Archivo de la categoría: prestamos

El seguro y los prestamos

tramitar un seguroEL SEGURO DE CREDITO ¿Qué es el Seguro de Crédito? ¿Que modalidades tienes? ¿Qué servicios ofrece? ¿Qué ventajas tiene? EL SEGURO DE CAUCION ¿Qué es el Seguro de Caución? ¿Quién lo necesita? ¿Qué requisitos se necesitan? GLOSARIO DE TERMINOS de los Seguros de Crédito y de Caución Anticipo por Mora Prolongada Aviso de Falta de Pago Aviso de Insolvencia Provisional Clasificación Crédito Crédito Total Crédito Pendiente Crédito Asegurado Exclusión Gastos de Estudio y Seguimiento Gestiones de Recobro Impagado Imdemnización Limitación Porcentaje de Garantía Prima o Prima Devengada Prima Mínima Prima Provisional Prórroga Reajuste de Prima Recobros Siniestro Vencimiento Ventas Asegurables Ventas No Asegurables RECOMENDACIONES PARA LA ADECUADA OPERATIVA DE POLIZA De cara al adecuado cumplimiento de las obligaciones contractuales de la Póliza por parte del Asegurado, será necesario por el mismo el obligado cumplimiento, en operativa y plazos, de las recomendaciones siguientes para: Clasificaciones de Clientes Comunicación de Ventas Comunicación de Avisos de Falta de Pago Comunicación de Prórrogas Comunicación de Avisos de Insolvencia EL SEGURO DE CRÉDITO ¿Qué es el Seguro de Crédito? El Seguro de Crédito es un instrumento eficaz al servicio de las empresas, que protege sus cuentas comerciales a cobrar contra el riesgo de mora prolongada y el de insolvencia de sus clientes compradores, garantizando con ello uno de sus activos más importantes.

Es decir, el tomador “no se libra de pagar”, pero el beneficiario sí se asegura una compensación en caso de incumplimiento de contrato. El seguro de caución, por consiguiente, está ligado a los daños patrimoniales, es decir, si un ayuntamiento contrata a una empresa para hacer una carretera y la empresa no la hace, la aseguradora no puede terminar la carretera, pero sí compensará económicamente al ayuntamiento por los daños y perjuicios que la no realización de la carretera supone. Prácticamente todas las compañías de seguros disponen de una rama dedicada exclusivamente al seguro de caución, por lo que su contratación es sencilla (siempre y cuando tu calificación crediticia y tu solvencia te permita contratarlo, claro). En ocasiones, nos surgen dudas de si el cliente al que vamos a vender a crédito será capaz de hacer frente a los pagos futuros. También en este caso la compañía aseguradora puede desestimar a algún cliente por considerarlo de elevado riesgo. Está claro y es evidente que en los tiempos en los que nos encontramos es muy difícil evitar que antes o después nos encontremos con morosos.

En consecuencia el seguro de crédito ha de ser contemplado no sólo como un seguro convencional que se limita a indemnizar los daños, sino como un instrumento de Credit Management para la prevención y gestión de los riesgos de crédito comercial. El seguro de crédito globales una modalidad de seguros perfectamente regulada por una Ley que regula el Contrato de Seguro, que esla Ley50/1980 de 8 de octubre, que define esta modalidad de seguro como aquella por la que “el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos porla Leyy el contrato, a indemnizar al asegurado las pérdidas finales que experimente a consecuencia de la insolvencia definitiva de sus deudores”. Además, tiene la obligación de otorgar poderes a la sociedad de factoring para litigar contra los deudores. La actualización profundiza en la clasificación de las operaciones de riesgo de crédito, la estimación de provisiones mediante modelos de pérdida esperada y la contabilización de las coberturas.

Una de las novedades es que los consejos de administración de las entidades financieras serán los responsables de la implantación de modelos eficaces en la gestión de riesgos y para la determinación de las coberturas de pérdidas por riesgos de crédito. Analizar quién está detrás de la razón social ya que la empresa será su fiel reflejo. SI HAY DUDAS, PEDIR GARANTIAS. No correr riesgos innecesarios, si no se está seguro de la solvencia del cliente, pedirle garantías personales o avales bancarios. La mayoría de las compañías de negociación de deudas son claras en cuanto a la cantidad que te van a cobrar, pero asegúrate de que no haya gastos ocultos en el proceso de negociación. Consolidación de deudas La consolidación de deudas es un proceso muy beneficioso para solucionar deudas numerosas. Por consiguiente el seguro de crédito cubre la totalidad del giro comercial de una empresa, exceptuando las ventas hechas a las administraciones públicas, a las sociedades filiales y a compradores particulares (no comerciantes). Otra característica importante del seguro de crédito es que el asegurador tiene la potestad de seleccionar los riesgos que va a asumir mediante una clasificación de cada uno de los clientes del asegurado-proveedor.

Sirve para pagar únicamente la parte de intereses de la cuota, sin amortizar nada de capital. Además, intentar que el cliente firme una copia de las condiciones generales de venta para que quede constancia de que las conoce y que las ha aceptado. DOCUMENTAR LAS OPERACIONES desde el inicio hasta el final y verificar la recepción de la mercancía. Este tipo de seguro suele utilizarse en el caso de empresas que firmen contratos con administraciones públicas, normalmente para realizar obras de infraestructuras, y será la propia administración quien solicite a la empresa que suscriba este tipo de seguro, donde la empresa es el tomador y el beneficiario será la administración pública. El deudor ha de cumplir, asimismo, ciertos requisitos de tipo económico y encontrarse en situación de “especial vulnerabilidad”. Ley de Segunda Oportunidad (Ley 25/2015).

Gracias al seguro de crédito, las empresas, incluso las más pequeñas, pueden abordar nuevos sectores, nuevos países o iniciar la penetración en nuevos mercados más lejanos (incluso en países remotos) en los que carezca de experiencia y que sin el seguro de crédito no sería prudente empezar a trabajar. LAS OBLIGACIONES DEL ASEGURADO Cuando firma la póliza, la empresa asegurada adquiere unas obligaciones. Mostrar cuando sea requerido por el asegurador los registros de contabilidad y los documentos relativos a los créditos asegurados. Prestar la colaboración necesaria al asegurador en los procedimientos judiciales interpuestos para la reclamación de la deuda. Ceder al asegurador a solicitud del mismo el crédito que tenga contra el deudor insolvente una vez haya recibido la indemnización de la pérdida. seguro-de-credito CONCLUSIONES En resumen, el seguro de crédito proporciona una protección contra los morosos y deudas incobrables, pero además una tranquilidad y una seguridad de que sus ventas están cubiertas. Pero además en caso que un cliente normal se vuelva moroso o insolvente debido a la crisis o a circunstancias sobrevenidas e imprevisibles, el asegurado puede tener la tranquilidad que cobrará todas las facturas.

“Que el seguro de crédito es caro”: las primas medias suelen rondar entre el 0,25% y 0,50% de la facturación, pero a cambio el asegurado no sólo recibe una indemnización en caso de siniestro, sino que la póliza incluye otros servicios de gestión del riesgo de crédito que son igualmente importantes “Que el seguro de crédito frena las ventas y la expansión comercial”: la compañía de seguros cobra una prima calculada sobre la facturación del asegurado, por lo que tiene todo el interés que la cifra de negocio aumente, ya que así se incrementará la base para calcular su remuneración. La economía estaba parada pues existían muchas tierras sin cultivar y sin producir. El Consorcio de Compensación de Seguros actuará con las aseguradoras del mismo modo que el ICO actúa con la banca. Al igual que los bancos las grandes aseguradoras de riesgo de crédito están pasando malos momentos al intentar reasegurar sus pólizas en el mercado internacional. En este sentido, el seguro de crédito, con independencia de que los impagos sean transitorios, permite a través de sus anticipos, suministrar a la compañía el líquido necesario para que pueda atender sus compromisos21 y no perder su crédito en el mercado, optimizando así el ciclo de cobros y pagos.

En la coyuntura actual en donde, como alternativa a la falta de medios de pago las empresas han optado por alargar los plazos de pago, esta característica del seguro de crédito ha cobrado singular importancia23. Mayor orden en la llevanza de la empresa. Las obligaciones que implica un seguro de crédito, no mucho más gravosas que las impuestas de forma generalizada para todas las empresas de capital, contribuyen eficientemente a un mayor control y vigilancia del empresario sobre su propia explotación. Como decimos estas obligaciones no suponen mayores costes añadidos sino una mayor diligencia y control en la marcha y prospectivas del negocio. Vigilancia continuada de su cartera de clientes. Por último el seguro de crédito quita al comerciante el fantasma de la morosidad mediante los análisis de solvencia que la compañía efectúa para fijar sus clasificaciones. En puridad esto allana el camino al empresario de manera que, sin desentenderse totalmente de a quien hace las ventas, si se pueda concentrar en la actividad que le es propia de comercialización y producción sin sobresaltos. Mayor estabilidad financiera.

Todo lo referido le brinda a la empresa Asegurada una mayor estabilidad financiera que, en multitud de ocasiones, se traduce en el acceso a fuentes de financiación externas para aprovechar las coyunturas. Una compañía que tiene aseguradas sus operaciones genera más confianza ante terceros que otra, con la misma estructura financiera, que no las tenga. Ventajas del recobro en el seguro de crédito. Además de todo lo antedicho, la tramitación del recobro gestionada y encomendada por la Aseguradora, aligera esta nueva carga y preocupación que tendría el Asegurado26. El Banco de España pone a disposición del cliente una Guía de acceso al préstamo hipotecario. Una vez revisada la cantidad total de la deuda, se divide en cuotas mensuales que hacen más fácil su pago. Préstamos de consolidación de deudas Los préstamos de consolidación de deudas te ayudan a combinar todas tus deudas pendientes en un sólo préstamo.

Se trata de acogerse a la Ley Concursal, la cual contempla la posibilidad de suspender la hipoteca durante un año. De hecho, la Comisión Europea mantiene procedimientos de infracción para que el Gobierno modifique la legislación sobre ejecuciones hipotecarias y cláusulas abusivas (como el caso de las famosas cláusulas suelo), y el Tribunal de Justicia Europea sigue siendo el encargado de modelar nuestra dispersa y en ocasiones injusta legislación hipotecaria. Legislación y normativas ante el impago de préstamos hipotecarios Código de Buenas Prácticas (Real Decreto-ley 6/2012). Éste corresponderá a la pérdida final resultante de añadir al crédito impagado del asegurado una serie de costes originados de las gestiones de recobro, así como de los gastos procesales y otros que hayan sido expresamente pactados. Las primas por sus pólizas se han disparado a la vez que se ha complicado el pago desde las aseguradoras por operaciones fallidas y previamente aseguradas. El seguro de caución es un contrato de garantía por el cual la compañía asegurada resarcirá al beneficiario en caso de que el tomador del seguro no cumpla sus obligaciones contraídas entre ambas partes.

El artículo 68 de Ley 50/1980, de 8 de octubre, del Contrato de Seguro establece que “por el seguro de caución el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato. En estos casos, debemos tener bien presente cuánto pagaremos una vez concluya la promoción u oferta. Simuladores de préstamos. La contratación se minora y, con ella, se reduce lo que produce un país, en bienes y servicios (PIB), por las menores compras y ventas. Por eso ha dicho un autor respecto del crédito o confianza: [es] un vastísimo sistema complejo y simétrico, que sirve de potente fuerza motriz para el desarrollo económico, adquiriendo una importancia decisiva en la producción social.>>9 En la misma línea se ha dicho: El crédito entendido como préstamos e inversión.

Una segunda vertiente del crédito la encontramos en los bancos, entendida como la concesión de préstamos o créditos, pues la causa de esos negocios también radica, y con más razón, en la confianza. Una situación de estancamiento parecida a la arriba descrita se vivió en España. Así, los bancos y entidades financieras tienen en sus manos un procedimiento de ejecución hipotecaria que, si bien ha experimentado algunas mejoras, castiga con dureza a quien no paga la deuda, asumiendo esta los intereses de demora y los costes del procedimiento judicial. Solo si tras la ejecución de la hipoteca queda deuda pendiente, podrá verse afectada por la Segunda Oportunidad, exonerándose el pasivo pendiente. Los préstamos rápidos, minipréstamos, minicréditos rápidos o créditos con ASNEF son distintas formas de referirse a los créditos rápidos que se han puesto muy de moda y han florecido en España en estos años de crisis.

A la vez que los bancos cerraron el recurso al préstamo a miles de clientes y sólo querían clientes sanos sin ninguna posibilidad de incurrir en impagos, han surgido decenas de empresas de financiación privada cuyo negocio consiste en constituir e invertir un fondo de capital dedicado al préstamo, que prestan en importes muy pequeños, con muy poca duración y con un interés realmente alto que se paga a la cancelación del préstamo, que hace que cuanto más roten sus fondos, más ganan al final del ejercicio. El origen de estos créditos mini, según el Diario Abc, está en los créditos que el economista filántropo daba a las mujeres de las comunidades pobres de su país al objeto de que montasen pequeños negocios de subsistencia. Si tomamos como referencia un tipo de interés del 3,5% (Euribor+1,5%) y un plazo de 25 años podemos conseguir como máximo un préstamo hipotecario de 160.000€ (visita nuestro simulador para ver tu caso concreto) Por lo tanto, si pedimos menos dinero de esa cantidad, podremos aspirar a una hipoteca mejor que si vamos ajustados – ¿cuánto necesitamos de financiación? No es lo mismo que necesitemos el 50% del precio de compra que el 100% + gastos.

El seguro de crédito apoyo destacado de la economía favoreciendo el crédito. Primeramente, y para entrar en el papel que el seguro de crédito desempeña en la economía, hemos de definir aquello que favorece, esto es, “el crédito”. En puridad el crédito se da en una operación, en un sentido genérico, “cuando entre la prestación y la contraprestación media un intervalo de tiempo: el acreedor efectúa, de inmediato, su prestación (entrega de un bien, realización de un servicio, etc.), pero el deudor solo realizará la prestación posteriormente”. El crédito (credere, lat = confiar)5, aquí, vuelve a retomar su prístino sentido de “confianza y opinión que goza una persona de que cumplirá puntualmente los compromisos que contraiga”6. A este respecto, nos encontramos dos caras del crédito que son fundamentales para el ciclo económico.

El crédito entre los comerciantes entendido como aplazamiento de las deudas. La falta de seguridad jurídica es uno de los mayores óbices y obstáculos para el crecimiento de un sistema económico de una nación7. Debido a esta falta de seguridad, en las transacciones, no amparadas por un ordenamiento legal eficiente, primero, se recela mucho antes de cerrar un negocio y, por otro lado, no se asume mucho riesgo ni se comercia comúnmente a crédito, lo que dificulta e imposibilita muchas relaciones comerciales8. La negociación es la mejor vía para conseguir el cobro de los morosos, para ello el acreedor debe anteponer sus intereses -recuperar su dinero- a sus posiciones -tiene la razón y el derecho de su parte- y a sus emociones -la lógica indignación y enfado por no haber cobrado-. La segunda modalidad es el factoring sin recurso, en la que la entidad sí asume el riesgo de impago, y la empresa cobrará sus créditos comerciales independientemente de si el cliente finalmente paga o no. En nuestro ejemplo, si finalmente el impago pasa a fallido, la cobertura será de 7.000 euros, si suponemos unos gastos de recobro de 1.000 euros, a nosotros nos restarán de la indemnización 300 euros, y si los gastos del juicio ascienden a 3.000 euros, nos restarán otros 900 euros.

Desde el punto de vista de los gastos, debes tener en cuenta las peculiaridades de las dotaciones a la provisión por insolvencias en la contabilidad y la fiscalidad de la empresa. Seguro de crédito Esta modalidad “es, después del pago por adelantado o la solicitud de garantías, el sistema más utilizado por las empresas españolas para protegerse del riesgo de impagos. No podrá ejercer el derecho de desistimiento sin embargo, en caso de que el préstamo haya sido totalmente ejecutado por ambas partes a petición expresa del prestatario (es decir, si ya tenemos el dinero en nuestra posesión y la fecha de devolución ya es firme). Recuerda que se trata de préstamos al consumo con la garantía personal de la persona que recibe el dinero (prestatario), por los que nos obligamos a devolver el importe que se nos concedió (importe del crédito) más los intereses.

En caso de impago, la empresa “apuntará” para garantizarse el cobro de nuestra deuda (más los intereses de demora correspondientes) contra cualquiera de nuestros bienes presentes y futuros (coches, propiedades, nómina, etc.) y no dudará en llevarnos a los tribunales de justicia donde, salvo insolvencia manifiesta, tendremos que responder de la deuda, sus intereses de demora y las cosas judiciales del proceso monitorio al que nos llevarán. Ser avalista es un compromiso similar a firmar una hipoteca, ya que puedes tener que responder con todo tu patrimonio. Pasar de 20 a 30 años en una hipoteca media de 150.000 euros a euríbor + 1%, hará que nuestra cuota pase de 720 euros a 493 euros. Por eso, cuando salimos a buscar hipoteca, lo hacemos con la esperanza de encontrar la mejor hipoteca del mercado y a menudo esto nos lleva a frustraciones o pérdidas de tiempo porque la hipoteca que parecía ideal resulta que no es la que nos dan (bien por nuestras características o porque los requisitos del banco no son los que esperábamos) Para evitar estas situaciones, es fundamental conocer bien cuáles son nuestras necesidades y cuáles nuestras limitaciones y nuestras armas ante el banco para conseguir la mejor hipoteca posible. Los dos seguros más habituales son el seguro de hogar y el de vida.

Las primas por sus pólizas se han disparado a la vez que se ha complicado el pago desde las aseguradoras por operaciones fallidas y previamente aseguradas. El seguro de caución es un contrato de garantía por el cual la compañía asegurada resarcirá al beneficiario en caso de que el tomador del seguro no cumpla sus obligaciones contraídas entre ambas partes. El artículo 68 de Ley 50/1980, de 8 de octubre, del Contrato de Seguro establece que “por el seguro de caución el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato. Los vendedores también deben ser co-responsables de la gestión del riesgo de clientes, los objetivos de venta debe ser por operaciones cobradas y las comisiones sólo deben abonarse definitivamente si la venta realizada se ha cobrado íntegramente.

NO FIARSE DE LAS APARIENCIAS. Por muy buena imagen que tenga un posible comprador, investigar que hay detrás de la fachada de este futuro cliente, a veces con un poco de investigación se descubre la cara oculta de las empresas. Esta cláusula obliga al avalista a abrir un depósito en su entidad, del cual el banco podrá extraer dinero sin previo aviso para pagar posibles impagos. En caso de haber varios avalistas, hay que evitar la cláusula de renuncia expresa del beneficio de excusión, orden y división, que ofrece al banco la posibilidad de cobrar al aval que prefiera. Sea como sea, lo más efectivo siempre es leer atentamente la letra pequeña y asegurarte de que entiendes todas las cláusulas del contrato, para evitar futuras sorpresas. Además, si ya eres avalista y si has tenido que hacerte responsable de algún pago, debes recordar que tienes el derecho de exigir el importe al prestatario, y que si no te lo devuelve, puedes exigir la venta del piso hipotecado para cobrar.

Si estás pensando en convertirte en avalista, es importante que sepas en qué casos es necesario un aval para abrir la hipoteca, así como los riesgos de avalar una hipoteca. El difícil papel del avalista frente al impago del préstamo Solvencia económica y financiera, adecuado nivel de endeudamiento, capacidad de ahorro y estabilidad laboral son, en términos generales, los requisitos que exigían bancos y cajas a la hora de conceder un préstamo. Esta pregunta nos está limitando las entidades donde puedes solicitar el préstamo hipotecario. Así que la indemnización a cobrar será de 5.800 euros y como nos adelantaron 3.500, nos pagarán los 2.300 euros restantes. De su capacidad para devolver las pequeñas aportaciones dependía su capacidad para conseguir nueva financiación. De esta forma se busca cubrir los daños y perjuicios experimentados por el asegurado pero nunca se asegura su ganancia No obstante (a diferencia de los seguros de otros ramos) la finalidad del seguro de crédito no es indemnizar al tomador de las pérdidas provocadas por los clientes insolventes, sino ofrecer una serie de servicios que aportan un valor añadido muy importante a la simple indemnización. Las compañías aseguradoras gracias a unos importantes desarrollos tecnológicos y de tratamiento de datos, ofrecen a los asegurados una información sobre la solvencia y perfil pagador de sus futuros clientes, ya que las aseguradoras tienen la capacidad de analizar miles de operaciones cada día y cuentan con bases de datos de millones de empresas en todo el planeta y que se actualizan constantemente.

Prueba de ello es que el 30% de las pymes españolas tienen contratado un seguro de crédito frente, al 20% a escala mundial”, aseguran en Crédito y Caución. La característica básica de este seguro es que cubre la venta de unos bienes o servicios realizados por una empresa determinada a sus clientes. Actualmente se están comercializando también los seguros de protección de pagos y en casos más excepcionales los seguros de protección del tipo de interés. En estos casos debemos valorar lo que las coberturas de dichos seguros nos aportan, su coste y la contraprestación que recibimos vía rebaja en el diferencial durante toda la duración del préstamo (15-25 años) Siempre que contratemos algún seguro o producto con el banco debemos beneficiarnos de los ingresos que les vamos a proporcionar. Se trata de la cifra más baja de las registradas en un trimestre desde el tercero de 2008. Estos datos señalan el problema grave de las familias que se hipotecan y acaban sin poder pagar la deuda.

Todo esto se lo vamos adelantando. En este sentido, paraliza las demandas interpuestas por falta de pago y la ejecución de los bienes que se estén tramitando. Es cierto que tu entidad puede ofrecerte condiciones especiales por la fidelidad (como por ejemplo la bonificación del interés), sin embargo, solo comparando tendrás la total seguridad de firmar la opción que más se ajuste a tu perfil financiero. El seguro de crédito global Una característica importante del segurode crédito globalo también denominado clásico es que el asegurado debe cubrir la totalidad de sus riesgos comerciales, y por lo tanto no puede asegurar solamente los clientes de alto riesgo. Bajo la máxima crédito concedido, crédito provisionado, los modelos deberán estimar el valor presente de los flujos futuros, incluyendo los que resulten de la ejecución de la garantía colateral independientemente de la probabilidad de que esta se produzca o no, y realizar, en su caso, la corrección de valor mediante la provisión para pérdida de crédito esperada.

Cada entidad deberá estimar su provisión de pérdida por default a 12 meses vista o durante toda la vida del préstamo, según la clasificación de la operación en función del riesgo de crédito por insolvencia. El deudor ha de cumplir, asimismo, ciertos requisitos de tipo económico y encontrarse en situación de “especial vulnerabilidad”. Ley de Segunda Oportunidad (Ley 25/2015). Además, deberá hacer frente a los costes procesales, es decir, a los gastos del juicio. Si el avalista abona el pago de la deuda, la entidad financiera no exigirá nada más y el préstamo seguirá su curso. El importe total de la cobertura se calculará en función de las ventas anuales de la empresa. Desechar el binomio prima – indemnización.

Es decir, si el tomador tenía que hacer una carretera y no la hace, la compañía aseguradora compensará al asegurado pagándole la cantidad de euros estipulados en la póliza de seguro de caución y, posteriormente, la aseguradora podrá reclamar al tomador las cantidades que haya tenido que pagar. Si el aval es solidario, en caso de impago podremos reclamar al avalista o al cliente indistintamente. La cuantía de la cobertura total de la póliza del seguro de crédito se calculará en función del volumen de ventas anuales y la cobertura podrá situarse entre el 50% y el 85% del impago, dependiendo de lo que se estipule en la póliza (o la cobertura que esté dispuesta la aseguradora a concedernos). Seguro de caución: Mediante este contrato de garantía, la compañía aseguradora asumirá el importe económico de un contrato en el caso de que el tomador del seguro no cumpla con las obligaciones estipuladas contractualmente entre las partes. Según Ley 50/1980, articulo 69:”Por el seguro de crédito el Asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos por la ley y el contrato, a indemnizar al Asegurado de las pérdidas finales que experimente a consecuencia de la insolvencia” ¿Qué modalidades tiene? Las modalidades que presenta el Seguro de Crédito son: Póliza de Seguro de Crédito – Mercado Interior: Póliza Interior y Póliza Start Póliza de Seguro de Crédito – Mercado Exterior: Póliza Exterior Póliza de Seguro de Crédito – Mercado Global: Póliza Europa+ y Póliza Líder ¿Qué servicios ofrece? El Seguro de Crédito ofrece los siguientes servicios: Prevención Cobertura Recobro Indemnización.

¿Qué ventajas tiene? Entre las ventajas que ofrece el seguro de Crédito tenemos: Prospección de Clientes y Mercados Vigilancia y Control continuo de los Riesgos Comerciales Contar con una amplia Red de Gestión de Cobro de Impagos Fija una Política Financiera a corto plazo Aporta Seguridad de los ingresos por actividad comercial El SEGURO DE CAUCIÓN ¿Qué es el Seguro de Caución? El Seguro de Caución queda regulado por la Ley 50/1980 DE CONTRATO DE SEGURO, El importe total de la cobertura se calculará en función de las ventas anuales de la empresa. La primera es tratar de conocer mejor a nuestro cliente, evaluando su capacidad financiera. En consecuencia esta modalidad aseguradora blinda la cuenta de resultados y elimina las incertidumbres provocadas porla crisis. 68: “Por el seguro de caución el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad, los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato.

En este caso, la entidad de crédito tiene derechos sobre la indemnización que pueda percibir el asegurado, ya que si el inmueble que actúa como garantía de cobro para la entidad de crédito se destruyese, dicha garantía desaparecería, por lo que la existencia de un seguro de daños sobre el bien evita esta situación. No obstante, lo más habitual es que el seguro contenga, además de la cobertura de daños al inmueble (continente), otras garantías, como la de daños que puedan sufrir los bienes que se encuentran dentro de la vivienda (contenido); la responsabilidad civil del propietario, o la defensa jurídica, entre otras. Sin embargo, hay formas para evitarlo en el caso de tener problemas para pagar la hipoteca. hipoteca-quehacer Respecto a las ejecuciones hipotecarias, el INE, que solo refleja los datos desde 2014, mostró la mayor caída de su serie histórica con una caída del 31,2% en primer trimestre del 2016. Debemos ser realistas y gastar conforme a nuestras posibilidades y capacidad de endeudamiento.

¿Banco o financiera del concesionario?. Eso sí, hay que tener en cuenta que a la larga pagaríamos más intereses. Declararse insolvente. Se trata de un producto, dentro de la modalidad de seguro contra Daños Patrimoniales, cuya cobertura principal es la de asumir el riesgo de impago por parte del deudor y evitar así el riesgo comercial. ¿Cuándo entra en juego el seguro de Crédito? Mediante el seguro de Crédito la aseguradora está obligada a indemnizar a su asegurado como consecuencia de la falta de pago de los créditos que tenga frente a terceros. Esta liquidación definitiva se efectuará posteriormente (después de unos 6 meses) y el asegurador abonará al asegurado el resto del porcentaje de cobertura pactado. Siempre que sea posible, un abogado debe asesorarnos y negociar con el banco. Si el cliente no apuesta por su propia empresa, si no la capitaliza convenientemente ni la gestiona con sentido común ¿por qué deberíamos nosotros arriesgar nuestro patrimonio concediéndole un crédito con riesgo algo de no retorno? Cuando las informaciones son negativas y hemos vendido, no deberíamos conceder al cliente aplazamientos en el pago de las operaciones comerciales. Hace apenas un mes el Gobierno aprobó un decreto por el que cubrirá parte de los riesgos de impago empresarial a través de las aseguradoras de riesgo de crédito.

La gran mayoría de las compañías que, como proveedores, ofrecen bienes o servicios a un tercero no los suelen cobrar inmediatamente sino que se encargan de vender a crédito. Durante un periodo de tiempo la empresa asume el papel de acreedora y los clientes a los que ha prestado un servicio o ha provisto con un bien serían la parte deudora. Transcurrido un tiempo, previamente pactado, la compañía deberá recibir el pago y los deudores tendrán que saldar su cuenta con ésta pero ¿qué sucede si esto no se llega a producir? Las empresas se enfrentan a una situación incómoda que les puede llegar a causar problemas de liquidez y les puede impedir seguir adelante con su actividad profesional si la cantidad que se les adeuda es demasiado alta. Para cubrirse las espaldas las empresas tienen la opción de contratar un seguro de Crédito. Será necesario analizar nuestra forma de consumir, los gastos que tenemos y poner fin a los que no sean necesarios.

Precisamente, un reclamo de los principales empresas que se dedican a esta actividad es captarte como cliente con un primer crédito “sin intereses ni comisiones”, para que los pruebes, y una vez les devuelvas el dinero original al cabo de pocas semanas, “tenerte ya fichado” y “fidelizado” para en una siguiente vez, y otra y otra, y así mes tras mes, ya sea en forma de renovación (algunos prestamistas no suelen admitir más de una renovación, previo cobro de una comisión por renovación y otros dejan pasar al menos un día entre préstamo y nuevo préstamo), aunque nada impide que días o semanas más tarde de devolver el préstamo, te endeudes otra vez. Si lo negociamos bien, el periodo de carencia podría durar años. Alargar el plazo. Es decir, congela la posibilidad de embargo hasta que finalice el proceso. En estos casos, la entidad aseguradora pagará a la entidad de crédito la cantidad pendiente de amortizar y el exceso, al resto de personas designadas como beneficiarias en la póliza.

En consecuencia, este seguro protege a la entidad de crédito ante el posible impago del prestatario debido a su muerte o incapacidad. En el mercado asegurador también se comercializan seguros cuyo objetivo es permitir cumplir las obligaciones del deudor con respecto al préstamo hipotecario, con carácter temporal. En la actualidad, y debido a los altos índices de morosidad -que superan ya el 10%- , a esa lista de condiciones para la concesión de un préstamo personal se está añadiendo otra: contar con un aval que garantice el cobro del préstamo en caso de impago del titular. El aval es un contrato que se realiza precisamente con el fin de garantizar o asegurar el cumplimiento de una obligación económica a través del compromiso de un tercero, que es a quien se conoce como avalista. Estos seguros pueden contratarse con cualquier compañía aseguradora, aunque las entidades de crédito suelen ofrecer, como parte de su oferta, los de las compañías con las que tienen acuerdos comerciales.

Seguro de daños sobre el inmueble hipotecado: cuando se concede un préstamo hipotecario, la entidad de crédito puede exigir la contratación de un seguro contra daños por un importe igual al valor de tasación del inmueble (excluido el valor del suelo, que no es asegurable) Este seguro tiene por finalidad indemnizar, a la persona que aparece como asegurado, normalmente el propietario, de los posibles daños que pueda sufrir el inmueble hipotecado, por determinadas causas (incendio, daños por agua, etc.) establecidas en el contrato de seguro. Además, de ser la vivienda habitual comprada mediante el préstamo hipotecario, el banco se puede adjudicar el bien inmueble por el 70% del valor de tasación. Demasiadas familias han confiado en que el banco les concediera el préstamo de forma responsable y han perdido su hogar. El mejor informe sobre los hábitos de pago de un nuevo comprador nos lo pueden dar proveedores que llevan tiempo trabajando con el cliente.

También puede consultar a su mediador del seguro de crédito, quien, con la información disponible y su experiencia, podrá aportar opiniones valiosas a la hora de tomar una decisión. CONOCER AL EMPRESARIO. Para conocer una empresa, estudiar al empresario. Debemos estudiar con detenimiento los tipos de interés de los préstamos para vehículos. Tipo de interés nominal, comisión de apertura, por amortización anticipada, de cancelación total o Tasa Anual Equivalente (TAE) han de ser analizadas pormenorizadamente, También debemos fijarnos si la entidad en cuestión nos obliga a suscribir algún tipo de seguro. Otros gastos. Obviamente, este adelanto es a cuenta de la indemnización final. Si finalmente se certifica el impago, la cuantía de la indemnización será la pactada en el contrato, descontados los gastos de gestión de recobro, los gastos procesales y cualquier otro gastos que se hubiera incluido en el contrato, si bien, dicho porcentaje ni podrá comprender los beneficios del asegurado, ni ser inferior al 50% de la pérdida final.

La vinculación con el banco es una de nuestras mejores armas para obtener una hipoteca barata – ¿cuánto tiempo tengo para buscar la hipoteca? La hipoteca suele ser la mayor decisión financiera de nuestra vida, así que deberíamos asegurarnos que le dedicamos suficiente tiempo para tomar la decisión adecuada. No sería de recibo que solo permanezcan con elasegurado en tiempos de bonanza. Por ello, todas las Aseguradoras tienen que convencerse de su gran función como valedoras de intereses económicos de los Estados y cumplir su papel fielmente y más en épocas como la presente que aportan un basamento para que pueda continuar la actividad económica. Como hemos dicho, no de la indemnización simplemente, sino de muchas otras ventajas del seguro, cada día, se benefician los Asegurados e,indirectamente, la economía.

Sin embargo no hay que caer en el error de pensar que los seguros de crédito son la panacea y que las Aseguradoras de crédito no buscan optimizar, como cualquier otra empresa sus beneficios, ajustando los riesgos y proponiendo nuevas condiciones a los asegurados en épocas de gran siniestralidad. Seguros de Crédito y Caución Seguro de crédito: garantiza al asegurado el pago de los créditos que tenga a su favor cuando se produzca la insolvencia de sus deudores. Nosotros venimos trabajando con las principales entidades para cumplir con la verificación del valor de las garantías inmobiliarias a las que están sometidas por motivos de capital. Todo esto supone una pérdida de autonomía del empresario en la gestión de sus deudas. Se debe tener en cuenta especialmente que el factor tiene la facultad de aprobar previamente las operaciones con un comprador determinado.

En ningún caso garantiza una indemnización en caso de que incurramos en impagos con nuestros proveedores, esa es una contingencia que cubre el Seguro de Crédito, como comentábamos anteriormente. El Seguro de Caución nos permite sustituir o complementar tanto los avales bancarios como de Sociedades de Garantía Recíproca. Existen luego unas variantes de póliza conforme a la actividad y proyección de la empresa. En este proceso, deudas múltiples se consolidan en una sola cantidad, cuyo importe se va pagando mediante un sólo pago cada mes. El interés de la deuda consolidada normalmente es más bajo que el interés en los préstamos individuales, sin embargo, si una persona está utilizando un préstamo de equidad de la vivienda para consolidar las deudas, su vivienda será la garantía para el préstamo y si esa persona no puede pagar, el prestamista puede quitarle la vivienda y venderla para recuperar el dinero prestado. Los beneficios que brinda dicho seguro pasan por una actuación responsable y leal del asegurado. El seguro en general como fautor de la actividad económica. La generalización de los seguros hoy nos parece un hecho normal y cotidiano. Pero ¿para qué sirve un concurso de acreedores? El concurso de acreedores es la última medida para evitar el embargo.

Existe un importante nivel de morosidad en las operaciones comerciales, ante el que muchos empresarios suelen actuar con una cierta imprudencia y resignación. Normalmente la cobertura (dentro de España) alcanza entre un 50% y un 85% de las ventas, es decir, si vendemos a un cliente a crédito 10.000 euros, el seguro nos cubrirá entre 5.000 y 8.500 euros, según la cobertura solicitada o concedida. También hay que dejar claro que en caso de impago del cliente la entidad abone la deuda a primera demanda o primer requerimiento, es decir, que el aval implique que en cuanto solicitemos al banco la ejecución del aval (obviamente presentando una factura vencida e impagada), el pago por parte de la entidad sea inmediato. También se puede optar por el aval de los documentos de pago entregados por el cliente (letras de cambio o pagarés) en vez de avalar la operación en sí, lo cual nos dará también una seguridad de cobro en caso de que la letra o el pagaré no se cobren a su vencimiento.

La habilidad principal de los profesionales de la banca debería ser la Gestión del Riesgo. Es importante tener en cuenta que, por ley la entidad financiera no está obligada a comunicar al avalista -salvo que se pacte lo contrario- del incumplimiento del pago del préstamo. Lo más habitual es que el avalista reciba como primera información una notificación judicial. 68: “Por el seguro de caución el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad, los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato. Gracias a esta gestión diaria, para la que es fundamental el auxilio del mediador especializado, el proveedor tiene una cartera de clientes saneada.

ENCONTRAR BUENOS CLIENTES El seguro de crédito también ofrece un excelente servicio de prospección comercial, ya que facilita al asegurado plantearse la venta a nuevos clientes o penetrar en nuevos mercados asumiendo un riesgo mínimo. En nuestro ejemplo, si finalmente el impago pasa a fallido, la cobertura será de 7.000 euros, si suponemos unos gastos de recobro de 1.000 euros, a nosotros nos restarán de la indemnización 300 euros, y si los gastos del juicio ascienden a 3.000 euros, nos restarán otros 900 euros. Es decir, si la cobertura es del 70% y el impago es de 10.000 euros, el seguro nos cubre por 7.000 euros, y a los seis meses la aseguradora nos tendrá que indemnizar con al menos 3.500 euros. La negociación es la mejor vía para conseguir el cobro de los morosos, para ello el acreedor debe anteponer sus intereses -recuperar su dinero- a sus posiciones -tiene la razón y el derecho de su parte- y a sus emociones -la lógica indignación y enfado por no haber cobrado-. Realmente pagaremos menos. Para ahorrarte tiempo puedes descubrir las diferentes ofertas financieras a través de un comparador de préstamos online.

Éstas también examinan exhaustivamente la capacidad económica de los compradores, aunque con ellas la negociación resulta más sencilla, cómoda y flexible. La inyección de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) ha comenzado a derribar el muro que impedía a los clientes acceder a la financiación. Gracias a lo seguros de caución las empresas obtienen los recursos financieros exigidos por ley o por contrato, lo que favorece su capacidad crediticia. Existen distintos tipos de modalidades en el seguro de caución, en función del origen de la obligación que el tomador tenga que garantizar Algunas de estas modalidades son las siguientes: Garantía de contrato: Entre las garantías que se pueden asegurar están el mantenimiento de oferta, el cumplimiento del contrato así como garantizar su ejecución y el pago anticipado. Garantías aduaneras: seguro obligatorio que en algunos casos exige la Administración de Aduanas para asegurar el cobro de la deuda tributaria.

Garantías para agencias de viajes: Ofrece la garantía que exige la Administración para poder ejercer esta actividad . Garantía de fidelidad:Está destinada a cubrir los depositarios de mercancías o la infidelidad de los empleados. Seguro de afianzamiento: Esta modalidad garantiza al comprador de una vivienda el reembolso del anticipo que haya dado si la casa no le llega a ser entregada finalmente. Seguros de crédito El seguro de crédito es un sistema integral de gestión de impagados que permite evitar el riesgo comercial. Estos seguros ofrecen tres garantías principales: Prevención: Análisis del riesgo empresarial y seguimiento de la evolución de la solvencia los clientes. Indemnización: Apoyo financiero que asegura la liquidez del asegurado. Recobro: Recuperación de los créditos impagados. ¿Cuáles son las diferencias entre el Seguro de Crédito y el Seguro de Caución? A diferencia de lo que se puede creer, el Seguro de Crédito y el Seguro de Caución son productos totalmente diferentes.

El seguro de crédito cubre la totalidad de los riesgos de crédito de clientes, de forma que el asegurador pueda obtener una cartera de riesgos diversificada, lo que limite su riesgo y permite así una tarificación ventajosa. Además, intentar que el cliente firme una copia de las condiciones generales de venta para que quede constancia de que las conoce y que las ha aceptado. DOCUMENTAR LAS OPERACIONES desde el inicio hasta el final y verificar la recepción de la mercancía. También hay que dejar claro que en caso de impago del cliente la entidad abone la deuda a primera demanda o primer requerimiento, es decir, que el aval implique que en cuanto solicitemos al banco la ejecución del aval (obviamente presentando una factura vencida e impagada), el pago por parte de la entidad sea inmediato. También se puede optar por el aval de los documentos de pago entregados por el cliente (letras de cambio o pagarés) en vez de avalar la operación en sí, lo cual nos dará también una seguridad de cobro en caso de que la letra o el pagaré no se cobren a su vencimiento. La habilidad principal de los profesionales de la banca debería ser la Gestión del Riesgo.

La empresa proveedora debe haber actuado de forma irreprochable y poder demostrarlo en cualquier momento: cumplir con todos los requisitos de cantidad, calidad, plazo de entrega, precio, facturación, etc. Su objetivo es “que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer”. En general no conseguiremos una hipoteca que suponga un pago mensual superior al 30- 40% de lo que ganemos Ejemplo: si ganamos 2.000€ netos al mes, conseguiremos un préstamo con una cuota máxima de 800€. De esta forma, se gana tiempo para renegociar las condiciones del préstamo hipotecario con el banco mientras va mejorando la situación económica del cliente.

Este riesgo simplemente es la posibilidad de que el cliente no te pague cuando llegue la fecha pactada. Y este riesgo se está multiplicando en los últimos meses y está llevando a muchas empresas a la quiebra. Pero ¿qué pueden hacer las pymes? ¿Cómo pueden saber si un cliente tiene solvencia suficiente? ¿Cómo pueden cubrirse ante este riesgo? En mi opinión, dejar de vender a crédito no es una opción recomendable, ya que se pueden perder muchos clientes y muchas ventas. Es decir, si el tomador tenía que hacer una carretera y no la hace, la compañía aseguradora compensará al asegurado pagándole la cantidad de euros estipulados en la póliza de seguro de caución y, posteriormente, la aseguradora podrá reclamar al tomador las cantidades que haya tenido que pagar. Cuando los ingresos no alcanzan a cubrir los gastos y la deuda empieza a acumularse existen varias opciones para tratar de ‘salir del agujero’. declarase-insolvente La primera opción para muchos pasa por seguir endeudándose.

Esto no significa que haya que sobreestimar la intervención del seguro de crédito en el sistema económico ni de verlo como una panacea. Por consiguiente el seguro de crédito cubre la totalidad del giro comercial de una empresa, exceptuando las ventas hechas a las administraciones públicas, a las sociedades filiales y a compradores particulares (no comerciantes). Otra característica importante del seguro de crédito es que el asegurador tiene la potestad de seleccionar los riesgos que va a asumir mediante una clasificación de cada uno de los clientes del asegurado-proveedor. Es importante plantearse hasta qué punto es necesario tu papel para que el comprador adquiera una vivienda. Éstas también examinan exhaustivamente la capacidad económica de los compradores, aunque con ellas la negociación resulta más sencilla, cómoda y flexible.

Si el aval es solidario, en caso de impago podremos reclamar al avalista o al cliente indistintamente. Más información » Negociación de deudas Mediante las negociaciones de deudas, una compañía que te represente o tu mismo negociáis con tus acreedores para reducir la cantidad que debes. Las agencias de negociación de deudas trabajan con tus acreedores para reducir el balance de tu deuda, a veces hasta un 50-75%. Se trata de un producto, dentro de la modalidad de seguro contra Daños Patrimoniales, cuya cobertura principal es la de asumir el riesgo de impago por parte del deudor y evitar así el riesgo comercial. ¿Cuándo entra en juego el seguro de Crédito? Mediante el seguro de Crédito la aseguradora está obligada a indemnizar a su asegurado como consecuencia de la falta de pago de los créditos que tenga frente a terceros. Sin embargo, si éste no se hace cargo de la deuda, se iniciará una demanda judicial que suele conllevar la petición de embargo de los bienes tanto del titular del préstamo como del avalista.

Cuando un préstamo cuenta con varios avalistas la entidad puede solicitar el embargo de los bienes de sólo uno de ellos que cubran la totalidad de la deuda, es decir, el banco o la caja puede ir a por cualquiera de ellos, con preferencia sobre el que tenga los bienes más fácilmente embargables si con estos cubre el total de la deuda. Qué puede hacer el avalista en caso de impago del titular Un avalista no puede hacer nada ante el impago del titular más que intentar saldar la deuda que es a lo que se comprometió cuando firmó el contrato del préstamo. La forma más sencilla, más rápida y más barata es acudir a un especialista como Axesor, que recabará por ti toda la información relativa de ese cliente y te proporcionará un completo y exhaustivo informe comercial. La segunda opción (complementaria, no excluyente) es contratar un seguro de crédito, una fórmula de cobertura que permitirá que tu empresa esté tranquila ante posibles impagos de tus clientes. El seguro de crédito es una modalidad de seguro (que se puede contratar a través de entidades aseguradoras o financieras) que nos proporciona cobertura ante la posibilidad de que un cliente no nos pague.

El contrato de este tipo de seguros de crédito incluye una indemnización en caso de impagos y otra serie de servicios adicionales como la gestión de cobros y pagos, la calificación crediticia de nuestros clientes, la recuperación extrajudicial y judicial de impagados, etc. El seguro de crédito está regulado por la Ley 50/1980, de 8 de octubre, del Contrato de Seguros (LCS), que en su El primero es garantizar una aplicación consistente de la normativa en materia de provisiones, y calificación del riesgo de crédito por parte de todos los bancos de la eurozona.

El seguro de crédito proporciona una cobertura a las empresas contra las pérdidas sufridas por la insolvencia o morosidad de sus clientes, tanto si venden productos como servicios. Las empresas españolas son conscientes de las ventajas del seguro de crédito, puesto que el mercado español es el cuarto más importante por volumen, después de Alemania, Francia y Estados Unidos. Solicitar un aval al cliente permite el cobro casi inmediato de la deuda. De esta forma, se le limitan las posibilidades de que le den crédito hasta que no haga frente a la deuda. dudas sobre la solvencia de un cliente, valora si te interesa más solicitar una garantía complementaria que te asegure el cobro antes que perder la venta. Gracias al seguro de crédito, las empresas, incluso las más pequeñas, pueden abordar nuevos sectores, nuevos países o iniciar la penetración en nuevos mercados más lejanos (incluso en países remotos) en los que carezca de experiencia y que sin el seguro de crédito no sería prudente empezar a trabajar.

LAS OBLIGACIONES DEL ASEGURADO Cuando firma la póliza, la empresa asegurada adquiere unas obligaciones. Mostrar cuando sea requerido por el asegurador los registros de contabilidad y los documentos relativos a los créditos asegurados. Prestar la colaboración necesaria al asegurador en los procedimientos judiciales interpuestos para la reclamación de la deuda. Ceder al asegurador a solicitud del mismo el crédito que tenga contra el deudor insolvente una vez haya recibido la indemnización de la pérdida. seguro-de-credito CONCLUSIONES En resumen, el seguro de crédito proporciona una protección contra los morosos y deudas incobrables, pero además una tranquilidad y una seguridad de que sus ventas están cubiertas. Esta preferible tomar esta vía antes que contraer una deuda mayor y acabar perdiendo la casa. Siempre que sea posible, un abogado debe asesorarnos y negociar con el banco.

Claro que siempre debe haber un motivo para la esperanza. Se conocen con el nombre comercial de “seguros de protección de pagos/préstamos” y se suelen comercializar de forma independiente, o como coberturas adicionales dentro de un seguro de amortización de préstamos de los mencionados en el apartado anterior. Estos seguros garantizan en caso de desempleo o incapacidad temporal del asegurado, el pago a la entidad de crédito, mientras dure esta situación, de un número máximo de cuotas mensuales del préstamo. Los bancos anuncian unas hipotecas en sus folletos muy atractivas, pero que luego no están accesibles para todos los clientes debido a la situación de mercado hipotecario actual, con tipos de interés al alza, los diferenciales subiendo y los criterios de riesgos más restrictivos.

Gracias al seguro de crédito las empresas, incluso las más pequeñas, pueden abordar nuevos sectores, nuevos países o iniciar la prospección comercial en nuevos mercados más lejanos (incluso en países remotos) en los que carezca de experiencia y que sin el seguro de crédito no sería prudente empezar a trabajar. Se conocen con el nombre comercial de “seguros de protección de pagos/préstamos” y se suelen comercializar de forma independiente, o como coberturas adicionales dentro de un seguro de amortización de préstamos de los mencionados en el apartado anterior. Estos seguros garantizan en caso de desempleo o incapacidad temporal del asegurado, el pago a la entidad de crédito, mientras dure esta situación, de un número máximo de cuotas mensuales del préstamo. Los bancos anuncian unas hipotecas en sus folletos muy atractivas, pero que luego no están accesibles para todos los clientes debido a la situación de mercado hipotecario actual, con tipos de interés al alza, los diferenciales subiendo y los criterios de riesgos más restrictivos. El seguro de crédito no implica un balance.

De todo lo que hemos dicho se extraen un conjunto de conclusiones que hacen más comprensible la utilidad y los verdaderos beneficios que se obtienen de un seguro de crédito. Hemos pues desechar la imagen de que los beneficios que procuran estos seguros han de ser extraídos de un balance entre lo que se paga de prima y lo que se indemniza por impagos. En puridad, el seguro de crédito crea una simbiosis muy beneficiosa con el Asegurado y le ayuda a desarrollar y hacer crecer su proyecto empresarial, más allá de la simple indemnización por impagos. La cobertura crea una estructura de confianza y fortaleza en la empresa para crecer y desarrollarse en los tiempos en los que la coyuntura económica eso permite, que trasciende con mucho una mera consideracióncuantitativa entre estos dos binomios. En este sentido, el seguro de crédito brinda a la empresa estabilidad a su proyecto empresarial y mayores probabilidades de permanencia, le ofrece una solución a sus obligaciones financieras transitorias, le permite optimizar su actividad comercial sin inmovilizar en la empresa elevadas reservas por los previsibles riesgos y, finalmente, le permite expandirse y lanzarse a otros mercados internacionales con mas seguridad y garantías.

La prima es el precio por todo lo referido, por la mayor tranquilidad, agilidad y respaldo existente aunque haya épocas en que el Asegurado no registre ningún impagado y en las que pueda llegar a pensarque no le sirve de nada su seguro. El asegurador puede excluir del contrato de seguro aquellos compradores que sean insolventes o que no sean buenos pagadores. El seguro de crédito es por lo tanto una modalidad aseguratoria que tiene como objeto indemnizar al asegurado las pérdidas derivadas de la falta de pago definitiva de sus clientes. Por muy buena imagen que tenga un posible comprador, investigar que hay detrás de la fachada de este futuro cliente, a veces con un poco de esfuerzo de investigación se descubre la cara oculta de las empresas.

NO FORZAR VENTAS NI FIJAR OBJETIVOS DEMASIADO AMBICIOSOS. Además, es un síntoma de fortaleza y disciplina financiera – ¿qué comisiones tengo que negociar con el banco? Por lo general, las dos comisiones que tenemos que negociar con las entidades financieras son la comisión de apertura y la comisión de cancelación. En la compra de un vehículo existen gastos añadidos que tampoco podemos dejar de analizar (impuesto de matriculación, impuesto de circulación, seguro…). Ayudas. Además, deberá colaborar en los procedimientos judiciales y ceder al asegurador, en el momento en el que éste lo exija, el crédito que tenga contra el deudor una vez que la deuda ya haya sido pagada. ¿Por qué es efectivo el seguro de Crédito? La efectividad del seguro de Crédito se sustenta en 3 pilares fundamentales: la prevención, el recobro y la indemnización.

Prevención Se trata del servicio de gestión o análisis de riesgos empresariales realizado por parte del asegurador que incluye un seguimiento continuo y permanente de la solvencia de la cartera de clientes de sus asegurados. Indemnización Mediante esta garantía el asegurador se compromete a indemnizar a sus clientes por las pérdidas sufridas, hasta un máximo fijado en el contrato, cuando el deudor sea declarado insolvente. Mediante esta fórmula se busca el compromiso de los administradores de la sociedad, que quedan obligados a responder de forma solidaria con sus propios bienes frente al vendedor-acreedor con la suma total de la deuda. En el documento no debe hacerse constar ninguna limitación en cuanto al importe o al tiempo y se debe especificar que la solidarización de la deuda se realiza con renuncia a los beneficios de exclusión, división y orden. Factoring En este caso es el deudor quien contrata estos servicios que, como explican desde Hispajuris, consisten en analizar el grado de solvencia de los compradores, su clasificación conforme a la misma y la asignación de una línea de riesgo a cada uno de ellos.

La única manera de librarte de esa situación y volver a tener una vida tranquila es encontrando soluciones. Con las distintas opciones que tenemos hoy en día, solucionar los problemas de deudas es más fácil. Sin embargo, si éste no se hace cargo de la deuda, se iniciará una demanda judicial que suele conllevar la petición de embargo de los bienes tanto del titular del préstamo como del avalista. Cuando un préstamo cuenta con varios avalistas la entidad puede solicitar el embargo de los bienes de sólo uno de ellos que cubran la totalidad de la deuda, es decir, el banco o la caja puede ir a por cualquiera de ellos, con preferencia sobre el que tenga los bienes más fácilmente embargables si con estos cubre el total de la deuda. Qué puede hacer el avalista en caso de impago del titular Un avalista no puede hacer nada ante el impago del titular más que intentar saldar la deuda que es a lo que se comprometió cuando firmó el contrato del préstamo. Una forma original de hacerlo es Ojo con la duración porque si no es la misma, no serán plenamente comparables los dos préstamos rápidos. Es decir, el tomador “no se libra de pagar”, pero el beneficiario sí se asegura una compensación en caso de incumplimiento de contrato.

El seguro de caución, por consiguiente, está ligado a los daños patrimoniales, es decir, si un ayuntamiento contrata a una empresa para hacer una carretera y la empresa no la hace, la aseguradora no puede terminar la carretera, pero sí compensará económicamente al ayuntamiento por los daños y perjuicios que la no realización de la carretera supone. Prácticamente todas las compañías de seguros disponen de una rama dedicada exclusivamente al seguro de caución, por lo que su contratación es sencilla (siempre y cuando tu calificación crediticia y tu solvencia te permita contratarlo, claro). En ocasiones, nos surgen dudas de si el cliente al que vamos a vender a crédito será capaz de hacer frente a los pagos futuros. El aval puede ser subsidiario o solidario. Respecto a las indemnizaciones que el propietario pueda recibir por razón de estas últimas coberturas, la entidad de crédito no tiene ningún derecho derivado del contrato de seguro.

Seguros de amortización de préstamos: Los seguros de amortización de préstamos son seguros de vida, que se caracterizan porque el asegurador asume el pago de la cantidad pendiente de amortizar del asegurado-prestatario, si ocurre alguna de las contingencias previstas en el contrato de seguro (fallecimiento o, en su caso, invalidez) antes de haber satisfecho la totalidad de la deuda. Dentro de los seguros de amortización de préstamos podemos distinguir dos tipos: aquellos en los que el capital a pagar por la entidad aseguradora coincide con la cantidad adeudada del préstamo, por lo que aquél disminuye conforme se amortiza el préstamo y el plazo de cobertura del seguro es idéntico al del préstamo. aquellos en el que el importe a pagar en caso de que se produzca el fallecimiento, o la invalidez, permanece inalterable a lo largo de todo el periodo de duración del contrato de seguro. Sin embargo, también pueden darse los tipos de interés variable, con índices de referencia como el Euribor.
seguro de vida hipoteca