Electrodomesticos y subida de tension

seguros de taxisDicho esto, razonable es que hayas perdido la factura, que no la encuentres o que se haya extraviado, por lo que deberá proceder a realizar el pago sin objeciones, más aún cuando el objeto ha sido visto por el perito en el momento de la visita para la valoración. Es importante que le llames, que le traslades que no encuentras las facturas o están perdidas, que conoces el contenido de la Ley y estás dispuesta a ir contra la aseguradora a través si es preciso de un abogado o alguna asociación de consumidores y que precisas que te comuniquen si hay algún problema con la indemnización por escrito para proceder en consecuencia. Situaciones que ocurren con bastante más frecuencia de la que pensamos, sobre todo en zonas rurales. ¿Y entonces? ¿Deberíamos reclamar a la compañía que nos cede la electricidad? La realidad es que el único que puede ayudarnos es nuestro seguro del hogar. La que resulta normal, o al menos frecuente, es que para solucionar una incidencia de este tipo baste con telefonear a nuestra compañía de seguros e informar de lo sucedido.

Para ello tendrás que escribir o acudir a tu compañía eléctrica y solicitar un documento en el que te acrediten que en la fecha y hora en que ocurrió la avería, se produjo una sobretensión. Para terminar te recomendamos dos cosas: revisa siempre con mucha atención todos los detalles de tu póliza de seguros ya que son muchos los casos en los que estos siniestros se producen, y al desconocerse que están cubiertos por la póliza, simplemente se dejan pasar, por lo que no estamos obteniendo de nuestro seguro el provecho que deberíamos; y por último que revises a menudo la oferta de seguros que se encuentra disponible en el mercado ya que, de cualquier forma, siempre puedes encontrar mejores condiciones a un mejor precio. Subidas o bajadas de tensión, cortocircuitos, corriente anormal, formación de arco voltaico… son muchos los perjuicios o desperfectos que puede sufrir una vivienda relacionados con la electricidad. Pero además de estos perjuicios, el mal uso de los electrodomésticos, una tormenta o el deterioro de las instalaciones pueden hacer que si ocurre un corte de corriente o un apagón, alguno de los dispositivos del hogar queden dañados.

Por ejemplo, los daños causados a un vecino por olvidar cerrar el grifo, la rotura de un cristal en otra vivienda o la lesión a otra persona jugando al fútbol son contingencias cubiertas por el seguro de hogar. Pero a mi que me importa la aseguradora del piso si quien se debería de hacer cargo es la aseguradora de la compañía eléctrica Para contestar a esas preguntas en primer lugar habría que leer detenidamente la póliza, si la instalación es defectuosa es posible que esté previsto como causa de no pagar. Por otra parte hay que determinar el responsable de esos daños, que puede ser: La compañía eléctrica por sobretensión, el arrendador por mala instalación, el arrendatario por utilizar esa instalación a sabiendas de sus deficiencias. No obstante, el contenido de la póliza constituirá una presunción a favor del asegurado cuando razonablemente no puedan aportarse pruebas más eficaces.

Por ejemplo, lo más usual es que no cubran las averías producidas por instalaciones eléctricas provisionales o que no estén en regla. Un diferencial eléctrico puede otorgar una protección contra fugas de corriente. ¿Qué hacer en esos casos? ¿El seguro de hogar nos indemnizará? La cobertura para daños de origen eléctrico Si tienes contratado un seguro de hogar que no se limita el continente sino que también incluye el contenido, podrás reclamar los daños en caso de que se produzca una subida de la tensión eléctrica. Algunas compañías también fijan una cuantía máxima para la sustitución de piezas necesarias para reparar el aparato. El tipo de electrodomésticos incluidos en esta garantía también varía según las compañías, algunas sólo incluyen en esta cobertura los de gama blanca: lavadora, frigorífico, lavavajillas, horno, vitrocerámica…; mientras que otras también incluyen electrodomésticos que se han convertido en imprescindibles en nuestra vida diaria, como la televisión.

Qué no cubre la reparación de electrodomésticos Este tipo de garantía está muy circunscrita a las averías de tipo mecánico o eléctrico. ¿Te imaginas no poder lavar la ropa o que tu frigorífico deje de funcionar? Este contratiempo puede trastocar tu vida diaria, por eso es tan importante que te anticipes y tu seguro de hogar te proteja frente a estos imprevistos. Además, tampoco cubren los daños meramente estéticos que no afecten el funcionamiento del equipo y muchas compañías de seguros no te indemnizarán electrodomésticos cuyo valor a nuevo sea inferior a cierta cifra. Cuando ocurre una sobretensión y te percatas de que algunos equipos se han averiado, el primer paso es llamar a tu asesor de seguros, productor o a la compañía de seguros. Sin embargo, algunas aseguradoras incluyen también la cocina (de gas, eléctrica, vitrocerámica o inducción), la campana extractora de humos, el horno, el microondas, la secadora y el congelador. Sin embargo, en algunas ocasiones las aseguradoras especifican en los contratos que sólo reparan las averías de los electrodomésticos cuando éstos son de línea blanca (los vinculados a la cocina o la limpieza).

¿Qué está cubierto? Los seguros pueden cubrir muchos aspectos relacionados con los electrodomésticos, sin embargo, es preciso tener presente que en algunos casos limitan esa cobertura a la antigüedad de los mismos. Al igual que a otros vecinos, se me han estropeado pequeños electrodomésticos de mi propiedad( reloj desoertafor, marco digital, telegono fijo….). En este caso sólo podemos aspirar a una indemnización por daños y perjuicios de 900 euros, ya que éste es el límite que establece la ley para este tipo de procedimientos. Los seguros de hogar no suelen ser demasiado caros, por lo que siempre es recomendable contratar uno para casos como este, bastante común, pero también para otros casos donde la cuantía de la indemnización sea más elevada, o incluso para ocasiones que se nos puedan dar como incendio, robo o daños como roturas de tubería u otros. Si necesitas un seguro de hogar económico y que tenga esta u otras coberturas, puedes comparar entre estas compañías.

Es una pregunta muy recurrente: Si se me estropea la videoconsola o algún electrodoméstico por una subida de tensión, ¿mi seguro me lo cubriría? Sobre este polémico aspecto te hablamos en este artículo. Las subidas de tensión son más frecuentes de lo que nos gustaría y aunque no siempre provocan un daño en los electrodomésticos, es cierto que en algunos casos lo hace. El seguro del piso es obligatorio para el arrendador cuando va a alquilar un inmueble, pero los electrodomesticos son míos y las facturas a mi nombre como es lógico. Si ves que se producen cortes de corriente al usar alguno de los dispositivos no sigas conectándolo a la corriente, pues puede provocar problemas mayores. (No es válido hacer constar en la propia factura ¿avería por subida de tensión¿). presenta avería concreta por tal causa, fechado y firmado. Factura o presupuesto de la reparación, o informe de la imposibilidad de reparar y presupuesto o factura de un aparato nuevo, en el que conste que es de las mismas características que el averiado (tamaño, prestaciones, etc.).

Informe de la Policía Local o Ayuntamiento, haciendo constar el/los día/s a, hora/s, durante las que se produjeron anomalías en el suministro eléctrico, indicando además si hay quejas de otros vecinos y si se tiene conocimiento de otros daños que se produjesen por ese motivo. Relación, en caso de que existan, de otros vecinos que también hayan sufrido daños, con un breve informe en que se diga nombre, dirección, D.N.I., daño que tienen fecha y hora en que ocurrió, si han presentado reclamación, parte de seguro, facturas, etc. Guardar siempre el aparato o piezas dañadas hasta que se resuelva totalmente la reclamación. Más del 75% de los hogares tienen un seguro de hogar, según los datos de la patronal del seguro Unespa. Estos pueden ocasionar fallos irreparables en muchos de nuestros electrodomésticos, por eso, conviene evitarlos en la medida de lo posible. Ahora que? El arrendador me dijo que le llamo la compañía y le preguntaron que de quien eran los electrodomesticos, y el dijo que suyos porque no sabia que decir, por si luego dicen de no pagar…

Lo más usual es que la aseguradora envíe a un técnico para que evalúe si los electrodomésticos pueden ser reparados, caso contrario, te indemnizará su valor o los repondrá con un modelo de características similares. Prevenir siempre es la mejor alternativa En la actualidad es obligatorio tener instalado en el hogar un interruptor diferencial, que también se conoce como “salvavidas”. Colgar una lámpara, las cortinas, las estanterías o los accesorios del baño, ajustar los grifos, aislar las ventanas o sellar de silicona el baño son ejemplos de las tareas que pueden ser realizadas por un especialista, dentro del cómputo de horas anuales de las que se puede disponer de este servicio. En cualquier caso, siempre conviene leer con atención todas las coberturas del seguro de hogar para saber cuándo podemos reclamar al seguro y cuando no. Los daños eléctricos son una de las causas más comunes de daños en el hogar.

Este tiene la tarea de interrumpir el circuito eléctrico en caso de que ocurra una subida de tensión o cortocircuito, así protege la instalación eléctrica y los equipos que tenemos conectados. Las pólizas multirriesgo han evolucionado y cada vez protegen más ámbitos de tu vida privada: desde tu huella digital a las pequeñas chapuzas periódicas o la reparación de electrodomésticos. Los seguros de hogar solo cubren, por defecto, la reparación o sustitución de los electrodomésticos debido a una avería en el sistema eléctrico, cortocircuitos, subida de tensión o tormentas. En el primer caso, siempre que se asegure el contenido de la vivienda, están cubiertos los daños que el asegurado o los familiares que convivan en el hogar provoquen a otras personas, tanto dentro como fuera de la vivienda. En este sentido, la normativa vigente en materia de defensa y protección de los consumidores y usuarios reconoce el derecho a la protección de sus legítimos intereses económicos y sociales, así como a la indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos.

Por tanto, los usuarios afectados por un suministro eléctrico defectuoso (comúnmente subidas de tensión), pueden y deben reclamar a la compañía por los daños que haya causado en sus bienes (electrodomésticos por lo general). ¿Cómo reclamar? Solicite y cumplimente la Hoja de Quejas y Reclamaciones o remita un escrito a la compañía eléctrica de forma fehaciente, a ser posible mediante burofax, comunicando y dejando constancia de la incidencia producida en el suministro, así como de los daños ocasionados con motivo de la misma, a los efectos de la compensación económica a la que pudiera tener derecho. Es importante que acredite los perjuicios ocasionados, al objeto de fijar la cuantía de la posible indemnización (fotocopia de los recibos de las compras de los productos deteriorados, facturas o presupuestos de reparación de los electrodomésticos estropeados…). En caso de no obtener respuesta a la reclamación, o bien ésta no fuera satisfactoria, es aconsejable que solicite un arbitraje ante la Junta Arbitral de Consumo, a fin de obtener una resolución ágil, eficaz y vinculante para ambas partes.

Los electrodomésticos son uno de los bienes que hay que tener presentes debido a que los desperfectos que éstos sufran no siempre están cubiertos. Normalmente, las pólizas de Vivienda cubren los electrodomésticos cuando éstos sufren averías como consecuencia de cortes eléctricos o cortocircuitos, subidas de tensión o tormentas. Le mando facturas de todo, al cabo de un mes y medio me pagan el ordenador, la comida estropeada y la lavadora, pero me pide la factura del frigorífico viejo de hace cuatro años, como no la tengo, el seguro no me paga ni el arreglo ni el frigorífico, ¿qué puedo hacer? En mi póliza no dice nada que tenga que presentar facturas, porque me la piden después e dos meses y solo del frigorífico, el perito estuvo en casa mirándolo y no puso problemas. Esta te pedirá las pruebas correspondientes y también sería de gran ayuda que pudieses adjuntar los comprobantes de pago que indiquen el valor de los equipos averiados.

Si por este motivo falla cualquier parte eléctrica de la casa incluidos los electrodomésticos queda cubierto por la póliza del seguro del hogar. En el caso de avería eléctrica producida por la compañía de la luz, pueden existir además alimentos dañados por lo que inmediatamente se ha de presentar una queja a la compañía, indicando que ha habido un corte de luz, y que ésta nos envíe un documento verificando la avería, el cual nos va a servir más adelante para reclamar a la compañía de seguros. Luego será necesario que se chequee que efectivamente hubo inconvenientes con la electricidad en la fecha que uno indica para evitar fraudes. La Ley también habla de los plazos de pago y una vez que estos pasan hay que proceder a indemnizar también con intereses de demora. Creo que con esto te servirá para presionar o para que vean que conoces tus derechos, que has tenido un siniestro y debes de recibir la indemnización correspondiente.

En el caso tuyo, creo que el perito no sabe como proceder porque los daños son mayores que la compra de uno nuevo, pero esto le genera problemas porque quiere reducirte la indemnización, es decir, está buscando valorar el electrodoméstico en el momento anterior a producirse el siniestro, es decir, si te costó 500 Euros, ahora cuatro años después lo valorará en 250 y quiere pagarte esta cantidad, con esto se ahorrará mucho dinero la aseguradora y él habrá hecho un buen trabajo, pero en esto no entres ni lo aceptes, tu tienes una póliza que tiene una garantía de daños eléctricos a primer riesgo hasta “x” cantidad asegurado, y deben pagarte la reparación del daño, por lo que tendrás que negociar que te paguen al máximo. Espero haberte aclarado algo más el tema, como te digo llámale y si no responden como deben, habla con un abogado y/o asociación de consumidores. Además, los objetos que forman parte del mobiliario del hogar están cubiertos de los daños que puedan sufrir durante un viaje o durante las vacaciones.

En cuanto a las tarjetas de crédito, las coberturas del seguro de hogar abarcan el uso fraudulento, robo, hurto o extravío. Por eso, cada vez más domicilios cuentan con un seguro de Hogar. Es en el caso de que se proteja el contenido (o todas las partes) cuando los electrodomésticos pueden quedar asegurados. El contenido de una vivienda lo componen todos los bienes que se encuentran en su interior. Y es que muchos asegurados, a la hora de presentar la factura a sus compañías, descubren que el origen de la avería no está entre los supuestos del contrato. Informando a tu aseguradora en primer lugar, un técnico evaluará en su nombre si los electrodomésticos pueden ser reparados y, en caso contrario, te indemnizará por su valor o los repondrá por otro modelo con características similares. En conclusión: A la hora de suscribir un seguro de hogar es importante que elijas aquel que cubra la mayor parte de los imprevistos o siniestros que puedan ocurrir en tu vivienda, como son los daños eléctricos. Es más, este siniestro es, junto con la rotura de cristales, el que más reclamamos al seguro.

Para evitar que esto suceda, te exponemos una serie de medidas preventivas. Causas de un fallo eléctrico en el hogar Son muchas las causas por las que pueden surgir fallos eléctricos: – Cambios atmosféricos fuertes como tormentas o caída de rayos. La lavadora, el frigorífico, el horno o el lavavajillas pueden sufrir desperfectos tras una tormenta o averiarse por otros motivos. A consecuencia de dichas interrupciones, la mayoría de las veces provocadas por una subida de tensión, algunos electrodomésticos dejan de funcionar. Vino el perito y me dijo que llamara un técnico, vino el técnico miro los electrodomésticos, el arreglo de la lavadora 187 euros el del ordenador 70, y el frigorífico 587 euros, el perito me dice que arregle la lavadora y el ordenador y que el frigorífico me compre uno porque la reparación es cara, ASÍ LO HAGO. ¿Sabes que tu seguro del hogar también puede cubrir pequeñas reparaciones? En España, la mayoría de los hogares suscribe la póliza de seguro de hogar cuando firma la hipoteca.

Con esta cobertura, el seguro no se hará cargo de la limpieza de electrodomésticos o de su puesta a punto. A cargo de esta cobertura no se repararán daños estéticos o averías causadas por golpes o por un uso indebido del electrodoméstico. Si se rompe de forma accidental una pieza de mármol, granito, piedra natural o incluso la placa vitrocerámica de la cocina, que forman parte fija del mobiliario, también está cubierta su sustitución. La asistencia informática telefónica o presencial Cualquier incidencia sufrida en los ordenadores del hogar se incluye desde hace unos años en algunas pólizas de seguro del hogar o puede añadirse como cobertura adicional. Esto no es algo que reduzca a este tipo de zonas geográficas, todos estamos expuestos en mayor o menor medida a este tipo de sucesos que pueden inutilizar aquellos aparatos que estén en marcha o simplemente enchufados en el momento del desbarajuste eléctrico.

or si algún día te pasa algo similar te marcamos unas pautas para que sepas a quién debes reclamar y cómo hacerlo, de esta forma podrás gestionar hábilmente; no sólo las reclamaciones sino pedir indemnizaciones por los daños eléctricos sufridos. Esta última opción es la que ofrecen algunas compañías para hacerse cargo la avería mecánica, eléctrica o electrónica que sufran electrodomésticos como televisores, frigoríficos o lavadoras. En cuanto a la forma en la que la compañía subsanará el daño, la más común es la reparación del electrodoméstico. Si los daños se producen por la caducidad de alimentos debemos tomar fotografías para dejar constancia de lo que hemos perdido y ponerlo en conocimiento de la compañía de seguros para, si lo ven necesario, enviar un perito. Esta responsabilidad por las razones anteriores puede ser compartida. hogar, he sufrido una subida de tensión en varios electrodomésticos, lavadora, ordenador y frigorífico. Por ejemplo, lo más usual es que no cubran las averías producidas por instalaciones eléctricas provisionales o que no estén en regla.

Eso sí, dentro de los límites económicos fijados por cada compañía. Elige el mejor seguro de Hogar El mejor seguro de Hogar no es el que más coberturas tiene ni mucho menos el más caro. Será necesario comprobar si el daño ocasionado es fruto de su antigüedad o de otras causas eléctricas. Electrodomésticos en garantía: En caso de daños eléctricos de aparatos en garantía, el coste de su reparación será responsabilidad del fabricante, proveedor o instalador. También quedan excluidas las instalaciones que no cumplan con la legislación o que sean provisionales. ¿Qué debo hacer ante un daño eléctrico? Después de aclarar cuáles qué son los daños eléctricos y qué nos cubre nuestro seguro de hogar, es necesario explicar cómo debemos actuar en caso de que alguno de nuestros aparatos resulte dañado. Para que nuestro seguro nos indemnice por los daños eléctricos, debemos demostrar que la avería ha sido producida por un problema ajeno a nuestra voluntad y que es responsabilidad de la empresa que nos suministra la electricidad o de la caída de un rayo.

Antes de realizar cualquier reparación por nuestra cuenta o de llamar a un técnico, primero debes llamar a la compañía de seguros para que sus profesionales puedan valorar el daño producido y evitar posteriores rehúses. En definitiva si no hay acuerdo esa deerminación la llevará a cabo el Juez. También debe recordar que las aseguradoras solemente se subrogan en las obligaciones de sus asegurados, cuando así está previsto en la póliza. La subida de tension es fallo reconocido por la compañía. También es posible que la aseguradora sustituya ese servicio por una indemnización monetaria en el caso de que no sea posible su arreglo. Sobre todo ahora que nos encontramos en una época del año donde los termómetros alcanzan sus mínimos, y en los hogares se empiezan a utilizar estufas, calefactores, calefacción… aumentando considerablemente la demanda de electricidad, algo muy relacionado con los repetidos cortes de luz y subidas de tensión que estropean los electrodomésticos.

En algunas aseguradoras puede darse el caso de que te pidan que pruebes que se produjo la subida de tensión. El piso tiene instalacion antigua, pero estamos en 2011 y las normas eléctricas son otras que las de hace 25 años. Por eso, a pesar de tener la regleta apagada, es recomendable mantener cada uno de los aparatos apagados también de forma individual. En el caso de televisiones, ordenadores, etc. La compañía también puede optar por dar una cantidad de dinero al asegurado si el coste de subsanar los daños es mayor al de reponer el aparato por otro nuevo. En la póliza se suele establecer una antigüedad máxima del electrodoméstico a la hora de aplicar esta cobertura y en el caso de la indemnización, ésta no podrá ser superior a su valor venal. Cristales Otra de las casuísticas que también suelen estar contempladas en los seguros de Hogar es la rotura de lunas, espejos, vidrios y cristales de los electrodomésticos como, por ejemplo, las placas vitrocerámicas, la puerta del horno o las bandejas de la nevera.

La rotura de mármoles, granito o loza sanitaria también suelen estar protegidos por esta cobertura así como los muebles de metacrilato. Dicho daño eléctrico puede ser motivado por un cortocircuito, una subida o bajada de tensión o una avería eléctrica. En caso de ser irreparable el desperfecto, debemos aportar un presupuesto para el nuevo aparato (con las mismas características, volumen, prestaciones, etc). No está de más pedir a la policía local un informe sobre lo sucedido, indicando siempre fecha y horario, que deberá coincidir con el del certificado que la compañía eléctrica nos entregará, o en su defecto, el número de expediente. Si el corte en el suministro de la luz ha afectado a más de un vecino (en caso de vivir en una comunidad) es muy útil hacer una relación de éstos que hayan sufrido igualmente desperfectos (éstos no dejan de ser igualmente testigos de los hechos).

Hay quien no dispone de seguro del hogar, entonces estos pasos se complican un poco más, ya que se debe remitir toda esta información directamente a la compañía eléctrica mediante una reclamación extrajudicial (en este caso es mejor ir a entregarlo todo en mano para que nos sellen un “recibí“). Si tu seguro de hogar incluye reparación de electrodomésticos, no tendrás que preocuparte por las averías sorpresa. Qué cubre la reparación de electrodomésticos La cobertura de reparación de electrodomésticos de tu seguro de hogar cubre la avería interna mecánica, eléctrica o electrónica del aparato. Para ello te recomendamos que uses nuestro comparador de seguros de hogar, en el que encontrarás toda la oferta disponible en tan solo unos segundos y a golpe de click. Muchas pólizas de Hogar incluyen una cobertura que protege los electrodomésticos y aparatos eléctricos de las viviendas aseguradas. La antigüedad es un factor clave que tienen en cuenta la mayoría de las compañías para hacerse cargo o no de su reparación en caso de sufrir daños. Son muchos los imprevistos que pueden suceder en el interior de una vivienda.

A pesar de no ser un requisito obligatorio, pues solo se exige tener un seguro de incendios, los propietarios de viviendas hipotecadas optan por firmar un seguro multirriesgo. Desde los muebles hasta el ajuar pueden estar protegidos por la póliza, aunque en algunas ocasiones para ello es necesario que hayan sido declarados expresamente en las Condiciones Particulares. Y es que imagina que por una subida de tensión, tus equipos electrónicos dejarán de funcionar. Lo normal es que se cubran un máximo de dos intervenciones al año para reparación de electrodomésticos y un máximo de 3 horas. Se trata de una de las causas más comunes, por ello conviene hacer una revisión periódica y no dejarlo pasar. – Desgastes de algunos electrodomésticos. De este modo, los electrodomésticos se unen a equipos informáticos, joyas, objetos de valor y muebles, entre otros. De todas las intervenciones del seguro Multirriesgo Hogar durante el año 2013, el frigorífico sufrió daños en 1 de cada 5 casos, pero el listado de electrodomésticos que puede estar cubierto por un producto asegurador contempla otros aparatos.

Pueden cubrir los daños materiales y personales que se ocasionen a terceros (responsabilidad civil), los siniestros en la estructura de la vivienda (continente), su interior (contenido), o las 3 partes. que son los que más riesgo tienen de sufrir daños, es importante que si ves fallos en las instalaciones o las condiciones atmosféricas son nocivas, los desenchufes rápidamente. Es muy importante que nunca mantengas enchufados aparatos con mal funcionamiento, ya que puede afectar a toda la instalación. Debe haber un documento en el que se indique que el responsable, como técnico, jefe, etc., certifica que el aparato, marca, modelo, nº de serie, etc. Ten en cuenta que si se estropea la regleta donde están enchufados los dispositivos, todos sufrirán las consecuencias, además de la posibilidad de provocar accidentes más graves, como por ejemplo un incendio. Con este número de expediente pediremos a la compañía de suministro eléctrico un certificado mediante el cual se expondrán los sucesos ocurridos, el fallo en la red y la fecha y hora en que fue solucionado.

Con este certificado daremos parte a nuestra compañía de seguros (en su defecto se puede aportar el número de expediente si no se tuviera dicho certificado, expuesto en el punto 2) Necesitamos un certificado mediante el cual, el servicio técnico o profesional que nos ha reparado (si es reparable) el aparato eléctrico nos certifique que dicho elemento ha sido averiado por una causa concreta que entre dentro de la definición de daño eléctrico, fechado y sellado. Si el aparato ha sido reparado habrá que aportar factura de reparación. Este tiene la tarea de interrumpir el circuito eléctrico en caso de que ocurra una subida de tensión o cortocircuito, así protege la instalación eléctrica y los equipos que tenemos conectados. En este tipo de reclamaciones es fundamental contar con pruebas suficientes que relacionen la avería con el daño causado y las aporte en la solicitud de arbitraje al objeto de reforzar su pretensión.

No obstante, si no desea acudir a este sistema extrajudicial de solución de conflictos o la compañía suministradora no acepta el arbitraje, tiene la opción de reclamar, en vía judicial, a la compañía por los daños causados en sus bienes una indemnización de hasta 2.000 euros, sin necesidad de abogado ni procurador. Pero hay que tener en cuenta que si el siniestro está cubierto por distintos seguros solo se indemnizará por uno, es decir, que no se consigue más indemnización por tener más seguros. Qué cubre la reparación de electrodomésticos La reparación de electrodomésticos por fallos eléctricos provocados por una subida de tensión o una tormenta es una cobertura habitual en el seguro de hogar. Hay mas de 8000 euros en daños ya que mis electrodomesticos los compre hace 2 años cuando aun me iba bien el trabajo. Una de ellas es aquella que protege los electrodomésticos de posibles averías y/ o roturas. A la hora de contratar una póliza de Hogar una de las mejores maneras para no equivocarse en la elección.

¿Qué hacer cuando se estropea un electrodoméstico por una subida de tensión? Todos los electrodomésticos y equipos electrónicos están expuestos a las subidas de la tensión eléctrica, un problema que puede ocurrir en cualquier momento y sin previo aviso. En algunas ocasiones la sobretensión no provoca daños pero otras veces puede averiar los equipos. Pero siempre es bueno que presentemos un documento certificado de la compañía eléctrica donde se detalle lo sucedido, así como una valoración de las pérdidas y todas las facturas. Además de eso, nos evitaremos posibles problemas si presentamos una factura o un ticket de compra, de los alimentos dañados. Por lo general en casos de sobreintensidad, cortes de luz o sobretensión, las compañías de seguros se hacen cargo sin poner demasiadas barreras y nos envían a un técnico para reparar los desperfectos. Ahora bien, dependerá de cada compañía la amplitud de esta cobertura. Alimentos El deterioro de los alimentos (hasta el punto de no ser comestibles), guardados en el frigorífico como consecuencia de una avería del electrodoméstico o de un apagón eléctrico, también suelen estar cubiertos por la mayoría de las compañías.

La ley de Contrato de Seguro dice en su artículo 38, que incumbe al asegurado la prueba de la preexistencia de los objetos. Cuando volvió el suministro eléctrico, el PC de mi casa no arrancaba (el resto de los electrodomésticos si que funcionaban) Llevé el PC a reparar, y me comentan que está seriamente dañado, (cuesta mas la reparación que uno nuevo) Me dieron un informe donde viene especificado los daños causados y la causa de los mismos. Tengo un seguro de hogar donde cubre estos daños, pero la avería la ha causado mi compañía eléctrica , ¿a quien reclamo? Todos los electrodomésticos y equipos electrónicos están expuestos a las subidas de la tensión eléctrica, un problema que puede ocurrir en cualquier momento y sin previo aviso, pero que en esta época del año en particular suele ser frecuente. De ese modo, el interesado se asegura de que está suscribiendo las garantías que necesita para su proteger su domicilio.

También debemos tener en cuenta otro punto que viene relacionado con éste último, y es que puede ser que a causa de dicha avería eléctrica estemos varios días sin electricidad, en dicho caso también podemos pedir una reclamación de daños a través de la compañía de seguros. ¿Cómo puedo reclamar por los daños eléctricos? Como en toda reclamación a una compañía de seguros deberemos demostrar siempre (aportando toda la documentación pertinente), en la medida de lo posible, que dichos daños han sido realmente ocasionados por un fallo en la red eléctrica, para ello deberás seguir los pasos que te detallamos a continuación para que tu reclamación pueda ser tomada en cuenta. Lo primero que debemos hacer es llamar a la compañía para informar del suceso. Primero ponte en contacto con tu aseguradora, y la compañía te enviará un técnico para reparar el electrodoméstico. Los daños eléctricos son la tercera causa de siniestro en un hogar; y esto hace que, ante un problema tan presente, los seguros de hogar amplíen sus coberturas para proteger los electrodomésticos de posibles desperfectos que puedan afectar a su funcionamiento.

Si no está de acuerdo con lo que le ofrecen, negocie por más dinero. En zonas turísticas o de mayor demanda eléctrica es bastante habitual que se produzcan subidas y bajadas de tensión, incluso apagones que puedan dañar los electrodomésticos, ordenadores y todo tipo de aparatos eléctricos dentro de nuestro hogar. Para que la empresa comercializadora o suministradora pueda asumir el coste de los daños es fundamental aportar con la reclamación los siguientes datos y/o documentos: Parte dado, en su caso, a la Compañía Aseguradora e informe pericial del Seguro (hoy casi todos los hogares disponen de seguros del hogar, al que deben dar parte del siniestro, y la aseguradora emitirá un informe que, aún cuando cubra el siniestro, sí que puede ayudar en la reclamación). Informe del servicio técnico que repare el /los electrodomésticos averiados haciendo constar la avería que presenta y su causa.

Uno de los elementos que se pueden encontrar en todas las viviendas son los electrodomésticos. Entonces, partiendo de la base de que tengas un seguro de hogar con la cobertura para daños eléctricos incluida, con casi toda probabilidad tu compañía de seguros se hará cargo de reparar o reponer tus electrodomésticos en caso de subida de tensión. Sin embargo, hay ciertas dudas sobre qué se entiende por daños eléctricos y qué otros aspectos hay que tener en cuenta para recibir la indemnización correspondiente según su origen. ¿Qué se entiende por daños eléctricos? Los daños eléctricos son los desperfectos derivados de la electricidad y no sólo afectan a los electrodomésticos de la cocina (frigorífico, horno, lavavajillas…); sino que todos los equipos electrónicos de nuestra casa tienen el riesgo de ser dañados por: Subidas y bajadas de tensión. Cortocircuitos Corriente anormal. Formación de arco voltaico. Tormenta eléctrica y caída de rayos.

Esto quiere decir que por un cortocircuito podemos perder toda la información que almacenamos en nuestro ordenador de trabajo o que se estropee nuestra nueva televisión del salón. Es importante tener en cuenta que cuando realmente se produce una sobretensión es posible que no haya solo un aparato afectado, sino que varios electrodomésticos y equipos electrónicos se vean afectados. Hoy hablaremos sobre cómo proceder cuando se va la luz de casa o se daña algún aparato eléctrico y creemos que se ha ocasionado por una tormenta o una avería de la compañía eléctrica, ¿a quién reclamar? o lo que es lo mismo cómo reclamamos un daño eléctrico al seguro del hogar. Daños eléctricos por bajada o subida de tensión En el caso de que lo ocurrido sea una subida o bajada de tensión, y esta provoque algún prejuicio como puede ser en el sistema informático, la instalación eléctrica, la televisión, la nevera o la vitrocerámica, siempre queda cubierto y nos tienen que realizar la reparación, y dejarlo tal y como estaba.

Lo primero que debemos hacer en este caso es llamar a la asistencia de nuestro seguro e informar inmediatamente de lo ocurrido, en la mayoría de los casos dan a escoger entre los profesionales que ellos tienen en su base de datos, o bien proponen si existe una gran saturación que sea el asegurado quien busque al profesional para repara el daño, y posteriormente presente factura, en dicha factura siempre ha de aparecer la causa del daño, en este caso la subida o bajada de tensión que es lo que quedaría cubierto por la póliza. Otros desperfectos que son también daños eléctricos En el caso que existieran subidas o bajadas de tensión y no hubieran daños materiales se le puede reclamar al seguro del hogar la perdida de información, si fuera el caso que estuviera trabajando en el ordenador, y se pudiera demostrar que dicho trabajo es parte de su cometido laboral normal, y no excepcional. Otro de las causas que quedan cubiertas y que se pueden reclamar en los casos de daños eléctricos es el cortocircuito.

Por estos motivos, desde Consumidores informamos sobre los pasos a seguir para reclamar en caso de daños originados por un suministro eléctrico defectuoso. En el ámbito del suministro eléctrico, los consumidores tienen derecho a recibir el servicio con unos mínimos de calidad. Sin embargo, para que estén cubiertos frente a más siniestros, es necesario contratar una cobertura específica de electrodomésticos, o bien un seguro para ellos. ¿Qué electrodomésticos están cubiertos? Los seguros de Hogar suelen considerar como electrodomésticos el frigorífico, la lavadora, el lavavajillas y la televisión. Si la compañía se desentendiera de los hechos deberemos proceder por la vía judicial donde presentaremos directamente en el Juzgado una “Demanda de Juicio Verbal de reclamación de cantidad por daño ocasionado directamente por irregularidades del suministro“. Lo más usual es que la aseguradora envíe a un técnico para que evalúe si los electrodomésticos pueden ser reparados, caso contrario, te indemnizará su valor o los repondrá con un modelo de características similares.

Prevenir siempre es la mejor alternativa El seguro se encargará de reponer el bien o el monto afectado, pero por mas sencillo que sea el tramite siempre es conveniente tener instalado en el hogar un interruptor diferencial. ¿Qué hacer en esos casos? ¿El seguro de hogar nos indemnizará? La cobertura para daños de electrodomésticos en la póliza de hogar Si tenes contratado un seguro de hogar que incluye el contenido, podrás reclamar los daños en caso de que se produzca una subida de la tensión eléctrica. Cada compañía de seguros se maneja de forma diferente, por lo que es importante que nos informemos con atención sobre las limitaciones de la cobertura para daños eléctricos. El mejor seguro de Hogar es aquel que cuenta exactamente con las garantías que necesitas. Para estos casos, el coste de asumir la reparación o una nueva compra de todos los electrodomésticos dañados convierte a la cobertura de daños eléctricos en una garantía de gran valor. Los seguros Hogar ofrecen una amplia variedad de coberturas que permiten personalizar tu póliza adaptarla tanto a ti como como a tu vivienda.

En ocasiones, los hogares de consumidores y usuarios se ven afectados por repetidos cortes de luz, sobre todo en épocas en el que la demanda de electricidad aumenta. De este modo, protegen su vivienda de los accidentes que se produzcan en su interior y de los daños que pueda provocar en otras viviendas. En los últimos años, los seguros de hogar han ampliado su cartera de servicios para adaptarse a las nuevas necesidades de los asegurados. Para ello puede descargarse de la Web de esta Federación el modelo de demanda por Reclamación de cantidad por daños causados por suministro eléctrico deficiente. Tiene algún concepto equivocado, no existe obligación legal alguna de que el arrendador de un inmueble tenga contratado un seguro. Los hechos son como se lo analizo en la anterior respuesta, ha sufrido unos daños y es preciso determinar quien es el responsable, si efectivamente debería haberse cambiado la instalación electrica la compañía no va a hacerse cargo de los mismos, y deberá hacerlo quien haya incumplido esa obligación de adecuar la instalación a la normativa actual.

Para determinar eso es preciso tener a la vista los contratos de arrendamiento y de suministro electrico. Además, tampoco cubren los daños meramente estéticos que no afecten el funcionamiento del equipo y muchas compañías de seguros no te indemnizarán electrodomésticos cuyo valor a nuevo sea inferior a cierta cifra, que normalmente suele oscilar entre los 50 o 100 euros. Cuando ocurre una sobretensión y te percatas de que algunos equipos se han averiado, el primer paso es llamar a la compañía de seguros. Lo ideal para preservar nuestros electrodomésticos en este caso es mantener desenchufados los dispositivos más sensibles. – Subidas o bajadas de tensión por desgaste o fallos en las instalaciones. Ante tales circunstancias, ¡RECLAMA!, tienes derecho a una indemnización por los sufridos. Continuamos con la campaña informativa sobre calidad del suministro eléctrico.

Ahora es habitual que el seguro incluya también trabajos de bricolaje, asistencia informática o la reparación de averías no eléctricas de electrodomésticos. Si se rompe una tubería o sufrimos un atasco en el baño no tenemos ninguna duda de que el seguro cubrirá esta contingencia. Tampoco entra dentro del servicio la sustitución de materiales gastados: como por ejemplo la goma de la lavadora, la sustitución de una batería o las actualizaciones de software. Si el aparato está en garantía, primero deberá responder de la avería el fabricante, antes de reclamar al seguro. Con la cobertura de reparación de electrodomésticos de tu seguro de hogar ya no tendrás que cruzar los dedos para que la avería de la lavadora se deba a un cortocircuito o a una tormenta. Por suerte, los daños eléctricos de estas características están cubiertos por los seguros de Hogar Multirriesgo.

¿Qué es la cobertura de daños eléctricos? Con el objetivo de ofrecer productos más completos y cubrir necesidades reales, las aseguradoras ofrecen la cobertura de daños eléctricos para cubrir, principalmente, los desperfectos materiales que afectan tanto al continente (instalaciones de la vivienda) como las averías en el contenido. Respecto al contenido, el seguro de hogar se encarga de cubrir los daños ocasionados en los electrodomésticos y otros aparatos; pero algunas compañías amplían sus límites e incluyen también la pérdida de los alimentos almacenados en el frigorífico y que se echen a perder con el siniestro. Y es que, para este tipo de siniestro, lo que realmente puede afectar a una familia es la pérdida del servicio que presta el electrodoméstico. Lo habitual es que las compañías limiten la aplicación de esta garantía a electrodomésticos con menos de diez años de antigüedad.

Los servicios de reparación que se prestan dentro de esta cobertura suelen estar limitados en cantidad y tiempo. No solo ofrecen ayuda y asesoramiento sobre problemas relativos a programas de ordenador o aplicaciones, sino que también son capaces de recuperar los datos perdidos bien por un accidente, robo, error humano o un virus.

La asistencia puede ser telefónica, remota o presencial, según lo requiera la reparación, pero también aquí existen límites en cuanto a los servicios que se prestan al año y los equipos que entran en el seguro. Servicio de manitas para tareas de bricolaje Las compañías de seguros han incluido un servicio de asistencia en el hogar para que los asegurados puedan disponer de un experto en casa para realizar pequeños arreglos de forma gratuita. Eso sí, los daños causados por un mal uso del aparato nunca estarán cubiertos por el seguro. Además, en general, los electrodomésticos tienen que tener menos de diez años de antigüedad, y esta cobertura tiene algunas restricciones de tiempo y cantidad, pues se limita a un máximo de dos intervenciones al año con una duración de 3 horas por visita. seguro-hogar-2 Daños estéticos, desde la rotura de cristales a la vitrocerámica La cobertura de daños estéticos que incluyen los seguros de hogar establece la reparación o sustitución de los elementos del hogar que han sufrido una rotura o desperfecto como cristales, lavabos, inodoros, bañeras o fregaderos como elementos fijos de la vivienda.

Este porcentaje se traduce en más de 17,8 millones de pólizas, cuyos titulares reclaman cada año 5,5 millones de siniestros, aunque existen muchas contingencias que no se reclaman por desconocimiento. Si queremos estar protegidos contra un fallo en los electrodomésticos, se produzca o no por un fallo eléctrico, debemos contratar específicamente esa cobertura. También sería recomendable que apostases por los protectores eléctricos, al menos para los electrodomésticos más valiosos que tengas en casa. Además, si trabajas mucho con el ordenador, es conveniente invertir en los grupos SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida), más conocido por sus siglas en inglés UPS (Uniterruptible Power Supply) ya que, además de proteger el ordenador de una sobretensión repentina, también lo mantiene alimentado durante varias horas en caso de apagón y así evitará que pierdas los datos o se dañe el disco duro.

La semana pasada, en mi casa sufrimos una subida de tensión, y un apagón de unos minutos. Ellos, por su parte, se encargan de investigar el incidente y de hacerse cargo de la reparación o reposición de los electrodomésticos que hayan resultado dañados por el siniestro, sin embargo, en algunas ocasiones no resulta así de sencillo. Si tu seguro del hogar es un seguro básico que tan sólo contempla las prestaciones exigibles por ley, lo que va a resultar con certeza es que tu compañía de seguros no se encargue de solventar este tipo de siniestros, pero hoy en día no es tan frecuente contar con este tipo de seguros tan básicos ya que por lo general buscamos la máxima garantía de seguridad en nuestro hogar. Si eres de los que no te gustan los sobresaltos y valoras la tranquilidad doméstica, te interesa conocer las coberturas avanzadas de los seguros de hogar. La sustitución de un electrodoméstico en un hogar conlleva un desembolso de dinero inmediato al que tendrás que hacer frente. Pero, ¿cubre el seguro de Hogar estos aparatos? De ser así, ¿qué cobertura hay que contratar? Cubrir los electrodomésticos No todas las pólizas de Hogar son iguales.

Si detectas algún enchufe pelado o en mal estado, no lo conectes a la corriente ni intentes arreglarlo: llévalo a reparar o que te lo cambien por otro en buen estado. Ante averías, llama rápido a un especialista y también consulta con él cómo instalar un diferencial para el cuadro eléctrico de vuestra casa. Utiliza nuestro tarificador de seguros de hogar para informarte, hay algunas compañías que ofrecen esta garantía en promoción al contratar un seguro del hogar. Con la garantía de reparación de electrodomésticos te ahorrarás imprevistos. Es decir, algunas compañías indican que los protegen frente a siniestros cuando no han cumplido los 10 años, por ejemplo. Con esta garantía te puedes proteger ante fallos en el funcionamiento del electrodoméstico, eso sí, la reparación debe correr a cargo de profesionales enviados por el seguro de hogar. Éstos nos darán un número de expediente mediante el cual regularán todo el proceso desde que informamos del apagón o fallo eléctrico hasta su solución final.

Otra opción confiable son los protectores eléctricos, al menos para los electrodomésticos más valiosos que tengas en casa, o si tu computadora es una herramienta de trabajo con la que debes contar todos los días. Se ha producido una subida de tesion en la calle donde esta situada mi vivienda, donde resido en régimen de alquiler. En estos casos se plantea la reparación o sustitución del electrodoméstico. Sin embargo, existe la posibilidad de ampliar esta cobertura incluyendo la avería interna mecánica, eléctrica o electrónica del aparato. También sería de gran ayuda que pudieses adjuntar los comprobantes de pago que indiquen el valor de los equipos averiados. También puedes usar un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpido) para eliminar tensiones que no nos interesa que lleguen a un determinado punto de la instalación. Si el perro o gato muerde o araña a una persona en la calle o dentro de casa, el seguro cubre este siniestro, con la excepción de las razas de perro potencialmente peligrosas.

Los robos y el uso fraudulento de las tarjetas en el seguro del hogar El seguro del hogar cubre el robo dentro del hogar pero también fuera del hogar, tanto de dinero como de los documentos personales, aunque existen unos límites fijados por las compañías en cuanto a la cantidad a indemnizar. Sin embargo, existen otras contingencias incluidas en las pólizas que los asegurados apenas reclaman por desconocimiento, sobre todo, las relacionadas con la responsabilidad civil. Qué es la responsabilidad civil familiar e inmobiliaria En los seguros de hogar se distingue la responsabilidad civil familiar e inmobiliaria. De esta forma, aunque un seguro de hogar no pueda evitar que se produzca una subida de tensión, si puede ayudar a minimizar los daños. Sin embargo, es necesario tener en cuenta qué circunstancias no están cubiertas por la cobertura de daños eléctricos: La obsolescencia tecnológica: Los aparatos electrónicos están programados para tener una vida limitada y para dejar de funcionar al cabo de unos años a causa de su desgaste y uso.

Tambien se ha estropeado aparatos pertenecientes al propietario de la vivienda( motor de extraccion de agua de pozo, centralita que controla los aspersores del cesped). Y remarcamos daños eléctricos porque sobre esta definición es sobre la que deberemos actuar a la hora de hacer una reclamación por daños a través de nuestro seguro de hogar. reclamar a la compañía de la luz El daño eléctrico es el desperfecto que se produce por una avería del sistema y que nos produce la pérdida tota o parcial de una serie de elementos que pueden ir desde electrodomésticos, ordenadores o incluso alimentos perecederos. Caídas, roturas de tuberías o cristales, robos o cerraduras averiadas pueden ser algunas de las coberturas incluidas en estas pólizas, pero su alcance va mucho más allá. Llegados a esa edad el seguro considera que están “amortizados” y son más vulnerables a los posibles cambios de tensión u otras situaciones que pueden derivar en su avería.

Las situaciones que pueden estar previstas en un seguro van desde la reparación hasta la reposición o, incluso, la indemnización. Avería de electrodomésticos Las pólizas pueden cubrir la avería de los electrodomésticos, así como de otros aparatos eléctricos, cuando el desperfecto es consecuencia de un apagón, rayos, incendios o explosiones, entre otras situaciones. La avería de electrodomésticos puede estar incluida en el seguro de Hogar o puede ser contratada como un suplemento. Una situación que también puede crear una situación peligrosa. Cómo evitar que los electrodomésticos se estropeen Una medida preventiva bastante recomendable consiste en mantener en un mismo enchufe varios aparatos electrónicos. Puesto en contacto on el propietario no me ha informado si tiene o no seguro y me ha indicado que reclame yo a Endesa.¿ puedo reclamar yo como inquilina? ¿ puedo exigirle al propietario que se encargue el? ¿ como reclamo a Endesa y que documentacion tengo que presentar? ¿ cual es la responsabilidad del propietario respecto de los bienes de su propiedad ¿ y respecto de los míos? ¿ hay diferencia si el propietario tuviese seguro?.

En general, en todas las reclamaciones por daños causados por oscilaciones o subidas de la tensión en el suministro eléctrico, es necesario demostrar, en lo posible, que los daños que se reclaman han sido producidos presumiblemente por irregularidades en dicho suministro. También están cubiertos los accidentes sufridos por el asegurado durante la práctica de algún deporte, aunque en este caso hay que revisar con cuidado la larga lista de exclusiones que tiene esta cobertura. La responsabilidad civil inmobiliaria está cubierta en el capital del continente y se refiere a cualquier siniestro causado por la propia vivienda, como el daño por agua provocado por la rotura de una tubería o la lesión que puede producir a un viandante la caída de una maceta del balcón. Los accidentes que provocan las mascotas también están incluidos en el seguro del hogar.

Y es que, los daños eléctricos son la tercera causa más común de siniestros, sobre todo, en aparatos eléctricos. ¿Cómo asegurarlos? A la hora de contratar un seguro de Hogar es importante prestar atención a las Condiciones Particulares y Generales de la póliza. Obviamente, será necesario demostrar que la avería en los equipos ha sido producida por un problema ajeno a nuestra voluntad; o sea, que ha sido causada por la propia empresa que nos suministra la electricidad o por la caída de un rayo. Afortunadamente, producir las pruebas es bastante sencillo ya que solo tendrás que dirigirte a la oficina más cercana de la empresa en cuestión y pedirles que te den un documento donde certifiquen que, en la fecha y hora en que ocurrió la avería, se produjo una sobretensión. No obstante, vale aclarar que cada compañía de seguros es diferente por lo que es importante que leas con atención las limitaciones de la cobertura para daños eléctricos. En algunas ocasiones la sobretensión no provoca daños pero otras veces puede averiar los equipos.