de vida

Insolvencia del prestatario

seguroEsto es así para estimular su interés en controlar activamente el riesgo de impago de sus clientes y no incurrir en prácticas comerciales viciadas o caer en un cierto laxismo en lo referente a la gestión de créditos. Unaconsecuencia de la limitación del “hecho generador del riesgo” a la insolvencia es que las compañías suspenden el efecto de la garantía en caso de litigio entre el asegurado y el comprador. Es un proceso complejo que lleva a muchas familias a una situación límite. Por eso suele utilizarse como alternativa al aval bancario.

Cosa diferente es el seguro de crédito, en el que el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato a indemnizar al asegurado las pérdidas finales que experimente a consecuencia de la insolvencia definitiva de sus deudores (artículo de la Ley de Contrato de Seguro). Seguros de caución El seguro de caución es una forma eficaz de cubrir las necesidades de afianzamiento. Un gran impago puede hacer tambalearse o incluso hacer a una compañía que caiga por tierra, puesto que una empresa no puede desatender sus obligaciones de pago y congelar su actividad, hasta recibir nueva liquidez. Por ello, en ocasiones, la falta de liquidez puede originar un fatal desenlace de la compañía. Fortaleciendo éste último dentro de una economía, permite un desarrollo económico más sostenible. De ahí la intervención de los Estados, en la creación de las aseguradoras y, posteriormente, tratando de facilitar la proliferación de este tipo de seguros, en España a través Consorcio de Compensación de seguros.

Algunas de las ventajas aportadas por el seguro de crédito, como se verá, llevan aparejadas otras. Mayor contratación y producción. Como ya hemos dicho el crédito o confianza dentro de un sistema fomenta la producción en un país, ya que facilita las relaciones contractuales. Sin embargo, el número está aumentando de forma alarmante en 20008. Fortaleciendo éste último dentro de una economía, permite un desarrollo económico más sostenible. De ahí la intervención de los Estados, en la creación de las aseguradoras y, posteriormente, tratando de facilitar la proliferación de este tipo de seguros, en España a través Consorcio de Compensación de seguros14,. Algunas de las ventajas aportadas por el seguro de crédito, como se verá, llevan aparejadas otras. Mayor contratación y producción. Como ya hemos dicho el crédito o confianza dentro de un sistema fomenta la producción en un país, ya que facilita las relaciones contractuales.

En contraposición, ha de hacer suyo el riesgo de insolvencia en el caso de que así se haya pactado. Evidentemente, también se puede acudir a otras entidades para reunificar deuda y buscar otros tipo de soluciones, pero éstas no siempre van a estar disponibles. No solo porque los bancos no conceden de forma habitual hipotecas al 100%, sino porque hay que tener un colchón en el banco, por si tenemos que utilizar los ahorros para pagar la hipoteca durante un tiempo. En relación con la prevención está la información hipotecaria básica. Este aseguramiento aprovechó, igualmente, en beneficio de la proliferación del suministro por mar y del comercio a un tiempo.

Como vemos este mecanismo de protección del comerciante ante las contingencias presta un determinante impulso a la inversión en una economía. En este contexto de soporte, amparo y fomento del comercio, se incardinan los seguros de crédito y caución, tratando uno de los mayores riesgos presentes en la actividad empresarial3, la insolvencia de los deudores. En efecto, la insuficiencia de dotaciones de créditos fallidos, junto con la inadecuada contabilización del riesgo crediticio, acrecentaron las consecuencias de una crisis que desembocó en la recapitalización de muchas entidades bancarias, así como en la redacción de unos nuevos estándares internacionales de contabilidad (IFRS 9), que obligan a reducir la exposición a riesgos cíclicos mediante el aprovisionamiento de los créditos. Los cambios que presenta la nueva circular 4/2016 atañen a la gestión de riesgos. Y claro, si al hecho de que se vende menos le sumas que dos o tres clientes no paguen, nos aboca a una situación de liquidez muy preocupante que de mantenerse o aumentarse pueden (y así ha ocurrido) derivar en el cierre de cualquier empresa.

¿Y qué se puede hacer? Porque está claro que “tal y como está el patio” tampoco podemos ir rechazando posibles ventas por miedo a impagos. Pues se pueden tomar algunas medidas que nos garanticen el cobro de cada céntimo que hemos vendido, y entre estas medidas o soluciones las más utilizadas son: Seguro de crédito: Es un tipo de seguro que ofrecen prácticamente todas las entidades aseguradoras y financieras, mediante el cual nos cubrimos ante la posibilidad de impago por parte de un cliente. En realidad, las compañías generalmente asimilan a una insolvencia definitiva la “insolvencia de hecho”, es decir el impago de la deuda después de un plazo constituido por la duración normal del crédito, el plazo de declaración de la insolvencia y el plazo de pago de la indemnización; los importes cobrados después de la indemnización quedan en este caso ala compañía. Por eso suele utilizarse como alternativa al aval bancario. Cosa diferente es el seguro de crédito, en el que el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato a indemnizar al asegurado las pérdidas finales que experimente a consecuencia de la insolvencia definitiva de sus deudores (artículo de la Ley de Contrato de Seguro).

Seguros de caución El seguro de caución es una forma eficaz de cubrir las necesidades de afianzamiento. Por el seguro de crédito se asegura que, en caso de insolvencia definitiva de la empresa deudora, la otra empresa tenga garantizados el pago de los créditos a su favor. Seguro de caución: el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones, a indemnizar al asegurado los daños patrimoniales sufridos dentro de los límites previstos. En realidad, las compañías generalmente asimilan a una insolvencia definitiva la “insolvencia de hecho”, es decir el impago de la deuda después de un plazo constituido por la duración normal del crédito, el plazo de declaración de la insolvencia y el plazo de pago de la indemnización; los importes cobrados después de la indemnización quedan en este caso ala compañía.

Gracias a esta gestión diaria el proveedor tiene una cartera de clientes saneada. Así cubriríamos las mensualidades impagadas de hasta 12 meses. Esa extensión a todos los ámbitos de la vida de los mismos se debe, principalmente, a la apremiante necesidad que subvienen, erigiéndose en uno de los principales favorecedores (junto a otras actividades como la bancaria) de la implantación, normalización y desarrollo de la actividad económica y comercial en una nación. Es evidente que ese pacto ayudó a normalizar y fomentar el transporte de mercaderías. Otro ejemplo revelador nos lo ofrece el comercio marítimo de las ciudades italianas del medioevo. Si es un transportista es mejor que figure también la marca y matrícula del vehículo. Si hay dudas PEDIR GARANTÍAS. Este aseguramiento aprovechó, igualmente, en beneficio de la proliferación del suministro por mar y del comercio a un tiempo. Como vemos este mecanismo de protección del comerciante ante las contingencias presta un determinante impulso a la inversión en una economía. En este contexto de soporte, amparo y fomento del comercio, se incardinan los seguros de crédito y caución, tratando uno de los mayores riesgos presentes en la actividad empresarial, la insolvencia de los deudores.

En este sentido el seguro de crédito se erige como una importante fuerza motriz del sistema comercial. La cobertura del seguro de crédito permite hacer más fluidas las relaciones comerciales entre los proveedores, en tanto, cada comerciante no necesita recelar de sus clientes ni examinar a cada paso la estructura financiera de éstos. Se eliminan pues obstáculos para la negociación y comercialización de productos, lo cual como hemos dicho, tiene un reflejo en la producción15. Liberación de medios líquidos de la empresa. En el caso expuesto de los burreros palestinenses arriba planteado podría haber habido una alternativa a su agrupación mutual.

El asegurador realiza un control permanente de todos los clientes, lo que permite adoptar medidas dirigidas a la reducción del riesgo de morosidad. 71 Ley de Contrato de Seguro), lo que, por otro lado, podría desencadenar numerosos abusos. Conclusiones. “La buena fe el alma de los contratos” Ciertamente del seguro de crédito se deriva un beneficio recíproco en donde ambas partes interesadas han de complementarse y apoyarse mutua y recíprocamente, para que la relación alcance el fin y teleología buscada. Empero, al igual que un conductor una vez contratado su seguro de coches, no va conduciendo temerariamente confiado en la cobertura del seguro, de igual manera, el Asegurado no comercia por grandes cantidades con clientes nuevos, sin ningún tipo de consideración ni miramiento ulterior u ocultando circunstancias que agravan el riesgo de las operaciones a su Aseguradora.

La Aseguradora igualmente ha de estar ahí, cuando el asegurado necesita de su apoyo y no, por diferentes pretextos, faltar a sus obligaciones para con él. Por su parte, la compañía aseguradora asume el riesgo de responder económicamente en caso de incumplimiento del deudor. Si perdieras tu trabajo, tendrías que pagar el préstamo inmediatamente y pagar los impuestos por la retirada antes de tiempo del dinero. Uniones de crédito Las uniones de crédito tienen generalmente préstamos con tipos de interés y honorarios más bajos. Préstamos de equidad de la vivienda La equidad es la diferencia entre el valor de tu casa en el mercado y lo que debes de la hipoteca, es decir la parte de la propiedad que es tuya.

Los préstamos de equidad de la vivienda permiten que pidas dinero prestado contra el valor de tu vivienda, sin ninguna otra hipoteca. Además, la empresa que ofrece el servicio de factoring (el factor) efectúa la gestión de cobro de las facturas que cede el cliente, administra las cuentas a cobrar, anticipa fondos y asegura créditos. En cuanto a las obligaciones del cliente del factor, se basan en la cesión de los créditos con carácter exclusivo, el pago de una comisión, deber de informar sobre las circunstancias de cada comprador y garantizar la vigencia, legitimidad y validez de las facturas y documentos de crédito.

En este caso, la entidad de crédito tiene derechos sobre la indemnización que pueda percibir el asegurado, ya que si el inmueble que actúa como garantía de cobro para la entidad de crédito se destruyese, dicha garantía desaparecería, por lo que la existencia de un seguro de daños sobre el bien evita esta situación. No obstante, lo más habitual es que el seguro contenga, además de la cobertura de daños al inmueble (continente), otras garantías, como la de daños que puedan sufrir los bienes que se encuentran dentro de la vivienda (contenido); la responsabilidad civil del propietario, o la defensa jurídica, entre otras. En la actualidad el seguro de crédito se ha convertido además en una herramienta comercial que ayuda a consolidar e incrementar la facturación de una empresa y facilita el crecimiento del negocio. Por desgracia, es habitual que las entidades no hagan mucho caso a los clientes, pero sí a los abogados que los representan. Ocho formas de evitar el embargo Negociar una carencia de capital. En general cuanto más corta la duración y mayor la cuantía, mayores los intereses diarios a devolver.

También importa su transparencia, su facilidad de contratación, la existencia de costes adicionales a los de procesamiento como los costes de notificaciones por SMS (por ejemplo, Cashper cobra 0,35 euros por cada envío de mensajes de texto con alguna notificación) o el coste de la transferencia bancaria del cliente a la empresa prestamista. 5.-Comprueba las opiniones de otros usuarios sobre el servicio en particular en las principales webs de opiniones. La forma más clara (aunque no la más justa en términos comparativos con otros préstamos de mayor duración) para comparar estos créditos es la TAE. Espero que os sirvan de ayuda. Una de las formas que una empresa tiene de crecer es facilitar el pago a sus clientes, no sólo aceptando diversas formas de pago, sino también ofreciendo un aplazamiento en el mismo, es decir, vendiendo a crédito.

La venta a crédito puede suponer una ventaja a la hora de conseguir nuevos clientes, pero también conlleva un riesgo importante, el riesgo de impago (o riesgo de crédito o riesgo comercial, como quieras llamarlo). “Lo primero que aporta el seguro de crédito es una gran prevención al impago. Las doce soluciones más comunes para deshacerte de todas tus deudas son: Planes de gestión de deudas Negociaciones de deudas Consolidación de deudas Préstamos de consolidación de deudas Asesoramiento financiero Refinanciación Jubilación Unión de créditos Préstamos de equidad de la vivienda Seguros Tarjetas de crédito Bancarrota Plan de gestión de deudas La manera ideal de empezar a solucionar tus deudas es mediante un plan de pagos que puedes hacer tú mismo.

El planear un presupuesto y evitar cualquier gasto innecesario son dos aspectos muy importantes en un plan de gestión de deudas. Esta nueva regulación es un resultado más de los Acuerdos de Basilea y de las recomendaciones lanzadas por el IASB (International Accounting Standards Board) tras la quiebra del sistema financiero en 2008. Evitando los litigios e incidencias comerciales se evitan las posibles acciones del cliente que se niegan a pagar alegando la existencia de una disputa comercial. Incorporar el lema: “VENDER BIEN ES COBRAR BIEN Y COBRAR BIEN ES VENDER MEJOR”. En ningún caso garantiza una indemnización en caso de que incurramos en impagos con nuestros proveedores, esa es una contingencia que cubre el Seguro de Crédito, como comentábamos anteriormente. El Seguro de Caución nos permite sustituir o complementar tanto los avales bancarios como de Sociedades de Garantía Recíproca. El problema consistía en que no había dinero disponible para sembrarlas, puesto que la desconfianza de los banqueros y del sector excedentario en recursos, obstaculizaba la mayor parte de los préstamos.

Esta necesidad apremiante de crédito o confianza movió al legislador a realizar una reforma importante del sistema registral, instituyendo un Registro Hipotecario a través de una nueva normativa (Ley Hipotecaria de 8 de Febrero de 1861). Garantizando la devolución del préstamo a través de un bien inmueble se creó lo que se ha dado en llamar el <>12, esto es, un crédito o confianza artificial basado en el valor del inmueble. Se sustituyó el inexistente crédito personal en los agricultores por la confianza en el valor de una cosa, en este caso, bienes raíces. Gracias a esta institución se logro que los agricultores tuvieran semillas para sus cultivos y se pudiera producir en tierras donde antes no se producía nada. Igualmente la disponibilidad de una garantía real (hipotecaria) sobre un inmueble, en estos últimos años de crecimiento, ha servido de vehículo para la concesión de préstamos que han hecho posible la compra de pisos, favoreciendo al sector de la construcción.

Todo ello con independencia de que, más tarde, la desmedida especulación, causara una ascensión irreal de los precios de los mismos y una incorrecta valoración de los riesgos inherentes a la concesión de préstamos hipotecarios. Concluimos pues afirmando que el crédito favorece y estimula el crecimiento económico y es el que se ve favorecido con los seguros de crédito como a continuación veremos. Además la propia compañía puede anticiparse a los plazos indemnizatorios si el asegurado lo considera oportuno. El seguro de crédito es el sistema más fiable después del pago por adelantado o la solicitud garantías bancarias para protegerse frente a los riesgos de incobrables e insolvencias concursales. Es una modalidad que permite transferir los riesgos de facturación impagada a un tercero. Éste corresponderá a la pérdida final resultante de añadir al crédito impagado del asegurado una serie de costes originados de las gestiones de recobro, así como de los gastos procesales y otros que hayan sido expresamente pactados.

El comercial debe acordar con el cliente las condiciones y plazo de pago en el momento de cerrar la operación y plasmarlas por escrito. ESTABLECER UNAS CONDICIONES GENERALES DE VENTA. ¿Se puede hacer algo si tengo problemas para pagar la hipoteca? Aquí algunos consejos para intentar no perder la vivienda y el bienestar familiar o, al menos, minimizar los daños. Prevenir La mejor forma de no tener problemas hipotecarios es no crearlos innecesariamente. Si no podemos hacer frente a la cuota resultante, mejor no seguir adelante. Crédito y Caución es el líder histórico de este mercado, con una cuota de mercado que supera el 55%. PORCENTAJE DE COBERTURA El seguro de crédito es una modalidad aseguradora que tiene como objeto indemnizar al asegurado las pérdidas derivadas de la falta de pago definitiva de sus clientes. En el seguro de crédito existe el principio de coparticipación, lo que significa que el asegurado debe participar en la cuantía de las pérdidas que se produzcan debido a los créditos incobrables.

En efecto, la insuficiencia de dotaciones de créditos fallidos, junto con la inadecuada contabilización del riesgo crediticio, acrecentaron las consecuencias de una crisis que desembocó en la recapitalización de muchas entidades bancarias, así como en la redacción de unos nuevos estándares internacionales de contabilidad (IFRS 9), que obligan a reducir la exposición a riesgos cíclicos mediante el aprovisionamiento de los créditos. Los cambios que presenta la nueva circular 4/2016 atañen a la gestión de riesgos. Emplear este tipo de herramientas es una excelente idea, pues permiten calcular las cuotas mensuales que pagaremos e, incluso, observar la evolución del crédito gracias a tablas de amortización. Leer detenidamente las condiciones del préstamo. En el último año las empresas españolas están tomando de conciencia de los riesgos potenciales que pueden dañar a la actividad económica y que es fundamental protegerse frente a los impagos de los clientes.

Hay que tener presente que, en cuanto a los intereses de demora, los jueces ya de oficio pueden resolver sobre los mismos sin necesidad que se haya manifestado oposición por parte del ejecutado. Lo que ofrecemos es una opinión garantizada de cada cliente, la cual es cambiante conforme a la coyuntura del mercado. Además, precisamente, enocasiones esto se debe a las ventajas preventivas que aporta el seguro de crédito. De ahí la importancia de los seguros de Crédito, tanto para aquellas que operan en el mercado nacional como para las que lo hacen en el internacional e independiente del tamaño de éstas. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la brutal subida del Euribor desde principios de año están colocando a muchas familias al borde de la quiebra. Estas son las que se refieren a la amortización de sus gastos fijos, dando estabilidad a largo plazo a la actividad mercantil.

La mayor contratación, derivada de la confianza aportada al comerciante por una aseguradora de crédito, le permite amortizar y cubrir esos gastos con más facilidad. Verbi gracia, el pago del alquiler, de los salarios, de las cuotas del leasing del coche, de la fotocopiadora… En los últimos años el mercado del eguro de crédito se ha convertido en España en un mercado abierto y global, muy competitivo y que ofrece un amplio abanico de posibilidades a las empresas, por lo que es conveniente antes de hacer la contratación de las coberturas, estudiar y comparar cuidadosamente las distintas ofertas que hay en el mercado. Las aseguradoras de crédito son uno de los principales soportes que, gestionando el crédito comercial, permiten acolchar los violentos giros de confianza propios de todo sistema financiero, atenuando sus extremados efectos y permitiendo un crecimiento más estable y regular de la realidad económica. El entendimiento entre oferta y demanda choca con un gran obstáculo. Por eso, es normal encontrar en un producto alguna prestación por la que hay que pagar un plus en otro.

Por otro lado, las coberturas también suelen variar en función del tipo de cliente al que va dirigida una póliza. Además, para salir de dicho procedimiento, en el mejor de los casos (cuando sea su vivienda habitual) se podrá pagar lo debido hasta la fecha, pero también habrá que abonar las costas procesales de la entidad ejecutante (las costas de abogado y procurador de la entidad bancaria), por lo que la deuda aumenta. Debido a que el procedimiento es ejecutivo y rápido, es importante que el abogado que gestiona la ejecución hipotecaria sea capaz también de intentar negociar de forma paralela una refinanciación de la deuda con la entidad y sacar al cliente de esa situación con una operación de viabilidad.

Su último informe estadístico, muestra un descenso en los desahucios del 11,6% en el primer trimestre, mientras las ejecuciones hipotecarias iniciadas hasta marzo de 2016 fueron 14.175, un 29,8% menos que un año antes. Por ello, si media una mayor producción, logra que su inversión en salario, en el local, en los equipos… Si el contrato de seguro de crédito se realiza a través de una entidad de crédito, la financiación extra suele estar “incluida en el lote”. Las principales desventajas del seguro de crédito son: Si nuestro margen es muy estrecho puede ser un seguro caro. Podemos tardar casi dos años en recuperar el impago. La cobertura no llega al 100% (salvo en seguros de crédito a la exportación). De acuerdo con las últimas estadísticas los desahucios y las ejecuciones hipotecarias están bajando. Su último informe estadístico, muestra un descenso en los desahucios del 11,6% en el primer trimestre, mientras las ejecuciones hipotecarias iniciadas hasta marzo de 2016 fueron 14.175, un 29,8% menos que un año antes. Por este motivo es necesario encontrar una solución realista que el moroso pueda cumplir y llevarla a la práctica, aunque esto signifique hacer ciertas concesiones al deudor y transigir en algunos aspectos.

Si finalmente no se consigue cobrar una deuda, es conveniente incluir al moroso en los REGISTROS DE IMPAGADOS (ASNEF, RAI, etc.). Aquí tienes un ejemplo de cómo un incremento de plazo supone una mejora de cuota muy inferior al incremento de intereses que acabarás pagando El banco verá bien que firmes una hipoteca corta porque en caso de problemas siempre está la opción de poder ampliar el plazo para disminuir la cuota. Si lo negociamos bien, el periodo de carencia podría durar años. Alargar el plazo. De esta forma se busca cubrir los daños y perjuicios experimentados por el asegurado pero nunca se asegura su ganancia A nivel nacional, los actores involucrados deberán mantener la competitividad del sector financiero. La cantidad que el asegurador se compromete a pagar a su cliente viene fijada en el contrato y debe establecerse conforme a los límites que marca la ley. El pago de la indemnización, correspondiente a las pérdidas finales del asegurado, se producirá como consecuencia de la “insolvencia definitiva de los deudores” tal y como recoge el artículo 69 de la Ley del Contrato del Seguro.

Casos en los que el deudor es declarado insolvente Para que el asegurado pueda cobrar la indemnización de su seguro de Crédito el deudor debe ser insolvente. Además, hay que tener en cuenta que al ser avalista de una persona se reduce la capacidad de obtener por si mismo un préstamo en el futuro. Así mismo, hay que tener cuidado con el plazo de tiempo de validez del aval, ya que es raro que sea por tiempo indefinido. No obstante, si tiene que hacer frente a las obligaciones del deudor, tiene la opción de reclamarle la deuda que él ha pagado al acreedor y emprender contra el titular del préstamo las acciones legales que considere oportunas para que pueda cobrar las cantidades que avaló. Para ello, es recomendable contar con una contragarantía, es decir, un documento firmado ante notario mediante el cual el titular de un préstamo se compromete a abonar a su avalista la deuda que contraiga con él. Viendo los riesgos que asume un avalista en caso de impago por parte del titular de un préstamo, es más que recomendable analizar y valorar exhaustivamente a quién se avala, porque puede terminar siendo una auténtica pesadilla para el avalista, sobre todo teniendo en cuenta lo que puede llegar a durar un aval.

La duración del aval se agota bien por acuerdo entre las partes o bien por extinción de la obligación garantizada, que en caso de un préstamo hipotecario puede llegar a ser de 40 años. En este proceso, deudas múltiples se consolidan en una sola cantidad, cuyo importe se va pagando mediante un sólo pago cada mes. El interés de la deuda consolidada normalmente es más bajo que el interés en los préstamos individuales, sin embargo, si una persona está utilizando un préstamo de equidad de la vivienda para consolidar las deudas, su vivienda será la garantía para el préstamo y si esa persona no puede pagar, el prestamista puede quitarle la vivienda y venderla para recuperar el dinero prestado. Leer la letra pequeña Antes de firmar el contrato, asegúrate de conocer al 100 % las condiciones de la financiación, puesto que esta es la única manera de evitar sorpresas.

El seguro de crédito convencional tampoco se puede utilizar para la cobertura de operaciones mercantiles puntuales. No correr riesgos innecesarios , si no se está seguro de la solvencia del cliente, pedirle garantías o avales. AUMENTAR LA JURIDICIDAD DE LA OPERACIÓN. La primera, proponiendo al banco suscribir algún producto como un seguro, un plan de pensiones en la entidad o domiciliar algunos recibos más. Se podrían consolidar todas estas cantidades en un préstamo de 4.000€ (interés del 8%). Realmente el propósito es reducir las cuotas mensuales, ya que o los tipos de interés bajan en el nuevo préstamo, o el período de amortización se alarga. Asesoramiento financiero Las empresas de asesoramiento financiero te ayudan a eliminar tus deudas, pero no las consolidan.

De igual forma el seguro de crédito contribuye a minimizar las clásicas fricciones entre el departamento comercial y el de finanzas provocadas por las discrepancias sobre el control de riesgos de clientes. El seguro de crédito contribuye a evitar las provisiones por insolvencia y liberar capital circulante ya que gracias al reintegro de la indemnización por fallidos, la empresa no tendrá que pasar a pérdidas los importes de las facturas no cobrados al vencimiento. Otro servicio que ofrecen las aseguradoras, una vez que el asegurado ha agotado las gestiones de cobro amistosas con sus deudores, es la realización de las gestiones de recobro de impagados, con la consiguiente reducción de costes para el acreedor y la profesionalización de las acciones encaminadas a la recuperación dela deuda. Establecer un límite de riesgo para cada cliente, con lo que se evitarán pérdidas elevadas si se produce una situación de morosidad. NO FIARSE DE LAS APARIENCIAS. Además, en muchos ayuntamientos y mediante asociaciones de consumidores o despachos de abogados especializados también se puede obtener información personalizada.

Como consejo básico, hay que ejercer el derecho a revisar el borrador tres días antes de la firma ante notario y, de tener dudas, acudir a la consulta de un abogado para que las explique detenidamente. Por este motivo el seguro de crédito suele cubrir un porcentaje de las insolvencias que suele estar entre el 80 y el 90% de los créditos incobrables y que queda acordado contractualmente entre asegurador y asegurado. Es importante el concepto de que el seguro de crédito solamente cubre las insolvencias definitivas de los deudores. Todo pago hecho por el asegurador deberá serle reembolsado por el tomador del seguro.” ¿Quién lo necesita? Toda aquella persona (Física o Jurídica) que está obligada a prestar garantía ante un tercero, bien por que se lo exige una ley o un contrato. Además, en muchos ayuntamientos y mediante asociaciones de consumidores o despachos de abogados especializados también se puede obtener información personalizada. Como consejo básico, hay que ejercer el derecho a revisar el borrador tres días antes de la firma ante notario y, de tener dudas, acudir a la consulta de un abogado para que las explique detenidamente.

Y mientras, la deuda sigue acumulándose. Una última opción para evitar el embargo de los bienes y ganar algo de tiempo es acogerse al concurso de acreedores, que sustituye a la suspensión de pagos y la quiebra según la Ley Concursal de 2004. Proporciona una cobertura a las empresas contra las pérdidas sufridas por la insolvencia o morosidad de sus clientes, tanto si venden productos como servicios. Las empresas españolas son conscientes de las ventajas del seguro de crédito, puesto que el mercado español es el cuarto más importante por volumen, después de Alemania, Francia y Estados Unidos. Hyde. Pedir referencias a otros proveedores. Por eso, es normal encontrar en un producto alguna prestación por la que hay que pagar un plus en otro. Por otro lado, las coberturas también suelen variar en función del tipo de cliente al que va dirigida una póliza.

No obstante (a diferencia de los seguros de otros ramos) la finalidad del seguro de crédito no es indemnizar al tomador de las pérdidas provocadas por los clientes insolventes, sino ofrecer una serie de servicios que aportan un valor añadido muy importante a la simple indemnización. Las compañías aseguradoras gracias a unos importantes desarrollos tecnológicos y de tratamiento de datos, ofrecen a los asegurados una información sobre la solvencia y perfil pagador de sus futuros clientes, ya que las aseguradoras tienen la capacidad de analizar miles de operaciones cada día y cuentan con bases de datos de millones de empresas en todo el planeta y que se actualizan constantemente. Además la propia compañía puede anticiparse a los plazos indemnizatorios si el asegurado lo considera oportuno. El seguro de crédito es el sistema más fiable después del pago por adelantado o la solicitud garantías bancarias para protegerse frente a los riesgos de incobrables e insolvencias concursales.

Es una modalidad que permite transferir los riesgos de facturación impagada a un tercero. Esta pregunta nos está limitando las entidades donde puedes solicitar el préstamo hipotecario. Hay que pensar si existen otras alternativas para éste, como esperar a tener una situación financiera más estable u optar por una vivienda más asequible. Conseguir que el cliente firme pagarés, letras o cheques para tener un crédito documentado como mayor protección. OTORGAR A CADA CLIENTE UN LÍMITE DE RIESGO. Para los seguros de crédito a la exportación (nos cubren del riesgo de impago de una empresa situada en el extranjero) la cobertura puede alcanzar el 100%. El coste (prima) de un seguro de crédito suele rondar entre el 0,5% y el 2% del total de las ventas de la empresa. Lo peor: hay que hacer una inversión inicial. Contar con un seguro de protección contra desempleo. Las condiciones generales de venta relacionan todas las cuestiones relacionadas con la venta y cobro de las operaciones comerciales; es conveniente incluirlas en los pedidos, facturas y documentos habituales.

Si el contrato de seguro de crédito se realiza a través de una entidad de crédito, la financiación extra suele estar “incluida en el lote”. Las principales desventajas del seguro de crédito son: Si nuestro margen es muy estrecho puede ser un seguro caro. Podemos tardar casi dos años en recuperar el impago. La cobertura no llega al 100% (salvo en seguros de crédito a la exportación). De acuerdo con las últimas estadísticas los desahucios y las ejecuciones hipotecarias están bajando. Nuestra experiencia, dado el importante impacto tanto en consumo de recursos propios como ahora en provisiones, es que la realización de estos ejercicios, más allá de un mero cálculo estadístico estandarizado, requiere de un particular estudio previo de cada cartera y una adecuada planificación de las acciones de valoración. En los próximos años, las entidades, sus consejos y los organismos de supervisión tienen importantes retos. Estos seguros son conocidos comercialmente como seguros “multirriesgo de hogar”, ya que contienen múltiples garantías relacionadas con daños que pueden afectar a la titularidad de un bien inmueble.

Algunos morosos contumaces son especialistas en presentarse como empresarios solventes y buenos pagadores, mostrando a sus proveedores la cara de un probo y virtuoso Doctor Jekyll; pero una vez que han conseguido un crédito del proveedor, se transforman en el pérfido y dañino Pero ¿para qué sirve un concurso de acreedores? El concurso de acreedores es la última medida para evitar el embargo. Gracias al seguro de crédito las empresas, incluso las más pequeñas, pueden abordar nuevos sectores, nuevos países o iniciar la prospección comercial en nuevos mercados más lejanos (incluso en países remotos) en los que carezca de experiencia y que sin el seguro de crédito no sería prudente empezar a trabajar.

En el seguro de crédito existe el principio de coparticipación, lo que significa que el asegurado debe participar en la cuantía de las pérdidas que se produzcan debido a los créditos incobrables. En el mercado encontrarás diferentes productos que te ofrecen esta posibilidad, cada uno con diferentes ventajas e inconvenientes que debes tener en cuenta a la hora de elegir. Aval Una persona física o jurídica (normalmente una entidad financiera) adquiere el compromiso de responder a la obligación de pago asumida por el deudor. El asegurador realiza un control permanente de todos los clientes, lo que permite adoptar medidas dirigidas a la reducción del riesgo de morosidad. va a tener que efectuarlos de todas formas la empresa.

La empresa vendedora, por tanto, le pedirá al cliente que aporte un aval bancario en el que se especifique claramente la responsabilidad solidaria de la entidad, el importe cubierto (que ha de ser suficiente para cubrir el posible impago) y la duración de la cobertura. Los seguros PUF no se pagan de forma independiente, sino que el importe total del producto se adjunta al capital financiado, por lo que pagarás interés por el servicio. financiación No obstante, las entidades bancarias disponen de un abanico más amplio de posibilidades de financiación. Sin seguros PUF Aunque el interés es un aspecto fundamental, no es el único apartado que ayuda a determinar el coste total del crédito. Respecto a estas opciones, el Seguro de Caución es más competitivo, ya que no computa riesgo en CIRBE, no se pignoran cantidades, no existen comisiones de ningún tipo, etc. Las modalidades del Seguro de Caución son muy amplias e incluyen, entre otros, además de las citadas garantías ante la Administración Pública o empresas privadas, opciones como el afianzamiento de cantidades anticipadas en la venta de promociones inmobiliarias, aplazamiento de impuestos, etc.

El seguro de crédito es el sistema más fiable después del pago por adelantado o la solicitud de garantías bancarias para protegerse frente a los riesgos de incobrables e insolvencias concursales. El seguro de crédito es una modalidad que permite transferir los riesgos de facturación impagada a un tercero. En estos casos, es preferible poner en venta el inmueble antes de que el proceso de embargo haya empezado. Protección legal Si no conseguimos ponernos al día ni negociar una carencia, ampliación de plazo o bonificación de intereses, el banco acabará iniciando el procedimiento de ejecución hipotecaria para quedarse con la casa. Para este cálculo hay que tomar un Euríbor, sumarle el diferencial y calcular la cuota resultante, con herramientas como el simulador del Banco de España. Según indica la revista Consumer, en octubre de 2006 un matrimonio de Barcelona logró una reducción del 30% sobre sus deudas, que ascendían a 160.000 euros, de los cuales 50.000 correspondían a la hipoteca de su domicilio.

Los altos costes de este proceso y la posibilidad de que se alargue en el tiempo hasta un año hace que todavía pocas personas se declaren en quiebra. Puedes incluso desarrollar un plan que tenga un gasto menor que el actual, ya que el préstamo puede ampliarse para pagarlo en más tiempo, pero si aumentas el tiempo también aumentan los intereses. Además, la empresa que ofrece el servicio de factoring (el factor) efectúa la gestión de cobro de las facturas que cede el cliente, administra las cuentas a cobrar, anticipa fondos y asegura créditos. En cuanto a las obligaciones del cliente del factor, se basan en la cesión de los créditos con carácter exclusivo, el pago de una comisión, deber de informar sobre las circunstancias de cada comprador y garantizar la vigencia, legitimidad y validez de las facturas y documentos de crédito.

Aquí tienes un ejemplo de cómo un incremento de plazo supone una mejora de cuota muy inferior al incremento de intereses que acabarás pagando El banco verá bien que firmes una hipoteca corta porque en caso de problemas siempre está la opción de poder ampliar el plazo para disminuir la cuota. Evitando los litigios e incidencias comerciales se evitan las posibles acciones del cliente que se niegan a pagar alegando la existencia de una disputa comercial. Incorporar el lema: “VENDER BIEN ES COBRAR BIEN Y COBRAR BIEN ES VENDER MEJOR”. Nunca se asume el 100% de la deuda porque ése es el total que nosotros pretendemos recaudar en los mecanismos de recobro”, explican desde Crédito y Caución. En cuanto al precio de la contratación de un seguro de estas características, oscila entre el 0,3% y el 1% de la facturación anual de la empresa, dependiendo del tipo de sociedad y del riesgo que quiera asumir. Además del porcentaje de cobertura, las franquicias o umbrales definen la parte del riesgos que queda a cargo del asegurado, limitando así la tasa de prima Generalmente, la compañía efectúa las acciones de recobro por cuenta del asegurado.

Una consecuencia de la limitación del “hecho generador del riesgo” a la insolvencia es que las compañías suspenden el efecto de la garantía en caso de litigio entre el asegurado y el comprador. Por tanto, si la empresa cliente no paga, la empresa vendedora podrá reclamar el pago de las facturas a sus administradores, quienes están obligados a responder y a pagar. Esta nueva regulación es un resultado más de los Acuerdos de Basilea y de las recomendaciones lanzadas por el IASB (International Accounting Standards Board) tras la quiebra del sistema financiero en 2008. Es decir, si nuestro cliente no nos paga, el avalista tendrá que hacerlo en su lugar. Emplear este tipo de herramientas es una excelente idea, pues permiten calcular las cuotas mensuales que pagaremos e, incluso, observar la evolución del crédito gracias a tablas de amortización. Leer detenidamente las condiciones del préstamo.

Los notarios, aconsejan antes de solicitar una hipoteca, comparar ofertas de diferentes entidades bancarias y de solicitar a la entidad financiera una Ficha de Información Personalizada, además de una oferta vinculante en la que se recojan las condiciones financieras del contrato. A nivel nacional, los actores involucrados deberán mantener la competitividad del sector financiero. En principio, puede parecer poco, pero hay que tener en cuenta que es un 2% sobre las ventas, no sobre el beneficio. En ocasiones, las marcas automovilísticas implementan promociones (regalan la primera cuota, reducen su cuantía durante cierto período de tiempo etc). No nos culpabilicemos, cualquiera puede tener dificultades para pagar la hipoteca. El mejor informe sobre los hábitos de pago de un nuevo comprador nos lo pueden dar proveedores que llevan tiempo trabajando con el cliente.

También puede consultar a su mediador del seguro de crédito, quien, con la información disponible y su experiencia, podrá aportar opiniones valiosas a la hora de tomar una decisión. CONOCER AL EMPRESARIO. Para conocer una empresa, estudiar al empresario. A través de este contrato -que es de carácter público, es decir, se firma ante notario- quien avala se declara dispuesto a hacer frente a los compromisos que adquiere el avalado en caso de que éste no lo haga. Es decir, se compromete de forma solidaria al pago del préstamo y tiene las mismas obligaciones que el titular del mismo respondiendo del cumplimiento de sus obligaciones con los bienes presentes y futuros según se contempla en el Artículo 1911 del Código Civil. Éste es uno de los puntos quizás más desconocidos de quien decide asumir el difícil papel de ser avalista, pero no es el único. Además, esta póliza ayuda a mejorar la imagen de la empresa frente a las entidades financieras y facilita a ésta obtener financiación. Pero no sólo eso, determinados impagos pueden poner en serias dificultades a las empresas y hacer que se tambalee su estabilidad.

Por este motivo, suele cubrir un porcentaje de las insolvencias que suele estar entre el 70 y el 90% de los créditos incobrables y que queda acordado contractualmente en la póliza. Se aseguran todas las operaciones comerciales a crédito que pueda hacer el asegurado. “Lo primero que aporta el seguro de crédito es una gran prevención al impago. Esto les permite recomendar a sus asegurados las condiciones de pago más adecuadas y límites de crédito que pueden ofrecer a cada uno de sus clientes. Tal y como explicamos en artículos anteriores la mayoría de las entidades, dan como mucho el 80% del menor de los valores entre valor de tasación y precio de compra Por ello, todo el dinero que podamos adelantar al banco para reducir la hipoteca respecto al precio de la vivienda será un punto a nuestro favor para conseguir un crédito mejor – ¿cuál es nuestra capacidad de endeudamiento? Igual que en la pregunta anterior no es lo mismo ir al 25% de endeudamiento que al 45%. Uno de estos métodos es el denominado proceso monitorio.

Hay que tener en cuenta que la ley concursal es básicamente una negociación entre el deudor y los acreedores para un determinado tipo de deuda. Dentro del factoring hay dos modalidades. Actualmente, un préstamo competitivo sería todo aquel que contase con una TAE entre el 5 y el 8 %. El comercial debe acordar con el cliente las condiciones y plazo de pago en el momento de cerrar la operación y plasmarlas por escrito. ESTABLECER UNAS CONDICIONES GENERALES DE VENTA. No sería de recibo que solo permanezcan con elasegurado en tiempos de bonanza. Por ello, todas las Aseguradoras tienen que convencerse de su gran función como valedoras de intereses económicos de los Estados y cumplir su papel fielmente y más en épocas como la presente que aportan un basamento para que pueda continuar la actividad económica.

Como hemos dicho, no de la indemnización simplemente, sino de muchas otras ventajas del seguro, cada día, se benefician los Asegurados e,indirectamente, la economía. Sin embargo no hay que caer en el error de pensar que los seguros de crédito son la panacea y que las Aseguradoras de crédito no buscan optimizar, como cualquier otra empresa sus beneficios, ajustando los riesgos y proponiendo nuevas condiciones a los asegurados en épocas de gran siniestralidad. Seguros de Crédito y Caución Seguro de crédito: garantiza al asegurado el pago de los créditos que tenga a su favor cuando se produzca la insolvencia de sus deudores. Estas son las que se refieren a la amortización de sus gastos fijos, dando estabilidad a largo plazo a la actividad mercantil. La mayor contratación, derivada de la confianza aportada al comerciante por una aseguradora de crédito, le permite amortizar y cubrir esos gastos con más facilidad. Verbi gracia, el pago del alquiler, de los salarios, de las cuotas del leasing del coche, de la fotocopiadora…

Por lo tanto, está dirigido a cubrir las insolvencias y garantizar los impagos de los créditos comerciales que tenga a su favor. El seguro de Caución es una de las mejores opciones para el afianzamiento de las empresas, respondiendo por éstas cuando incumplen una obligación. Consigue agilidad y sencillez en la emisión de garantías ante la administración pública. Coberturas Aprovecha nuestro conocimiento de Crédito y Caución para anticiparte a acontecimientos futuros y adoptar la mejor estrategia empresarial. Ante la variedad de este tipo de seguros, te ofrecemos un asesoramiento personalizado para estudiar tu caso y ofrecerte el producto que más se ajuste a las necesidades de tu compañía y ponemos clic to call sobre asesoramiento personalizado. Su empresa dará un paso decisivo hacia la estabilidad d​el resultado empresarial.

Con el Seguro de Crédito contará con un análisis exhaustivo de su cartera de clientes con el que estará prevenido, percibirá indemnización por la insolvencia de sus clientes y estará respaldado por especialistas en el recobro de deudas. El Seguro de Caución le permitirá cubrir las necesidades legales o contractuales de afianzamiento, liberando recursos financieros y favoreciendo la capacidad de crédito de su empresa. Contratar nuestro seguro de crédito supone garantizar el cobro de las operaciones de venta. Al propio tiempo el asegurador en base al conocimiento que tiene de un nuevo cliente informa si tiene la solvencia suficiente para pagar, y por lo tanto le está poniendo a la empresa vendedora una información privilegiada para tomar la decisión de venta; esto permite no perder operaciones que por incertidumbre no se realizarían, conseguir un crecimiento sano de la cifra de negocio y garantizar el cobro de todas las ventas cubiertas Tradicionalmente se había relacionado al seguro de crédito como un mero blindaje financiero frente a las insolvencias de hecho o de derecho que pudieran surgir con los deudores de un negocio.

Marco legal del seguro de crédito. La legislación en materia de seguro es de carácter tuitivo, esto es, se promulga en favor del Asegurado para protegerle como parte más débil en la contratación, de ahí su carácter imperativo, resultando nulo cualquier pacto en contrario. No obstante, el seguro de crédito es un seguro de daños que ha sido calificado por la ley como seguro de “Grandes Riesgos” El seguro de crédito no implica un balance. De todo lo que hemos dicho se extraen un conjunto de conclusiones que hacen más comprensible la utilidad y los verdaderos beneficios que se obtienen de un seguro de crédito. Hemos pues desechar la imagen de que los beneficios que procuran estos seguros han de ser extraídos de un balance entre lo que se paga de prima y lo que se indemniza por impagos. En puridad, el seguro de crédito crea una simbiosis muy beneficiosa con el Asegurado y le ayuda a desarrollar y hacer crecer su proyecto empresarial, más allá de la simple indemnización por impagos.

La cobertura crea una estructura de confianza y fortaleza en la empresa para crecer y desarrollarse en los tiempos en los que la coyuntura económica eso permite, que trasciende con mucho una mera consideracióncuantitativa entre estos dos binomios. En este sentido, el seguro de crédito brinda a la empresa estabilidad a su proyecto empresarial y mayores probabilidades de permanencia, le ofrece una solución a sus obligaciones financieras transitorias, le permite optimizar su actividad comercial sin inmovilizar en la empresa elevadas reservas por los previsibles riesgos y, finalmente, le permite expandirse y lanzarse a otros mercados internacionales con mas seguridad y garantías. La prima es el precio por todo lo referido, por la mayor tranquilidad, agilidad y respaldo existente aunque haya épocas en que el Asegurado no registre ningún impagado y en las que pueda llegar a pensarque no le sirve de nada su seguro.

Así, los bancos y entidades financieras tienen en sus manos un procedimiento de ejecución hipotecaria que, si bien ha experimentado algunas mejoras, castiga con dureza a quien no paga la deuda, asumiendo esta los intereses de demora y los costes del procedimiento judicial. El Banco de España pone a disposición del cliente una Guía de acceso al préstamo hipotecario. Existen muchas clases de avales, siendo los más comunes el aval bancario y el documento de solidarización de deuda. Aval Bancario: En este caso específico de aval, la garantía adicional de pago la ofrece una entidad de crédito, que será responsable solidario del pago en caso de que el cliente no pague sus créditos comerciales. Actualmente, un préstamo competitivo sería todo aquel que contase con una TAE entre el 5 y el 8 %. Estos seguros pueden contratarse con cualquier compañía aseguradora, aunque las entidades de crédito suelen ofrecer, como parte de su oferta, los de las compañías con las que tienen acuerdos comerciales.

Seguro de daños sobre el inmueble hipotecado: cuando se concede un préstamo hipotecario, la entidad de crédito puede exigir la contratación de un seguro contra daños por un importe igual al valor de tasación del inmueble (excluido el valor del suelo, que no es asegurable) Este seguro tiene por finalidad indemnizar, a la persona que aparece como asegurado, normalmente el propietario, de los posibles daños que pueda sufrir el inmueble hipotecado, por determinadas causas (incendio, daños por agua, etc.) establecidas en el contrato de seguro. En los casos que el cliente se pueda adherir a los umbrales fijados en el Código de Buenas Prácticas, recientemente modificado por la Ley 25/2015, de 28 de julio, la operación podrá ser plenamente viable. Este último abonará la cantidad con carácter provisional y a cuenta de la liquidación definitiva que se realizara posteriormente.

Cuantías de las indemnizaciones El porcentaje de la indemnización que recibirá un asegurado en caso de siniestro vendrá establecido en el contrato. Ningún concurso de acreedores, suspensión de pagos o quiebra de un cliente debe colocar al asegurado en una posición crítica. Además, el seguro de crédito es para el asegurado una herramienta de gestión comercial, que sirve tanto para mantener un control sobre la calidad de su cartera de clientes como para encontrar buenos nuevos clientes o prospectar en mercados desconocidos. Por último, proporciona una gestión profesional de recobro de deudas, que transforman la deuda en dinero efectivo y que se abonan íntegramente al asegurado. El seguro de crédito constituye un sistema integral de gestión del riesgo comercial, basado en la protección frente a la morosidad. Según el artículo 68 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, el seguro de caución, también conocido como seguro de garantía, es aquél por el que el asegurador se obliga a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato.

Por ello, los consejos que una entidad financiera da a sus clientes Pymes para la gestión de riesgos no deben caer en saco roto. Pídeles un interés fijo y si te lo conceden, solicita que no te cobren las tasas de transferencia. En el seguro de crédito existe el principio de coparticipación, lo que significa que el asegurado debe participar en la cuantía de las pérdidas que se produzcan debido a los créditos incobrables. Ahora bien, siempre podremos adoptar al menos dos medidas para intentar minimizar el riesgo de impago. Crédito y Caución es el líder histórico de este mercado, con una cuota de mercado que supera el 55%. PORCENTAJE DE COBERTURA El seguro de crédito es una modalidad aseguradora que tiene como objeto indemnizar al asegurado las pérdidas derivadas de la falta de pago definitiva de sus clientes. En el seguro de crédito existe el principio de coparticipación, lo que significa que el asegurado debe participar en la cuantía de las pérdidas que se produzcan debido a los créditos incobrables. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por otro lado, ofrece una serie temporal más larga.

Por muy buena imagen que tenga un posible comprador, investigar que hay detrás de la fachada de este futuro cliente, a veces con un poco de esfuerzo de investigación se descubre la cara oculta de las empresas. NO FORZAR VENTAS NI FIJAR OBJETIVOS DEMASIADO AMBICIOSOS. Ahora bien, siempre podremos adoptar al menos dos medidas para intentar minimizar el riesgo de impago. Estos costes de cobertura estimados serán un factor determinante en la concesión de nuevas financiaciones por las entidades de crédito. “La falta de dotaciones de créditos fallidos y la inadecuada contabilización del riesgo crediticio, acrecentaron las consecuencias de una crisis” A efectos de que las entidades puedan determinar si un riesgo crediticio se ha incrementado desde el reconocimiento inicial, tal y como se recoge en el texto de la IFRS 9, pueden ser relevantes, entre otros, aquellos cambios significativos en el valor de la garantía o colateral que tengan efecto en la probabilidad de que se produzca un incumplimiento de pago por parte del prestatario.

Si bien hay una normativa que obliga a las entidades a conceder préstamos de forma responsable, el castigo al incumplimiento es bastante liviano a través de sanciones administrativas, pero su actuación no tiene impacto en la validez y eficacia del contrato celebrado con el consumidor: si le han concedido un préstamo que no podía ya pagar en el momento de la concesión, el contrato no deviene ineficaz y el acreedor no pierde ningún derecho. abogado especialista en regulación financiera y experto independiente, considera que la primera medida para prevenir el impago pasa por analizar que la cuota de amortización mensual no sea tan ajustada que, ante el aumento de la misma o la reducción sustancial de los ingresos periódicos, ponga al deudor en una situación de tensión financiera. Esta sería la solución a aplicar cuando las medidas mencionadas anteriormente no nos han funcionado. El inconveniente que encontramos con esta vía es el gran gasto que conlleva contratar abogados, administrador…

Sin duda, resulta más recomendable intentar negociar directamente con el banco sin tener que llegar a los tribunales, una opción que no acaba de convencer a ninguna de las dos partes. Vender la vivienda. A veces cuando las presiones financieras son enormes y no puedes llegar al final, tienes que declararte en bancarrota. La bancarrota es un alivio temporal pero crea un impacto negativo en tu informe financiero que afectará a futuras solicitudes de préstamos, etc. Hay básicamente tres tipos de seguros asociados a un préstamo hipotecario. 107 de la Ley 50/1980 de 8 de Octubre del Contrato de Seguro) por los altos riesgos que cubre. El alto riesgo de estos seguros deriva de que dista mucho de ser un riesgo estacionario o constante. Esta categorización priva del carácter imperativo a la legislación en esta clase de seguro, por lo que entre las partes existe libertad pactos La posibilidad de retorno de la cantidad impagada oscila entre el 80% y el 85% del importe total, aunque también pueden darse casos del 90% o del 50%.

Por ejemplo si te prestaron 200 euros, y te demoras en el pago al vencimiento, deberás ya: 200 euros del principal + los intereses del préstamo + 40 euros de penalización. Además “el usuario prestatario asumirá el coste de los recordatorios de pago en que incurra, abonando los siguientes recargos: al día siguiente del vencimiento del plazo 20 €, a los 10 días del vencimiento del plazo 20 €; y a los 20 días del vencimiento del plazo 20 € de recargo”. “A los 90 días del vencimiento del plazo se procederá a la inclusión del cliente en el fichero de impagados de Asnef previo aviso mediante SMS, carta y email y cuyo coste de procesamiento de 35 € se le cobrará al cliente”. Derecho de desistimiento del contrato Al contratarse a distancia estos créditos, el consumidor prestatario tiene un plazo de 14 días naturales, desde la fecha de conclusión del acuerdo del préstamo o desde el día en que reciba las condiciones contractuales y la información solicitada, para desistir del préstamo sin dar ninguna explicación. En sendos archivos deben reflejarse las condiciones de la financiación en función de nuestro perfil financiero.
seguro a todo riesgo