Contratar el seguro para un quad

De un tiempo a esta parte nos hemos habituado a ver Quads en las carreteras españolas, especialmente en caminos rurales y en zonas poco pobladas, donde los aficionados a estos vehículos, cada vez más populares, aprovechan para disfrutar su tiempo de ocio.
Si estás pensando en hacerte con un Quad, tienes que saber que conseguir un seguro de esta modalidad no es tarea sencilla, y que la póliza y el permiso de circulación son exigibles para los Quads igual que para otros vehículos más habituales. No tener un seguro en regla supone una infracción sancionable por parte de la administración, con cuantías cada vez más elevadas.
En nuestro país no hay una legislación que regule estos vehículos en concreto, por lo que se aplican las reglas que rigen para otros medios de transporte. Habitualmente, un Quad se encuadra en función de su cilindrada y es necesario asegurar, al menos, los daños a terceros.

Suscribir el seguro del Quad es una tarea en la que muchas aseguradoras no se sienten cómodas, y es difícil encontrar esta cobertura de forma independiente. Algunas compañías pueden ofrecerla de forma complementaria al del automóvil. En todo caso, hay que distinguir entre tipos de Quads, ya que podemos distinguir entre permiso de ciclomotor o de vehículos especiales, dependiendo del uso y de la cilindrada que hagamos de la máquina.

Sin embargo, hay que resaltar que si una compañía de seguros no nos quiere cubrir el seguro, podermos reclamar asistencia al Consorcio de Compensación de Seguros, siempre y cuando cumplamos unos requisitos mínimos.
En este caso, debemos acreditar que al menos dos compañías aseguradoras han denegado nuestra póliza y que esta negativa conste acreditada por escrito.

Por último, hay que resaltar que la póliza del Consorcio excluye daños por encima de ciertas cuantías, por lo que estamos ante un seguro “de mínimos”. Sin embargo, es suficiente para poder sacar nuestro Quad a la carretera.

Más información en Abogados Online.