Archivo de la etiqueta: Alcaucin

Aplicacion del infraseguro en caso de siniestro

seguros de flotasSEGUROS DE AHORRO PARA LA JUBILACION ¿Podemos en nuestro plan de pensiones perder parte de lo ahorrado en la fecha de vencimiento? Efectivamente, a la fecha de vencimiento (jubilación) podría usted rescatar menos importe que el de las aportaciones que usted como partícipe ha desembolsado. De hecho, es imprescindible que revises tu póliza para ver qué valor te aplica la compañía. Desde el mes de julio de 2016 las pólizas de automóviles que cubren solamente responsabilidad civil también incluyen el recargo de riesgos extraordinarios, por lo que los vehículos correspondientes también tienen asegurados los riesgos extraordinarios. En el recibo de prima de seguro obligatorio (o de seguro obligatorio y terceros) consta que pago una cantidad al Consorcio, ¿por qué no tengo derecho a indemnización por siniestro extraordinario? Porque los recibos del Seguro Obligatorio del Automóvil (S.O.A.) y daños a terceros no llevan incorporado el recargo para la cobertura de riesgos extraordinarios.

En este caso, tendrás que comprobar lo establecido en la póliza que contrataste. Si te encuentras en esta situación que describimos, debes saber que reclamando a tu aseguradora, contratando una peritación independiente o acudiendo a los tribunales puedes lograr que tu indemnización se eleve hasta un cien por cien. El medio, un juicio monitorio donde la aseguradora solo tendrá que acreditar la relación contractual y el impago del recibo. Si eres condenado tendrás que pagar. Del mismo modo, se hará cargo de determinadas indemnizaciones cuando, aún estando asegurado, el seguro no cubra las circunstancias en las que se produjo la pérdida. Riesgos extraordinarios que cubre el Consorcio Entre las labores del Consorcio está al de cubrir los denominados riesgos extraordinarios provocados por siniestros extraordinarios.

La Ley nos obliga a contratar un seguro de coche, la prudencia recomienda encontrar un seguro de hogar, la salud de la familia en ocasiones está cubierta con una póliza que complementa los servicios de la sanidad pública y son muchos quienes cuentan con un seguro de vida por lo que pueda pasar. El seguro de coche necesita conocer las circunstancias del siniestro para protegernos Tener un seguro es una forma de prevenir las consecuencias de un siniestro, que puede sucedernos en cualquier momento. Si el resultado es inferior al valor de construcción de tu vivienda, debes asegurar la diferencia a través de un seguro individual. Pues que se ande con ojo. Por definición el contrato de seguros está fundado en la buena fe de las partes y la inexistencia de esta conlleva la nulidad radical del contrato. Cancelación Es la rescisión de los efectos de una póliza prevista en el contrato de seguros ya sea por decisión unilateral o por acuerdo mutuo. Capital asegurado Valor atribuido por el titular de un contrato de seguro a los bienes cubiertos por la póliza y cuyo importe es la cantidad máxima que está obligado a pagar el asegurador, en caso de siniestro.

Carta de cobertura Documento en el que se establecen las normas que regirán un reaseguro obligatorio-facultativo. Carta de garantía Documento emitido por el asegurador certificativo de la existencia del contrato y que tiene validez como recibo. Es pues importante que consultes con tu compañía para conocer estos detalles. No pagar. ¿Qué se podría hacer para cambiar este statu quo? El contrato. También se puede considerar penalización toda disminución de la bonificación que se aplicara en años anteriores. Daños propios: Con esta cobertura, el asegurado firma una póliza que le permite ser indemnizado cuando concurren diversos hechos: Robo: Con esta cobertura tenemos el objetivo de que nuestra compañía aseguradora nos indemnice en el supuesto de robo de parte del coche, robo del coche completo o cuando el vehículo ha sufrido daños y desperfectos como consecuencia del robo.

Incendio: El objetivo de esta cobertura, que es recibir indemnización por el valor del vehículo en supuesto de incendio, se producirá sí y sólo si se produce un incendio y el coche resulta dañado por tal motivo y no existe tercero culpable que asume la culpa del incendio. Lunas: Esta cobertura tiene como objetivo asegurar que la compañía aseguradora indemnice al cliente cuando se produzca una rotura en el parabrisas (luna delantera), en la luneta posterior y en las lunas laterales del automóvil. Asistencia en viaje: esta cobertura es la que se ocupa del vehículo y sus ocupantes en el caso de que, bien por avería, o por accidente, no podamos continuar el viaje. Estas pólizas contendrán un cuadro de valores de reducción en función de las primas ya satisfechas haciendo posible la continuidad del contrato. Por cuenta ajena Excepto en los seguros de vida, el contrato puede celebrarse por cuenta ajena, con o sin designación del tercero asegurado. Sin embargo, en caso de robo o incendio pueden ofrecerte una solución eficaz hasta en los casos en los que no sepas cómo se acredita el valor de las joyas en caso de siniestro si carecemos de facturas, evitándote un gran perjuicio económico.

Valor de reposición Cláusula de un contrato de seguro, en virtud de la cual el asegurador se compromete, en caso de siniestro, a indemnizar al asegurado por la pérdida de la cosa asegurada, teniendo en cuenta su valor de reposición. Esta cláusula constituye una excepción en materia de seguros, ya que por lo general, en el contrato de seguro y a los efectos de calcular las indemnizaciones sufridas por el asegurado en caso de siniestro, se tiene en cuenta el valor real o de cambio de la cosa asegurada, es decir, el valor que tendría la cosa siendo nueva, menos el desgaste o depreciación causado por el uso o el tiempo. Naturalmente, la cláusula de valor de reposición aumenta considerablemente la responsabilidad del asegurador, al actualizar el valor del bien asegurado en el momento del siniestro, a su valor de nuevo. Por ejemplo: un vehículo se matricula 8 meses después de su fabricación.

La solicitud de seguro es aquél documento en el cual el futuro cliente solicita del asegurador la cobertura de un riesgo determinado. Como consecuencia del error cometido por la aseguradora, quedaron designados en la póliza como beneficiarios los herederos legales de los pilotos asegurados. ¿Qué puedo hacer para dar de baja el seguro fuera de plazo? Para dar de baja el seguro, la primera recomendación si no quieres renovarlo o tienes intención de contratarlo en otra compañía es comunicarselo con antelación. En este campo, las reclamaciones más habituales se producen cuando, teniendo un siniestro con otro automóvil con responsabilidad de este último, nuestra propia aseguradora, en virtud de esos convenios, nos propone el pago del valor venal en lugar de la reparación del mismo cuando el primero es inferior, o nos pone muchas trabas en la cuantificación del peritaje. Puede ser útil en caso de siniestro. Estas comunicaciones son por tanto siempre verbales y en vía telefónica.

¿Cómo comunicar el siniestro a tu compañía de seguros? Cualquier medio es válido, pero nosotros te recomendamos que lo hagas telefónicamente, ya que es lo más rápido y lo que garantiza un servicio más ágil. Si finalmente el usuario a posteriori quiere arreglar el vehículo por su cuenta, tendrá que pagar el IVA. A continuación, lo más importante es revisar los valores cubiertos en caso de siniestro, para ver si se corresponden con el valor real asegurado, ya que el capital máximo asegurado representa la indemnización máximaa percibir en el caso de siniestro. Por ejemplo, en el seguro del contenido de la vivienda hay que revisar si el valor del inventario facilitado en su día a la compañía de seguros para firmar la póliza está actualizado.

Para aclarar la regla proporcional creo que un ejemplo* puede ser mucho más esclarecedor: Un edificio, cuyo valor real es de 1.000.000 de euros, está asegurado contra el riesgo de incendio por sólo 750.000 euros, en caso de siniestro que destruya sólo la mitad del inmueble, la indemnización de la aseguradora, en virtud de la regla proporcional, sólo será la mitad de 750.000 euros y no la mitad de 1.000.000 de euros. Por último, también queríamos hablar sobre el sobreseguro. Depende de cada compañía aseguradora, e incluso, dentro de una misma aseguradora, puede tener varios tipos de pólizas, en las que unas se pague más que en otras (ahí es donde uno se da cuenta del porqué unas primas son “más caras” que otras, porque las pólizas pueden tener más o menos coberturas). Lo habitual es que recibir el Valor a NUEVO durante uno o dos años desde la matriculación del coche, y luego pasar al valor de mercado, venal o venal mejorado. Existen varias formas de poder comprobarlo: Solicitar a estas empresas especialistas en tasaciones (que ofrezcan este servicio a particulares), un informe de tasación de nuestro vehículo (puede costar aprox. El continente de su vivienda debe valorarlo por los metros construidos sin incluir el precio del suelo y variará en función de las calidades de la construcción.

Y si se extravía, el asegurador está obligado a entregar una copia a petición del tomador o del beneficiario que tendrá idéntica validez a la original. La póliza es el documento justificativo del contrato de seguro que debe presentarse por escrito y contener obligatoriamente: La identificación de las partes (nombre y apellidos o denominación social y domicilio) El riesgo cubierto El interés, es decir, los objetos asegurados y su situación La suma asegurada o alcance económico de la cobertura El importe total de la prima incluidos recargos e impuestos, junto con sus plazos de vencimiento, modo y lugar de pago Duración del contrato con expresión del día y la hora en que comienzan y terminan sus efectos Si interviene un mediador, su nombre y tipo de mediador La administración pública controla que la póliza contenga todas las menciones esenciales y que se ajuste a las leyes. Con esto evitas posibles equivocaciones en la distribución de los capitales de la suma asegurada para edificios, instalaciones, maquinaria, mercancías o existencias.

¿Qué elementos influyen al contratar un seguro de coche? Hay una creencia generalizada de que el mantenimiento de un mismo tipo de seguro no afecta en el momento del siniestro. Los hay de muchos tipos pero, en general, se subdividen en dos grandes áreas: personales y materiales. Para ello, necesitarás pruebas (atestado, declaración amistosa de accidentes y/o declaración del testigo presencial) que te sean favorables y demuestren que eres inocente y por tanto tienes derecho a reclamar. Tu compañía puede negarte la cobertura para reclamar judicialmente en los siguientes casos: No hay pruebas o las que hay nos son desfavorables: no tenemos ninguna prueba que demuestre que somos inocentes, o lo que es peor, las que hay indican que somos responsables del accidente. Asimismo, para verificar su correcta valoración a efectos de constituir la prima oportuna. JUICIO: Instrumentación judicial por medio de la cual se permite litigar las controversias existentes entre las partes, delante de un juez y bajo su jurisdicción.

JUSTIPRECIO: Valor exacto de algo bajo la apreciación de un tasador profesional. LESION CORPORAL: Daños a las personas. MERMA: Disminución que pueden sufrir determinados bienes durante su transmisión o almacenamiento. OCUPANTE: Persona transportada por un vehículo automóvil que no reúne las condiciones de conductor, propietario o tomador del seguro. OMISIÓN DEL DEBER DE AUXILIO: Cuando se incumple la obligación de socorrer a terceras personas sin que exista riesgo propio. En este tipo de seguros la prueba, valoración y liquidación del daño son irrelevantes. Dentro de los seguros de personas encontramos: Seguros de accidentes Seguros de enfermedad Seguros de vida: seguro de vida para el caso de muerte, seguro de supervivencia y seguro mixto Régimen jurídico del contrato de seguro Los contratos de seguro españoles se regulan, en general, en la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de seguro. Asimismo se incluye el embate de mar en la costa, aunque no haya anegamiento.

Lo que exceda de ese valor de la vivienda no se pagaría por más que hayas pagado una cuota que esté acorde al valor de un millón. En cambio, en un coche antiguo, al declararlo “Siniestro Total”, la aseguradora pagará la indemnización equivalente al “valor venal” del coche, que probablemente será muy bajo. Si una de las partes no ha realizado la designación del perito, tiene ocho días la fecha en la que se ha requerido por parte del sí que ha realizado el nombramiento para la designar a su perito. Esta a su vez debe hacer lo mismo, nombrar a otro perito para que haga su informe y comunicarlo al asegurado. En estos supuestos será necesario interponer la correspondiente denuncia para que se tramite el oportuno procedimiento penal o la demanda ante los juzgados civiles en reclamación de la cantidad que se considere apropiada. Cuando sufra un siniestro revise la póliza. Estos serán considerados días no impeditivos Valora tus secuelas: Busca cada secuela en el baremo y pondera la gravedad en cinco grados: leve, moderado, medio, grave o muy grave.

Valora los daños estéticos: ¿Cuánto te afea el daño? ¿Eres más guapo que antes del siniestro? Si la respuesta a la última pregunta es afirmativa no tendrás derecho a que te indemnicen. El taller también puede demorar el cierre de la peritación si el profesional queda pendiente con éste del precio de piezas concretas. Si el siniestro no es conforme y la peritación la encargaron sin compromiso. Quizá el aspecto más sorprendente de la animación es la ausencia de restricciones de tipo físico. No se puede omitir de ninguna manera la matrícula, ya que sin este dato, es imposible reclamar al contrario ( a la compañía aseguradora). Mediante la matrícula podremos llegar a conocer el número de póliza y compañía contraria a la que reclamar.

Con carácter general quedan excluídos de las pólizas el robo y la expoliación. ¿Están incluídos todos los bienes sean del valor que sean en este tipo de pólizas? Como norma general, suelen quedar excluídos objetos de valor como alhajas, piedras y metales preciosos, objetos de arte, cuadros, muebles y objetos artísticos, y, en general, todos aquéllos que tengan un valor especial (si se aseguran deberán relacionarse pieza por pieza, indicando sus características y, por qué no, una fotografía). Algunas de éstas estipulan que la compañía se niega a cubrir la reparación del coche, si el coste es superior al valor venal de éste en el momento del siniestro. Mi seguro está a terceros ¿me tengo que conformar con la valoración? Más del 70% de los accidentes de tráfico con daños materiales son resueltos a través de los convenios CIDE/ASCIDE, donde la compañía del no culpable se ocupa de la reparación de los daños de su asegurado, que bien podrías ser tú. Si ya ha reclamado a la compañía, hágalo al defensor del asegurado y si ésta no tiene diríjase a la Dirección general de Seguros donde intermediarán de manera positiva para usted. ¿Cómo puedo saber si el valor venal que dice mi compañía que le corresponde a mi vehículo siniestrado es el correcto?.

Hay que distinguir si se trata de vehículos con menos o más de ocho años: Para los de menos de ocho años, existe una tabla de valores que el Gobierno publica anualmente en el BOE para la obtención de la base imponible del impuesto de transmisiones patrimoniales, y que recoge este dato.Para el resto, hay que acudir a las tablas que asiduamente publica la Asociación Española de Vendedores de Vehículos Usados y que se vende en quioscos con una cierta especialización en la materia. ¿Acudir a estas tablas es lo único que debo tener en cuenta a la hora de aceptar o no una indemnización? En ningún caso. Existen también las condiciones especiales o particulares, que modifican o aclaran las condiciones generales. Coaseguro Es la cantidad o el porcentaje que tiene que pagar el asegurado, de cualquier pago o indemnización que tenga que reembolsar la aseguradora, a consecuencia de un siniestro. Coaseguro Se da este nombre a la concurrencia de dos o más entidades de seguros en la cobertura de un mismo riesgo.

Coberturas Son las protecciones que otorga la aseguradora en la póliza y que generalmente se establecen en las cláusulas del contrato de seguros, denominado póliza. Consentimiento Es el acuerdo que existe entre el asegurado y la aseguradora y que se determina en la póliza. Consorcio de Compensación de s Organismo autónomo oficial dependiente del Ministerio de economía y Hacienda, que tiene por objeto, entre sus muchas competencias, indemnizar los daños de las personas, así como los daños materiales directos de las cosas, que se encuentren asegurados por entidades aseguradoras privadas, y que se produzcan en territorio nacional como consecuencia de riesgos extraordinarios. Contratante Es la persona física o moral que paga la prima de seguros.

En los siguientes dos artículos queda muy clara la postura a tomar. Si no estás de acuerdo con la peritación de tu compañía Artículo 38 Ley 50/1980, de contrato de Seguro. “… Si las partes se pusiesen de acuerdo en cualquier momento sobre el importe y la forma de la indemnización, el asegurador deberá pagar la suma convenida o realizar las operaciones necesarias para reemplazar el objeto asegurado, si su naturaleza así lo permitiera. Si no se lograse el acuerdo dentro del plazo previsto en el artículo 18, cada parte designará un perito, debiendo constar por escrito la aceptación de éstos. El perito realiza la propuesta de indemnización por la compensación de los daños sufridos al asegurado/perjudicado.  Cierre del parte o expediente de siniestro, cuando se ha producido la indemnización. En muchas ocasiones, tras sufrir un accidente de tráfico, puede darse que el propietario de un vehículo no esté conforme con la valoración pericial de los daños sufridos, o también, que no quiera aceptar que la compañía le pague el valor venal en los casos de pérdida total del vehículo. Esta modalidad conlleva una deducción en la prima del seguro. A primer riesgo: Se trata de establecer un capital asegurado con independencia del valor total que tenga el bien asegurado.

Daños causados por la carga desprendida. Menudos sinvergüenzas. Sin embargo, el agua no siempre causa problemas en los hogares por culpa de errores humanos, una tubería en mal estado, una mala construcción, o incluso una helada pueden ocasionar muchos quebraderos de cabeza. Esto hay que hacerlo con un mínimo de dos meses antes del vencimiento establecido. El beneficiario, es quién percibe la indemnización derivada del siniestro y cubierta por el seguro. En ese caso, hay que recurrir al nombramiento de un tercer perito, que se puede hacer bien de común acuerdo entre las partes, o si no puede ser así, se debe acudir al nombramiento judicial : se solicita al juez de primera instancia competente (el del lugar en que se halle el o los bienes siniestrados) que proceda al nombramiento de un tercer perito judicial, de entre aquellos peritos que consten inscritos en las listas del Juzgado lo que antiguamente se llamaba “insaculación” -.

Un asegurado puede no estar de acuerdo con la resolución del siniestro por convenio por diferentes motivos, el más usual pero no por ello el único, es la declaración del vehículo del cliente como “siniestro total” por parte del perito de la compañía y que el cliente desee repararlo, ante esta u otra declaración, el cliente puede optar por la aceptación de lo indicado por su compañía o acudir a la reclamación por la vía convencional de los daños materiales. Serán de aplicación los Convenios sólo para los daños materiales propios de los vehículos, aún cuando en el accidente se produzcan a la vez otros daños. En este caso, aunque tú elijas el abogado, lo más habitual es que puedas acogerte a la cobertura de ‘Defensa Jurídica’, por lo que tu compañía pagará los gastos derivados del abogado que esté defendiendo tus intereses tras el accidente. Tu, que no eres de aquellos que se chupa el dedo decides plantarles cara y para empezar les solicitas por escrito, por correo electrónico también es valido, que te especifiquen, asimismo por escrito, a que Ley se refieren ya que no la citan en ningún momento.

En algunas de estas pólizas de seguros de vehículos a todo riesgo, se recogen cláusulas que establecen que si el coste de reparación es superior al valor venal del automóvil al tiempo de suceder el siniestro, la aseguradora no va a asumir la reparación del vehículo. Siniestro total de vehículo y valor venal Este tipo de cláusulas se consideran limitativas, por ello, para ser válidas, deben figurar destacadas de forma especial y ser aceptadas expresamente por escrito, además, siguiendo el criterio de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, la entidad aseguradora deberá indicar en el contenido de la póliza los criterios de valoración para aplicar el valor venal como indemnización, y qué se entiende por valor venal, consiguiendo con ello que el asegurado tenga conocimiento de la información de lo que va a recibir caso de que se produzca el tan temido siniestro total.

Si la culpa es del contrario y resulta perjudicado como consecuencia del accidente, tiene derecho a ser indemnizado en su totalidad, conforme establece el artículo 1.902 del Código Civil: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”. La forma ideal de restituir el daño causado es que la aseguradora le abone el importe de reparación del vehículo para que quede en el mismo estado que estaba antes de ocurrir el siniestro. El conflicto se produce cuando se genera una diferencia importante entre el coste de la reparación y el valor venal del vehículo. Si no ha impregnado en la sociedad la figura del perito es porque no es demasiada problemática su actuación en muchos casos. Tiempo Que el usuario nombre un perito no implica que la aseguradora renuncie a nombrar el suyo propio como ocurre al revés. la compañía culpable, solo pagaría (realmente “anotaría” en el sistema y liquidaría el saldo acreedor o deudor al mes siguiente) un módulo, o sea 900 €; pero la que paga realmente al taller (vamos, la que le hace la transferencia con los euros contantes y sonantes) es la compañía “no culpable” del siniestro.

Este punto resultará crítico, dado que en caso de no realizarse este paso, se puede iniciar un procedimiento que no sea fructífero para el asegurado e incurrir en los gastos propios de estos procedimientos, que como todos sabemos, son notorios en función de la tipología y cuantía económica reclamada. Estos son algunos casos más comunes en los que el asegurado tiene derecho a reclamar frente a una aseguradora, entendiendo que se debe estudiar previamente todos los factores antes de iniciar una acción judicial. En un siniestro de auto, no quiero que me defienda el abogado de la compañía, ¿Puedo escoger otro abogado? ¿Tengo derecho a ser representado por quien quiera? Me deniegan el trámite de un siniestro por haber transcurrido 1o días desde la ocurrencia En un siniestro múltiple de auto, como no sé quien me golpeó no me quieren atender el siniestro Reclamo después de interrumpir la prescripción y no quieren abonar el siniestro Un coche de servicios públicos me arroyó cuando se saltó un semáforo en rojo. Me han operado y mi médico no me diagnosticó adecuadamente, ahora tengo secuelas.

El médico de cabecera no detectó una dolencia crítica y el médico privado tampoco, ahora no sé que hacer para reclamar las secuelas Tengo un vehículo nuevo y no me pagan el IVA de la reparación de un siniestro a todo riesgo No me quieren pagar el 100% de la mercancía transportada por un siniestro culpa del un tercero En un accidente de moto, no pagan al pasajero por no tener seguro Me han perdido las maletas de un viaje, no me pagan el contenido de ellas En un parking de coches vigilado, me han robado y no me quieren atender los daños al vehículo ni el contenido sustraído Conducía con alcoholemia y no quieren pagar los daños causados por mi vehículo Había aceite en la calzada y me he caído con la moto, ahora quiero reclamar Un neumático en mal estado ha provocado un siniestro, quiero reclamar y mi compañía aseguradora no me atiende En un accidente de moto, no me paga por decir iba muy rápido Se me ha inundado mi negocio y la avería es de mi vecino, no me pagan las mercancías He tenido un siniestro de auto y mi todo riesgo me paga muy poco por mi coche.

No me atienden un siniestro de auto con mi mujer, dicen que por ser familiares no es posible Mi compañía médica no me paga los medicamentos, ni transportes sanitarios después de una intervención Me han robado en mi casa de verano y mi compañía aseguradora no me quiere pagar por decir que es mi culpa tener la alarma apagada Me han robado en mi negocio, la alarma estaba apagada y no me atienden el siniestro Después de un apagón eléctrico, mi mercancía refrigerada se estropeó, ¿puedo reclamar? Tengo una flota de camiones y me limitan la reclamación de sanciones de tráfico Tengo una empresa de servicios y me reclaman unos daños y perjuicios por un servicio prestado, mi compañía aseguradora me niega la defensa jurídica Llevo más de un año esperando una indemnización y no me pagan Estos han sido unos ejemplos representativos de las reclamaciones habituales que recibimos en Málaga Abogados en Málaga, pero se puede decir que son cientos los diferentes motivos por los cuales una compañía asegurador puede denegar el trámite de un siniestro. La causa de inasegurabilidad puede ser jurídica o técnica.

La responsabilidad inmobiliaria o derivada del uso de la vivienda está incluida en las pólizas y cubre las consecuencias generadas por el continente o el contenido del domicilio, la propia casa y todo lo que hay en su interior. Por ejemplo, si se cae una de tus macetas a la calle y daña un coche, o si se rompe un baldosín del balcón y tras precipitarse a la calle cae sobre un viandante, la póliza se hace responsable. Pero, ¿cuándo le corresponde a esta entidad hacerse cargo de indemnizar a los ocupantes implicados en un accidente de tráfico? La legislación vigente afirma que será “dentro del ámbito territorial y hasta el límite cuantitativo del aseguramiento obligatorio”. Las principales situaciones en las que el CCS se hace cargo de las indemnizaciones pertinentes son las siguientes: Vehículo sin asegurar Si el vehículo responsable del siniestro tiene su estacionamiento habitual en España y no está asegurado será al Consorcio al que le corresponda indemnizar a las personas implicadas por los daños personales y materiales correspondientes.

Es lo que se denomina seguro a primer riesgo, por el cual, se determina que el asegurador en caso de siniestro, realizará el pago de la indemnización acordada, exista o no infraseguro. Si el siniestro no puede ser resuelto a través del Servicio de Asistencia, puede contactar con nuestro call-center o ponerse en contacto con el Mediador con quien contrató su póliza o con la sucursal del Asegurador en su provincia. El juez una vez tenga en su poder la información y los testimonios de las partes implicadas: asegurados, péritos, etc, tomará la decisión que las Compañías han de acatar. Tomador, asegurado y beneficiario El tomador es el que contrata el seguro con el asegurador, pero no tiene por qué coincidir con el asegurado, es decir, el titular del interés que se asegura.

El tomador puede contratar el seguro por cuenta propia (en cuyo caso él es el asegurado y en caso de siniestro él cobrará la indemnización), y por cuenta ajena (o del asegurado en cuyo caso será éste quien cobre en caso de siniestro). Además del precio se deberá tener en cuenta que el comparador incluya un análisis detallado sobre las diferentes coberturas y servicios que brinda cada aseguradora. Hay que fijarse en todas las coberturas que ofrece cada compañía antes de decidir Hay que fijarse en todas las coberturas que ofrece cada compañía antes de decidir. Elegir el que mejor se adecue al vehículo a asegurar. Es una “profesionalización” del seguro de renta vitalicia que ya existía en el Código Civil. SEGUROS DE RESPONSABILIDAD CIVIL ¿Qué son los seguros de responsabilidad civil? Son los seguros por los que el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a cubrir el riesgo del nacimiento a cargo del asegurado de la obligación de indemnizar a un tercero los daños y perjuicios causados por un hecho previsto en el contrato, de cuyas consecuencias sea civilmente responsable el asegurado.

¿Cuáles son sus coberturas? El contrato de seguro de responsabilidad civil protege el patrimonio del asegurado frente a deudas contraídas a favor de terceros tanto por responsabilidad extracontractual como contractual, dentro de los límites del propio contrato de seguro. ¿Es cierto que existen campos de actividad donde es obligatorio tener contratado un seguro de responsabilidad civil? Sí, es cierto, en concreto en el caso de automóviles, caza, explotadores de la energía nuclear, embarcaciones de recreo o deportivas, razas caninas declaradas peligrosas,etc. SEGUROS DE SALUD ¿Qué actitud debemos adoptar ante los formularios tan complejos y privados que nos obligan a rellenar las compañías aseguradoras antes de contratar un seguro de salud? Málaga recomienda que rellene fielmente su contenido, puesto que tal información estará bien custodiada. ¿Qué plazo tiene una compañía aseguradora de vehículos para indemnizar un siniestro? El asegurador tiene la obligación de satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer el siniestro y los daños económicos.

No se incluyen en este convenio las reclamaciones por los daños corporales. Convencional: Se incluyen en esta tipología todas aquellas reclamaciones que no encuentran cabida en las reclamaciones por convenio. Las reclamaciones por esta vía son realizadas mediante el seguro de defensa jurídica que tal y como establece la Ley 30/95, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, deben ser entidades jurídicamente distintas a la del seguro de Responsabilidad Civil y deben permitir a los asegurados, por contrato, que confíen la defensa de sus intereses, si lo desean, a un abogado de su elección, siendo el importe de esta designación sufragado por la compañía de defensa jurídica, dentro de los límites que establezca el propio contrato. Objeto del seguro: En este tipo de seguro, el Asegurador asume la cobertura de los gastos de defensa y Protección jurídica (y que incluye el pago de los honorarios de los letrados y procuradores, si su intervención es preceptiva, y hasta el límite que se indique en las condiciones particulares), imposición de fianzas y reclamación del automovilista, como consecuencia de accidentes de circulación.

La cobertura de esa garantía alcanza a los gastos de abogado y procurador propios pero no suele cubrir las costas judiciales de la adversa. Esta cobertura se amplía a : Los ocupantes transportados de forma gratuita en el vehículo. Al tomador cuando este actúa como conductor ocasional de cualquier vehículo ajeno, de categoría equivalente. Al tomador y conductor autorizado si se trata de accidentes derivados de cualquier hecho ajeno a la circulación, siempre que tenga relación con el vehículo asegurado y no tenga origen contractual. Al tomador cónyuge e hijos, que dependan económicamente de él y vivan con el mismo, por razón de accidentes sufridos como peatón o pasajeros de cualquier vehículo.

La cantidad que aparece en su recibo es para atender las funciones del Consorcio como fondo de garantía; por ejemplo: pago de indemnizaciones a los perjudicados de siniestros causados por vehículos que circulan sin seguro, que han sido robados o que estaban asegurados en aseguradoras en situación de liquidación (suspensión de pagos, quiebra, etc.). Una vez repartidas las copias del parte, éste no se podrá modificar. Si estamos de acuerdo con la versión y datos recogidos por el otro vehículo implicado, firmar el parte y quedarnos con la copia. Esta indemnización se calcula aplicando una simple fórmula matemática, en función de la proporción existente entre el capital asegurado, el valor real del interés asegurado y el valor del siniestro. Puede ver más detalles sobre esta fórmula matemática y un ejemplo en nuestra página “regla proporcional”.

Si el siniestro afectase a la totalidad del interés asegurado (siniestro total), la prestación sería igual al capital asegurado, sin que la aseguradora aplique ninguna deducción en este caso, ya que tanto el valor del siniestro, como el valor asegurado, son de por sí inferiores al valor real del interés asegurado. En estos casos, el asegurado ya tiene de por sí un perjuicio económico, al percibir una indemnización inferior al valor real del bien asegurado. Como evitarlo La mejor fórmula para evitar un infraseguro, consistirá casi siempre en disponer del asesoramiento de un verdadero profesional del sector asegurador, y en analizar junto a él no solo la valoración, sino también otros aspectos relativos al riesgo que pretende asegurar. No cualquier persona que trabaje en seguros puede considerarse un profesional en la materia. Por lo tanto estos últimos contratos atienden a su normativa específica siempre que no contradiga la LCS (Ley del Contrato de Seguro) y, con carácter supletorio, a ésta última ley. En principio, las disposiciones de la LCS son imperativas, es decir, son nulos los pactos que las contradigan.

En ambos casos es muy probable que nos hayamos preguntado ¿qué sucede si tengo un siniestro conduciendo un coche prestado? ¿y si es mi coche el que sufre el siniestro mientras lo conduce otra persona? Lo primero es desterrar dos afirmaciones que, aunque están muy extendidas, son falsas: Todo el mundo puede conducir un coche asegurado Nadie que no esté incluido en la póliza puede conducir un coche asegurado Ninguna de estas dos afirmaciones es cierta del todo y vamos a ver por qué: Aparte de las personas incluidas en la póliza del seguro, el coche podrá conducirlo cualquier persona que cumpla unos requisitos de edad y antigüedad del permiso de conducir. Es importe que le informe del estado en que se encuentra y, si presenta cualquier molestia.

En la práctica, son frecuentes las pólizas que recogen esta posible concurrencia huérfana de regulación legal, estableciendo una responsabilidad proporcional al capital asegurado pero en todo caso parece claro conforme a la doctrina jurisprudencial que la finalidad del artículo 32 es proteger el principio indemnizatorio para que, a través de la comunicación, el conjunto de los aseguradores pueda conocer la totalidad de las sumas aseguradas que cubran un mismo bien. Si bien la existencia de seguro doble o coaseguro es semejante a la del seguro múltiple y se aprecia esa semejanza e identidad de razón que, conforme al principio anteriormente expuesto, justificaría la aplicación de las previsiones legales del artículo 32 de la Ley del Contrato de Seguro. Requerimos que el accidentado sea valorado por un perito forense judicial. En muchos casos esta formula de reclamación es satisfactoria, pero no ofrece las máximas garantías, las indemnizaciones conseguidas suelen ser 35% 40% mayores que las propuestas por la compañia de seguros. Desgraciadamente los forenses de los juzgados no disponen de los mismos medios y tiempo que los forenses privados por lo que es posible que no se pueda realizar una valoración tan correcta y detallada como en el forense privado, pero siempre será mayor que la realizada por el forense de la compañía de seguros. Reclamación accidente de tráfico por vía civil y abogados expertos.

Es la fórmula que ofrece las mayores garantías y es aconsejable cuando las lesiones y secuelas tienen cierta gravedad. Un médico forense independiente de valoración de daño corporal realiza las exploraciones necesarias durante el periodo de tratamiento y recuperación de las lesiones. Y en dos años nos hemos triplicado los descontentos. Si eso sucediese, como ocurre con cualquier otro tipo de contrato, siempre existe la posibilidad de acudir a la vía judicial para la reclamación de los daños sufridos. A la vista de lo que acabamos exponer, hay que poner de relieve que en la inmensa mayoría de los casos de reclamación de daños materiales, se aplicará un convenio de daños materiales al que están adheridas la gran mayoría de las aseguradoras. La aplicación de este convenio lleva a que, generalmente, será el perito de nuestra aseguradora el que llevará a cabo la peritación de los daños. en cuyo caso, el tiempo es… Puntúa en 5 grados los daños estéticos: muy leve, leve, moderado, importante o muy Importante.

Deberá constar en dicho préstamo que la finalidad del mismo es para abonar la reparación del vehículo siniestrado. En Málaga Abogadosdefendemos los intereses de nuestro clientes con eficacia y contundencia, buscamos el mejor de los resultados para nuestros clientes, agotando todas las vías disponibles para el resarcimiento económico de nuestro cliente (bien por acuerdo extrajudicial o en último caso judicial). Desde el preciso momento de que Como indicador, se puede consultar el precio por hora que establece el colegio de abogados provincial, nos servirá de guía. Un seguro no obtiene beneficios por reclamar una gran indemnización para el asegurado lesionado, y eso se nota en el trato y en el tipo de servicio que dan. ¿Que es un “Tramitador”?. Lee con atención, igualmente, el apartado de exclusiones (es aquí donde se encuentran muchos de los matices y “trampas”). El dictamen de los peritos se notificará a las partes siendo vinculante para las mismas, salvo que se impugne judicialmente dentro de los plazos previstos (30 días para el asegurador y 180 para el asegurado)

¿Qué pasa si no pago una prima? Si se impaga la prima inicial el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima en vía judicial ejecutiva. En cualquier caso, en muchas ocasiones el afectado tiene que encargar un informe pericial independiente para poder reclamar los daños que considere oportunos y defender sus derechos. El accidente más habitual en los hogares españoles es dejarse un grifo abierto o que éste tenga fugas y se rompa. Asegúrate de que tu póliza de Hogar cuenta con una cobertura para daños por agua, no todos los productos son iguales. Un descuido tan tonto como dejarte el grifo abierto puede no sólo inundarte la casa, sino también crearle goteras al vecino. Una cobertura que cuesta en torno a 300 euros al año, pero que nos salva de la calamidad. ¿Es obligatorio tener un seguro de hogar? No es obligatorio, pero sí recomendable.

Es decir, si usted es inocente, SU PROPIA compañía será quién pague el siniestro, y no la contraria. En total, suponían un valor cercano a los 755 millones de euros. 16% se encarecerán, de media, los costes de las compañías con la entrada en vigor del nuevo baremo de accidentes de tráfico. 70% de los casos de primas concedidas por accidentes de tráfico responden a esguinces cervicales, según los datos de las aseguradoras. Nos acordamos que queríamos dar de baja el seguro del coche, del piso o de salud cuando recibimos el cargo. Por ello toda valoración de la misma debe partir del conocimiento de cuáles son las situaciones aseguradas, y las que no lo están. ¿Cómo tengo que valorar los bienes para asegurarlos correctamente? Para valorar los bienes de una forma correcta, deberás informarte sobre que modalidad de valoración contempla la póliza. Se trata de comunicar a la compañía aseguradora qué ha sucedido y aportar los datos necesarios para iniciar un proceso que debe concluir con la reposición de los daños o una indemnización.

El parte del seguro La tramitación del siniestro arranca con esta primera comunicación sobre las circunstancias del siniestro, una vez que ha sucedido el accidente. Este parte médico será un documento de vital importancia para su posterior utilización ante la compañía de seguros o ante un hipotético juicio frente a la otra parte implicada en el accidente. Deja las prisas en casa En ocasiones, y debido a los nervios provocados por el propio accidente o las prisas por no llegar a una reunión, podemos estar confundidos sobre lo sucedido y no expresar de forma clara lo que sucedió en realidad. tiene una póliza que incluye Defensa Jurídica Si en su seguro del automóvil tiene contratado una póliza de defensa jurída debe saber que el artículo 76 de la Ley de Contrato de Seguro faculta al asegurado para que elija libremente al abogado y procurador que desee, con cargo a su compañía aseguradora, sin que éstos puedan estar sometidos a las directrices de la misma, garantizando así su imparcialidad.

¿ Porqué?, Porqué hasta que la compañía contraria no acepte su culpa, los daños que se hayan ocasionado en el vehículo que lleva la razón ( si el vehículo está asegurado a terceros ) no serán cubiertos por su compañía aseguradora, y en caso de repararse el auto, los gastos de la reparación tendrá que pagarlos el conductor que lleva la razón, hasta que la Compañía contraria, a buenas o por dictado del Juez se vea obligada a pagar dicha reparación, en cuyo caso ya habrán pasado unos cuantos meses desde la ocurrencia del siniestro, y la parte que lleva la razón se habrá visto obligada a adelantar el importe de la reparación durante todos esos meses. Por ejemplo: un vehículo se matricula 8 meses después de su fabricación. Así que una de dos, o quizás mejor dicho las dos para evitar discusiones: declaremos el valor real y, en la medida de lo posible, busquemos opciones de seguros en los que se excluya dicha regla, los llamados seguros a primer riesgo. En caso de que ocurra un siniestro y tengas contratado un seguro de póliza, pueden darse dos situaciones: el sobreseguro y el infraseguro.

En el plazo de 4 meses este comisionado emite un informe, y la aseguradora dispondrá de 1 mes para decir si lo acepta o no. Dado el alto porcentaje de casos en los que la carga recae directamente sobre las familias la respuesta a la escasa popularidad de este tipo de seguros puede estar en la laguna legislativa, la ausencia de un impulso de carácter fiscal y su absoluto desconocimiento entre la población. ¿Qué son los seguros de rentas? Estos seguros están pensados para el caso de personas mayores que tienen una vivienda en propiedad pero una renta muy baja. Guía rápida de solicitud de indemnización La comunicación de daños materiales y solicitud de indemnización habrá de efectuarse lo antes posible, bien mediante llamada telefónica o bien on-line, a través de la web del Consorcio de Compensación de Seguros. En cambio, en el caso de que los daños sean personales, o de pérdida de beneficios, la comunicación de daños habrá de hacerse por escrito.

Cómo, dónde y cuándo solicitar la indemnización ¿Qué vías tengo para solicitar indemnización y cuándo he de hacerlo? La solicitud de la indemnización al Consorcio, tanto en el caso de daños personales como materiales, se puede presentar directamente por el propio asegurado, por el tomador o por sus respectivos representantes, o bien a través de la entidad aseguradora con la que se contrató la póliza o del agente o corredor de seguros que intervino en su contratación. En el caso de solicitar indemnización por daños materiales, la forma más rápida y sencilla es presentar la solicitud por una de las siguientes vías: por teléfono, llamando o bien on-line, desde la propia página web del Consorcio de Compensación de seguros. Eso sí, suelen limitar esas mascotas a perros, gatos, aves, roedores enjaulados, peces y tortugas, y en el caso de los caninos no se aplica si es un Perro Potencialmente Peligroso (PPP). Me explica que el siniestro total se declara cuando el valor del coche (valor que dan ellos basándose en unas tablas…) es inferior al presupuesto de la reparación.

Pero cuando se producen fenómenos de carácter extraordinario, como el de este fin de semana, es probable que el siniestro no se tramite de la forma habitual, sino que entre en juego el Consorcio de Compensación de Seguros (CSS), entidad pública cuyo objetivo es el de dar respuesta a la necesidades indemnizatorias originadas por determinados fenómenos de la naturaleza que podríamos denominar ‘grandes siniestros’. Consorcio de Compensación de Seguros (CSS) A pesar de vivir en un país que ni mucho menos está entre los más afectados por desastres naturales, sí que cada cierto tiempo sufrimos episodios importantes de inundaciones, el riesgo que ocasiona más pérdidas y uno de los considerados Riesgos Extraordinarios por los que interviene el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), un instrumento integrado en el sector de los seguros (de hecho sólo puede actuar en base a una póliza contratada en cualquier entidad, en cuya prima ya se incluye una parte destinada al Consorcio y que se puede consultar en el recibo del seguro) con capacidad propia de actuación y que se encarga de compensar los daños producidos a las personas y en los bienes por determinados fenómenos de la naturaleza como son las inundaciones extraordinarias.