Seguros de credito y caucion

seguro para motosDe igual forma el seguro de crédito contribuye a minimizar las clásicas fricciones entre el departamento comercial y el de finanzas provocadas por las discrepancias sobre el control de riesgos de clientes. El seguro de crédito contribuye a evitar las provisiones por insolvencia y liberar capital circulante ya que gracias al reintegro de la indemnización por fallidos, la empresa no tendrá que pasar a pérdidas los importes de las facturas no cobrados al vencimiento. Otro servicio que ofrecen las aseguradoras, una vez que el asegurado ha agotado las gestiones de cobro amistosas con sus deudores, es la realización de las gestiones de recobro de impagados, con la consiguiente reducción de costes para el acreedor y la profesionalización de las acciones encaminadas a la recuperación dela deuda. La primera, proponiendo al banco suscribir algún producto como un seguro, un plan de pensiones en la entidad o domiciliar algunos recibos más. Espero que os sirvan de ayuda. Una de las formas que una empresa tiene de crecer es facilitar el pago a sus clientes, no sólo aceptando diversas formas de pago, sino también ofreciendo un aplazamiento en el mismo, es decir, vendiendo a crédito.

La venta a crédito puede suponer una ventaja a la hora de conseguir nuevos clientes, pero también conlleva un riesgo importante, el riesgo de impago (o riesgo de crédito o riesgo comercial, como quieras llamarlo). El inconveniente que encontramos con esta vía es el gran gasto que conlleva contratar abogados, administrador… Sin duda, resulta más recomendable intentar negociar directamente con el banco sin tener que llegar a los tribunales, una opción que no acaba de convencer a ninguna de las dos partes. Vender la vivienda. Respecto a las indemnizaciones que el propietario pueda recibir por razón de estas últimas coberturas, la entidad de crédito no tiene ningún derecho derivado del contrato de seguro.

Seguros de amortización de préstamos: Los seguros de amortización de préstamos son seguros de vida, que se caracterizan porque el asegurador asume el pago de la cantidad pendiente de amortizar del asegurado-prestatario, si ocurre alguna de las contingencias previstas en el contrato de seguro (fallecimiento o, en su caso, invalidez) antes de haber satisfecho la totalidad de la deuda. Dentro de los seguros de amortización de préstamos podemos distinguir dos tipos: aquellos en los que el capital a pagar por la entidad aseguradora coincide con la cantidad adeudada del préstamo, por lo que aquél disminuye conforme se amortiza el préstamo y el plazo de cobertura del seguro es idéntico al del préstamo. aquellos en el que el importe a pagar en caso de que se produzca el fallecimiento, o la invalidez, permanece inalterable a lo largo de todo el periodo de duración del contrato de seguro.

Evidentemente, este no es un buen camino. La inyección de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) ha comenzado a derribar el muro que impedía a los clientes acceder a la financiación. Esto les permite recomendar a sus asegurados las condiciones de pago más adecuadas y límites de crédito que pueden ofrecer a cada uno de sus clientes. Hay que ser muy cuidadosos a la hora de elegir a la empresa asesora. Refinanciación Este proceso consiste en refinanciar tu vivienda y pagar tus deudas pendientes. La refinanciación a un tipo de interés más bajo te ayudará a eliminar las deudas con tipos de interés más altos que estás pagando ahora. Si firmas algún seguro para rebajar el interés de tu préstamo, asegúrate de que no sea un seguro PUF (Prima Única Financiada).

De hecho, la Comisión Europea mantiene procedimientos de infracción para que el Gobierno modifique la legislación sobre ejecuciones hipotecarias y cláusulas abusivas (como el caso de las famosas cláusulas suelo), y el Tribunal de Justicia Europea sigue siendo el encargado de modelar nuestra dispersa y en ocasiones injusta legislación hipotecaria. Legislación y normativas ante el impago de préstamos hipotecarios Código de Buenas Prácticas (Real Decreto-ley 6/2012). No solo porque los bancos no conceden de forma habitual hipotecas al 100%, sino porque hay que tener un colchón en el banco, por si tenemos que utilizar los ahorros para pagar la hipoteca durante un tiempo. En relación con la prevención está la información hipotecaria básica.

Esta modalidad de seguro nos permite evitar tensiones imprevistas en Tesorería que puedan llegar a amenazar la viabilidad de nuestra empresa. En el caso de la Caución, es un tipo de seguro que tenemos que presentar cuando una Administración Pública o un cliente privado nos exigen una garantía por la correcta prestación o ejecución de una obra o servicio. De esta forma, los intereses de los préstamos se reducirían y pagaríamos menos de cuota mensual. Debemos explicar bien al banco que si no nos la conceden, seremos incapaces de pagar la cuota. Desde  hipotecas, la sección de hipotecas de este portal, te exponemos 10 preguntas que debes hacerte para conseguir la mejor hipoteca ¿cuánto dinero me van a dar? Para calcular cuánto puedo conseguir de financiación, dependerá de nuestro salario, tipo de interés del momento y de la duración hipoteca. Entonces, la empresa B acudirá a una compañía aseguradora y tomará un seguro de caución, donde el beneficiario será la empresa A, y por el importe que ambas empresas hayan acordado. Mediante este seguro de caución la compañía aseguradora garantiza al asegurado que el tomador del seguro de caución cumplirá con las obligaciones contraídas y, en caso contrario, será la compañía aseguradora compensará al beneficiario por dicho incumplimiento abonándole el importe indicado en la póliza del seguro de caución.

Hoy por hoy, la mayoría de estos créditos son a tipo fijo (el comprador paga la misma cuota siempre). Por ley, y así figura en el contrato de un préstamo, el banco o caja está obligado a respetar los plazos para ejecutar el aval, que suelen ser de 3 meses. Si transcurrido ese periodo, el deudor sigue sin abonar lo que el banco le reclama, éste acudirá al avalista. En este caso, en apenas cinco meses ya estaremos ganando dinero. Además, para salir de dicho procedimiento, en el mejor de los casos (cuando sea su vivienda habitual) se podrá pagar lo debido hasta la fecha, pero también habrá que abonar las costas procesales de la entidad ejecutante (las costas de abogado y procurador de la entidad bancaria), por lo que la deuda aumenta. Debido a que el procedimiento es ejecutivo y rápido, es importante que el abogado que gestiona la ejecución hipotecaria sea capaz también de intentar negociar de forma paralela una refinanciación de la deuda con la entidad y sacar al cliente de esa situación con una operación de viabilidad.

La duración es crucial, ya que en el primero, no será superior al mes mientras que el segundo puede, por ejemplo, tratarse de la financiación de un coche a cuatro años en pagos mensuales. Evitar o modificar la publicación de la TAE es, precisamente, una de las demandas de la asociación que representa a todas las empresas que prestan dinero rápido, frente a la obligación legal de hacerlo. Hay que leer con detenimiento las condiciones generales de los créditos para ver a qué nos obligamos, sobre todo al completar y remitir la solicitud de préstamo ya que estarás declarando, por ejemplo (caso de Cashper), “que no existen pagos pendientes o deudas con terceras partes que puedan impedir el pago del Préstamo, incluidos pagos pendientes que estén registrados en cualquier lista de prestamistas/prestatarios como ASNEF o Equifax”, o “que no se encuentra incurso en procedimientos legales o judiciales que puedan afectar a su solvencia”.

Consulta con detenimiento las penalizaciones por falta de pago y pago atrasado (mora) que te cobrarán en caso de impago. Por ejemplo, anuncia que la falta de pago de cualquier importe vencido genera una penalización por pago atrasado del 20% del importe no abonado, además del importe total no abonado. Además, tiene la obligación de otorgar poderes a la sociedad de factoring para litigar contra los deudores. Comprende tres servicios que se ponen en marcha en caso necesario, en tres momentos diferentes: Estudio y clasificación crediticia de clientes. Gestión de cobro en caso de producirse el impago. La indemnización por parte de la compañía de los importes pendientes. Con el seguro de crédito, además, podemos mejorar el acceso a la financiación necesaria para el funcionamiento de nuestra empresa, ya que el seguro supone una garantía adicional frente a las entidades de crédito, además de frente a nuestros proveedores. Además, es un síntoma de fortaleza y disciplina financiera – ¿qué comisiones tengo que negociar con el banco? Por lo general, las dos comisiones que tenemos que negociar con las entidades financieras son la comisión de apertura y la comisión de cancelación.

La posibilidad de retorno de la cantidad impagada oscila entre el 80% y el 85% del importe total, aunque también pueden darse casos del 90% o del 50%. Lo que ofrecemos es una opinión garantizada de cada cliente, la cual es cambiante conforme a la coyuntura del mercado. Si no entiendes algún apartado, el banco tiene la obligación de explicarte de forma concisa su funcionamiento. En los casos (que no son pocos) en que las medidas del Código no sean aplicables, la facultad de negociación del abogado será menor. Por ejemplo si te prestaron 200 euros, y te demoras en el pago al vencimiento, deberás ya: 200 euros del principal + los intereses del préstamo + 40 euros de penalización.

Además “el usuario prestatario asumirá el coste de los recordatorios de pago en que incurra, abonando los siguientes recargos: al día siguiente del vencimiento del plazo 20 €, a los 10 días del vencimiento del plazo 20 €; y a los 20 días del vencimiento del plazo 20 € de recargo”. “A los 90 días del vencimiento del plazo se procederá a la inclusión del cliente en el fichero de impagados de Asnef previo aviso mediante SMS, carta y email y cuyo coste de procesamiento de 35 € se le cobrará al cliente”. Derecho de desistimiento del contrato Al contratarse a distancia estos créditos, el consumidor prestatario tiene un plazo de 14 días naturales, desde la fecha de conclusión del acuerdo del préstamo o desde el día en que reciba las condiciones contractuales y la información solicitada, para desistir del préstamo sin dar ninguna explicación. Así, en una hipoteca de 150.000 euros a 30 años a euríbor + 1% en la que estamos pagando una cuota de 493 euros, la carencia haría que pagáramos solo 144 euros al mes, durante 2 o 3 años, mientras nos recuperamos económicamente.

El primero es garantizar una aplicación consistente de la normativa en materia de provisiones, y calificación del riesgo de crédito por parte de todos los bancos de la eurozona. En principio es la más recomendable, pero la entidad no siempre estará dispuesta a hacer caso a nuestras peticiones, sobre todo si ya acumulamos deudas en nuestra contra. El asegurador realiza un control permanente de todos los clientes, lo que permite adoptar medidas dirigidas a la reducción del riesgo de morosidad. Se podría haber pensado en un provisionamiento individual de cada burrero para cubrir los posibles riesgos de la pérdida de su burro. Esto es, si cada transportista hubiera guardado una cantidad equivalente al valor de otro burro no hubieran necesitado hacer tal pacto mutual, pero eso les hubiera supuesto inmovilizar un capital que hubiera ralentizado, o incluso, imposibilitado su actividad.

A este respecto, el seguro de crédito aporta grandes beneficios, ya que protege ante impagos y morosidad, pero sin el <> de la inversión que producen las provisiones contables16. Ya sabemos que los capitales son más rentables en el ámbito empresarial que en el privado17 por tanto, al inmovilizar esos capitales en los balances, provisionando cada crédito, la compañía tiene menos competitividad y puede estar perdiendo oportunidades comerciales al carecer de medios de pago. Además los nuevos seguros de crédito, mediante el aplazamiento y fraccionamiento de las primas, minoran y atenúan todavía más el impacto financiero que supone la cobertura de las operaciones para los asegurados. Dispersión de su riesgo comercial.

Hemos de tener en cuenta también la dispersión del riesgo comercial inherente a la mayor venta, resultado del seguro18. En el caso de que un comerciante venda 100 en lugar de 10, no será tan dependiente a la ganancia de cada uno de esos 10. Como la empresa ya conoce tu “solvencia”, si eres buen pagador, te recibirá con los brazos abiertos de nuevo, un mes más. Por ejemplo, te dará un primer préstamo de entre 50 euros a 15 días, debiendo devolver 15 euros (TAE 59.000%) o 100 euros, mientras que Vivus te da un primer préstamo gratis, sin coste ni comisión. Compara las ofertas de las distintas empresas en el mercado fijándote no sólo en su coste y comisiones (coste de procesamiento y gestión del préstamo) expresado en forma de TAE sino en el coste diario para el mismo importe y duración del préstamo mediante los simuladores con que cuentan las distintas webs a nuestro servicio. El juzgado resolverá el mismo y el procedimiento continuará o no.

No obstante, explica la abogada, en la práctica los procedimientos continúan tras la resolución de la oposición pues los motivos principalmente se centran en el error en la cuantía determinada o en la existencia de cláusulas abusivas. Leer la letra pequeña Antes de firmar el contrato, asegúrate de conocer al 100 % las condiciones de la financiación, puesto que esta es la única manera de evitar sorpresas. Estos seguros son conocidos comercialmente como seguros “multirriesgo de hogar”, ya que contienen múltiples garantías relacionadas con daños que pueden afectar a la titularidad de un bien inmueble. Este es un procedimiento complicado pero puede sernos de gran ayuda. Hay que tener presente que, en cuanto a los intereses de demora, los jueces ya de oficio pueden resolver sobre los mismos sin necesidad que se haya manifestado oposición por parte del ejecutado. Así, parece que la recuperación económica da un respiro a los afectados, continuando la tendencia a la baja iniciada el pasado año 2015.

Eso sí, el asegurado debe tener en cuenta que el porcentaje no podrá ser inferior al 50% de la pérdida final que sufra y no podrá incluir en él sus beneficios. Obligaciones del asegurado El asegurado o el tomador del seguro, en su defecto, está obligado a cumplir un conjunto de requisitos. 107 de la Ley 50/1980 de 8 de Octubre del Contrato de Seguro) por los altos riesgos que cubre. El alto riesgo de estos seguros deriva de que dista mucho de ser un riesgo estacionario o constante. Esta categorización priva del carácter imperativo a la legislación en esta clase de seguro, por lo que entre las partes existe libertad pactos Si es un transportista es mejor que figure también la marca y matrícula del vehículo.

Si hay dudas PEDIR GARANTÍAS. Actualmente se están comercializando también los seguros de protección de pagos y en casos más excepcionales los seguros de protección del tipo de interés. En estos casos debemos valorar lo que las coberturas de dichos seguros nos aportan, su coste y la contraprestación que recibimos vía rebaja en el diferencial durante toda la duración del préstamo (15-25 años) Siempre que contratemos algún seguro o producto con el banco debemos beneficiarnos de los ingresos que les vamos a proporcionar. Esto es así para estimular su interés en controlar activamente el riesgo de impago de sus clientes y no incurrir en prácticas comerciales viciadas o caer en un cierto laxismo en lo referente a la gestión de créditos. Nosotros venimos trabajando con las principales entidades para cumplir con la verificación del valor de las garantías inmobiliarias a las que están sometidas por motivos de capital. Sin embargo, también pueden darse los tipos de interés variable, con índices de referencia como el Euribor.

Promociones. El artículo 70 de la Ley del Contrato del Seguro aclara que para que exista insolvencia por parte de los deudores deben darse unos supuestos: Existencia de una resolución judicial firme de declaración de quiebra del deudor. Aprobación judicial de un convenio en el que se establezca una quita del importe. Acuerdo entre el asegurado y la aseguradora mediante el cual se considere incobrable la deuda. Realización de un mandamiento de ejecución o apremio en el que, pese al embargo, no resulten bienes libres que satisfagan el pago. Pago del seguro de Crédito En el momento en el que una empresa se encuentre con impagos por parte de sus clientes deberá notificárselo a su asegurador y éste le tendrá que pagar, transcurridos 6 meses desde la realización del aviso, el 50% de la cobertura pactada en un inicio.

Evidentemente, también se puede acudir a otras entidades para reunificar deuda y buscar otros tipo de soluciones, pero éstas no siempre van a estar disponibles., catedrática de Derecho, critica que, “en caso de concurso de acreedores del deudor, el prestamista irresponsable no paga ningún “peaje”: ni se le subordina el crédito ni se ve afectado por el régimen de segunda oportunidad, el cual no impide la ejecución de la hipoteca”. Así, el proceso es más propicio para los préstamos personales y créditos al consumo. Sin duda alguna lo peor es el coste que deben asumir quienes se declaren insolventes y acudan al concurso de acreedores: entre el 10% y el 15% del total de la deuda. Por ejemplo, puedes tener un préstamo con un balance de 2.500€ (tipo de interés del 15%), un balance en la tarjeta de crédito de 1.000€ (tipo de interés del 12%) y un balance en una tarjeta de compras de un comercio de 500€ (interés del 10%). Si no puedes pagar el préstamo tras un plazo, entonces tendrás que pagar los impuestos y penalizaciones. Por ello, los consejos que una entidad financiera da a sus clientes Pymes para la gestión de riesgos no deben caer en saco roto.

Por eso, cuando salimos a buscar hipoteca, lo hacemos con la esperanza de encontrar la mejor hipoteca del mercado y a menudo esto nos lleva a frustraciones o pérdidas de tiempo porque la hipoteca que parecía ideal resulta que no es la que nos dan (bien por nuestras características o porque los requisitos del banco no son los que esperábamos) Para evitar estas situaciones, es fundamental conocer bien cuáles son nuestras necesidades y cuáles nuestras limitaciones y nuestras armas ante el banco para conseguir la mejor hipoteca posible. Asimismo de forma permanente el asegurador actualiza su estudio de cada comprador de la empresa asegurada y determina en base a su experiencia acumulada e informaciones frescas, el límite de riesgo adecuado a cada cliente final. Sin comisiones Los préstamos son negociables en prácticamente todos sus apartados y las comisiones son una de sus características más negociables, más existiendo en el mercado opciones libres de este tipo de aranceles.

La entidad financiera podría negarse si el solicitante se encontrase como garantía en otro préstamo. La mayor demanda de transparencia y la necesidad de un modelo de gestión del riesgo de crédito homogéneo en la zona euro llevaron al Banco de España a publicar el pasado mes de abril la circular 4/2016 para adaptar la anterior normativa a los estándares internacionales de contabilidad, más concretamente a la IFRS 9. Aun así, este tipo de póliza suele cubrir el riesgo de las ventas realizadas en el mercado nacional y en el internacional, por quita, concurso de acreedores, mora prolongada, crédito incobrable o insuficiencia de bienes, entre otras.

Seguros de Crédito, la salvación de muchas empresas Estar cubierto frente a un posible riesgo de insolvencia o impago es el motivo principal que lleva a muchos empresarios y autónomos a la contratación de un seguro de Crédito. En consecuencia se han incrementado en más de un 30% el número de negocios que contratan pólizas de seguros de crédito. Las leyendas negras del seguro de crédito que hay que erradicar El seguro de crédito permite a las empresas alcanzar la cifra de ventas, garantizando el cobro de un alto porcentaje, entre el 70 y 90 por ciento, de las facturas emitidas a sus clientes. Es decir, si al vencimiento de un crédito comercial un cliente no nos paga, la entidad aseguradora nos pagará una indemnización. Nunca se asume el 100% de la deuda porque ése es el total que nosotros pretendemos recaudar en los mecanismos de recobro”, explican desde Crédito y Caución. En cuanto al precio de la contratación de un seguro de estas características, oscila entre el 0,3% y el 1% de la facturación anual de la empresa, dependiendo del tipo de sociedad y del riesgo que quiera asumir.

En la compra de un vehículo existen gastos añadidos que tampoco podemos dejar de analizar (impuesto de matriculación, impuesto de circulación, seguro…). Ayudas. tenga más sentido y sea más rentable19. A veces compensa a los empresarios vender a pérdidas sin beneficio final neto para amortizar parte de estos gastos fijos20. Protección frente a la iliquidez. Un gran fantasma que, en todo tiempo, amenazaba y amenaza en la actualidad al comerciante es la falta de liquidez. Si se pierden medios líquidos de pago, la explotación, aún las más prósperas, pueden estar expuestas a una verdadera quiebra, aunque se cuente con un gran patrimonio para hacer frente a sus pagos. Un ejemplo claro de esto lo hemos encontrado en muchos sectores como el inmobiliario. Analizar quién está detrás de la razón social ya que la empresa será su fiel reflejo. SI HAY DUDAS, PEDIR GARANTIAS. No correr riesgos innecesarios, si no se está seguro de la solvencia del cliente, pedirle garantías personales o avales bancarios. De ahí que la confianza o crédito sea esencial para la economía. V.gr. Desechar el binomio prima – indemnización.

En estos casos, debemos tener bien presente cuánto pagaremos una vez concluya la promoción u oferta. Simuladores de préstamos. Normalmente la cobertura (dentro de España) alcanza entre un 50% y un 85% de las ventas, es decir, si vendemos a un cliente a crédito 10.000 euros, el seguro nos cubrirá entre 5.000 y 8.500 euros, según la cobertura solicitada o concedida. En general no conseguiremos una hipoteca que suponga un pago mensual superior al 30- 40% de lo que ganemos Ejemplo: si ganamos 2.000€ netos al mes, conseguiremos un préstamo con una cuota máxima de 800€. Por otro lado, es muy desaconsejable contratar un préstamo hipotecario sin ahorros. Hacer un contrato que tenga cláusulas que protejan al proveedor, y sino en cualquier caso obtener un pedido en firme del comprador firmado por una persona con poderes suficientes y hacer siempre firmar al cliente el albarán de entrega, identificando a la persona que firma con nombre y apellidos, cargo, DNI y sello de la empresa. Si el aval se solicita para garantizar el pago aplazado en una operación comercial, entonces estaríamos hablando más concretamente de un aval económico-comercial.

Documento de solidarización de deuda: Este es una forma de aval, mediante el cual se asegura una operación comercial y en la que los avalistas son los propios administradores de la empresa cliente, que mediante este documento de solidarización de deuda quedan obligados de forma solidaria con sus propios bienes, frente a la empresa vendedora, al pago del importe íntegro de las facturas. El aval puede ser subsidiario o solidario. Lo recomendable es analizar uno y otro sistema, para decantarse por el que nos resulte más rentable. Tipos de interés. Una ventaja del factoring es que además se pueden descontar las facturas (todas o una parte), con lo que podemos obtener una financiación muy interesante. Estas son algunas de las soluciones más utilizadas para prevenir los impagos, o mejor dicho, para que en caso de impago el impacto en nuestra liquidez y en nuestra superviviencia sea el menor posible. El seguro de crédito apoyo destacado de la economía favoreciendo el crédito. Primeramente, y para entrar en el papel que el seguro de crédito desempeña en la economía, hemos de definir aquello que favorece, esto es, “el crédito”. En puridad el crédito se da en una operación, en un sentido genérico, “cuando entre la prestación y la contraprestación media un intervalo de tiempo: el acreedor efectúa, de inmediato, su prestación (entrega de un bien, realización de un servicio, etc.), pero el deudor solo realizará la prestación posteriormente”.

El crédito (credere, lat = confiar), aquí, vuelve a retomar su prístino sentido de “confianza y opinión que goza una persona de que cumplirá puntualmente los compromisos que contraiga”6. A este respecto, nos encontramos dos caras del crédito que son fundamentales para el ciclo económico. El crédito entre los comerciantes entendido como aplazamiento de las deudas. La falta de seguridad jurídica es uno de los mayores óbices y obstáculos para el crecimiento de un sistema económico de una nación. Debido a esta falta de seguridad, en las transacciones, no amparadas por un ordenamiento legal eficiente, primero, se recela mucho antes de cerrar un negocio y, por otro lado, no se asume mucho riesgo ni se comercia comúnmente a crédito, lo que dificulta e imposibilita muchas relaciones comerciales.

El asegurador clasifica el riesgo y notifica al asegurado las operaciones garantizadas, qué clientes quedan cubiertos por el seguro de crédito y hasta qué importe. Para que el seguro de crédito sea operativo, debe mantenerse siempre el equilibrio entre las primas pagadas y las indemnizaciones percibidas. Una vez contratado el seguro, es conveniente que el Credit Manager, o el departamento administrativo y/o comercial de la empresa asegurada trabaje conjuntamente con su mediador para reducir los riesgos de impago y mejorar las coberturas de la póliza DEPARTAMENTO DE GESTION DE RIESGOS Al asegurar sus ventas a crédito, la empresa proveedora adquiere automáticamente un departamento de riesgos externo, que estudia, analiza y clasifica a cada uno de sus nuevos clientes (y también a los clientes actuales).

Por este motivo, es importante actuar con prudencia. La primera es tratar de conocer mejor a nuestro cliente, evaluando su capacidad financiera. La cuantía de la cobertura total de la póliza del seguro de crédito se calculará en función del volumen de ventas anuales y la cobertura podrá situarse entre el 50% y el 85% del impago, dependiendo de lo que se estipule en la póliza (o la cobertura que esté dispuesta la aseguradora a concedernos). Seguro de caución: Mediante este contrato de garantía, la compañía aseguradora asumirá el importe económico de un contrato en el caso de que el tomador del seguro no cumpla con las obligaciones estipuladas contractualmente entre las partes. EL SEGURO DE CREDITO ¿Qué es el Seguro de Crédito? ¿Que modalidades tienes? ¿Qué servicios ofrece? ¿Qué ventajas tiene? EL SEGURO DE CAUCION ¿Qué es el Seguro de Caución? ¿Quién lo necesita? ¿Qué requisitos se necesitan? GLOSARIO DE TERMINOS de los Seguros de Crédito y de Caución Anticipo por Mora Prolongada Aviso de Falta de Pago Aviso de Insolvencia Provisional Clasificación Crédito Crédito Total Crédito Pendiente Crédito Asegurado Exclusión Gastos de Estudio y Seguimiento Gestiones de Recobro Impagado Imdemnización Limitación Porcentaje de Garantía Prima o Prima Devengada Prima Mínima Prima Provisional Prórroga Reajuste de Prima Recobros Siniestro Vencimiento Ventas Asegurables Ventas No Asegurables.

RECOMENDACIONES PARA LA ADECUADA OPERATIVA DE POLIZA De cara al adecuado cumplimiento de las obligaciones contractuales de la Póliza por parte del Asegurado, será necesario por el mismo el obligado cumplimiento, en operativa y plazos, de las recomendaciones siguientes para: Clasificaciones de Clientes Comunicación de Ventas Comunicación de Avisos de Falta de Pago Comunicación de Prórrogas Comunicación de Avisos de Insolvencia EL SEGURO DE CRÉDITO ¿Qué es el Seguro de Crédito? El Seguro de Crédito es un instrumento eficaz al servicio de las empresas, que protege sus cuentas comerciales a cobrar contra el riesgo de mora prolongada y el de insolvencia de sus clientes compradores, garantizando con ello uno de sus activos más importantes. Una vez revisada la cantidad total de la deuda, se divide en cuotas mensuales que hacen más fácil su pago. Préstamos de consolidación de deudas Los préstamos de consolidación de deudas te ayudan a combinar todas tus deudas pendientes en un sólo préstamo. Lo peor: hay que hacer una inversión inicial. Contar con un seguro de protección contra desempleo.

El seguro de crédito convencional tampoco se puede utilizar para la cobertura de operaciones mercantiles puntuales. 70 de la LCS especifica cuándo se considerará la insolvencia definitiva del deudor: Cuando haya sido declarado en quiebra mediante resolución judicial firme. Cuando haya sido aprobado judicialmente un convenio en el que se establezca una quita del importe. Cuando se haya despachado mandamiento de ejecución o apremio, sin que del embargo resulten bienes libres bastantes para el pago. Cuando el asegurado y el asegurador, de común acuerdo, consideren que el crédito resulta incobrable. Si a los seis meses de que hayamos notificado a la aseguradora el impago de nuestro cliente todavía no se ha producido ninguna de las cuatro circunstancias anteriores, la aseguradora debe adelantarnos al menos el 50% de la cobertura. Si el cliente no apuesta por su propia empresa, si no la capitaliza convenientemente ni la gestiona con sentido común ¿por qué deberíamos nosotros arriesgar nuestro patrimonio concediéndole un crédito con riesgo algo de no retorno? Cuando las informaciones son negativas y hemos vendido, no deberíamos conceder al cliente aplazamientos en el pago de las operaciones comerciales. Hace apenas un mes el Gobierno aprobó un decreto por el que cubrirá parte de los riesgos de impago empresarial a través de las aseguradoras de riesgo de crédito.

Es importante tener en cuenta que, por ley la entidad financiera no está obligada a comunicar al avalista -salvo que se pacte lo contrario- del incumplimiento del pago del préstamo. Lo más habitual es que el avalista reciba como primera información una notificación judicial. Aunque está principalmente pensada para empresas, las personas físicas también pueden acogerse a ella. Pensado para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual en aquellas entidades financieras que se hayan suscrito al mismo, y está dirigido a los deudores que hayan hipotecado su vivienda habitual y estén en el umbral de exclusión, que se define en el artículo 3 de este Real Decreto-ley. Siempre teniendo en cuenta los límites e importes que se pacten en la póliza. Por ejemplo, una empresa tiene una deuda con otra de una cantidad determinada. (por ejemplo, para un préstamo de 100 euros a 30 días, los intereses de Vivus serían de 24 euros, lo que equivale a una TAE del 1270%, o según el ejemplo de Cashper, la TAE de un préstamo de 200€ a 30 días con un cargo de 65€ de intereses (la cantidad total a devolver será de 265€) ascenderá al 2.969%), pero realmente no son comparables con las de los préstamos bancarios tradicionales con una duración superior al año, que suelen estar entre el 5 y el 15% de TAE.

Es decir, que no se puede concluir que un préstamo con una TAE del 1200% es mucho más caro que uno con una TAE del 11%. Noobstante existen una serie de leyendas negras sobre este mercado asegurador; a continuación vamos a desmitificar las cuatro falsedades más frecuentes que se oyen en la calle. “que el seguro de crédito es muy burocrático”: en la actualidad gracias a las nuevas tecnologías telemáticas esto es una falacia ya que la mayoría de las comunicaciones se realizan por internet y en tiempo real, eliminando el típico papeleo de antaño. “Que el seguro de crédito no protege de los morosos ya que sólo cubre a los buenos clientes”: evidentemente nadie en su sano juicio cubre los riesgos de morosos recalcitrantes e insolventes; gracias al filtro del seguro de crédito la empresa proveedora mantendrá siempre una cartera de clientes sana. La incertidumbre económica y financiera mundial campa a sus anchas, y se ensaña aún más en España, tal y como apuntan los principales organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Por tanto, ante está profunda crisis todos tenemos miedo a la hora de vender a crédito, ya que realmente no tenemos una garantía de que vayamos a cobrar. En la actualidad el seguro de crédito se ha convertido además en una herramienta comercial que ayuda a consolidar e incrementar la facturación de una empresa y facilita el crecimiento del negocio. El artículo 70 de la Ley del Contrato del Seguro aclara que para que exista insolvencia por parte de los deudores deben darse unos supuestos: Existencia de una resolución judicial firme de declaración de quiebra del deudor. Aprobación judicial de un convenio en el que se establezca una quita del importe. Acuerdo entre el asegurado y la aseguradora mediante el cual se considere incobrable la deuda. Realización de un mandamiento de ejecución o apremio en el que, pese al embargo, no resulten bienes libres que satisfagan el pago. Pago del seguro de Crédito En el momento en el que una empresa se encuentre con impagos por parte de sus clientes deberá notificárselo a su asegurador y éste le tendrá que pagar, transcurridos 6 meses desde la realización del aviso, el 50% de la cobertura pactada en un inicio.

Normalmente, las aseguradoras suelen pagar el resto de la indemnización pasados 12 meses desde el primer adelanto, aunque no se haya certificado el siniestro. La empresa que contrata el seguro de crédito también tiene una serie de obligaciones marcadas por la propia LCS: Si la aseguradora así lo requiere, la empresa deberá mostrarle los libros y cualesquiera otros documentos que posea relativos al crédito o créditos asegurados. Prestar la colaboración necesaria en los procedimientos judiciales encaminados a obtener la solución de la deuda, cuya dirección será asumida por la aseguradora. Ceder a la aseguradora, cuando ésta lo solicite, el crédito que tenga contra el deudor una vez satisfecha la indemnización. Las principales ventajas del seguro de crédito son: Cobro de una indemnización en caso de impago cuando se certifique la pérdida (con el cobro del 50% a los seis meses). Control y gestión del riesgo de impagos de nuestros clientes, que realizará por nosotros la entidad aseguradora, que incluye la calificación de nuestros clientes y la reclamación de los impagados, tanto extrajudicial como judicialmente.

Mejora nuestra imagen frente a las entidades de crédito, lo cual puede ayudar para conseguir mejor financiación. De esta forma, se gana tiempo para renegociar las condiciones del préstamo hipotecario con el banco mientras va mejorando la situación económica del cliente. La actualización profundiza en la clasificación de las operaciones de riesgo de crédito, la estimación de provisiones mediante modelos de pérdida esperada y la contabilización de las coberturas. Una de las novedades es que los consejos de administración de las entidades financieras serán los responsables de la implantación de modelos eficaces en la gestión de riesgos y para la determinación de las coberturas de pérdidas por riesgos de crédito. Después de la indemnización, la compañía está subrogada al asegurado en sus derechos Las compañías de seguros de crédito también ofrecen una serie de servicios adicionales a sus clientes, como son: un servicio de análisis de la cartera de clientes del asegurado que hace la valoración de los riesgos, analizando y clasificando a cada uno de sus clientes, fijando para cada uno un límite de crédito y vigilando permanentemente su situación financiera un servicio de recobro formado por especialistas que realizan las gestiones amistosas y contenciosas de recobro de los impagados.

Además el Seguro de impago es deducible fiscalmente y permite una financiación bancaria más favorable que mejorará sus ratios de liquidez, solvencia y tesorería. Asimismo muchas compañías aseguradoras disponen de su propia base de datos permanentemente actualizada y que cuenta con millones de registros sobre empresas españolas o extranjeras, que permite conocer en tiempo real la situación financiera y la solvencia real de la mayoría de los clientes del asegurado. Por ejemplo, si vendemos 1 millón de euros, la prima del seguro es del 2% y nuestro margen es del 4%, resulta que obtenemos unos beneficios de 40.000 euros y pagamos por el seguro 20.000 euros, es decir, la mitad de nuestros beneficios se han ido a al seguro de crédito. En el Si es un aval subsidiario quiere decir que ante el impago, primero hay que reclamar al cliente, y en caso de que todos nuestros esfuerzos sean infructuosos, entonces podremos reclamar al avalista.

Aunque la última palabra la tiene el banco, seguramente podrás ser avalista si cumples las siguientes condiciones: Cuentas con una nómina fija Tienes una cuenta corriente saneada Eres titular de bienes inmuebles avales1 Consejos para avalar una hipoteca Si te han propuesto ser avalista o has decidido avalar una vivienda, hay una serie de consejos que explicamos a continuación y deberías tener en cuenta: Si te han propuesto avalar una vivienda: No hay que dejarse llevar por el aprecio cuando te proponen ser avalista. La cantidad que el asegurador se compromete a pagar a su cliente viene fijada en el contrato y debe establecerse conforme a los límites que marca la ley. El pago de la indemnización, correspondiente a las pérdidas finales del asegurado, se producirá como consecuencia de la “insolvencia definitiva de los deudores” tal y como recoge el artículo 69 de la Ley del Contrato del Seguro. Casos en los que el deudor es declarado insolvente.

Para que el asegurado pueda cobrar la indemnización de su seguro de Crédito el deudor debe ser insolvente. Establecer un límite de riesgo para cada cliente, con lo que se evitarán pérdidas elevadas si se produce una situación de morosidad. NO FIARSE DE LAS APARIENCIAS. En última instancia, la compañía de seguros pone a disposición del asegurado un completo equipo de profesionales de la recuperación de impagos, para realizar las gestiones de recobro y las reclamaciones tanto amistosas como judiciales, todo ello incluido en el coste del seguro. Se puede intentar por dos vías. Lo mejor: el ahorro de este método es real, no solo un “parche” para ir tirando. De esta forma, se le limitan las posibilidades de que le den crédito hasta que no haga frente a la deuda. dudas sobre la solvencia de un cliente, valora si te interesa más solicitar una garantía complementaria que te asegure el cobro antes que perder la venta. 70 de la LCS especifica cuándo se considerará la insolvencia definitiva del deudor: Cuando haya sido declarado en quiebra mediante resolución judicial firme. Cuando haya sido aprobado judicialmente un convenio en el que se establezca una quita del importe. Cuando se haya despachado mandamiento de ejecución o apremio, sin que del embargo resulten bienes libres bastantes para el pago. Cuando el asegurado y el asegurador, de común acuerdo, consideren que el crédito resulta incobrable.

Si a los seis meses de que hayamos notificado a la aseguradora el impago de nuestro cliente todavía no se ha producido ninguna de las cuatro circunstancias anteriores, la aseguradora debe adelantarnos al menos el 50% de la cobertura. Es decir, si la cobertura es del 70% y el impago es de 10.000 euros, el seguro nos cubre por 7.000 euros, y a los seis meses la aseguradora nos tendrá que indemnizar con al menos 3.500 euros. En este sentido el seguro de crédito se erige como una importante fuerza motriz del sistema comercial. La cobertura del seguro de crédito permite hacer más fluidas las relaciones comerciales entre los proveedores, en tanto, cada comerciante no necesita recelar de sus clientes ni examinar a cada paso la estructura financiera de éstos. Se eliminan pues obstáculos para la negociación y comercialización de productos, lo cual como hemos dicho, tiene un reflejo en la producción.

Liberación de medios líquidos de la empresa. En el caso expuesto de los burreros palestinenses arriba planteado podría haber habido una alternativa a su agrupación mutual. Desarrollarán planes de pago para tus deudas pendientes con un tipo de interés y cuotas más bajos. El procedimiento consiste en que tú le hagas un ingreso mensual a la empresa asesora y la empresa se encarga de pagar a todos tus acreedores. Su historial puede ser muy significativo. ¿Se puede hacer algo si tengo problemas para pagar la hipoteca? Aquí algunos consejos para intentar no perder la vivienda y el bienestar familiar o, al menos, minimizar los daños. Prevenir La mejor forma de no tener problemas hipotecarios es no crearlos innecesariamente. Existen diferencias entre aquellas que operan en un mercado interno, las que se dedican a la exportación, las que están presentes en ambos terrenos o las que se dedican al negocio internacional. A causa de la necesidad apremiante de acotar los riesgos adherentes a un medio tan voluble y cambiante como la mar, proliferaron los seguros marítimos en la Edad Media, fundamentalmente en las ciudades.

En primer lugar debes preguntarte: ¿puedo ser avalista? Y en segundo: ¿me conviene serlo? Condiciones para poder ser avalista Es importante saber antes de iniciar ningún proceso, si eres apto para poder avalar un inmueble o no. El seguro de crédito cubre la totalidad de los riesgos de crédito de clientes, de forma que el asegurador pueda obtener una cartera de riesgos diversificada, lo que limite su riesgo y permite así una tarificación ventajosa. Quizás sea el último asunto el que más dudas suscita entre los consumidores. Sin embargo, el número está aumentando de forma alarmante en 20008. Nuestro endeudamiento nos permitirá por un lado tener un mayor número de entidades donde poder conseguir la financiación y también poder plantearnos mayor número de posibilidades dentro de las condiciones del préstamo (préstamos a interés fijo o variable, acortar plazo, períodos de carencia, etc)

Así pues, el banco nos verá con menos riesgo si compramos una casa que no nos ponga en un aprieto a la hora de pagar, por lo que a menos riesgo, nos exigirá menos interés – ¿podremos asumir la cuota de la hipoteca? Los préstamos hipotecarios tienen una duración media de 20 años, así que no podemos hacer nuestros cálculos partiendo de una situación puntual como la actual, con tipos de interés cerca del mínimo histórico. La vinculación con el banco es una de nuestras mejores armas para obtener una hipoteca barata – ¿cuánto tiempo tengo para buscar la hipoteca? La hipoteca suele ser la mayor decisión financiera de nuestra vida, así que deberíamos asegurarnos que le dedicamos suficiente tiempo para tomar la decisión adecuada. En contrapartida, debes tener en cuenta el coste financiero que supone para él y las lógicas dificultades que puede tener un deudor, del que ya hemos sospechado, para encontrar un avalista. Seguro de caución El tomador de este tipo de seguros es el deudor, para quien esta figura resulta más económica que el aval, con la ventaja, para él, de no incrementar su riesgo bancario.

Este riesgo simplemente es la posibilidad de que el cliente no te pague cuando llegue la fecha pactada. Y este riesgo se está multiplicando en los últimos meses y está llevando a muchas empresas a la quiebra. Pero ¿qué pueden hacer las pymes? ¿Cómo pueden saber si un cliente tiene solvencia suficiente? ¿Cómo pueden cubrirse ante este riesgo? En mi opinión, dejar de vender a crédito no es una opción recomendable, ya que se pueden perder muchos clientes y muchas ventas. Sin embargo, es habitual que los no acostumbrados a trabajar con ellos piensen que son lo mismo, más si cabe cuando existe una compañía aseguradora que incluye ambos términos en su nombre comercial, ahondando involuntariamente en la confusión. El Seguro de Crédito lo que hace es garantizarnos que, en el caso de que se produzca un impagado por parte de alguno de nuestros clientes, y siempre que el riesgo estuviera cubierto, nuestra compañía aseguradora nos indemnizará en el caso de que no se consiga efectuar el recobro de la deuda. La segunda vía es conseguir una oferta de otro banco que nos ofrezca mejores condiciones y, con la oferta en la mano, explicarle a nuestra entidad que si no igualan la oferta, nos iremos. Es una cantidad fija de dinero por un período particular.

El interés que una persona paga en el préstamo de equidad de la vivienda es más bajo que el de las tarjetas de crédito y otras deudas de consumo. ¿Tiene recorrido? ¿Experiencia en el sector? ¿Ha dejado “víctimas” en el camino? Detrás de cada empresa hay un empresario. Esto se traduce en menores tasas de interés por el descuento comercial y un incremento de los niveles de riesgo concedidos a la empresa por sus bancos. Otra ventaja complementaria del seguro de crédito es que al intervenir un tercero independiente se puede implementar una normativa más estricta en la concesión de créditos, imponiendo una mayor disciplina a la fuerza de ventas puesto que los comerciales, sin la presencia del asegurador, suelen ser más reticentes a la hora de acatar las decisiones internas del departamento de créditos en el otorgamiento de líneas de crédito y límites de riesgo. Los notarios, aconsejan antes de solicitar una hipoteca, comparar ofertas de diferentes entidades bancarias y de solicitar a la entidad financiera una Ficha de Información Personalizada, además de una oferta vinculante en la que se recojan las condiciones financieras del contrato.

Los dos seguros más habituales son el seguro de hogar y el de vida. Trasladar en el tiempo el cobro de las ventas, provoca una incertidumbre que se traduce en un riesgo que puede ser minimizado en un gran porcentaje, a través del seguro de crédito. Este tipo de seguro no sólo permite recuperar el importe impagado sino que además, la entidad aseguradora facilita una valiosa información sobre la capacidad crediticia de sus clientes a crédito, y realiza las gestiones amistosas y judiciales, en su caso, para la recuperación de los impagados, incluso anticipando los gastos necesarios para ello. Con este curso, pretendemos profundizar en el seguro de crédito dada la extraordinaria importancia que tiene como instrumento en la gestión de las ventas a crédito.

Por otro lado, el seguro de caución constituye una eficaz herramienta sustitutiva de las fianzas o avales bancarios, puesto que la utilización de este seguro (por los clientes) incrementa la capacidad crediticia de la empresa frente a su proveedor de servicios financieros, Banco o Caja de Ahorros El seguro de Crédito es el que cubre los posibles impagos de los clientes de una empresa. Comprende tres servicios que se ponen en marcha en caso necesario, en tres momentos diferentes: Estudio y clasificación crediticia de clientes. Gestión de cobro en caso de producirse el impago. La indemnización por parte de la compañía de los importes pendientes. Con el seguro de crédito, además, podemos mejorar el acceso a la financiación necesaria para el funcionamiento de nuestra empresa, ya que el seguro supone una garantía adicional frente a las entidades de crédito, además de frente a nuestros proveedores. 69 establece que por el seguro de crédito el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a indemnizar al asegurado las pérdidas finales que experimente a consecuencia de la insolvencia definitiva de sus deudores.

Además recomienda al comprador que las cuotas mensuales no superen el 35 por ciento de los ingresos de los solicitantes del préstamo, porque los ingresos pueden cambiar con los años y las cuotas de los préstamos variables pueden subir. Comprar una casa pidiendo dinero al banco es pactar un acuerdo con un socio muy exigente y con la ley escorada en su beneficio. Se creó en 2013 y permite a quienes hayan sido desahuciados de su vivienda habitual como consecuencia de una ejecución hipotecaria, o hayan entregado su vivienda en dación en pago, acceder a un arrendamiento con una renta reducida y, en todo caso, proporcionada a los ingresos existentes. Es una cantidad fija de dinero por un período particular. El interés que una persona paga en el préstamo de equidad de la vivienda es más bajo que el de las tarjetas de crédito y otras deudas de consumo. Además, éste tipo de gastos son deducibles, por lo que conviertes intereses no deducibles en deducibles.

En la mayoría de los casos éstos préstamos también cuentan con tarifas atractivas y planes de pago convenientes, sin embargo, los tipos de interés son a menudo variables y corres el riesgo de perder tu vivienda si no puedes pagar. Seguro Si tienes un seguro de vida puedes pedir dinero prestado de la póliza a un tipo de interés muy bajo para solucionar tus problemas de deudas. Si consideras que puedes tener problemas por tu situación laboral, tus ingresos o por previsibles gastos futuros, no sería una buena idea avalar una vivienda Si has decidido avalar una vivienda: Antes de firmar, debes negociar con el banco unas buenas condiciones. Firmar un interés competitivo Tanto en las hipotecas como en los préstamos en general, el interés es uno de los apartados que más influye en la cuota mensual y en el coste total de la financiación.

La segunda alternativa consiste en negociar con el banco o caja de ahorros para que aplace o modifique las condiciones de nuestro crédito. En el caso de los de tipo variable, un interés competitivo estaría por debajo del euríbor + 1,5 % y a tipo fijo, por debajo del 3 % TIN. Además, deberá hacer frente a los costes procesales, es decir, a los gastos del juicio. Si el avalista abona el pago de la deuda, la entidad financiera no exigirá nada más y el préstamo seguirá su curso. Si el impago persiste en el tiempo, la entidad financiera advertirá al deudor del inicio de acciones legales contra él. De esta forma, podríamos reducir la cuota mensual de la hipoteca hasta la mitad.

Lo mejor: el ahorro de este método es real, no solo un “parche” para ir tirando. En el caso de que no podamos hacer frente a nuestras obligaciones o la obra o producto final entregado presenten deficiencias, la compañía aseguradora indemnizará a nuestro cliente. Antes de vender a crédito, pedir informes de la solvencia, capacidad de pagos y seriedad mercantil del cliente, gracias a la información se pueden evitar muchos morosos, siempre se puede esperar 24 horas antes de enviar la mercancía. Sin embargo, los morosos no son un mal necesario, sino un problema empresarial que se puede, si no eliminar totalmente, si minimizar gracias a una buena gestión de riesgos de crédito.

Para ello es necesario seguir una serie de pasos: EVITAR LAS PRISAS, primero comprobar la solvencia. La ventaja es que no tienes que devolver este préstamo, sino que los beneficios del seguro de vida serán reducidos por la cantidad que pidas prestada además del interés. Tarjetas De Crédito Siempre que sea posible, se aconseja pagar la deuda total de las tarjetas de crédito. Consolidar la deuda de tus tarjetas de crédito también es ventajoso porque puedes conseguir una tarifa mucho más baja en comparación con otros tipos de préstamos de consolidación. Ponte en contacto con el emisor actual de tu tarjeta para preguntar qué tipo de interés te ofrecerán si transfieres balances de otras tarjetas a los suyos. Debemos estudiar con detenimiento los tipos de interés de los préstamos para vehículos. Hay que reaccionar: solucionar el problema o minimizar las pérdidas.

Después de la indemnización, la compañía está subrogada al asegurado en sus derechos Las compañías de seguros de crédito también ofrecen una serie de servicios adicionales a sus clientes, como son: un servicio de análisis de la cartera de clientes del asegurado que hace la valoración de los riesgos, analizando y clasificando a cada uno de sus clientes, fijando para cada uno un límite de crédito y vigilando permanentemente su situación financiera un servicio de recobro formado por especialistas que realizan las gestiones amistosas y contenciosas de recobro de los impagados. Además el Seguro de impago es deducible fiscalmente y permite una financiación bancaria más favorable que mejorará sus ratios de liquidez, solvencia y tesorería. Asimismo muchas compañías aseguradoras disponen de su propia base de datos permanentemente actualizada y que cuenta con millones de registros sobre empresas españolas o extranjeras, que permite conocer en tiempo real la situación financiera y la solvencia real de la mayoría de los clientes del asegurado.

La crisis y las dificultades de acceso al crédito bancario hacen que muchos consumidores se decanten por las financieras de los concesionarios. Su función es ofrecer una garantía. Una vez consolidadas tus deudas en una tarjeta, asegúrate de planear el pago de forma que pagues la deuda lo antes posible. Bancarrota La bancarrota debe ser la última opción para solucionar tus deudas. Fondo Social de Viviendas. de la Ley del Contrato de Seguro. Esto no obsta a que muchas aseguradoras de crédito invoquen la normativa sectorial en su articulado e incluyan en sus pólizas cláusulas tomadas de la propia ley. Por otro lado, perteneciendo a la clase de seguros de daños, de lo que trata es de, en caso de pérdidas por la insolvencia de un deudor, pagar una indemnización al asegurado al objeto de que quede éste indemne, esto es, evitar su daño económico.

Debido a esta función indemnizatoria se pacta una cifra de indemnización que ronda el 80% de las cantidades no pagadas que constan en facturas. 71 Ley de Contrato de Seguro), lo que, por otro lado, podría desencadenar numerosos abusos. Si es posible, considera trabajar horas extra y utilizar esos ingresos para tu plan y si la disciplina personal es un problema, puedes programar pagos automáticos en tu banco. Si es posible, considera trabajar horas extra y utilizar esos ingresos para tu plan y si la disciplina personal es un problema, puedes programar pagos automáticos en tu banco. De forma indirecta el seguro de crédito facilita la financiación, ya que las entidades bancarias pueden unirse al asegurado (tomador de la póliza) como beneficiarios de la póliza en caso de impago. La entidad financiera podría negarse si el solicitante se encontrase como garantía en otro préstamo.

La mayor demanda de transparencia y la necesidad de un modelo de gestión del riesgo de crédito homogéneo en la zona euro llevaron al Banco de España a publicar el pasado mes de abril la circular 4/2016 para adaptar la anterior normativa a los estándares internacionales de contabilidad, más concretamente a la IFRS 9. Existe un importante nivel de morosidad en las operaciones comerciales, ante el que muchos empresarios suelen actuar con una cierta imprudencia y resignación. La única manera de librarte de esa situación y volver a tener una vida tranquila es encontrando soluciones. Con las distintas opciones que tenemos hoy en día, solucionar los problemas de deudas es más fácil. En la actualidad, y debido a los altos índices de morosidad -que superan ya el 10%- , a esa lista de condiciones para la concesión de un préstamo personal se está añadiendo otra: contar con un aval que garantice el cobro del préstamo en caso de impago del titular.

El aval es un contrato que se realiza precisamente con el fin de garantizar o asegurar el cumplimiento de una obligación económica a través del compromiso de un tercero, que es a quien se conoce como avalista. Todo esto supone una pérdida de autonomía del empresario en la gestión de sus deudas. Se debe tener en cuenta especialmente que el factor tiene la facultad de aprobar previamente las operaciones con un comprador determinado. Entonces, la empresa B acudirá a una compañía aseguradora y tomará un seguro de caución, donde el beneficiario será la empresa A, y por el importe que ambas empresas hayan acordado. Mediante este seguro de caución la compañía aseguradora garantiza al asegurado que el tomador del seguro de caución cumplirá con las obligaciones contraídas y, en caso contrario, será la compañía aseguradora compensará al beneficiario por dicho incumplimiento abonándole el importe indicado en la póliza del seguro de caución. También hay que tener en cuenta que si el tiempo para pagar la deuda consolidada es mayor que el de un préstamo original, estarás pagando más intereses aunque la tasa de interés sea más baja.

Cuando te pones en contacto con una empresa de consolidación de deudas el asesor lo primero que hace es analizar la cantidad de tu deuda actual para luego negociar con el acreedor en tu favor y reducir la cantidad de la deuda. En la mayoría de los casos se reducen los tipos de interés y ocasionalmente también se eliminan los pagos atrasados e impuestos. La empresa debe incorporar a su filosofía corporativa la máxima de que “Una venta no ha sido realizada hasta que no ha sido cobrada” En el caso de que se produzca un moroso y no lo puede cobrar por falta de tiempo o de recursos, lo mejor puede ser acudir a profesionales EXPERTOS EN RECOBRO DE IMPAGADOS, que utilizando métodos legales pero resolutivos, pueden conseguir la recuperación de las deudas. Esta sería la solución a aplicar cuando las medidas mencionadas anteriormente no nos han funcionado. Así mismo, hay que tener cuidado con el plazo de tiempo de validez del aval, ya que es raro que sea por tiempo indefinido.
seguros baratos