Archivo de la categoría: Tarifas

Diferencia de primas en funcion de la edad

corredurias economicasA partir de ahí, la tasación se hace a valor de mercado, venal o venal mejorado. Y supone una segunda oportunidad para conductores que han sufrido algún siniestro. En estos supuestos será de aplicación lo previsto en el artículo 30.1.c) de este Reglamento.” Es más, el artículo 11 del referido Real Decreto, obliga a la compañía a no oponerse a pagar la indemnización. Artículo 11. asegurado fue declarado responsable civil subsidiario del condenado dada su cualidad de propietario del vehículo causante, sin duda la pretensión de condena del mismo en el ejercicio de la facultad de repetición del Málaga Dos días después se queja de dolor en el cuello. Siendo que tuviera que pagar, si NO pago que consecuencias tendria que asumir? En contestación al tema del pago, las pólizas son anuales y a pesar de que la compañía te da facilidades de pago, el importe debe de abonarse en su totalidad.

Además de los mejores precios, el comparador también ofrece información clara y concisa de cada una de las pólizas y sus coberturas para poder elegir no solo el más barato, sino el mejor seguro. Si no logras seguro, acude al Consorcio de Compensación de Seguros La ley me obliga a contar con un seguro para poder conducir un vehículo, pero, ¿qué pasa si ninguna compañía quiere asegurarme? Está en su derecho. Inoponibilidad por el asegurador. “El asegurador del seguro de suscripción obligatoria regulado en este Reglamento no podrá oponer frente al perjudicado ninguna otra de las exclusiones, pactadas o no, de la cobertura, distintas de las recogidas en el artículo En particular, no podrá hacerlo respecto de aquellas cláusulas contractuales que excluyan de la cobertura la utilización o conducción del vehículo designado en la póliza por quienes carezcan de permiso de conducir, incumplan las obligaciones legales de orden técnico relativas al estado de seguridad del vehículo o, fuera de los supuestos de robo y robo de uso, usen ilegítimamente vehículos a motor ajenos o no estén autorizados expresa o tácitamente por su propietario.

Tampoco podrá oponer frente al perjudicado, ni frente al tomador, conductor o propietario, la no utilización de la declaración amistosa de accidente. Ahora bien, en los supuestos en el que la compañía no deba pagar, el procedimiento sería el siguiente: La compañía paga la indemnización al perjudicado. La compañía exige al asegurado el pago de dicha indemnización.” Todo ello se contempla en el artículo 15, el cual dice: Artículo 15. Sin perjuicio de que pueda existir culpa exclusiva de acuerdo con el apartado 1, cuando la víctima capaz de culpa civil sólo contribuya a la producción del daño se reducirán todas las indemnizaciones, incluidas las relativas a los gastos en que se haya incurrido en los supuestos de muerte, secuelas y lesiones temporales, en atención a la culpa concurrente hasta un máximo del setenta y cinco por ciento. No poseer del seguro, será considerado como una falta grave; y entre los 1.500 y 3.000 euros será la sanción económica. El coche será llevado al depósito de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, y deberá presentarse documento que acredite que el automóvil está asegurado en un periodo inferior a cinco días.

El incumplimiento de estas obligaciones por parte de las entidades aseguradoras dará lugar a una infracción grave o leve. El asegurador, una vez efectuado el pago de la indemnización, podrá exigir el reembolso del pago al conductor y al propietario del vehículo causante del daño, cuando el daño fuera debido a la conducta dolosa de cualquiera de ellos o a la conducción bajo influencia de bebidas alcohólicas o de drogas, o cuando careciera de permiso de conducir. Es cometido del Consorcio de Compensación de Seguros satisfacer a los asegurados las indemnizaciones derivadas de siniestros extraordinarios, tal y como se recoge en el Real Decreto Legislativo 7/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido del Estatuto Legal del Consorcio de Compensación de Seguros (artículo 8).

Málaga sí que especifica dicha cantidad que será de 300 al mes durante un máximo de 12 mensualidades. Responsabilidad Civil adicional junto a la RC obligatoria ofrece otros tipos como: RC por remolques y caravanas y por los objetos transportados en el vehículo, RC del tomador y conductor que haya declarado su condición de ciclista y la RC del hijo menor de edad que haya conducido sin carnet. Extravío de llaves o falta de carburante Otra de las coberturas opcionales es la de asistencia por falta de carburante en el vehículo o en el caso de que el asegurado pierda las llaves. La póliza será nula si no existe el vehículo o si el siniestro ya ha ocurrido. Un seguro de automóvil se puede contratar por distintas vías: A través de una oficina o sucursal de la compañía aseguradora. Mediante una llamada telefónica. La cosa no solo radica en la antigüedad del carnet o del coche…

Ya sabes que con la cantidad de comparadores que hay hoy en día en la red, lo mejor es consultar precios desde casa, quizá te lleves una sorpresa y puedas tener un segundo o un tercer presupuesto para hacer fuerza y que tu aseguradora te rebaje el precio en la próxima renovación Los seguros a Todo Riesgo son más completos que los seguros a terceros. Entre sus coberturas destacan la de Daños Propios y la de Defensa Jurídica. Cada aseguradora puede añadir más o menos coberturas y ofrecer al usuario otras opcionales. Una de las cosas que tiene aparejada la compra o tenencia de un vehículo es la obligación que existe de contratar un seguro de coche. Para asegurar un vehículo de empresa, dirígete a uno de nuestros agentes más cercanos.

Qué pasa si no declaro como conductor adicional a un menor de 25 años? Es imprescindible que los menores de 25 años sean declarados como conductores aunque sean ocasionales, para que queden cubiertos en caso de siniestro. Mi coche duerme en la calle pero de día en garaje de la oficina ¿qué pongo en «Garaje»? En tu caso, la opción a marcar será “NO”, puesto que el vehículo duerme en la calle. Pero lo que está muy claro es que los resultados son prácticamente iguales, con pequeñas diferencias de centésimas.

Claro, este seguro sólo es recomendable para quien esté muy convencido de que no causará ni un golpe. Como es lógico, el todo riesgo es la opción más cara, más cuando es un todo riesgo sin franquicia que cuando es un todo riesgo con franquicia. Las condiciones generales y particulares se redactarán de forma clara y precisa. Lo habitual es que en primera instancia se reclame contra el causante real del siniestro, es decir, el conductor del vehiculo en estado de embriaguez o sin permiso de circulación o que este haya caducado. Es sumamente importante tener en cuenta lo comentado a la hora de reflejar como Propietario y Tomador en un seguro de vehiculo, según a que personas, puesto que las mismas tienen unas responsabilidades económicas frente a la consecuencias en un siniestro bajo los efectos del alcohol o por conducción sin permiso de circulación, como hemos comentado anteriormente.

Para que la compañía aseguradora, pueda ejercer su derecho de repetición en los casos expuestos en este articulo, deberá excluir en la cobertura de Responsabilidad Civil Voluntaria o en el apartado de Exclusiones Generales (aplicables a todas las coberturas menos a la Responsabilidad Obligatoria) de su Condicionado General, los siguientes hechos (ponemos de ejemplo un texto real de una compañía de seguros): Los producidos cuando el Conductor se encuentre en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas, tóxicos o estupefacientes. Ahora bien, acabo de indicar que la cuantía de tales indemnizaciones no se conocerá hasta que finalice el tratamiento médico y se conozcan las secuelas definitivas. En principio, el hijo apenas va a coger el coche y si lo hace será siempre con su madre o su padre al lado. Si visita otros países, contrate un seguro temporal en una companía local -desde 15 euros-: pregunte en la frontera. Tuve un accidente con tasa de alcohol de 33 y ahora me dice mi seguro que debo pagar la reparación El pasado dia 12 de febrero tuve un accidente de trafico, me quedé dormido y choqué con otro coche.

Por lo que habrá que hacer una reclamación, acción que está incluida en nuestra póliza cuando se contrató. ¿Qué factores influyen a la hora de calcular la prima de mi seguro? El precio del seguro es la cuantía de la prima a pagar, que se obtiene tras la evaluación de los elementos como la edad del conductor o conductores, el estado civil, los años de carnet, el tipo de garaje, o la falta de existencia de este, la marca, el modelo, la potencia, los caballos, la cobertura que deseamos, y sobre todo la bonificación que nos proporciona nuestra actual compañías de seguros… Es importante remarcar, que desde el pasado mes de diciembre de 2012, se ha conseguido eliminar la discriminación negativa hacia los conductores varones, pues la Unión Europea ha quitado el factor de género a la hora de calcular los seguros de coche.

¿Qué me cubre el seguro de coche? Por ejemplo, si han intentado robarme el coche, lo he denunciado, y me he encontrado dañada la cerradura de mi coche ¿me lo cubre el seguro? Depende del seguro que tengamos contratado, si tenemos un seguro sin la cobertura de robo, lógicamente no nos lo cubrirá, pero si por el contrario si la tenemos contratada, tras la correspondiente gestión con los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, debes denunciar el robo o intento de robo, nuestro seguro se hará cargo del mismo de los daños que nos han ocasionado tras este acto. Por esto la cobertura de robo es interesante ya que no sólo cubre el robo del coche sino los daños causados en el intento de robo del coche o el robo de los elementos declarados en la póliza, por ejemplo la radio. He tenido un siniestro, el coche ha quedado para el desguace, siniestro total. fue condenado como autor responsable de un delito contra la seguridad del tráfico en concurso con dos faltas de lesiones por imprudencia graves tras declararse penalmente probado que conducía el vehículo con conocimiento y autorización de su padre, propietario, y bajo los efectosde una ingestión alcohólica precedente que le mermaba su aptitud para el manejo del mismo.

También en este caso se incrementa la indemnización en función de los ingresos que tuviese el fallecido; otras circunstancias que pueden elevar la cuantía de la indemnización son la existencia de discapacidades físicas o psíquicas anteriores al accidente en el beneficiario de la indemnización; puede reducir la indemnización la contribución a la producción del accidente. Y de riesgo bajo pasa a riesgo alto, porque conduce todos los fines de semana y en compañía de sus amigos, en ambiente de fiesta y ganas de pasarlo bien. Ante esa posibilidad, el propietario del coche debería pensar: El coche lo voy a llevar principalmente yo, por eso figuro como conductor habitual. Si lo va a conducir un amigo, tengo que comprobar que su nivel de riesgo esté cubierto por el seguro. En tal caso, el tomador dispone de quince días a contar desde la recepción de esta proposición para aceptarla o rechazarla.

Estas primas lógicamente varían notoriamente, y si se concierta simplemente un seguro obligatorio, el seguro conllevará una prima o precio muy inferior, porque dará cobertura a muchos menos riesgos que si además ampliamos este mínimo con el seguro “voluntario” (en el que se incluye el llamado vulgarmente “seguro a todo riesgo o seguro de daños propios”), que será más caro, pero nos dará mayores coberturas cuantitativamente y cualitativamente. Y así pues, llegamos al centro de la cuestión, en el seguro obligatorio, la facultad de repeticion de la asegurdora contra el asegurado nace ex lege, y sin embargo en el seguro voluntario, la facultad de repeticion de la compañía nace ex contracto. En este panorama, las cosas se tornan distintas cuando nos referimos a dicha facultad de repetición en el ámbito del seguro voluntario, y la controversia que se suscita parte de dos discusiones , dado que se entiende que el seguro voluntario determina un plus de cobertura CUANTITATIVA Y CUALITATIVA, entendiéndose que el seguro voluntario complementa al obligatorio no sólo cuantitativamente si no también cualitativamente, es decir, dando cobertura a aquellos supuestos a los que no alcanza el obligatorio, que constituye la postura dominante hoy en la Jurisprudencia.

Y entramos con ello de lleno al maremagnum jurisprudencias que se ha vivido en torno a esta cuestión. Si se incumple este plazo, la aseguradora podrá reclamar los daños y perjuicios causados, salvo que se demuestre que la compañía tuvo conocimiento del siniestro por otro medio. El tomador debe además aportar a la compañía toda la información posible sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro. Las aseguradoras actúan con cierto recelo a la hora de asegurar a conductores noveles o con poca experiencia, por lo que las pólizas suelen ser más costosas. El seguro de coche es obligatorio, y aunque las aseguradoras se pongan pesadas para que lo contrates, se ponen de esta manera debido a que según las estadísticas, la inexperiencia puede salir muy cara. Al primero porque es la persona que suscribe el contrato de seguro, y por lo tanto es el principal interlocutor ante la compañía de seguros al formalizar el contrato, y al asegurado porque es la persona a cuyo favor se establecen los derechos derivados del contrato de seguro.

La obligación del asegurado y del tomador consiste en un deber personal de comunicar a la compañía de seguros determinados datos, y esto se produce, no ya en la fase inicial del contrato de seguro, supuesto previsto en el artículo10 LCS , sino durante el periodo de duración del contrato, es decir una vez firmado el mismo, sin límite mínimo ni máximo de tiempo, es decir desde el momento de la firma del contrato, hasta el último día de vigencia del mismo. Este deber consiste en hacerle llegar a la compañía de seguros la existencia de circunstancias que agraven el riesgo contratado. Su compañía no pagó la reparación puesto que la póliza sólo cubría los daños externos del vehículo, no los interiores”. … La realidad es que conducir un coche es un atractivo para los jóvenes principalmente por la independencia que brinda en los desplazamientos.

Pero la realidad es que si eres un joven menor de 25 años, las aseguradoras te verán como un cliente problemático y complicado, a pesar de que tengas una forma de conducir responsable. Como sabes, está prohibido circular sin seguro. Por ello, tenemos tres opciones: La reparación del vehículo -si es voluntad del perjudicado- Aceptar el valor de mercado o, Aceptar el valor venal incrementado en un tanto por ciento por vida útil. En conclusión, no debemos conformarnos con los 6.000 € que nos ofrece la compañía aseguradora si nuestra intención es la restitución íntegra del estado de nuestro vehículo al momento anterior al accidente, es decir, LA REPARACIÓN. Dada la complejidad de estos casos es aconsejable ponerse en manos de expertos en la materia a fin de tener un asesoramiento completo e integral en el tema y evitar enriquecimientos por parte de las compañías de seguros. considera responsable del accidente, así como todas aquellas cuestiones que puedan estar relacionadas con el supuesto concreto.

En el caso de iniciar acciones judiciales, la compañía aseguradora deberá hacerse cargo de los gastos de abogado si Ud., al contratar el seguro, suscribió en la póliza la cobertura de “defensa jurídica”. La reclamación Si Ud. Los daños personales han de ser valorados por un perito médico especialista en valoración del daño corporal, conforme al Baremo Legal de Tráfico. DAÑOS MATERIALES: son aquellos que suponen un perjuicio en el patrimonio presente y futuro de la víctima. En algunas ocasiones, en los talleres lo que se aconseja es rayar todo el automóvil con una llave, para dar un parte y que la aseguradora pinte el coche por completo. Si la aseguradora observa que dichos rayones han sido intencionados, puede negarse a pagar el pintado total del automóvil. La ”omisión del deber de socorro”. Ejemplo: Imagine que usted atropella a una persona y siendo conocedor del daño que ha realizado, huye sin socorrerla. Por Ley, es una obligación para todos socorrer a los heridos en un accidente.

Este término se refiere a aquellos casos en los que la víctima es la que “provoca” el accidente y sale mal parada. Si éste, al formalizar las declaraciones del cuestionario o solicitud del seguro, se reserva u oculta circunstancias por él conocidas que pudiesen influir en dicha valoración, se aplican las siguientes reglas: La compañía podrá rescindir el contrato mediante una declaración dirigida al tomador en el plazo de un mes desde el conocimiento de la inexactitud. Es decir, se sopla por el aparatito que todo el mundo llama incorrectamente “alcoholímetro”. Resultados y consecuencias: Negativo: Si se da negativo, se continúa la marcha sin ningún problema. Negativo + Síntomas: Si se da negativo pero el Agente ve síntomas de que la persona no va muy bien, se procede a un segundo análisis. Positivo: Si se da positivo, se hace un segundo análisis. Mitos y Leyendas: Se pueden oír cosas como “si me paran, me bebo delante del Agente media botella de whisky y así no pueden demostrar que había bebido antes de coger el coche”.

Si aviso con dos meses de antelación ya mismo, ¿podré cancelar el contrato de seguro y no me cobrarán el siguiente trimestre? ¿O la relación es anual y no es posible romperla? La Ley del Contrato del Seguro establece que las pólizas de seguro contratadas tienen una duración de un año, independientemente de si el pago se produce de forma fraccionada. Aunque avise con dos meses de antelación al cargo del próximo recibo, el contrato es anual, por lo que está obligado a pagar la totalidad de la prima que corresponde a la anualidad. Quisiera la siguiente información: Sobre todo, si el tuneado ha afectado al motor, haciéndolo más potente que el vehículo de serie, y/o a la mecánica. Te puedes encontrar con la desagradable sorpresa de que el seguro no se haga cargo de las consecuencias de un siniestro, porque considere que se le ha ocultado una transformación clave del coche cubierto por esa póliza. Las aseguradoras piensan que los coches tuneados tienen mas riesgo de accidente y de sufrir un robo.

Además, ese incremento de la potencia del coche, o la modificación de la aerodinámica, hacen pensar a la asegurada que se multiplica la probabilidad de sufrir un accidente. Hay otro motivo más para el recelo de las aseguradoras: los coches tuneados tienen un valor especial, piezas añadidas, equipos de música o multimedia sofisticados y otros alicientes para que sufran más robos que un vehículo convencional. Si quieres tunear el coche, o asegurar el vehículo ya personalizado, avisa a la aseguradora con antelación. Una forma de comparar es preguntar a tu corredor de seguros las diferencias de precio dependiendo de las franquicias. ¿Desde qué fecha estoy asegurado? Al contratar su seguro con nosotros, usted empezará tener cobertura desde la fecha de efecto que elija, pudiendo ser desde el momento que hable con nosotros y reciba su Certificado de póliza, o en una fecha posterior, marcada por usted. Sólo con una llamada de teléfono se puede iniciar la cobertura de la póliza en algunas compañías..

En concreto, indica que puede repetir “contra el conductor, el propietario del vehículo causante y el asegurado, si el daño causado fuera debido a la conducta dolosa de cualquiera de ellos o a la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas”. Si el conductor circula ebrio la aseguradora puede reclamarle el importe pagado por los daños que haya ocasionado a terceros Esto quiere decir que en el caso de provocar un accidente por estar ebrio la compañía pagará las indemnizaciones correspondientes a terceros pero después puede reclamar el importe de los daños causados, por lo que será éste el que finalmente tenga que abonarlos. También suele estar incluida la asistencia médica. Por ello, y aunque no es obligatorio, suele ser habitual contratar un seguro complementario específico para el conductor. Ahora bien, cada una de ellas puede actuar de forma distinta. Si a pesar de cumplir estas condiciones no tienes aseguradora anterior, dirígete al agente Málaga más cercano a tu localización para que pueda elaborarte un presupuesto a tu medida.

He estado en varias compañías antes ¿pongo el total de años en la última o el total de todas? Así es, deberás de indicar la suma de años que has estado asegurado en el total de compañías. Si di un parte por daños que le hice a mi vehículo ¿cuenta como siniestro culpable? El siniestro culpable es aquel en el que hay un 3º implicado y tú eres el causante de los daños. Sí que cubriría los daños del resto de ocupantes, ya que es un seguro a terceros. La clave como siempre está en comparar entre las distintas opciones que ofrecen las compañías de seguro, y leer la letra pequeña de los contratos antes de firmarlos. ¿Que es el conductor ocasional o conductor esporádico en los seguros de coche? En términos de titularidad de un seguro de coche, además del conductor habitual y tomador del seguro pueden figurar uno o varios conductores ocasionales o segundos conductores que, pueden usar el vehículo en momentos puntuales, por lo que si queremos que también queden cubiertos por la póliza, hemos de especificarlo en el contrato.

Es habitual que en una unidad familiar sólo haya un vehículo y que por tanto lo usen varias personas, como el cónyuge o los hijos. A continuación os vamos a explicar cuáles son las diferencias y similitudes entre valor venal o valor venal mejorado, valor de reposición o al valor de un coche nuevo. El valor venal ¿Cómo nos indemnizará la aseguradora? La empresa aseguradora te puede indemnizar el valor íntegro del vehículo (incluyendo los extras incluidos) en caso de que éste se siga fabricando. Si no se hace, en caso de robo, incendio o siniestro, la compañía no se hará cargo de ellos. Este riesgo es muy común y, aunque no es excesivamente cuantioso, es muy fácil que circulando detrás de algún vehículo o por un camino pueda verse nuestra luna dañada. Gestión y reclamación de multas de tráfico Exclusiones Rotura de lunas l. En estos momentos hay dos posibles respuestas, la vía penal y la vía administrativa.

Vía penal: Quien conduzca un vehículo a motor bajo influencia de bebidas alcohólicas será castigado con una pena de prisión o con una multa y trabajos en beneficio de la comunidad. Este precio de coche nuevo incluye impuestos de coche nuevo (IVA e Impuesto de matriculación). De ahí la importancia de recopilar toda la información que requiera el caso, y que se pedirá al cliente por el abogado, para que la dinámica del accidente y todas sus circunstancias queden suficientemente probadas. Para saber la probabilidad de éxito lo mejor es contactar con un abogado para accidentes de tráfico especializado como Málaga, comentar con él todas las dudas y hacer un estudio conjunto del caso. En Málaga recuerdan que hace años la cantidad destinada a este concepto podía ser ilimitada y muchas compañías tenían el tope en 6.000 euros. No obstante y únicamente para el caso de los seguros obligatorios de automóviles, la entidad aseguradora está obligada a dejar el vehículo en idénticas condiciones a las que se encontraba antes del siniestro, por lo que debe utilizar recambios de la misma marca del vehículo siniestrado.

En el caso de un accidente de circulación que cause daños materiales al vehículo, la entidad aseguradora del perjudicado no podrá aplicar a su asegurado las limitaciones establecidas en su contrato para la cobertura de daños propios, sino que deberá reclamar la reparación o indemnización de los daños a la entidad aseguradora del conductor responsable. No obstante, la entidad aseguradora del conductor responsable del accidente, en el caso de que éste tenga contratado la cobertura de daños materiales en su póliza, sí podrá aplicar las cláusulas correspondientes. Existen determinados convenios de indemnización entre las compañías aseguradoras que, ante la ocurrencia de un siniestro de daños materiales entre dos o más vehículos, y mediante una serie de normas o criterios de responsabilidad pre-establecidos, determinan quién es la parte responsable del accidente, agilizando así la tramitación de los siniestros y, por lo tanto, la reparación del vehículo o indemnización de los daños al asegurado perjudicado.

En el supuesto de que la entidad aseguradora indemnice por una cuantía igual al valor venal del vehículo deducido el valor de los restos y el asegurado asuma la reparación completa del vehículo siniestrado, el seguro obligatorio de responsabilidad civil de vehículos a motor debe seguir vigente, como mínimo, hasta la finalización del periodo de cobertura en curso. No obstante, la entidad aseguradora no podrá oponer la aplicación de dichos convenios a su asegurado, sino que, salvo indicación en contrario de éste, deberá proceder a la reclamación de los daños del vehículo a la entidad del conductor contrario. Se llama “todo riesgo” porque además de los daños a terceros, cuyo seguro es obligatorio, incluye también los daños propios, es decir, el coche. Por tanto, pida todas las explicaciones y aclare todas sus dudas en relación con el seguro que va a contratar. Es fundamental que lea bien todas las condiciones de la póliza y conozca los límites de indemnización y exclusiones de las coberturas antes de celebrar el contrato de seguro, especialmente, respecto a las coberturas en las que los siniestros son más frecuentes.

La entidad aseguradora, de acuerdo con el artículo 5 de la LCS, tiene la obligación de entregar al tomador del seguro, directamente o a través de un mediador, la póliza completa, que está formada tanto por las condiciones particulares como las generales. El contrato de seguro se perfecciona por el consentimiento, no obstante lo cual debe formalizarse por escrito. Cláusula genérica la estudiada, que impide la conducción del vehículo de forma habitual u ocasional, a cualquier persona que por su edad o experiencia pueda tener accidentes de circulación de forma fácil. Desde “picarse” con otro conductor (un desafío para ver quién corre más o para saber cuál de los dos acelera más a la salida de un semáforo, hasta meter un coche en un circuito cerrado para dar unas vueltas y probarlo “sus límites” Vehículos conducidos por personas sin carné de conducir, con el carné retirado o con el carné caducado.

Exceder el número máximo de ocupantes, el peso máximo autorizado, o la medida de los objetos transportados (por ejemplo en la baca). Circular por vías consideradas no aptas para el tráfico (caminos de tierra) Daños causados por vehículos agrícolas e industriales durante las labores propias de su trabajo (No al circular por la carretera). Ejemplo: Una pala excavadora rompe una conducción de agua al abrir una zanja. Daños propios. Los accesorios de serie son aquellos que no forman parte de los elementos opcionales del coche. Es decir, todos los riesgos de carácter extraordinario, como puede ser un terremoto, ciclón, inundación, erupción volcánica. Ejemplo: Imagine que una inundación provoca una riada y se lleva su automóvil. Caída de cuerpos siderales y aerolitos. El terrorismo, la rebelión, sedición, motín, tumulto popular, las actuaciones de las fuerzas armadas en tiempos de paz, las manifestaciones legales.

Ejemplo: Imagine un atentado terrorista, y su automóvil queda destrozado por estar junto a la bomba. Escapes radiactivos o térmicos, o modificación de la estructura atómica de la materia. Ejemplo: Imagine un escape radiactivo en una Central Nuclear. Quizás la más importante Por último, una de las más importantes y la que más casos reales tiene, es la siguiente: Los daños ocasionados en el automóvil y los producidos sobre terceras personas como consecuencia del robo o hurto del coche asegurado. Ejemplo: Imagine que le roban el vehículo para cometer un delito, y los ladrones tienen un accidente y su automóvil queda destrozado, rompe la luna de un local comercial y atropellan a un peatón. Es decir, que el conductor se queda sin carnet a la espera de posibles sanciones. Esto se debe a que los jóvenes pueden tener más siniestros e incidentes en la carretera, por lo que los gastos de las aseguradoras son mayores.

Estas cláusulas se configuran en sentencias como la de AP León, Si utilizamos un lenguaje un poco más técnico, puede definirse como la indemnización que recibiría el usuario por la tasación de venta en el momento del accidente, es decir, el dinero que percibiría el propietario si vendiera el coche justo al producirse el percance. Como es lógico, el valor venal de un coche accidentado recién adquirido no es el mismo que el de un vehículo con más de diez años, por ejemplo. Si no queremos correr más riesgos de los necesarios lo más recomendable son los seguros a Todo Riesgo. Lo idóneo es contratar un seguro a Todo Riesgo para los coches caros, nuevos o con más probabilidades de sufrir arañazos o golpes. La prima resultante se abona mediante un primer pago del 50%. Si transcurre un mes y el tomador no ha reclamado, tendrá que acogerse a lo que figure en la póliza. ¿Qué hacer en caso de siniestro? Lo primero que debe hacer un asegurado en caso de siniestro es comunicarlo a la compañía aseguradora en un plazo de 7 días desde que tuvo conocimiento del mismo. Ahora, con las nuevas coberturas, quizá la cosa no está tan clara. Es aconsejable que en el parte médico se detallen las mismas haciendo constar si éstas son leves o graves.

Respecto a las lesiones, es también posible reclamar todos los gastos originados por el tratamiento médico que ha sido necesario seguir hasta la completa recuperación (honorarios de médicos privados, gastos de rehabilitación, medicamentos, prótesis, etc.) Por último, destacar que la indemnización estará compuesta no sólo por el importe en que se valoren los daños y perjuicios tanto materiales como personales, sino también por los intereses que estas cantidades devenguen desde la fecha del accidente. Por lo general, el ocupante no está en condiciones de evaluar adecuadamente el grado de intoxicación del conductor. Según el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en 2012, el 47% de los conductores y el 51% de los peatones fallecidos en las carreteras españolas habían ingerido alcohol, drogas o psicofármacos. En la firma de asesoría legal Málaga matizan que “lo aconsejable es que la póliza recoja la indemnización por el valor de reposición, porque la diferencia entre ambos es del 30%”.

La defensa jurídica también es un motivo de conflicto frecuente. En este último caso, los estándares de calidad y prestación de servicios deberán ser adecuados. Todo Riesgo Exclusiones j. Aún así, la recomendamos para los siguientes casos: Automóviles nuevos, de hasta dos y tres años. Conductores cuyo coche les resulte imprescindible y no tengan posibilidad de adquirir otro a corto plazo en caso de siniestro total. Conductores propensos a utilizar la cobertura de daños propios a causa de sus percances. Lo habitual es el 75%, pero también existen compañías que aplican el 100%. La aseguradora declara el coche siniestro total. Consumir ésta u otras sustancias y conducir (incluso por debajo de los límites establecidos) altera la capacidad al volante al variar sus funciones perceptivas, empeorar su atención y ralentizar el proceso de toma de decisiones, entre otras consecuencias. En la carretera la buena conducción es esencial para garantizar la seguridad vial, pero también lo es contratar un seguro de Coche.

Por tanto su riesgo es bajo. Pero si bien es un concepto común a todas las pólizas de seguro, no existe una definición única de valor venal y de siniestro o pérdida total en el seguro del automóvil puesto que cada entidad recoge distintos conceptos en función de la póliza, así tenemos: :: Valor de afección: es un porcentaje determinado, establecido caso acaso, que se aplica sobre el valor venal del vehículo con el fin de obtener el valor de uso del vehículo dañado. :: Valor de restitución o de mercado: es el que ha de pagar un usuario si desea adquirir un vehículo de las mismas o muy similares características. Nótese que la diferencia se basa en si se contempla el valor de venta (venal) o de compra (valor de restitución), pudiendo haber diferencias entre ambos de entre el 20-30%.

El mundo asegurador aduce que el valor venal es un índice de referencia estándar en el gremio de compraventa de coches usados que justiprecia en abstracto teniendo en cuenta únicamente la marca, modelo y año de matriculación, pero que son valores generales que resultan sensiblemente inferiores a los que puede aplicar, por ejemplo, un concesionario de coches cuando se trata de la venta de una unidad concreta del mismo vehículo, con unas característica propias, y por el que suele pedir un precio superior. Además, también se verá influenciada por la posibilidad de demostrar todo lo ocurrido, es decir, de la recopilación de pruebas que demuestren cómo fue el accidente. Este valor se encuentra entre el valor venal y el de reposición del coche (valor de mercado).

Otro dato que se debe tener en cuenta es el tiempo durante el que se cobrará esa cantidad y que oscila entre los seis y los 24 meses, según el tipo de póliza. Normalmente, esta cobertura no se contrata por separado, sino que suele estar en un “paquete”, lo que puede servir al cliente para ayudar a decidirse entre una póliza u otra. En algún caso se ha denegado también la aplicación de esta cláusula por haber admitido la aseguradora la suscripción del seguro sin comprobar la tenencia del permiso y haber cobrado las primas correspondientes: si se admitiera la validez de la exclusión sería tanto como admitir que la aseguradora había cobrado unas primas por un seguro que no cubría nada. En cuanto a las consecuencias para el conductor, además de tener que reembolsar a la aseguradora las indemnizaciones que ésta haya adelantado, en los casos recién apuntados, se le impondrá una multa de 94 a 1.503 euros, además de prohibírsele obtener el permiso en el plazo de un año y el vehículo quedará en depósito durante un mes (tres si hay reincidencia).

En este caso, NO existe tasa de alcoholemia. Si el vehículo está a nombre de una persona diferente del conductor que se declara, las aseguradoras sospecharán, y si encima es una persona mayor, o del sexo femenino, y el propietario una persona joven, o bien subieran el precio final, o simplemente no lo asegurarán. En este sentido, las aseguradoras son contundentes y no asumen ninguna responsabilidad en caso de que el asegurado conduzca bajo los efectos del alcohol.

Por lo tanto, si se demuestra que el conductor conducía bebido o drogado, la compañía le reclamará los gastos originados (asistencia sanitaria, asistencia en carretera, etc.). Estas exclusiones suelen incluir también los daños a terceros, y no solo los daños propios. 152/2011, de 24 mayo  que analiza un caso muy interesante. Ojo con esto, porque si se dio negativo en la primera prueba y existen síntomas, el Agente puede considerar que se ha consumido alguna sustancia (aunque no sea alcohol) y se trata de una negativa a someterse a las pruebas. Resultados y consecuencias: Negativo: Típico resultado de 0.50 y al pasar los 10 minutos el grado de alcoholemia ha bajado. La aseguradora habrá de pagar también los gastos de asistencia médica y farmacéutica a la institución que la hubiese prestado, incluso a la Seguridad Social. Si quedan secuelas una vez finalizado el tratamiento, éstas se valorarán conforme a un complejo sistema de puntos: se atribuye un número de puntos por cada tipo de lesión que viene detallada en una larga lista, más puntos según aumenta la gravedad de la secuela, según resulta más invalidante.

Es decir, la compañía de seguros está obligada a resarcir y cubrir todos los daños que hayamos causado, con independencia del estado en el que nos hallaramos, pero con la facultad, eso sía, de pasarnos posteriormente la factura de todos esos gastos. Ahora bien, esto, no opera de forma automática, ni siempre es así. El descuento era de hasta el 40%, siempre que no se superaran los 6.500 kilómetros anuales, ni los 200 kilómetros de conducción por la noche, ni más del 10% en vías urbanas. Criterio el expuesto que fue seguido en las sentencias de 9 de septiembre de 2004 y de 29 de mayo de 2005, también de esta misma Sección y las que en ella se citan de 8 de septiembre de 2004 de la Audiencia de Palma, 1 de junio de 2004 de la de Zaragoza, 25 de mayo de 2004 de la de Navarra……….”

Sin embargo a partir de las STS de fechas 12 de Febrero de 2.009 , 25 de Marzo de 2.009, y 5 Noviembre de 2.010, el panorama ha variado sustancialmente, porque ponen fin a diversas corrientes de la jurisprudencia menor, decantándose definitivamente por una de de ellas y además matizando diversos extremos, siendo actualmente acogida por la Jurisprudencia, la línea marcada por el Tribunal Supremo, que viene a cambiar el escenario jurídico en el que ahora nos encontramos, en el sentido, de considerar que la acción de repetición en el ámbito del seguro voluntario, no lo es ex lege, sino que lo es derivada del contrato. Y ello significa que a partir de las sentencias del Tribunal Supremo de 22 de diciembre de 2008 y 12 de febrero de 2009, se considera que la póliza debe reunir determinadas condiciones para que la exclusión de la conducción en estado de embriaguez no se considere una cláusula limitativa de derechos. En resumen, para el TS, la cláusula de exclusión del riesgo de embriaguez es una cláusula limitativa de derechos y no delimitadora del riesgo a los efectos del artículo 3 de la Ley de Contrato de Seguro.

Beber aumenta las probabilidades de sufrir un siniestro en la carretera. Pero otra cosa es lo que haga a continuación Málaga, que bien puede reclamar a tu hermano el importe de la indemnización que haya tenido que pagar, en base a la cláusula en la que se exlucye la cobertura cuando se dé positivo en alcoholemia. ¿Qué puede ocurrir? Pues de momento, esperad a cualquier comunicación de Málaga. El mito del “yo controlo”, al poder. Quizá no estés de acuerdo conmigo, pero tanto me da. A continuación, os dejamos el porcentaje que se aplica según la antigüedad del vehículo para que sepáis cómo calcularlo Siniestro Total. Esta diferencia es de carácter comercial, e incluye las operaciones de mantenimiento o reparaciones que se realicen en el coche antes de volver a venderlo, el margen de beneficio que existe en el proceso de compraventa y los impuestos que se apliquen, por ejemplo las tasas que cobra Tráfico por los trámites de la transmisión de vehículos.

El valor venal puede ser mejorado Qué es el valor venal de un coche Hay operaciones de tasación de los vehículos en las que el perito determina el valor venal de un coche pero la empresa que se encarga de la operación prefiere mejorar ese valor, dando lugar a un valor venal mejorado. Para resolver este conflicto, está el Consorcio de Compensación de Seguros, que pertenece al Estado. Se destacarán de modo especial las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, que deberán ser específicamente aceptadas por escrito…”». El segundo motivo se introduce con la fórmula: «Segundo motivo. Es decir, que si bebemos medio litro de alcohol e inmediatamente soplamos, no daremos ninguna tasa. El seguro pagó al amante pero, después, la compañía exigió esa cantidad al viudo, quien tuvo que abonarles ese dinero porque el accidente ocurrió por el estado de embriaguez de la mujer infiel -y los seguros no cubren estos casos-“. A los perros… “Un asegurado se dejó abierta la puerta de su coche -con seguro a todo riesgo- y un perro se metió dentro y le destrozó el volante y el pomo del cambio, ambos de cuero.

Así lo establece la SAP Murcia Sección 5.ª, El tiempo que transcurra, podrá ser controlado por el conductor o por algún acompañante para comprobar que se cumple el procedimiento. El conductor puede renunciar a realizar esta segunda prueba por aire expirado, pero en ese caso, se contabiliza el resultado de la primera prueba. Nunca nos cansaremos de escribir que las comparaciones nunca son odiosas es un comparador de seguros reúne en un solo formulario todas las principales aseguradoras del mercado, ofreciéndote gratis y en apenas tres minutos una comparativa personalizada de precios y coberturas para que puedas tomar la mejor decisión. Si la compañía aseguradora se retrasa más de 3 meses, la cantidad adeudada generará además un interés especial. Los seguros El seguro del automóvil es un contrato por el cual la compañía de seguros se compromete a abonar, dentro de las condiciones que se establezcan en la póliza (el contrato de seguro), las indemnizaciones que puedan derivarse de los daños directos o indirectos causados o sufridos por un vehículo, a cambio del pago de cierta cantidad o prima anual.

En la actualidad, los seguros pueden ser de diversos tipos dependiendo de los riesgos que cubren y así se distingue entre el seguro a terceros o a todo riesgo. El seguro a terceros El seguro debe suscribirse de forma obligatoria (por lo que también recibe la denominación de seguro de responsabilidad civil obligatoria), y es necesario para que el vehículo o la motocicleta pueda circular. Cubre el riesgo de que el asegurado pueda causar daños materiales o personales a terceras personas. El importe máximo de indemnización asciende en la actualidad a: Daños personales: 336.566,78 € por cada víctima. Daños materiales: 96.161,94 € por cada siniestro o accidente. Si la cuantía de la indemnización supera estos límites, el exceso deberá abonarlo el seguro voluntario (a todo riesgo) o el responsable del siniestro.

Debe destacarse que, en el caso de los daños personales, el responsable del accidente no estará obligado a abonar indemnización alguna si prueba que los daños se causaron por la conducta o negligencia del perjudicado o por fuerza mayor (un supuesto imprevisible o inevitable, sin que se considere que concurre fuerza mayor cuando fallan los componentes del vehículo) Este seguro de responsabilidad civil obligatoria no cubre: Los daños personales que el accidente cause al tomador (el que suscribe el seguro), conductor, propietario del vehículo o asegurado. Los daños causados al vehículo asegurado, a las cosas que transporte y a los bienes propiedad del tomador, asegurado, propietario, conductor y el cónyuge y parientes hasta el tercer grado que vivan a expensas de los anteriores. Los daños materiales y corporales causados por vehículos que no están asegurados o que han sido robados; en estos supuestos responderá el llamado “Consorcio de Compensación de Seguros”. En algunos casos, el seguro tampoco cubrirá los daños materiales que cause el vehículo asegurado si: El conductor se encontraba bajo la influencia del alcohol, drogas o estupefacientes.

El accidente se debe a una infracción de disposiciones reglamentarias sobre los requisitos y número de personas transportadas, pesos o medida de la carga. Cuando el vehículo es conducido por una persona no autorizada por el propietario, carezca del correspondiente permiso de circulación o incumpla las obligaciones legales técnicas relativas al estado de seguridad del vehículo. Aún en el caso de que se produzcan estas circunstancias, los perjudicados tendrán derecho a ser indemnizados por la aseguradora quien a su vez podrá reclamarle el importe de los mismos al asegurado, además de los gastos y los intereses que estas cantidades produzcan. En este caso quedó probado que el vehículo fue conducido por una persona de edad inferior a 25 años y menos de dos años de antigüedad en el permiso de conducir, lo que supuso una reducción de la indemnización a pagar por la compañía de seguros en un 40%, según el contrato.