Archivo de la categoría: mutua seguros

Se puede reparar un coche muy viejo

corredurias de seguros¿Para quiénes va dirigido? A todos los conductores mayores de 18 años que desean asegurar los riesgos derivados de Turismos (y sus derivados), todoterreno y monovolúmenes furgonetas y vehículos comerciales de hasta 3500 kgs. No resulta correcto circunscribir el conflicto al ámbito del seguro obligatorio, ni imputar a este las cantidades pagadas por la aseguradora, ya que no cabe desconocer la existencia de un acuerdo entre las partes que cubriría el evento acaecido, mientras que no conste su expresa exclusión, que fue precisamente lo que aconteció en el presente caso en atención a los hechos que declara probados. Extinción del seguro Si se produce la pérdida total del vehículo en un siniestro el contrato se extinguirá y quedan a favor de la compañía las primas no consumidas. El contrato también puede quedar extinguido por un acuerdo de las partes. Como vemos al usarla, se tiene en cuenta como dato principal la fecha de primera matriculación del vehículo, que en definitiva es la que determina la antigüedad de este.

Evidentemente, será un seguro que te sirva sin tener que pedir un crédito para pagarlo. En este caso, el contrato de seguro contiene cláusulas que obligan al tomador del seguro a manifestar, tanto en el momento de celebrar el contrato como durante el transcurso del mismo, las circunstancias que pueden agravar el riesgo, y en otra de sus cláusulas se refiere a las condiciones objetivas del conductor habitual, excluyendo la indemnización en los casos en los que el siniestro se produzca por conducir el vehículo persona que carezca de la correspondiente licencia, así como en los casos en los que el vehículo sea conducido por una persona que no esté autorizada expresa o tácitamente. Por el contrario, los más viejos y con un valor muy bajo son los que pueden permitirse evitar estos seguros y suscribir uno básico a terceros. Coberturas de los seguros a Todo Riesgo Pero, ¿qué cubre realmente un seguro a Todo Riesgo y qué lo diferencia de uno básico? Se llama Todo Riesgo porque además de cubrir los daños a terceros incluye también los daños propios.

Cubre los daños que ocasiones a un tercero conforme a los límites legales establecidos, pero no cubre nada que pueda sucederte tanto a ti como a tu coche. No identificar a un infractor Si alguien comete una infracción con tu vehículo, recibes la sanción a tu casa y no identificas al conductor, te la cobrarán a ti. Además, si los tenemos declarados en la póliza , se incluirán los accesorios no de serie o, en su defecto, cuando la compañía los cubra sin sobreprima. Valor venal, valor venal mejorado: Es el precio del coche al que se hubiera vendido justo en el instante anterior al siniestro, con todas sus característica y propiedades justo antes del accidente o percance. Variación del riesgo: Las compañías determinan el precio de una póliza de un seguro en función del riesgo que están dispuestas a asumir y de las coberturas con las que protegen al asegurado en cada siniestro. Venta del vehículo: La vigencia de una póliza de seguro y los periodos de propiedad de un vehículo no tienen por qué estar sincronizados.

Intentar engañar a una compañía de seguros es un negocio demasiado arriesgado. En mi caso por ejemplo, el seguro de lunas me supone un incremento anual de 10 euros pero si tienes en cuenta lo que vale reparar o en el peor de los casos, reemplazar una luna… En el caso de la asistencia en carretera viene a pasar lo mismo. Todo depende de las condiciones de negociación que tengamos. Sin embargo, sí continuará siendo responsable, cuando menos, por los accidentes causados por el mal estado de conservación de la vía y que no estén suficientemente señalizados. Nos interesa comparar entre las distintas aseguradoras para ver qué condiciones nos favorecen más. Es importante conocer que si el vehículo dispone de alguna cobertura de daños propios, también quedará asegurado por el Consorcio de Compensación de Seguros en el caso de grandes catástrofes naturales, terrorismo. Un contrato de seguro supone un compromiso por dos partes.

Sin embargo, el afectado podría no tener capacidad económica para afrontar el adelanto de dicha reparación, por lo que tiene dos alternativas: Solicitar un préstamo, y si se lo conceden finalmente, podrá reclamar adicionalmente al importe de la reparación, los intereses del préstamo. Una vez que la compañía recibe esa documentación el cliente ya está asegurado. No tener asegurado el coche con esta póliza supone inmovilización del vehículo y multa a su conductor. Retirada de carné: El objetivo de esta cobertura consiste en garantizar que el asegurado mantiene su capacidad de desplazamiento cuando, por las causas que sea, sufre una retirada del carné de conducir. Robo: Con esta cobertura tenemos el objetivo de que nuestra compañía aseguradora nos indemnice en el supuesto de robo de parte del coche, robo del coche completo o cuando el vehículo ha sufrido daños y desperfectos como consecuencia del robo. Seguro del conductor: El origen de esta cobertura se basa en la posibilidad de proteger al conductor culpable de un accidente.

Ahora pueden multarte si lo haces, o incluso si estacionas en los caminos de acceso a los arenales. Para acreditar la presentación, debe solicitarse la entrega de una copia sellada. La compañía podrá rechazar el seguro en un plazo de diez días desde la presentación, por escrito en que se informe de las causas, aunque tendrá derecho a cobrar la prima que le corresponda por los quince días de cobertura que indicaba anteriormente. asegurado de las pretensiones efectuadas de contrario […]». SEXTO.-Mediante auto de 14 de octubre de 2008 se acordó admitir el recurso de casación. SÉPTIMO.-En el escrito de oposición presentado por la representación procesal de la parte recurrida, Málaga. El recibo de prima incluirá además los recargos, tasa e impuestos que sean de legal aplicación. PROPIETARIO Es la persona que figura como titular del vehículo en los registros de los Organismos Oficiales. SINIESTRO Es todo hecho que tenga unas consecuencias que estén garantizadas en el seguro. Compañía seguros acción repetición accidente tráfico alcohol no intervención.

Ningún juez admitiría dudas sobre el análisis de sangre, si ya hay 2 pruebas anteriores con un etilómetro que está en regla y con sus certificados de industria. Cuando se llega al tercer análisis es porque ya se ha dado positivo en los 2 test anteriores. El hijo pide el coche más y más y no queda más remedio que decirle que se lo lleve (a pesar de lo que nos haga sufrir). Esto nos haría pensar que si tenemos un accidente en estas condiciones, seremos nosotros quienes tendremos que asumir el siniestro y pagar de nuestro bolsillo el daño causado. Ahora bien, para que esta exclusión sea válida, debe cumplir unos requisitos: el documento con las condiciones generales debe estar firmado por el asegurado, la cláusula de exclusión de esa cobertura debe estar destacada sobre las demás, y debe estar también firmada específicamente por el asegurado.

El plazo que tiene el asegurador para reclamar el reembolso es también en este caso de un año, desde el pago de las indemnizaciones a los perjudicados. Por otro lado, el conductor será sancionado penal o administrativamente, con multa y privación del permiso de conducir (incluso con penas de prisión en algunos casos de delito). El problema sustancial que se ha venido planteando en los supuestos de concurrencia de seguro obligatorio y voluntario, es la determinación de su objeto, pues si bien el mismo consiste, genéricamente en la cobertura de aquellos eventos no amparados por el seguro obligatorio, mientras nadie discute su operatividad cuando las indemnizaciones exceden sus límites cuantitativos supuesto que cada vez se presenta más difícil en la práctica ante la ampliación del ámbito del seguro obligatorio y la vigencia del Baremo -, no es pacífica la posibilidad de que esta cobertura ampare a aquellos casos en los que por aplicación del régimen legal de las exclusiones fijadas para el seguro obligatorio, el asegurado puede verse compelido al reintegro de las indemnizaciones en su momento abonadas por la aseguradora mediante el ejercicio del derecho de repetición que la normativa del seguro obligatorio le otorga en algunos supuestos, concretamente y en lo que aquí interesa, en los casos de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. En ese caso, el asegurado podrá retener la indemnización percibida dejando el coche en propiedad de la compañía aseguradora o bien readquirirlo, restituyendo la indemnización percibida.

Esta cobertura es recomendable sobre todo para los vehículos nuevos o de gama alta que están expuestos a mayor peligro de robo y siempre que los mismos no permanezcan habitualmente en garaje. EXCLUSIONES Los remolques y caravanas La sustracción que tenga su origen en la negligencia grave del asegurado o del tomador del seguro o de las personas que de ellos dependan o convivan Las sustracciones en las que fueran autores cómplices o encubridores con ánimo de lucro los familiares del asegurado hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad, o de los dependientes o asalariados de cualquiera de ellos.

Con esta garantía se cubren hasta el límite estipulado en las condiciones particulares los gastos de reposición y colocación por rotura fortuita del parabrisas delantero, luneta posterior, cristales de las ventanas laterales y techo solar del vehículo asegurado. A la hora de contratar esta opción hay que estudiar cuánto costaría sustituir una luna del vehículo y compararlo con el coste adicional en la prima. También es cierto que aunque no tengas ese derecho, normalmente las aseguradoras te reciclan el importe para otro vehículo (eso es lo típico cuando te cambias de coche) o incluso…

Oye, a mí me han llegado a reintegrar todo un año de seguro, y eso que fue por un despiste mío, que no lo di de baja a tiempo.  Sala 1.ª, Sección Única, partiendo que existe una cierta discrecionalidad en ese sentido por parte del tomador y del asegurado del contrato de seguro afirma, «ha de referirse a aquellos aspectos que el propio asegurador, que conoce la técnica de la explotación del seguro, considera relevantes a la hora de valorar el riesgo, por lo que habrán de tenerse en cuenta las circunstancias que alteren o hagan perder su sentido a aquellos hechos a los que se refería el cuestionario elaborado por el asegurador». Cuando el vehículo tiene ya una cierta edad, y se encuentra en buen estado, la indemnización que pagaría la aseguradora puede ser más baja que el precio de un coche similar en el mercado de segunda mano.

Antes era muy fácil decantarse por un terceros antes que por un SOA. A partir de esa edad del vehículo en lo que hay que fijarse es si la compañía nos aplicará el valor venal o el valor venal mejorado. Hay pólizas que por ejemplo aplican el valor venal en sus indemnizaciones desde el segundo año de vida del coche y en caso de siniestro total eso puede suponer una diferencia superior a los 5.000€ en la indemnización a percibir por la aseguradora. Cuando nos declaran siniestro total el vehículo, tras sufrir un siniestro por un accidente de tráfico, incendio o robo, suelen existir muchas dudas con el seguro de coche, siendo la principal: ¿Deben de reparar nuestro vehículo o indemnizarnos por su valor?

En caso de ser un siniestro de culpa dependerá del tipo de seguro que tengamos contratado. En caso de ser culpable el contrario, estamos en nuestro derecho de solicitar, si así lo deseamos, la reparación de nuestro vehículo. A continuación analizaremos a fondo los parámetros o variables que influyen en un siniestro total de un vehículo, y que debemos de tener en cuenta, para conocer si el producto que tenemos contratado cumple realmente con nuestras expectativas y cubre nuestras necesidades de cobertura. Yo les he dicho que como es que en un mes y medio no me han dicho nada si se suponía que habían recibido el atestado a los dos días (la policía me comentó el dia del accidente que al dar positivo quizá tuviera que pagar la reparación de la parte contraria). En estos casos la responsabilidad del accidente se atribuye al dueño del animal. En el caso de retirada de carné, la compañía realizará un pago, por mensualidades anticipadas, de un subsidio diario de 12€ y como máximo 4.380€, durante el tiempo que dure la retirada temporal del permiso con el máximo de un año.

Málaga incorpora también la cobertura por retirada de carné en sus seguros. Inoponibilidad por el asegurador. El asegurador del seguro de suscripción obligatoria regulado en este Reglamento no podrá oponer frente al perjudicado ninguna otra de las exclusiones, pactadas o no, de la cobertura, distintas de las recogidas en el artículo anterior. En particular, no podrá hacerlo respecto de aquellas cláusulas contractuales que excluyan de la cobertura la utilización o conducción del vehículo designado en la póliza por quienes carezcan de permiso de conducir, incumplan las obligaciones legales de orden técnico relativas al estado de seguridad del vehículo o, fuera de los supuestos de robo y robo de uso, usen ilegítimamente vehículos a motor ajenos o no estén autorizados expresa o tácitamente por su propietario.

Tampoco podrá oponer frente al perjudicado, ni frente al tomador, conductor o propietario, la no utilización de la declaración amistosa de accidente. En todo caso, cuando no le corresponda pagar a la compañía aseguradora, el procedimiento debe ser como sigue: La asegurador paga inicialmente la indemnización al perjudicado. A continuación, la aseguradora reclama y exige al asegurado que pague la indemnización, que le corresponde a él afrontar. Esta forma de proceder se regula por el Artículo 15 del Reglamento: Artículo 15. El valor venal mejorado oscila entre el valor venal y el valor de reposición (dependiendo de las condiciones establecidas). Para calcular el valor venal mejorado se tienen en cuenta los datos que aportan las publicaciones de valores de referencia de los profesionales de la compraventa de vehículos y, en el caso de las aseguradoras que utilizan estos valores, se les añade un tanto por ciento que viene determinado en los detalles de la póliza. ¿Cómo calcular el valor venal de un coche?

Para calcular el valor venal de un coche hay que tener en cuenta las cuantías oficiales que determina el Ministerio de Hacienda a través de unas tablas que cambian de forma periódica, además de la fecha de primera matriculación del vehículo. En estos casos se considera valor venal al valor de venta del vehículo en el momento anterior a un siniestro vial. Se pueden dar varias situaciones totalmente reales. Por ejemplo, asistencia en viaje, defensa jurídica o reclamaciones de multas de tráfico, en pólizas especializadas. El común de las aseguradoras no cubre el techo solar. Estas exclusiones mencionadas arriba son particulares a cada una de las coberturas. Los clientes de muchas aseguradoras low cost no cobraron indemnización porque, en éstas, la reclamación de daños se limita a ‘los riesgos de la circulación'”. ¿Y si viaja al extranjero con su coche? Solicite la ‘Carta Verde’ a su aseguradora -es gratuita-. Suele ser cómico y los que más se ríen son los agentes, porque saben que si estuviéramos corriendo durante 45 minutos, puede que sí hubiera diferencias, pero hacer 10 minutos de abdominales no va a suponer ninguna diferencia.

Y lo mismo, si hay un siniestro en el que has resultado responsable excepto si llevas encima sustancias que no deberías llevar mientras conduces. Si tienes un seguro a todo riesgo sin más, tú no pagas más que la prima que te toque y en caso de siniestro con daños propios te olvidas del tema. Con el presente recurso se denuncia la infracción de lo previsto en el artículo 3 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro , que establece “las condiciones generales, que en ningún caso podrán tener carácter lesivo para los asegurados, habrán de incluirse por el asegurador en la proposición de seguro si la hubiere, y, necesariamente, en la póliza de contrato o en un documento complementario que se suscribirá por el asegurado, y al que se entregará copia del mismo. Estos pueden ser daños personales y daños personales. DAÑOS PERSONALES: son aquellos daños que afectan a la esfera física y psicológica de la víctima, es decir, lesiones, ya sean de carácter físico (esguince cervical, luxación de hombro, fractura de tibia, etc.) o de carácter psicológico (estrés postraumático).

En este caso el Agente advierte al conductor de que se va a realizar un segundo análisis transcurrido un tiempo mínimo de 10 minutos. A continuación os vamos a explicar cuáles son las diferencias y similitudes entre valor venal o valor venal mejorado, valor de reposición o al valor de un coche nuevo. El valor venal ¿Cómo nos indemnizará la aseguradora? La empresa aseguradora te puede indemnizar el valor íntegro del vehículo (incluyendo los extras incluidos) en caso de que éste se siga fabricando. Las Sanciones son las mismas que se explicaron anteriormente en el Procedimiento General. Vía Penal. Magistrada del Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Barakaldo , en los autos de Juicio Ordinario n.º 524/02 a que este rollo se refiere; debemos revocar y revocamos dicha resolución y en su lugar dictar otra por la que estimando la demanda deducida por el procurador Una vez verificada la transmisión, deberá comunicarla por escrito al asegurador en el plazo de 15 días.

Serán solidariamente responsables del pago de las primas vencidas en el momento de la trasmisión el adquiriente y el anterior titular. El adquiriente puede rescindir el contrato comunicándolo por escrito a la compañía en un plazo de 15 días desde que conoció la existencia del seguro. Incluye en la póliza los accesorios, incluidas las llantas y la pintura, no sólo el equipo de audio, aunque eso encarecerá su coste. Esta opción de entregar el dinero en metálico es de obligado cumplimiento por parte de las compañías. Valor de mercado (o valor de reposición) Es el precio al que un tercero estaría dispuesto a comprar ese coche en el instante anterior al siniestro, con todas sus característica y propiedades justo antes del accidente o percance. Es decir, se sopla por el aparatito que todo el mundo llama incorrectamente “alcoholímetro”. Resultados y consecuencias: Negativo: Si se da negativo, se continúa la marcha sin ningún problema.

Negativo + Síntomas: Si se da negativo pero el Agente ve síntomas de que la persona no va muy bien, se procede a un segundo análisis. Positivo: Si se da positivo, se hace un segundo análisis. Mitos y Leyendas: Se pueden oír cosas como “si me paran, me bebo delante del Agente media botella de whisky y así no pueden demostrar que había bebido antes de coger el coche”. Como es sabido, esta cláusula establece que si la reparación de los daños excede del valor venal, será esta la cuantía que la compañía estará obligada a indemnizar. Además, en el caso de la protección a terceros, la compañía es la que abona las indemnizaciones pertinentes, pero después puede acogerse a su derecho de repetición, es decir, exigirle al asegurado la cantidad abonada. Derecho de repetición de la aseguradora La Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, en su artículo 10, indica que el asegurador, una vez efectuado el pago de la indemnización puede repetir.

Por ello, el tomador no está obligado a comunicar el uso circunstancial del vehículo por conductor novel a la compañía de seguros en cualquier caso; ello sería una limitación excesiva en el uso del automóvil, y la compañía de seguros si no lo ha pactado en el contrato no puede imponer esa carga. ¿Cómo incluyo un conductor en mi póliza de auto? La póliza cubre a los conductores que están expresamente declarados en la misma. Si declaras un modelo diferente (inferior valor) corres el riesgo de que queden excluidos daños en caso de siniestro, además de incumplir el contrato de seguro. ¿Por qué es necesario declarar los accesorios opcionales o “extra”?

Si quieres dar cobertura al 100% del valor de tu coche, es imprescindible que declares con certeza y exactitud todos los extras de tu coche. No se pondrá por parte de la compañía ningún plazo concreto con fecha para terminar esos reembolsos. Te adjunto el email de Málaga porque me gustaría saber si este email tienen validez de cara a que no me reclamen (como de dicen en el email) en un futuro los costes de la parte contraria y si es habitual que en el caso de decidir pagar no establezcan ni una cantidad por mes ni una limitación temporal al pago (ya que ellos me dicen que: Sobre el reembolso de los 11.902 € reclamados por la compañía, confirmarle que, según hemos quedado en la conversación telefónica, podrá ir haciendo pequeños abonos mensualmente (o en plazos que le sean posibles) al nº de cuenta que le indicaremos a continuación. Esto significa que la Ley nos impone la contratación de un seguro “obligatorio” limitado tanto cualitativa como cuantitativamente. No son todos, pero sí muchos.

Pero hay que acreditar que previamente se ha solicitado el seguro del coche de suscripción obligatoria al menos a dos entidades y que éstas lo han denegado. Para poder acudir al Consorcio de Compensación de Seguros hay que acreditar que se ha solicitado el seguro en al menos dos entidades y éstas lo han denegado Ahora bien, el Consorcio solamente ofrece el seguro obligatorio, incluyendo Responsabilidad Civil, que son las coberturas mínimas imprescindibles.

Por lo tanto, el número de personas que eventualmente van a conducir el coche supone un factor esencial. Incluso llega a decir la sentencia, que aunque el seguro se concertó por el tomador del vehículo para evitar el mayor precio que supondría hacerlo el hijo, cotitular del vehículo, ello no supone mala fe, pues la compañía podría haber descubierto esta estrategia si le hubiera pedido al tomador los papeles del vehículo, «si el vehículo fue comprado tres días antes de la suscripción del seguro y que el cotitular no era el tomador del seguro, sino el hijo, debería deducirse que el conductor del vehículo sería éste y no el padre y que la suscripción por éste del seguro fue para reducir la prima, y ello es cierto, pero como dice la jurisprudencia, para apreciar la mala fe es necesario que por el tomador o el asegurado se hayan ocultado datos para la valoración del riesgo por parte de la aseguradora y que ésta no podría conocer con una mínima diligencia, por ello y aunque en este tipo de seguro no es práctica habitual someter al tomador a un cuestionario, sí es lógico pedirle la ficha técnica del vehículo y el permiso de circulación a fin de conocer si el tomador es el propietario, para deducir si será o no el conductor habitual».

Pero el contrato de seguro puede en su clausulado, generalmente particular, no sólo determinar quién es el conductor habitual determinando sus características, sino excluir de la conducción, aunque sea ocasional, a determinadas personas, generalmente personas de edad joven y poca antigüedad en el carnet de conducir. De hecho me han enviado el siguiente email: Buenas tardes: Según conversación telefónica mantenida en el día de hoy; Málaga, ante su predisposición a reembolsar los gastos ocasionados por el accidente de fecha 12/02/2012 (dado que hay una alcoholemia positiva por su parte), se compromete a reclamarle exclusivamente los gastos originados por la reparación de su vehículo, que según peritación ascienden a 11.902 € (que adjuntamos en otro correo electrónico).

Para gestionar el reembolso de estas cantidades, confirmarle que únicamente se reclamaría el principal de la cantidad peritada (los 11.902 €), en ningún caso ningún tipo de interés económico por dicha cantidad. Del mismo modo, tampoco le reclamaremos ningún tipo de cantidad por los daños que tengamos que abonar al contrario implicado en el accidente de referencia (ni por los daños del vh contrario ni por las lesiones de su conductor). Sobre el reembolso de los 11.902 € reclamados por la compañía, confirmarle que, según hemos quedado en la conversación telefónica, podrá ir haciendo pequeños abonos mensualmente (o en plazos que le sean posibles) al nº de cuenta que le indicaremos a continuación.

El supuesto se refiere a un siniestro en que la persona que conducía el vehículo de forma aislada no era quien figuraba en la póliza como conductor habitual, sino un tercero más joven y con menos antigüedad en el permiso. Ojo con la matrícula Aunque el coche esté aparcado, un agente puede denunciarte y acabarás pagando una multa de 80 euros si la matrícula de tu coche está sucia, deteriorada (con números poco legibles) o tengan adornos, signos, publicidad o caracteres distintos de los reglamentarios, que impidan dificulten su lectura a la hora de identificar el coche. Y, además, en algunos casos con contraprestación de valor a nuevo incluso en coches de más de un año. Es buena para la salud mental, porque da la tranquilidad de que tenemos garantías que respaldan el valor del bien que tanto nos cuesta pagar, por lo que en caso de siniestro no lo perderemos todo de golpe. Es sorprendente, por ejemplo, que su precio sea superior al de contratar la Responsabilidad Civil Obligatoria que, a pesar de costar menos dinero, libra al asegurado de pagar indemnizaciones que pueden elevarse a varios millones de euros, en tanto que, con el seguro por daños propios como mucho obtendrá el valor de nuevo del vehículo que había comprado hace no más de dos años (en el mejor de los casos).

También tiene un precio más alto que la cobertura por robo o incendio y, sin embargo, nunca podrá recibirse una indemnización mayor que con estas dos coberturas. En él se establece un sistema de tablas de cuantías indemnizatorias en el que se cuantifica, teniendo en cuenta los daños sufridos por la victima y sus circunstancias personales, el importe de la indemnización que le corresponde, haciendo de esta manera que las cuantías sean homogéneas para situaciones equivalentes, sin perjuicio de la valoración subjetiva que puedan hacer los jueces. El asegurador estará obligado a satisfacer al perjudicado, o a sus herederos, el importe de la indemnización.

Si alguno da positivo, no se le multa, porque aún no ha conducido. Si no se ajustasen a lo contratado le aconsejamos reclamar con quien contrató la póliza. Pregunta 3: En un seguro de hogar los contratos son anuales y no se pueden cancelar antes de vencimiento (aunque se tiene que preavisar de la cancelación con dos meses de antelación al vencimiento y por escrito a la compañía), aunque dependiendo de la aseguradora y de sus normas de contratación, en algunos casos se pueden suspender las garantías, cambiar la situación del riesgo o ceder los derechos a un posible nuevo comprador de la vivienda. Tenía contratado un seguro de hogar con mi banco hipotecario; decidí cambiar porque me salía muy caro. Pero al no ser un vehículo nuevo, las posibilidades de sufrir un robo (y el posterior incendio para eliminar las huellas) son muy reducidas.

En un automóvil nuevo, la opción más lógica es Todo Riesgo También una de las más caras. De acuerdo, el coche no era nuevo, pero ¿Cuánto dinero me van a pagar? Este ejemplo anterior y otros con las mismas repercusiones (considerados siempre siniestro total) se encuadran siempre en uno de los siguientes supuesto: El accidente ocurrido es de tal magnitud que el coche queda inservible y está para el desgüace. En un incendio, el coche arde completamente Tras un robo el coche no aparece En todos los casos a los que nos referimos, el coche ya no se puede recuperar.

Las consecuencias son muy graves y el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Además, hay otras implicaciones que afectan la cobertura del accidente si este sucede cuando el conductor ha ingerido alcohol y da positivo. Si tienes un siniestro y has bebido alcohol Las compañías aseguradoras ante un siniestro con alcoholemia positiva por parte de su asegurado operan de la siguiente manera: Si ha habido daños en el vehículo del asegurado, las compañías no cubren los desperfectos propios del asegurado. Las compañías sí hacen frente a los daños del vehículo contrario por la cobertura de Responsabilidad Civil Obligatoria. En cualquier caso si eres de los que les gusta llevar su coche impecable en todo momento, éste es el seguro que necesitas, puesto que la aseguradora se encargará de reparar cualquier desperfecto en tu vehículo. Reparación de un Jaguar para dejarlo perfecto Seguro a todo riesgo con franquicia Por último, el seguro a todo riesgo con franquicia incluye las coberturas que podría tener un todo riesgo común pero con una salvedad, el pago de la franquicia.

Si no se ponen exigentes, asumen un riesgo infravalorado, porque cobran por un riesgo bajo y lo asumen alto. Estos son los principales argumentos de las compañías. Cada conductor tiene un perfil de riesgo diferente. Ajustamos las tarifas en función de las características de cada conductor. El precio de la póliza queda determinado por el conductor que implique mayor riesgo. Todos conductores deben estar incluidos en las Condiciones Particulares de la póliza. Defensa penal Esta garantía cubre los gastos derivados de la dirección jurídica o defensa penal del tomador, asegurado y conductor en caso de que se llegue a juicio. Con uno es suficiente siempre que esté bien cumplimentado. En ocasiones la gente puede llegar a discutir hasta quien es el A y quien es el B, pensando que quien se ponga en determinada posición es el culpable o no. Pues bien, esto es totalmente indiferente, lo realmente importante es precisar en la parte central las circunstancias que cada uno a y B han realizado previamente a la colisión.

De lo que se marque por cada conductor, es lo que ya está consensuado a quien le va a corresponder la culpabilidad, por lo cual lo importante es “no discutir” y ponerse de acuerdo en lo que cada uno hizo, asignando los datos indiferentemente en la parte del vehículo A o B. Hay que hacer un pequeño dibujo o croquis de la colisión, y firmar una vez incorporados los respectivos datos de cada vehículo, y cada conductor llevarse uno de los ejemplares del parte, con independencia de quien se quede con la parte original o la copia, esto tampoco presume inocencia o culpabilidad. En el reverso del parte amistoso, se añade información complementaria: Un mayor detalle de las características del accidente, si han intervenido autoridades en el siniestro, otros vehículos, en caso de ser una colisión múltiple, y si ha habido daños, personales, en este caso identificar a las personas afectadas, y finalmente en observaciones realizar cualquier comentario que se considere relevante para el mejor conocimiento de lo ocurrido y sus consecuencias.

El reverso del parte no es necesario cumplimentarlo salvo lo indicado anteriormente, que haya daños personales y más vehículos implicados. El seguro quizá sea uno de los gastos más importantes que tiene un coche. Si esta actitud es habitual, sólo es cosa de tiempo que el accidente acabe sucediendo. Conducir, habiendo bebido, genera una serie de afectaciones sobre el comportamiento que es interesante que recuerdes: Falsa seguridad en las capacidades de conducción Aminora el sentido de la responsabilidad Aumenta las conductas agresivas e impulsivas Se comenten más infracciones Se recoge menos información del entorno Se perciben peor las luces Dificultad para calcular la velocidad y la de los demás vehículos.

Se reduce el campo visual Se producen problemas para mantener la concentración visual Dificultad en coordinar la información, responder causa-efecto Aumento del tiempo de reacción, todo el proceso de toma de decisiones se hace más lento Mayor tolerancia al riesgo Al margen de lo que indique la ley, es obvio que la alcoholemia, por baja que sea, altera la capacidad en la conducción, incrementando la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico. La legalidad por conducir bebido El tratamiento de la alcoholemia en la conducción ha pasado por diversas situaciones legales. Con uno es suficiente siempre que esté bien cumplimentado.

En ocasiones la gente puede llegar a discutir hasta quien es el A y quien es el B, pensando que quien se ponga en determinada posición es el culpable o no. Pues bien, esto es totalmente indiferente, lo realmente importante es precisar en la parte central las circunstancias que cada uno a y B han realizado previamente a la colisión. De lo que se marque por cada conductor, es lo que ya está consensuado a quien le va a corresponder la culpabilidad, por lo cual lo importante es “no discutir” y ponerse de acuerdo en lo que cada uno hizo, asignando los datos indiferentemente en la parte del vehículo A o B.

Hay que hacer un pequeño dibujo o croquis de la colisión, y firmar una vez incorporados los respectivos datos de cada vehículo, y cada conductor llevarse uno de los ejemplares del parte, con independencia de quien se quede con la parte original o la copia, esto tampoco presume inocencia o culpabilidad. En el reverso del parte amistoso, se añade información complementaria: Un mayor detalle de las características del accidente, si han intervenido autoridades en el siniestro, otros vehículos, en caso de ser una colisión múltiple, y si ha habido daños, personales, en este caso identificar a las personas afectadas, y finalmente en observaciones realizar cualquier comentario que se considere relevante para el mejor conocimiento de lo ocurrido y sus consecuencias. El reverso del parte no es necesario cumplimentarlo salvo lo indicado anteriormente, que haya daños personales y más vehículos implicados. El seguro quizá sea uno de los gastos más importantes que tiene un coche. La razón es que al suscribir una póliza a todo riesgo no se paga cada año menos por la depreciación del vehículo asegurado (entre un 10% y un 15% cada año).

¡Ah! Y mucho ojo si aparca su coche en el muelle. La cuestión que analizamos se realiza con suma habitualidad por muchas personas sin analizar antes de dejar su vehículo si podría incurrir en alguna responsabilidad. Vamos, que es “hacer el gilipollas”. Los jueces les han dado la razón en todos los casos. Si bien es cierto que la exposición al riesgo se incrementa con el conductor ocasional, las compañías aprovechan la coyuntura para barrer para casa. El peatón debe cruzar por su sitio, o si lo hace por otro lugar vigilar que tiene el camino libre, pero el conductor del vehículo debe tener el mismo controlado en todo momento, evitando accidentes. Que golpeen el coche aparcando o que tengan algún tipo de percance no es tan poco habitual como para pensar que nunca necesitaremos de la compañía. Pero además, y para alcanzar, tanto la certeza de la aceptación como esta misma, se impone la exigencia legal de suscripción expresa, no sólo de las condiciones particulares, sino incluso de las condiciones generales.

En este caso la aseguradora puede o bien comprar un vehículo idéntico o de características similares al siniestrado o robado para entregarlo como indemnización al asegurado, o bien puede indemnizarle con el coste del mismo en metálico, y ser el tomador de la póliza el que haga las gestiones para comprar un nuevo coche. El dato: aunque las pólizas que incluyen este tipo de indemnización suelen ser más caras que las que toman otro tipo de medida, el valor a nuevo es ideal para los coches nuevos o con máximo un par de años de antigüedad. Valor de mercado o valor de reposición Ahora bien, dependiendo de la compañía de seguros y del precio a pagar por la prima, se puede pactar que en caso de siniestro total o robo se nos indemnice con el llamado valor de reposición, es decir, un importe equivalente al que tendría el vehículo en el mercado en el momento inmediatamente anterior al siniestro o robo, incluyendo los gastos propios del proceso de compra/venta, así como los impuestos correspondientes.

Esta forma de cotizarlo es relativamente justa porque devuelve al tomador de la póliza un importe cercano a lo que le costaría comprar de un vehículo de características similares al que tenía asegurado, tomando en cuenta aspectos como la antigüedad del coche. El problema surge cuando se declara “siniestro total”, es decir, cuando el perito de la aseguradora dice que el coste de reparación supera el valor del vehículo. De igual modo, carecen de fundamento las negativas a conceder esta última al usuario perjudicado, siempre que no exceda significativamente el coste de la reparación. Recomendaciones Es crucial que conozca con detalle la póliza del seguro, antes de firmar el contrato. Este precio de coche nuevo incluye impuestos de coche nuevo (IVA e Impuesto de matriculación). Es decir, aunque el propietario del vehículo sea el tomador del seguro, el sujeto asegurado es el conductor del mismo, porque lo que se cubre no es la responsabilidad del propietario, sino la del conductor.

“¿QUÉ CUBRE Y QUE NO CUBRE MI SEGURO DEL COCHE?” SEGURO OBLIGATORIO (SOA): Este seguro cubre la responsabilidad civil del conductor frente a terceros, pero no los daños personales ni materiales que el conductor o su coche sufran cuando el conductor sea culpable de ese accidente. En el 2015, el 29% de los conductores fallecidos superaron los límites de alcohol en sangre. La mayoría de las veces que un conductor bebe y conduce no suele acabar siendo parte en un accidente. Por lo tanto, si una persona que ha bebido más de lo permitido conduce un coche asegurado para él será como si careciera de cobertura, algo que la mayoría de los conductores desconoce. La aseguradora no se hará cargo de los daños propios que sufra el conductor si éste circulaba bajo los efectos del alcohol Cuando se sufre un siniestro por culpa del alcohol y se da parte de culpa a la aseguradora, ésta puede no hacerse responsable de los gastos propios (aunque se tenga una póliza a Todo Riesgo) de signo distinto a la anterior, la misma es muy clara al respecto. La fórmula permite descuentos de hasta un 40% al año en el seguro del automóvil.

Existe la posibilidad, poco frecuente, de que se aplique el valor venal desde el momento de la compra. Si la reparación corre a cargo de una tercera compañía ésta no tiene relación alguna con el propietario y por tanto no habrá suscrito con ella ninguna condición. las aseguradoras tienen la obligación de pagar las reparaciones de los vehículos siniestrados aunque el montante supere el valor venal del propio automóvil, cuyo valor real, en definitiva, será el marcado por el mercado. ¿Y cómo valorarán su coche? Exclusivamente, a precio de mercado. Tampoco le cubrirán: Si participa en carreras o pruebas en circuito -por eso, cuando se inscribe en una prueba deportiva paga un seguro específico- o en carreras ilegales. También en este caso será el Consorcio de Compensación de Seguros quien se haga cargo de la tramitación y pago de las indemnizaciones.

La indemnización puede sustituirse total o parcialmente, en cualquier momento, por una renta vitalicia. En caso de que el coche tenga ya sus añitos, lo mejor es asegurarlo sólo a Terceros. Ojo: No engañar a la aseguradora, se debe declarar al conductor real, es decir, no vale que uno de tus padres sean los tomadores del seguro y que siempre seas el que conduce. Y si por desgracia hemos sufrido un siniestro total, conocer a fondo su procedimiento para saber como actuar: Definiciones Valor venal = Valor de venta del vehículo asegurado, inmediatamente antes de la ocurrencia del siniestro. Valor de mercado = Valor de compra del vehículo asegurado, inmediatamente antes de la ocurrencia del siniestro. Valor a nuevo = Es el precio total de venta al público en estado de nuevo del vehículo asegurado, incluyendo recargos e impuestos legales que le hacen apto para circular por la vía pública, de acuerdo con los catálogos de las casas vendedoras o fabricantes. Es más, nunca se debe pensar de manera rotunda que se tiene la culpa del accidente sin consultar con un abogado para accidentes de tráfico.

En muchas ocasiones se puede creer que no existe derecho a una reclamación o indemnización por accidente, pero tras el estudio exhaustivo del caso se encuentran circunstancias especiales que hacen posible una reclamación por los daños sufridos. Para saber los que posee tu coche simple tienes que multiplicar por 1,36 el dato que viene a la mitad y a la derecha la ficha técnica, y se denomina “potencia fiscal”. Documentación necesaria para contratar el seguro de coche: Permiso de circulación Aquí figuran datos como la fecha de expedición, matrícula, bastidor, fecha de inicial matriculación y de compra, uso…y sobre todo los datos del dueño del coche. Carné de conducir Es el documento donde se mostrarán los diferentes tipos de vehículos podemos conducir, y desde cuándo. una de sus máximas preocupaciones ha sido la de resolver las dudas más frecuentes que los consumidores y usuarios tienen a diario con sus Seguros.

Algunos de esos apuntes han recibido muchos comentarios de personas interesadas en encontrar asesoría profesional para su problema particular. (Debe actuar el seguro de Responsabilidad Civil por desempeño de actividades profesionales, no el seguro del automóvil) Un tractor cae por un barranco mientras realiza labores de arado de la tierra. El seguro cubrirá al conductor y ocupantes del vehículo siempre que la culpa del accidente no sea tuya. Pero si no pagase la prima, el asegurador podrá resolver el contrato o reclamar el pago. 78/2002 de 6 marzo (LA LEY 49489/2002). Sin embargo, la figura del conductor ocasional aún sigue estando rodeada de interrogantes que te ayudamos a descifrar. Lo primero en lo que se piensa a la hora de hablar de un conductor ocasional es el cuánto nos va a costar incorporarlo en el seguro para coche. Como cada caso es un mundo, el mejor consejo que se puede dar para responder a esta pregunta es contactar con un abogado especialista en accidentes de tráfico cuanto antes y así poder informarse acerca de la probabilidad de éxito en una posible reclamación.

Entre dos modelos muy similares, con el mismo motor pero con una apariencia más deportiva uno y el otro con cinco puertas, la diferencia en el coste de la póliza puede ser del 25%. Una vez decidido el coche, hay que elegir el tipo de seguro. Y es una figura que debe ser notificada a la aseguradora ya que debe constar en la póliza (en función de su perfil de riesgo la compañía cobrará un determinado precio). Segundo conductor o conductor ocasional Siniestro de dos jóvenes conductores En el caso de una familia, lo normal es que el seguro del coche sea contratado por el padre, que suele ser también el conductor habitual del mismo. El contrato de seguro comienza a surtir efecto en el momento en que se paga la prima; entonces surge para el asegurador la obligación de cubrir el riesgo y de indemnizar el posible siniestro. En Cataluña ya son los radares quienes cotejan si los coches pasan la ITV, si bien por ahora solamente controlan a aquellos que superan la velocidad permitida.

Además del riesgo de sufrir lesiones de los ocupantes del vehículo propio, conductor incluido, pueden producirse víctimas de peatones o de ocupantes de otros vehículos. En el caso del seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor, estas circunstancias serían aquellas que aumentan la posibilidad que el vehículo tenga accidentes de circulación, accidentes que obligan a responder a la compañía de seguros al ser responsable el conductor del vehículo asegurado, en el seguro obligatorio sólo frente a terceros, y en todo tipo de siniestros, si estamos ante un seguro a todo riesgo. Pero no basta cualquier circunstancia que agrave el riesgo para que se dé el supuesto del artículo11 LCS , sino que debe ser de tal importancia que la compañía de seguros al firmar el contrato de seguro no lo habría celebrado o lo habría celebrado en condiciones más gravosas, es decir exigiendo mayor prima, o estableciendo nuevas cláusulas delimitadoras del riesgo.