Archivo de la categoría: que es una correduria de seguros

Seguros contra secuestros

comparadores segurosEl primer año fueron 50, y al siguiente ya llevaban 100. Los interesados deben demostrar que se dedican a alguna actividad lícita y cuentan con un respaldo de al menos un millón de dólares. Los costos pueden ir desde 4 mil dólares anuales para una suma asegurada de un millón de dólares, hasta 13 mil dólares para un seguro de 5 millones de dólares. Antes, la aseguradora realiza un estudio de riesgo. Las víctimas potenciales deben tener un respaldo de al menos un millón de dólares. Las víctimas potenciales deben tener un respaldo de al menos un millón de dólares. Foto: Archivo / Reforma “Esto es para personas y sus familias que tiene un perfil de riesgo muy alto; un requisito indispensable es que la familia o el titular tengan un millón de dólares de patrimonio, es decir casi 15 millones de pesos, para que nosotros se lo podamos vender”, detalló Flores. “Hay familias que están en una situación normal de riesgo, que no han sufrido ningún plagio, pero hay otras que ya han enfrentado varios casos y quieren comprar el seguro, lo que eleva el costo”, agregó.

Si un cliente sufre un secuestro, envían expertos negociadores -algunos ex agentes del FBI- que negocian el rescate. Sin dar detalles, el ejecutivo afirmó que han llegado a pagar rescates superiores a los 2 millones de dólares, en el Estado de México, Veracruz y el norte del País. Max Morales, experto en el tema de secuestro, expuso que este tipo de seguros son legales y empleados tanto en Estados Unidos como en Europa. “Hay gerentes de grandes empresas norteamericanas que cuando tienen que venir a México o a otros países solicitan, además de escoltas, un seguro contra secuestro”, comentó. Alfonso Bonilla, de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), descartó pronunciarse sobre el tema. Para tomar en cuenta La Secretaría de Seguridad Pública del DF hace las siguientes recomendaciones para evitar secuestros: – Si nota la presencia de personas o vehículos extraños afuera de su casa o trabajo puede reportar el hecho al número de emergencias 066. – Cambiar de ruta para evitar que los delincuentes detecten el camino que toma para llegar a su casa.

Evitar subir fotos o información personal a las redes sociales, pues los delincuentes usan internet para obtener información de sus víctimas. – No guardar en carteras fotos de familiares. El grupo reunió distintas informaciones, pero fracasó a la hora de determinar dónde escondían a los cautivos. Recurrió entonces a Ahrar al Sham, una milicia que, a pesar de su ideología islamista, estaba dispuesta a cooperar –no quedó claro a cambio de qué–. Su experiencia les dice que si alguien sabe que está asegurado va a tomar mayores riesgos (aumenta el riesgo moral) y si es raptado va a decir cuanto antes que tiene seguro para salir del infierno que suele ser aquello. “Hay una comunidad de intereses entre quienes asesoran la negociación, la familia y el secuestrador: todos quieren terminar rápido la tragedia y la plata está ahí disponible”, dice un fiscal. La adquisición de seguros en México contra secuestro ha crecido de 2004 a la fecha, según datos proporcionados por la Procuraduría General de la República (PGR). Un ex funcionario oficial confirma esta versión, pero aclara que no sucede lo mismo con todas las firmas.

No se puede tapar el sol con las manos: los seguros y asesores de negociación facilitan el negocio de este flagelo, pero son un realidad económica en el mundo entero. Pero además, dicen Pax Christie y los oficiales del Gaula, que se presta para negocios turbios y arreglos de autosecuestro, aunque no siempre son fáciles y menos cuando una compañía de seguridad está involucrada. Otro lío es que seguros y asesorías tienden a bloquear a las autoridades. Y hoy, según un reportaje del Manila Times de Filipinas, se pagan en el mundo más de 100 millones de dólares al año en primas de seguros de K&R. Y poco después, el 2 de septiembre, cualquier alivio que hubieran causado las imágenes de Curtis de regreso en casa se evaporó por el efecto de una nueva grabación, la del asesinato, también por degüello, de un tercer periodista de EEUU, Steven Sotloff, el 2 de septiembre. Para quienes no se perdieron la noticia de la liberación de Curtis, no obstante, era difícil entender cómo los grupos yihadistas sirios estaban dejando ir a una de sus presas.

Estos gastos no solo se refieren al rescate, sino a los generados por todo el proceso, incluida la asistencia de mediadores, los gastos médicos, los gastos de defensa jurídica, los transportes, la entrega, las pérdidas patrimoniales del asegurado (incluido su salario), etc. Estos seguros también ofrecen indemnizaciones en caso de fallecimiento, por incapacidad sobrevenida durante el secuestro e incluso por pérdida de alguna parte del cuerpo durante el proceso. Pero, ¿lo cubre todo, todo? Sí y no. Los expertos son esenciales en estas situaciones para evitar que la cantidad inicial sea superior al pago final o para que no se repita, pues en algunas ocasiones el pago del rescate ‘invita’ a los secuestradores a repetir la jugada. Sin embargo, hay compañías y personas naturales que han salido del país para formalizar la póliza. El número de personas que pudieran utilizar este servicio no está determinado, pues nadie lo revela.

El caso de la compañía alemana Mannesmann Anlagenbau A.G., que construyó el oleoducto Caño Limón-Coveñas y que con sus pagos de extorsión y rescates al ELN lo revivió cuando estaba prácticamente en extinción, habla por sí solo. (PIA). En dicho caso, “la cuota anual puede subir, aproximadamente, entre un 20% y un 25%”, afirma Scurrell. Piratería Aunque cada vez son más frecuentes en los medios de comunicación noticias sobre secuestros, el número de empresas que cuentan con este tipo de seguro y que desarrollan su actividad en los llamados ‘países riesgo’ no ha aumentado. El ingeniero norteamericano Peter Bowman es capturado por fuerzas antigubernamentales en Colombia. Estas empresas están en su negocio, por deplorable que sea, pero es peor que el gobierno las deje hacer lo que quieran. “En algunos países extranjeros, sobre todo aquellos menos desarrollados con fuerzas de policía reconocidamente corruptas e ineficientes, se debe considerar sólo notificar a la embajada o consulado del país de la víctima y no a la policía”, dice Corporate Risks International.

No existe una media clara de duración y hay que tener en cuenta que no todos los casos se reportan, y como dato a destacar el secuestro más largo duró 3 años. Los seguros antipiratería también han crecido en el último año. Pese a que la principal condición para contratar un seguro por secuestro es el riesgo país, es a los atuneros a los que, según fuentes del sector, “se les exige mayores condicionantes” por dos motivos fundamentalmente: Su propia estructura, pues carecen prácticamente de francobordo, similar a un quitamiedos, cuya ausencia facilita la accesibilidad de los piratas al barco. El que durante las operaciones de pesca tienen que estar parados con las redes lanzadas, lo que les convierte en presa fácil. Estas dos circunstancias les hace ser muy vulnerables y por tanto su exposición de riesgo es altísima, bien es verdad que la incorporación de seguridad privada a bordo como medida novedosa, ha hecho que se hayan podido repeler los últimos ataques de los piratas. El año pasado se produjeron 236 ataques en el Índico.

En los piratas nigerianos destaca la implicación de exoficiales de las fuerzas navales del país. Cortan los sistemas de comunicación del barco abordado y la duración del secuestro varía de 1 a 11 días. Lo suyo es vender protección y seguros a grandes corporaciones de ámbitos muy diversos, desde conglomerados de medios hasta gigantes del petróleoA diferencia de Curtis, que como Foley y Sotloff es un periodista independiente o freelance que carece del respaldo de grandes medios de comunicación, a Engel y los suyos empezó a buscarlos de inmediato Pilgrims Group, una empresa de seguridad británica que trabaja para NBC brindándoles protección a sus corresponsales de guerra. El periodista –también freelance– Jamie Dettmer publicó en The Daily Beast en diciembre de 2012 un reportaje en el que reconstruía la operación de rescate: la compañía envió un equipo de seis operativos que llegó el 14 de diciembre a la ciudad turca de Antakya, muy cerca del paso fronterizo de Cilvegözü, adonde quiso dirigirse Engel para salir de Siria.

Los principales pagadores de rescates fueron, según el diario, Francia (58,1 millones), Qatar y Omán (20,4), Suiza (12,4), España (11) y Austria (3,2), además de 21,4 millones cuyo origen se desconoce. El negocio da lugar a que crezca tanto el número de incidentes como las cantidades demandadas. Son, además, muy violentos. Por eso hay que informar a la aseguradora sobre viajes o sobre el lugar donde se va a estar durante la vigencia del seguro. No sólo habría que pagar el rescate, sino también los gastos relacionados. Permitir que abiertamente “manejen negociaciones, provean, protejan e incluso entreguen rescates”, como anuncia el Ackermangroup LLC en su página de Internet, raya con el cinismo. ¿Por qué? Porque desde febrero de 2002, cuando comenzó a regir la nueva ley antisecuestro (733) se tumbó una norma del Código Penal que castigaba con cárcel y multa a quien “intervenga en la celebración de un contrato que asegure el pago del rescate de un posible secuestro, o en la negociación o intermediación del rescate pedido por un secuestrado, por razones diferentes a la humanitarias”.

Por eso, las coberturas de secuestro, extorsión y detención ilegal pueden suponer el pago de una póliza más alta. En cuanto a las características del barco, varias cosas. Es más, algunos países pueden estar excluido directamente, como Afganistán, Argelia, algunas zonas de Ecuador y México, Iraq, Kenia, Libia, Mali, Pakistán, Filipinas, Siria y Venezuela, entre otros. Seguro contra Secuestro Las aseguradoras internacionales han diseñado nuevos esquemas de protección contra riesgos que no resultaban notorios hace al menos dos décadas, como el secuestro o atentados terroristas. Para ser víctima de un secuestro ya no es necesario ser un rico banquero o empresario, mucho menos artista o director de un equipo de fútbol. Una investigación del New York Times publicada el pasado julio halló que, entre 2008 y 2013, las células afiliadas a la red Al Qaeda recibieron 125 millones de dólares en rescates, incluidos 91,5 millones entregados a Al Qaeda en el Magreb Islámico y 29,9 millones de Al Qaeda en la Península Arábiga.

De repente la familia de la víctima se desconectó de los investigadores que seguían el rastro a los posibles autores. El profundo conocimiento que tiene Curtis de la lengua y la cultura árabes no bastó para que evitase su secuestro, en agosto de 2012, como tampoco fue suficiente el sofisticado aparato logístico y de seguridad con el que contaban Richard Engel, jefe de corresponsales de la cadena NBC, y cuatro de sus compañeros (Aziz Akyavas, John Kooistra, Ghazi Balkiz e Ian Rivers), que fueron capturados por una quincena de hombres con pasamontañas el 13 de diciembre de ese año. Pilgrims Group forma parte de una industria opaca en sus métodos y procedimientos pero en rápida expansión. “No vendemos seguros, no negociamos con secuestradores, no pagamos rescates, no rescatamos a la gente, nunca”, afirma.

Control Risks tiene un “pacto de caballeros” desde hace tiempo con la empresa de seguros, británica también, Hiscox. “Lo que es ilegal o delictivo es pagar el rescate si actúas como interlocutor y no como mediador”, aseguran fuentes legales. Durante el secuestro, mandan a un par de representantes, una suerte de peritos, que no interfieren ni asesoran, solo se encargan de hacerle seguimiento al proceso para luego presentar un informe donde indicarán si se cumplieron o no, con las condiciones. El delito debe ser denunciado. En este creciente delito, las víctimas se han vuelto circunstanciales y los plagiarios son grupos cada vez más organizados que prefieren a personas que se transporten en un auto de lujo, estudien en una escuela particular o cenen en restaurantes de moda.

Aseguradores Internacionales Existen compañías aseguradoras a nivel mundial que ofrecen atender de inmediato “la crisis del secuestro” y poner a salvo a la víctima mediante estrategias como la contratación de negociadores, realizar investigaciones sobre inversión y contratar empleados en “áreas sensibles”, además de efectuar auditorias en el ámbito de la seguridad y analizar los riesgos al respecto que corren oficinas y residencias. Asimismo, proporcionan a sus clientes información sobre las áreas de mayor peligro en Estados Unidos y en otras naciones, pues con el acentuado aumento de secuestros en el planeta, han aumentado los países de “alto riesgo” como México, Colombia y Brasil. De acuerdo con la aseguradora estadounidense AIU-División de Manejo de Crisis, “el mundo de hoy es muy inseguro”. Para 2008, la cifra de casos había aumentado a 11 y en 2011 ascendió a 23. La dependencia atendió de 2010 a 2011 un promedio de 30 averiguaciones mensuales por secuestro; en 2012 las denuncias aumentaron a 80 casos al mes. De acuerdo con datos de la dependencia federal, la actuación de la autoridad se ve limitada con este tipo de pólizas, debido a que son los propios familiares de la víctima los que privilegian la intervención de los negociadores de la aseguradora, poniendo en riesgo al secuestrado lo que, en algunas ocasiones, ha provocado la pérdida de vidas.

Algunas empresas extranjeras han instalado en México despachos para la venta de este tipo de seguros. Fue la investigación de Dettmer la que reveló el papel directivo de Pilgrims Group y la participación coordinada de Ahrar al Sham. Estos seguros permiten acceder a profesionales como exmiembros de los cuerpos de seguridad de los países a los que pertenecen los secuestradores, personal de inteligencia o de ONG que negocian, junto a los gobiernos, con los piratas para lograr la liberación a cambio de un rescate. Los ataques piratas y secuestros registrados en los últimos años en aguas de todo el mundo han provocado un repunte en la contratación de seguros especiales por parte de los armadores. Si todo eso se cumple, el perito presenta el informe con los recaudos que hagan falta, y luego de un estudio para verificar, el seguro repone el dinero utilizado para liberación. Quiénes tienen acceso Estos seguros son costosos. Venden seguros la británica Hiscox y las norteamericanas AIG, Chubb y Professional Indemnity Agency, Inc.

Y cubre gastos que van desde 500.000 dólares hasta 35 millones de dólares. Estas cifras, y otras que se conocen, como los 13 millones de dólares que pagaron los seguros para el rescate de los funcionarios de empresas petroleras que fueron secuestrados en Ecuador por una banda colombiana en 2000, ponen sobre el tapete la pregunta de fondo: ¿Esta industria de consultores y aseguradores detrás del secuestro no empeora la enfermedad? Para los oficiales del Gaula, fiscales y funcionarios del gobierno no hay ninguna duda de que la respuesta es afirmativa. El modo en que se ha distribuido la riqueza en los últimos 20 años ha dado lugar a algunas amenazas muy reales para las personas con un patrimonio significativo o para aquellos que viajan a ciertas partes del mundo. La amenaza de secuestro representa un riesgo real que no puede ser eliminado por completo.

No podemos olvidar del riesgo que corren los profesionales y voluntarios que trabajan en zonas conflictivas. Los seguros de secuestro y extorsión ofrecen una serie de garantías que resultan muy interesantes para personas y empresas que se sientan amenazadas y que quieran asegurar su patrimonio. Coberturas de los seguros de secuestro y extorsión Los seguros de secuestro y extorsión cubre los gastos derivados del secuestro, la extorsión y la detención ilegal con amenaza de daño personal o material. Los negociadores de las aseguradoras muchas veces han fallado y la víctima pierde la vida. En México, ante el incremento de casos de secuestro, la venta de seguros en caso de plagio o privación ilegal de la libertad por grupos del crimen organizado han alcanzado un gran auge, por lo que, a pesar de su alto costo, los servicios son adquiridos por empresarios, políticos, y artistas, principalmente, aseguran funcionarios de la Procuraduría General de la República. La PGR en el año 2005 atendió tres casos de secuestros que estaban relacionados con personas que habían adquirido en el extranjero un seguro para casos de plagio o privación ilegal de la libertad, para el 2008 la cifra había aumentado a once y para 2011 los casos habían subido a 23, en la misma circunstancia.

Cabe destacar que la PGR entre el año 2010 a 2011 se iniciaban en promedio 30 averiguaciones mensuales por el delito de secuestro y para 2012 la denuncia se incrementó a 80 casos mensualmente. La mayoría de los casos los mexicanos que adquieren estos seguros en el extranjero lo hace en Estados Unidos. El servicio de este tipo de aseguradoras que se vende a “clientes distinguidos” incluye que las empresas negocien y paguen el rescate a los delincuentes. Algunas empresas extranjeras han instalado en México despachos para la venta de este tipo de seguros, sin embargo, continuamente se cambian de domicilio y sólo otorgan números telefónicos que cambian continuamente al no estar contemplado en nuestra legislación federal, sin embargo la llamada “ley antisecuestro” abrió la puerta no sólo para que se puedan emplear a negociadores privados que estaban prohibidos por la ley, sino a las aseguradoras que venden sus servicios contra secuestro, rescate y extorsión.

Para la PGR, en muchos de los casos en los que intervienen las compañías aseguradoras que negocian la liberación de víctimas, éstas han perdido la negociación provocando aún más dolor en las familias y en algunos casos la muerte de las víctimas. Las pólizas por venta de seguros para secuestro varían su precio de acuerdo con el personaje que lo solicita y se toma en cuenta su nivel socioeconómico, social y su desempeño profesional, por lo que se pueden pagar primas que van desde los 500.000 (US$38.497) hasta los dos millones de pesos de manera anual (US$153.991). Sin embargo, las empresas extranjeras tienen tablas para el costo de las pólizas, de acuerdo con el “riesgo país”, es decir, según funcionarios de la PGR, en el mundo se cometen entre 15 mil y 20 mil secuestros anuales, de los cuales entre 35 y 40% se cometen en América Latina, ubicándose México en el tercer lugar, y como primer y segundo lugar es Venezuela y Brasil, respectivamente.

Este tipo de contratos es criticado por las organizaciones no gubernamentales, pues consideran que en estas situaciones se desconoce a la autoridad y nunca se le informa del delito, lo que provoca que se incremente la llamada “cifra negra”. La venta de seguros contra secuestros no sólo es un trato comercial que no debería de existir, al presentarse un vacío de autoridad, sino porque provoca el riesgo de que la persona pueda perder la vida al no reportarse un delito que debe ser combatido por una autoridad, lo que causa que se incremente la impunidad. Para la PGR el aumento en las denuncias por secuestro indica que la ciudadanía tiene mayor confianza en las autoridades federales para denunciar y que con ello se aminora la denominada cifra negra que existe en este delito considerado como de alto impacto y calcula que por cada denuncia de secuestro existen en promedio tres plagios más que no se denuncian.

Seguro de secuestro y rescate Vivimos en un mundo cada vez más peligroso. El primero y esencial es el ‘riesgo país’, pero también se tienen que tener en cuenta el número de personas a asegurar o el tipo de compañía. “Por ejemplo, vivir en Caracas no implica el mismo riesgo que podría sufrirse en una zona fronteriza”, advirtió el especialista. Pero además del estudio de riesgo, hay dos condiciones más: las personas que van a ser aseguradas deben contar con carros blindados, y el blindaje debe ser de los más altos, y debe contar con un servicios de escoltas. “Hasta ahora, según he podido averiguar, no se ha planteado la idea de diseñar un producto que ofrezca asegurar a las personas que sean víctimas de un secuestro exprés”, Hace unas semanas las autoridades investigaban un caso de secuestro de un comerciante colombiano. La mayoría de los clientes mexicanos consiguen estos productos en el extranjero, principalmente en EE.UU.

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene evidencia de que en México la adquisición de seguros contra secuestro se ha incrementado desde el año 2004 a la fecha, por lo que éstos son adquiridos principalmente en Estados Unidos. De acuerdo con una información pública de la dependencia federal, se precisa que la actuación de la autoridad debe iniciarse en cuanto se conoce que existe un delito como es el caso de secuestro, independientemente de que la situación esté siendo manejada por particulares o por algún convenio de tipo empresarial. Sin embargo, son las familias las que en ocasiones impiden a la PGR efectuar las negociaciones ante la intervención de presuntos negociadores por haber adquirido una póliza de secuestro. La suscriptora de Riesgos Especiales del Departamento de Líneas Financieras de AIG, María Victoria Valentín-Gamazo, que participó recientemente en una conferencia en Galicia organizada por la Fundación Inade, Instituto Atlántico del Seguro, afirma que el mayor alza en la demanda de estas pólizas se registró en 2011. -Su ponencia se titulaba “El análisis del riesgo de secuestro y extorsión (K&R)”.

Por eso es inadmisible que un cambio en la ley haya pasado sin debate, y con el visto bueno del presidente Andrés Pastrana, su ministro Rómulo González y el ponente de la ley Germán Vargas Lleras. No se podrá ahora rescatar al secuestrado, ni capturar a los secuestradores, ni evitar el pago del rescate. Como la persona sigue en cautiverio no se pueden revelar los nombres de los protagonistas de la historia, pero ya se sabe el final: se pagará rápido y secuestradores y negociadores quedarán contentos con la utilidad del día. De la mano de los llamados “consultores para manejo de crisis” están los aseguradores. Sin embargo, esta póliza entre las empresas sí se ha incrementado, también a causa de la crisis, pues se han dado casos, incluso, de amenazas de ex empleados. Por ejemplo, en el rescate de Gámez, que según el diario El Mundo costó dos millones de dólares, habría que sumar el resto de gastos (psicólogos, gastos médicos, viaje de vuelta, etc), con lo que el cómputo final se elevaría a unos cuatro o cinco millones de dólares, cuenta el director de SCR. Hay muchos factores para determinar el coste de la prima de estas pólizas.

En ese caso, reembolsa al asegurado el salario de la persona asegurada, del familiar o invitado víctima de una retención, así como los gastos devengados en la negociación para la liberación de los agraviados. Paul Cos. Una póliza que puede costar al año entre 5.000 y 500.000 dólares, según Richard Scurrell, director de Special Contingency Risk (SCR) -división del broker internacional de Willis-. [foto de la noticia] Entre esta historia y la de Alicia Gámez, la cooperante española secuestrada por Al Qaeda el pasado mes de noviembre de 2009 y liberada hace un par de días tras pagar un rescate valorado en dos millones de dólares, según apuntó ayer El Mundo, hay una coincidencia importante: la falta del seguro por secuestro. Esta póliza persigue reembolsar los gastos que surjan como consecuencia de determinadas situaciones de crisis (traslados, psicólogos, mediadores…) El seguro por secuestro garantiza, por tanto, “el acceso a los expertos (negociadores) en esta materia”, según apuntan fuentes internas del sector, “porque la mayoría de ellos sólo trabajan si lo pagan las aseguradoras”.

Aunque no son pocos los que apuntan a que este tipo de seguros no es legal en España, realmente “no están prohibidos”, tal y como señalan desde el portal especializado en seguros, Inese. Este tipo de consejo resulta esencial para ayudar a minizar el impacto sobre vidas humanas. Entre las prestaciones de un seguro contra secuestro y rescate se encuentran: Reembolso de los costes asociados al pago de un rescate por secuestro, la extorsión, detención o un incidente relacionado con secuestro. Acceso inmediato e ilimitado a un consultor especializado en dar respuesta a este tipo de incidente. Asesoramiento sobre la seguridad personal y la minimización de riegos. Si desea recibir un presupuesto, por favor haga clic sobre “Solicite un presupuesto”. Se trata de una solución completa ante las amenazas a las que a diario se pueden enfrentar los empleados y directivos de las compañías, así como sus familias.

Resumen de Coberturas Pago mediante reembolso del rescate en caso de secuestro, extorsión o secuestro en medio de transporte Pérdida de rescate en tránsito Responsabilidad legal Consultores de respuesta (ilimitados) Indemnización por fallecimiento e incapacidad (75.000€ por persona y 500.000€ por incidente asegurado y en el agregado) Gastos adicionales. (Relaciones públicas, interprete, honorarios de informador, salarios, pérdidas patrimoniales personales, servicios médicos, cirugía estética…) Venezuela es un país que presenta riesgos especiales. Generalmente cuando un consultor asesora a una familia-y si es una firma internacional vale un promedio de 2.000 dólares diarios- es porque la víctima de secuestro estaba asegurado. Juan Pedro Monteagudo, de la Organización de Productos de Grandes Atuneros Congeladores, aseguró, durante la XVII Semana del Seguro que se realizó en Madrid, que la flota atunera sigue siendo muy vulnerable por la poca velocidad de los buques (14 nudos máximo) frente a las lanchas rápidas de los piratas, por el hecho de que la pesca está en las zonas de más riesgo y porque “la Operación Atalanta no responde a las necesidades de la flota”.

Qué es un seguro de secuestro El seguro de secuestro consiste en un paquete de coberturas básicas y otras opcionales que se compran dependiendo del tipo y actividad de la empresa y de los países de exposición de riesgo. Muchos ejecutivos y personalidad de las altas esferas viven con miedo a ser secuestrados o extorsionados. En los acuerdos para liberar a los rehenes, se firman pactos de confidencialidad entre las partes para evitar que la información salga a la luz. Milicianos del EI en un check-point en la ciudad de Mosul, al norte de Irak Los rescates como fuente de financiación Este boom del K&R está provocando que los grupos terroristas recurran cada vez más al secuestro para financiar sus actividades. Los afectados deben pagar y luego recibirán el dinero si cumplen con una serie de pautas.

Las aseguradoras que ofrecen este servicio tienen condiciones. Estados Unidos sostiene públicamente una política firme de jamás pagar rescates a los secuestradores, bajo la cual se negó a cubrir los 132,5 millones de dólares exigidos por el Estado Islámico a cambio de Foley, Sotloff y otros dos estadounidenses cuyos nombres no han sido revelados. También ofrece cubrir los gastos jurídicos o la fianza establecida por un juez, entre otras. En tal contexto, cabe subrayar que las principales aseguradoras internacionales, entre ellas Lloyds de Londres, Control Risk y Corporation Risk, Kroll Asociates, Professional Indemnity Agency y National Union Fire Insurance Company han vendido a empresarios seguros contra secuestros que oscilan entre 10 y 60 millones de dólares, cuyas primas anuales ascienden a 660 mil dólares. Kroll Asociates ofrece con agentes “invisibles” y de manera “discreta” un programa de protección a ejecutivos, seguridad física para sistemas de cómputo y telecomunicaciones, protección de la información confidencial, investigación y estrategias de recuperación en casos de desastre.

Ofrece la Protección Contra Riesgo Especial para aquellos clientes que deseen protegerse, proteger tu familia o negocio de un secuestro con rescate, extorsión, detención o secuestro en medio de transporte. Deben contar con el dinero para pagar y debe materializarse el pago. Varias aseguradoras y las firmas de consultoría en manejo de secuestros ya han tenido clientes en Colombia desde hace años. La empresa británica Control Risks Group, una de las más grandes consultoras mundiales en riesgo y seguridad, ha prestado servicios de asesoría alrededor del tema del secuestro en Colombia desde 1975. El seguro de Gestión de Crisis va más allá del seguro tradicional de Secuestro y Extorsión ya que otorga cobertura para toda una gran variedad de amenazas contra los empleados de la compañía y sus familias, así como la posibilidad de contratar una póliza para clientes privados.

Estamos preparados para dar cobertura a todo tipo de sectores, grandes o pequeños. Entre los clientes privados se cuentan desde personas de altísimo nivel adquisitivo hasta individuos de poder adquisitivo medio. Entendemos que las compañías se sitúan y realizan transacciones globalmente, también sabemos que las personas viajan cada vez con mayor frecuencia tanto por motivos de negocio como de placer, por eso ofrecemos un condicionado global que proporciona una cobertura adecuada allí donde se encuentre nuestro cliente. La expansión internacional es una realidad constante en las empresas españolas de hoy en día, con especial focalización en países emergentes. Para cualquier reportero freelance, eso suena como dedicarse a financiar a la aseguradora arriesgando tu vida y, además, salir debiendo hasta la muerte. condiciones de inseguridad han propiciado el surgimiento y crecimiento de seguros contra secuestros, en los que la víctima potencial contrata una póliza y, si el evento se produce, la aseguradora se encarga de la negociación y el pago del rescate por hasta 5 millones de dólares.

Policías federales reciben formal prisión por secuestro PGR consigna a 13 policías federales por caso de secuestro ¿Qué pasó a un año de la Estrategia Nacional Antisecuestro? En México, los ofrecen las compañías AIG Internacional y Lloyd of London, y las entidades con mayor demanda son DF, Veracruz, Nuevo León, Tamaulipas y Jalisco. “Algunas autoridades dicen que no se deberían de vender porque promueven los secuestros, pero con lo que pasa en el País solito se promueve el producto”, comentó Adrián Flores, asesor de seguros en riesgos especiales de AIG. Los clientes, añadió, son principalmente políticos, empresarios y ganaderos. Desde 2013, cuando AIG la introdujo a México, han vendido 250. Algunas de las empresas incluso lo dicen explícitamente en sus páginas de Internet. La Fundación País Libre ha demandado el mico y en estos días la Corte Constitucional decidirá si permite que sigan negociando secuestros y se vendan seguros en Colombia.

Y si como ha dicho el senador Vargas, no es posible prohibir esto en Colombia sin espantar a la inversión extranjera, por lo menos es necesario que las acciones de estas empresas se reglamenten y vigilen. Hay que tener en cuenta que se trata de personas que han pertenecido a cuerpos de seguridad, ONG, o personal de inteligencia, y en muchos casos si no es por el seguro no se tendría acceso a estos especialistas. Cuando el reportero estadounidense Peter Theo Curtis fue liberado de su secuestro en Siria, el 24 de agosto, la noticia tuvo poco impacto, opacada por otra con la que marcaba contraste: la decapitación, registrada en vídeo, de su compatriota y colega James Foley, difundida cinco días antes. También cuenta con seguros contra secuestro, rescate y extorsión y participa en situaciones de crisis. Está en esa lista junto a otros de Latinoamérica, África y Medio Oriente. Muchos de estos lugares están experimentando un gran crecimiento pero al mismo tiempo están considerados como lugares de elevado riesgo en incidentes de secuestro, extorsión o detención ilegal.

La pérdida financiera derivada del pago de un rescate y de otros gastos no es la única consideración a tener en cuenta. La póliza de seguros proporciona acceso garantizado, inmediato e ilimitado a los servicios de respuesta especializados. Son buenas noticias por un lado pero malas por otro, ya que la dificultad en los ataques hace que los piratas, cuando logran su objetivo, eleven la petición y exigencias en los rescates. -¿Cómo actúan los secuestradores en la piratería marítima? -Depende de la zona. La empresa de seguros estadounidense The St. Como era vital impedir que sacaran a Engel del área, los sirios establecieron puntos de control y, en uno de ellos, cayó el vehículo en el que trasladaban a los secuestrados, el día 18. ¿Ha habido un aumento en la contratación de seguros para afrontar el riesgo de secuestro en el sector marítimo? -El repunte se produjo tras los incidentes de 2011 en el Índico por piratas somalíes.

A su vez, esto conduce a que suba el precio de las primas que cobran las compañías de seguros: una de las más importantes, la británica Willis Group Holdings, informa, por ejemplo, de que una compañía que compraba pólizas K&R en Nigeria en 2009 pagaba 10.000 dólares anuales por una cobertura de 5 millones, mientras que ahora necesita 100.000 dólares. The Guardian descubrió que un periodista como Foley, Sotloff o Curtis tendría que gastar hasta 1.500 dólares diarios para tener protección K&R en un lugar como Siria. calcula que el seguro contra secuestro ha crecido en 200 por ciento desde enero de este año. Y exigía que la familia cortara todo contacto con el Gaula que conocía el caso. Es conocida por las siglas K&R, que en inglés quiere decir “secuestro y recompensa”: lo suyo es vender protección y seguros a grandes corporaciones de ámbitos muy diversos (desde conglomerados de medios hasta gigantes del petróleo).

Un 75% de las 500 compañías más grandes del mundo, según la lista Fortune, tiene pólizas de seguro K&R, que pueden llegar a ser de 250.000 dólares al año para una empresa que trabaja en zonas peligrosasUna investigación del diario The Guardian estableció el pasado mes de agosto que un 75% de las 500 compañías más grandes del mundo, según la lista Fortune, tiene pólizas de seguro K&R, que pueden llegar a ser de 250.000 dólares al año para una empresa que trabaja en zonas peligrosas. Sus tareas pueden incluir montar operativos de rescate, como en el caso de Richard Engel, pero también llevar a cabo negociaciones directas con secuestradores y pagar enormes sumas de rescate, que en los países del Sahel (como Mali, Níger, Chad y Nigeria) alcanzan un promedio de 3.750.000 dólares por cada occidental raptado, según la firma británica de seguridad AKE Group. Aunque los Gobiernos de Estados Unidos y Europa tienen leyes que impiden el trato con secuestradores, no es raro que las autoridades terminen en contacto con ellos y, en el caso de estas compañías, negociar con esos criminales es parte de la cotidianeidad.

Y la prohibición en Colombia no impidió que se protegieran personas aquí, con pólizas y servicios contratados en el exterior. Sin embargo, la póliza de seguro contra secuestro y rescate puede ayudar a disminuir su exposión a dicha amenaza, garantizando que en caso de secuestro pueda contar usted con un consultor especializado en la respuesta a este tipo de incidentes. Sin esa solidaridad mundial le quedará difícil evitar que siendo el “campeón del secuestro” no prosperen aquí todos los negocios que viven del atroz crimen, incluido, por supuesto, el de los secuestradores. Además, la víctima debe pasar por un tratamiento psicológico, existen costes por traslados de familiares y costes sanitarios que la póliza sufraga. Sin embargo, continuamente se mudan de domicilio y sólo proporcionan números telefónicos que cambian continuamente al no estar contemplada esta figura en la legislación federal. Las empresas extranjeras tienen tablas para el costo de las pólizas de acuerdo con el “riesgo-país”. Reportan incremento en seguros por plagio.

Ese año hubo en la zona 28 secuestros y 237 ataques de piratas, lo que supuso un aumento del 40% respecto a 2010. -¿Qué aspectos se analizan para ofrecer este seguro? -En cuanto al riesgo marítimo, las aguas por las que navegará el solicitante del seguro. Por último, los piratas utilizan hábilmente a los familiares de la tripulación secuestrada para amedrentarles y lograr una mayor cantidad de rescate. -¿Por qué se dice que la cobertura fundamental tanto para el seguro de riesgo en tierra como de riesgo marítimo, son los consultores de gestión de crisis? -Porque se trata del mayor coste que tendría que asumir una empresa en la solución de esta clase de incidentes, mucho más que el precio que finalmente pueda tener el rescate. El armador puede ser parte activa en este tipo de incidentes si es el tomador del seguro. -Usted aportó datos sobre duración de los secuestros, lugares donde ocurren, personas a las que afecta y costes medios según los casos.

La propia AIU, como también Lloyd’s de Londres, Professional Indemnity Agency (PIA) y Corporate Risk Internacional (CRI) ofrecen seguros contra secuestros y extorsión para familias y empresas en “áreas de alto riesgo”, además de una línea de emergencia y personal experto con conocimientos en dialectos e idiomas. La agencia Professional Indemnity, cuya sede se encuentra en Miami, Florida ofrece el seguro Kidnap, Ransom & Extortion (Secuestro, Rescate y Extorsión) a compañías y particulares víctimas de plagiarios y extorsionadores. Corporate Risk Internacional firmó un convenio con PIA, el 1 de abril de 1993, gracias al cual ha intervenido en centenares de incidentes. pues también ofrecen asesoría particular. Hiscox prefirió no responder las preguntas de SEMANA, pero otra aseguradora que vende este tipo de seguros en América Latina desde 1980, Seitlin Property & Casualty, de Miami, informó que sus pólizas cubren pago del rescate (que no se paga directamente al secuestrador pues ningún país lo permite, sino se le reembolsa al familiar del secuestrado); pago de viajes, equipos y otros gastos que se requieran durante el rescate, como los médicos o siquiátricos; pago de los honorarios de la firma consultora que asesora la negociación (hasta 250.000 dólares por caso), y pago de pérdida o robo del dinero para el rescate. Nuestros consultores de crisis actúan con arreglo a protocolos de respuesta exclusivos que han sido desarrollados a lo largo de muchos años y que han demostrado alcanzar los mejores resultados para las víctimas, sus familias y la organización. Puede suscribir desde pólizas a corto plazo que cubran un par de días, hasta pólizas con una vigencia de un máximo de tres años.

Resumen de coberturas Pago de rescate en caso de secuestro, extorsión o secuestro en medio de transporte. Pérdida de rescate en tránsito. Responsabilidad legal. Consultores de respuesta (ilimitados). Indemnización por fallecimiento e incapacidad (75.000€ por persona y 500.000€ por incidente asegurado y en el agregado). Gastos adicionales. Aunque su oficina de Bogotá no maneja casos de secuestro específicos (sino cuestiones como entrenamiento a personal de seguridad para evitar los secuestros o selección de personal) sí ha enviado en múltiples ocasiones a Colombia consultores para asesorar familias en negociaciones de secuestro. Esta empresa también asesora en otro tipo de situaciones difíciles como en caso de extorsión, o el manejo de inversiones en países con inestabilidad política o que han tenido conflictos como Irak. Pero son negocios independientes: el uno vende el seguro estandarizado por la industria internacional como K&R (las iniciales en inglés para secuestro y pago de rescate) y el otro vende servicios de consultoría en seguridad, que van desde cursos para prevenir secuestros hasta asesoría en caso de negociaciones.

Que se conozca trabajan hoy en el país las empresas consultoras para manejo de crisis Control Risks, Corporate Risks International, el Ackermangroup LLC y Kroll. Sin embargo, no hay ninguna aseguradora española que ofrezca este producto, como explica, “es un mercado muy restringido”, “cada aseguradora que se dedique a esto debe tener una relación exclusiva con un servicio ante una situación de crisis”.

El rescate constituye prácticamente el 50% de todos los gastos Lo que cuesta un secuestro Un secuestro no termina cuando se paga el rescate. Nadie debería poder proveer estos servicios de asesoría o seguros antisecuestro sin que como contrapartida tengan que ayudar a los organismos del Estado en su lucha contra los delincuentes, sea dando la información que tengan -como ya lo hacen algunos- o compartiendo sus conocimientos para prevenir secuestros, su modus operandi, etc. Además Colombia debe hacer lobby fuerte y respaldar iniciativas privadas como la de Pax Christi en Europa el año pasado, llamando a las empresas a no pagar.

El aspecto del liberado, además, resultaba chocante: en tanto que Foley, Sotloff y el trabajador humanitario británico David Cawthorne Haines (anunciado como la siguiente víctima en la lista de ejecuciones) fueron presentados en uniformes de color naranja y con el rostro y la cabeza afeitados, apareció en un vídeo anterior (del 30 de junio), y –de nuevo– tras ser puesto en libertad, con camiseta azul, barba y luciendo los largos rizos castaños con los que lo conoció este reportero en 2011 en Beirut.

Las negociaciones con los captores de Curtis, sin embargo, estuvieron a cargo de un rico país petrolero del Golfo Pérsico al que se acusa de brindar apoyo directo o indirecto a Jabhat al Nusra y otras milicias islamistasEl misterio comenzó a resolverse cuando se supo que quien lo había mantenido prisionero no era la milicia autodenominada Estado Islámico (EI), que asesinó a Foley y Sotloff y que rompió con la red Al Qaeda después de haber surgido de entre sus filas, sino Jabhat al Nusra, una agrupación que sigue formando parte del grupo fundado por Osama bin Laden y que, a pesar de sus métodos brutales, parece relativamente poco agresiva ante la violencia del EI. Tanto la cadena televisiva como la empresa de seguridad preferían la discreción forma parte, en realidad, de una industria poco conocida, opaca en sus métodos y procedimientos, pero en rápida expansión.

Debe haber un experto negociador que medie con los plagiarios. Por ello, es importante que los individuos y negocios que se enfrentan a estos desafíos tengan una mayor comprensión de su entorno de seguridad, cuenten con planes de contingencia y se asocien con una firma de seguridad internacional con una trayectoria probada en la administración y manejo de crisis Riesgos que cubre la póliza Seguro de secuestro y extorsión Secuestro Extorsión con amenaza de causar daño personal o material Detención ilegal Secuestro en medio de transporte Rescate o precio En tránsito / entrega Pérdidas por interrupción de negocio Gastos médicos Pérdidas patrimoniales de asegurado incluido salario Gastos de juicio, acuerdos y defensa Accidentes personales, fallecimiento Pérdida de uso de cualquier parte del cuerpo Consultores ¡No corras riesgos innecesarios con el Seguro de Secuestro, Gestión de Crisis y Extorsión!

Si estás apostando por el desarrollo internacional y viajas a países de riesgo, necesitas esta solución ante las posibles amenazas hacia los empleados, directivos e incluso sus familias. La expansión internacional es una realidad constante en las empresas españolas de hoy en día, con especial focalización en países emergentes. Muchos de estos lugares están experimentando un gran crecimiento pero al mismo tiempo están considerados como lugares de elevado riesgo en incidentes de secuestro, extorsión o detención ilegal. El seguro de Gestión de Crisis ofrece cobertura más allá de la cobertura tradicional de secuestro y extorsión. En el caso del secuestro brindan asesoría sicológica y acompañamiento emocional a la familia. Su director regional para América Latina, Boris Kruijssen, explicó a SEMANA que dedican un “administrador de caso” para cada secuestrado y envían a Colombia un consultor que se rota con otro cada 20 días para asesorar a la familia. Pero se habla de que el mayor pago por rescate ha llegado a 10 millones de dólares.

Las aseguradoras siempre se coordinan con el Gobierno en la negociación pero, ¿qué actores intervienen en las conversaciones? ¿También el armador? -En estos seguros las aseguradoras cuentan con empresas de consultoría, de gestión de crisis especializadas, cuyos profesionales coordinan la operación en colaboración con los gobiernos implicados (del país donde se produce el incidente, del país al que pertenece la tripulación y del que procede el armador o propietario del barco). La altura de freeboard (la distancia entre el calado máximo y la cubierta principal), lo que determina la mayor o menor accesibilidad de los piratas (por ejemplo, la de un barco de pesca como un atunero beneficia un ataque pirata), la velocidad del buque, las medidas de seguridad a bordo (desde contratación de seguridad privada hasta la existencia de citadele o jaula que sirva como búnker para preservar a la tripulación), el cumplimiento de la normativa BMP4 (buenas prácticas de gestión para la protección frente a ataques de piratería somalí) para los barcos que naveguen por el área de influencia de los piratas somalíes y el entrenamiento de la tripulación sobre este tipo de incidentes.

¿Qué aguas catalogan las aseguradoras como más inseguras? -El Índico sigue siendo donde se registra un mayor riesgo por amenaza de piratas, especialmente somalíes. No obstante hay un alza del riesgo en el golfo de Guinea por la actividad de piratas nigerianos. Y sólo por prohibirlos en Colombia no se van a detener. Las empresas extranjeras sostienen que no es verdad que lo incentiven; que ellos educan a la gente para que se proteja mejor, jamás revelan que están involucrados asesorando a una familia y que por algo sólo 2 por ciento de los secuestrados en el mundo están asegurados y que esa cifra no ha cambiado. Más difícil es negar que indirectamente están contribuyendo a financiar grupos ilegales armados que le están haciendo un daño enorme a la sociedad. También en el golfo de Omán, el golfo de Adén o el Mar Rojo.

Dentro de esta serie de medidas, también se constituyeron cuerpos especiales de prevención y represión de este delito. Es muy necesario que una póliza de seguro contra secuestro sea estudiada y evaluada cuidadosamente antes de ser firmada, además de analizar todos los riesgos que implica contratar estos servicios, pues si fuera muy evidente, estaríamos dando motivo a asociaciones delictuosas a ubicarnos como prospectos. Como en todas debe hacerse un estudio de riesgo para establecer la prima. Algunos países suelen estar sujetos a recargo por ser especialmente peligrosos en lo que a secuestros se refiere, como Angola, Burundi, Colombia, Egipto, Etiopía, Honduras, México, Panamá, Senegal o Yemen, entre otros. ¿Hay un perfil claro en los secuestros marítimos? -Varía según las aguas y origen de los piratas. Pero no son los únicos. Además, debería pagar seguros de vida, de atención médica y de resguardo de su equipo de trabajo, todo lo cual se añade a su presupuesto de logística.

Con relación a esta última eventualidad, cuenta que hubo en Colombia un caso este año (no era de un asegurado suyo) en el que se robaron cinco millones de dólares para pagar un rescate y la persona sigue secuestrada. Johnson no especificó si su empresa trabaja con una firma consultora en particular, pero dijo que aunque el precio de un seguro antisecuestro varía mucho según las condiciones del país o el oficio de la persona, las primas varían entre 8.000 y 35.000 dólares al año. Además, hay que tener en cuenta que los seguros de secuestro y extorsión son, por lo general, seguros de reembolso. Países con cobertura y sin cobertura Hay países con más riesgo que otros. Lo curioso es que la norma se cayó silenciosamente en el último debate, con un mico embutido en el último artículo que dispone la vigencia de la ley. Según varias fuentes consultadas por SEMANA, aseguradores presionaron duro para que se les permitiera actuar abiertamente en Colombia, por entonces, en 2001, un “atractivo mercado” de 10 secuestros diarios en promedio.

Tanto a los somalíes como a los nigerianos les afectan las condiciones meteorológicasa, reduciéndose los ataques en época de monzones. Esta vende pólizas de K&R a empresas y familias adineradas y cuando alguno de sus asegurados es secuestrado llaman a Control Risks para que maneje el caso y preste la asesoría en la negociación. Contar con personal especializado permite que se solventen antes los casos, se libere antes a la víctima y se cuente con personas capaces de colaborar con los gobiernos locales, con un gran entendimiento de la problemática de cada país e incluso con los medios de comunicación, según las necesidades del caso. Fueron precisos y rápidamente mataron a dos de los captores”. Fotografía de archivo del periodista estadounidense Steven Sotloff Secuestro y recompensa: una industria en expansión Inicialmente, la NBC sostuvo que la liberación había ocurrido por la mala suerte de los secuestradores al toparse con un grupo rival. Sin embargo, la empresa de Bowman está al borde de la bancarrota y ha cancelado la póliza de seguros contra secuestros, así que no pueden proporcionar el dinero para su rescate.

Esto no quiere decir que sus servicios únicamente estén ligados a las compañías de seguros. Mármol aseguró que no es un producto para personas de clase media, sino para otros estratos y sobre todo para compañías cuyos ejecutivos son enviados a países como Venezuela. Hay exigencias que hace la aseguradora para prestar el servicio. Las negociaciones con los captores de Curtis, sin embargo, estuvieron a cargo de un rico país petrolero del Golfo Pérsico al que se acusa de brindar apoyo directo o indirecto a Jabhat al Nusra y otras milicias islamistas. “Qatar llevó a cabo sin descanso esfuerzos para liberar al periodista estadounidense”, declaró el emirato en un comunicado oficial el 25 de agosto, “debido a la creencia de Qatar en los principios de humanidad y su disposición (a proteger) las vidas de los individuos y su derecho a la libertad y la dignidad”. Pilgrims Group al rescate La racha de secuestros de periodistas y trabajadores humanitarios, que alcanzó niveles de tsunami a lo largo de 2013, golpeó la costa con fuerza brutal con las recientes decapitaciones filmadas.

Desde entonces, y sobre todo después de septiembre 11, este tipo de seguros asociados al terrorismo proliferaron. Y el Instituto de Información de Seguros de Estados Unidos considera que alrededor de 60 por ciento de las 500 empresas más grandes listadas en la revista Fortune tienen seguros antisecuestro. El fenómeno de los seguros contra secuestro es mundial. Uno de los delitos que lo posiciona en ese catálogo es el secuestro. Para el gobierno, que los guerrilleros puedan acceder a esos pagos multimillonarios en dólares 10 ó 20 veces al año garantiza su existencia. “Es un incentivo al pago fácil”, dijo la organización holandesa Pax Christie en un informe del negocio del secuestro en Colombia, que además cuenta que el gobierno de Irlanda intentó hacer lobby ante la Unión Europea para que se prohibiera el seguro K&R precisamente porque incentivaba este delito. (Este año ha bajado a un poco más de cuatro secuestros puramente extorsivos al día).

Los seguros de secuestro y rescate existen en el mundo luego de que fue secuestrado el hijo de Charles Lindbergh, en 1927, y la empresa Lloyds de Londres desarrolló el concepto. Nuestros consultores de crisis actúan con arreglo a protocolos de respuesta exclusivos que han sido desarrollados a lo largo de muchos años y que han demostrado alcanzar los mejores resultados para las víctimas, sus familias y la organización. Puede suscribir desde pólizas a corto plazo que cubran un par de días, hasta pólizas con una vigencia de un máximo de tres años. Tener una póliza especial para casos de secuestro es clave, según las aseguradoras, para lograr que el problema se solucione cuanto antes, algo a lo que recurren los armadores sobre todo desde 2011, con el aumento de la piratería en el Índico. Pero sí hay quienes en Venezuela lo tienen. La póliza, según ha podido investigar funciona bajo una política de contra reembolso y solo para secuestros prolongados, no está disponible para atender casos de secuestros exprés.

Cuando los rebeldes descubren su identidad exigen tres millones de dólares para devolverlo sano y salvo. Sin embargo, se ha de considerar además que en la zona de mayor riesgo, el Índico, desde el año 2012 existe una mayor presencia de fuerzas de seguridad de la OTAN, lo que ha permitido reducir los ataques un 70%. Según la CRI, “la mayoría (de secuestros) han ocurrido fuera de Estados Unidos”. PIA ofrece también el servicio denominado “retención”. Además, garantiza una cobertura contra todo riesgo, incluida la confiscación del dinero pagado por el rescate o la extorsión que esté en vías de entregarse a los delincuentes. Esta empresa está manejando ahora en Colombia el secuestro de un empresario extranjero y, según las autoridades, en efecto, las ha dejado totalmente por fuera de la negociación, entorpeciendo la investigación del caso. Control Risks aclara que ellos siempre informan a las autoridades locales sobre su trabajo. Supieron entonces que una firma privada de asesoría en negociación y manejo de secuestros había entrado en el juego.

En cuanto a personas, los piratas consideran objetivos de mayor valor las tripulaciones occidentales frente a las locales, lo que determina la petición del rescate. Dettmer cita a “una fuente de seguridad” que le dijo que “los chicos de Ahrar al Sham hicieron un gran trabajo y no dudaron a la hora del combate. La contratación de este seguro lleva aparejado los servicios especializados de una empresa de consultores que son los que intervienen en caso de que se produzca algún incidente cubierto bajo la póliza. Los seguros de secuestro cubren básicamente el rescate por secuestro, la extorsión, la detención ilegal y el secuestro en aeronave o ‘Hijacking’. La compra del seguro implica unos protocolos de seguridad y de actuación que se activan con el comienzo de un siniestro. Seguro para secuestro y extorsión Seguro de extorsión y secuestro Las empresas y organizaciones sin fines de lucro que operan en zonas amenazadas se enfrentan a riesgos de seguridad para su personal y a pérdidas financieras en caso de una crisis. (Relaciones públicas, interprete, honorarios de informador, salarios, pérdidas patrimoniales personales, servicios médicos, cirugía estética…).

La pérdida financiera derivada del pago de un rescate y de otros gastos no es la única consideración a tener en cuenta. La póliza de seguros proporciona acceso garantizado, inmediato e ilimitado a los servicios de respuesta especializados. En Somalia tienen más experiencia, lanchas rápidas de 25 nudos y más y los ataques pueden producirse en cualquier momento del día. Este tipo de coberturas son adquiridas principalmente en Estados Unidos. La PGR atendió en 2005 tres casos de secuestros que estaban relacionados con personas que habían adquirido en el extranjero un seguro para casos de plagio o privación ilegal de la libertad. Los “secuestros exprés” (pequeños secuestros y amenazas a cambio de cantidades relativamente pequeñas para agilizar la liberación y el cobro) o los “trucos” para extorsionar de forma rápida pidiendo un rescate a cambio de un supuesto secuestro (que no se llega a producir) aumentan en todo el mundo.

En realidad, el rescate “constituye prácticamente el 50% de todos los gastos”, asegura Por tanto, no contar con este seguro aumenta el coste de la situación. La carga es uno de sus principales objetivos. Reembolsa al asegurado el dinero pagado tras recibir una amenaza (directa o indirecta), en el supuesto de que se presenten daños materiales o la pérdida de bienes asegurados. Factores negativos Según las aseguradoras, actúan con “probada honestidad, competencia y disponibilidad para responder de inmediato a cualquier emergencia”. En relación con los activos personales, amplía la cobertura al patrimonio particular de las personas aseguradas, familiares o invitados. Esto le sirve a la empresa para asegurarse de que no haya fraude (autosecuestros, por ejemplo) y de que se pague lo mínimo posible.

Eso variará de acuerdo a la localidad específica en la que viva la persona o a la que sea enviado el ejecutivo. No hay manera de garantizar que los reporteros puedan realizar su trabajo en condiciones mínimas de seguridad. Y es que las entidades financieras y las energéticas suelen tener pólizas más caras. Si la persona o compañía que contrata este seguro ya se ha visto en una situación de secuestro la cuota anual puede subir, aproximadamente, entre un 20% y un 25% La póliza sube si la persona o compañía que lo contrata ya se ha visto en una situación de secuestro. El Plan de Protección contra riesgo especial es el más completo del mundo, brindando tranquilidad en el caso de que el titular o algún miembro de tu familia sean víctimas de secuestro. Asimismo, se controlan las operaciones bancarias cuyo fin sea facilitar el pago de un rescate. Asumen el control del barco y transfieren la carga a barcos suyos.

¿Cuál es la cantidad que se suele reclamar cuando se produce un secuestro marítimo? -La media de los rescates ha crecido de los 4 millones de dólares que se reclamaron en 2010 a los cinco millones de 2011. Además de estas empresas extranjeras hay un número indeterminado de agentes privados, nacionales y extranjeros, menos conocidos que se lucran con la asesoría y seguros de secuestros. En el último año las autoridades temen que los dos negocios se hayan crecido. La revista Fortune 500 ubica al país como el octavo con mayor número de plagios en el mundo. Ante ese tipo de riesgos, en el Reino Unido, centro mundial de la industria aseguradora, se creó un producto para proteger a posibles “secuestrables”. En Venezuela, explicó el criminalista este seguro no es legal, la Ley contra el Secuestro y la Extorsión, lo prohibe, por eso no se ofrece. Los seguros de secuestro y extorsión suelen ofrecer todas las coberturas anteriores, y en algunos casos puede que alguna más, hasta el capital contratado en el seguro.
convenio corredurias de seguros