Archivo de la etiqueta: Ronda

Preaviso de dos meses a la renovacion del seguro

corredurias aseguradorasSegún se establece en el artículo 22 de la mencionada ley. Darse de baja en cualquier momento… depende Pongamos que una persona no quiere esperar a cancelar el seguro en la fecha en que finaliza, que quiere hacerlo antes. En 2016 se deberá describir “de forma clara y comprensible, las garantías y coberturas otorgadas en el contrato, así como respecto a cada una de ellas, las exclusiones y limitaciones que les afecten destacadas tipográficamente”. Además se acortan los tiempos con los que hay que avisar que quieres de dar de baja un seguro antes de su renovación. El nuevo baremo de valoración de daños El Proyecto de Ley que reforma el sistema de valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico aprobado por el Senado es el que incluye los nuevos baremos y una mejora de la protección a las víctimas que no entrará en vigor hasta el próximo 1 de enero de 2016. La nueva Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras incrementa las indemnizaciones por fallecimiento un 50% de media y un 35% en el caso de secuelas.

Algunas de dichas modificaciones entrarán en vigor el 1 de enero de 2016, aquellas que tengan carácter imperativo, mientras que la Disposición Transitoria decimotercera establece un plazo de seis meses para adaptar las polizas que se comercialicen a partir de la entrada en vigor de esta Ley a las modificaciones introducidas por esta nueva norma y transcurrido el mismo y durante un plazo máximo de un año, las entidades de seguros adaptarán, a su renovación, las pólizas correspondientes a los contratos vigentes. Las modificaciones introducidas por la nueva Ley 20/2015 son las siguientes: Se modifica el Artículo 8.3, que establecía que en la póliza se recogería la “Naturaleza del riesgo cubierto” ampliándose el contenido que debe tener la poliza “describiendo, de forma clara y comprensible, las garantías y coberturas otorgadas en el contrato, así como respecto a cada una de ellas, las exclusiones y limitaciones que les afecten destacadas tipográficamente.” Se modifica el contenido del artículo 11 añadiendole un nuevo apartado dos, en el que se indica que En esa ley se introducen varias modificaciones a tener en cuenta.

Estar al día de las novedades en cuestión de seguros y finanzas siempre queda en tu mano. La cancelación tiene que hacerse entonces, y no una vez se renueva el contrato, porque entonces todo es mucho más complicado. La notificación tiene que hacerla por escrito el tomador del seguro. En caso de no realizar esta notificación en el plazo previsto por la ley, el usuario se encontrará con que tiene el mismo vehículo asegurado 2 veces y a dos compañías que le reclaman el pago: la nueva con la que ha suscrito el seguro nuevo y la anterior, cuya póliza todavía está vigente. En este caso, la compañía anterior puede legalmente reclamarnos el pago de la póliza, pudiendo llegar incluso a la vía judicial. De aquí sacamos ya las dos claves más importantes para dar de baja el seguro de coche ‘con la ley en la mano’: Hay que enviar un documento por escrito. Hay que comunicarlo por lo menos dos meses antes de la fecha de renovación.

Si no se cumplen estas premisas la aseguradora procederá a renovar el seguro de coche. Cómo hacer el escrito de baja La comunicación por escrito es recomendable enviarla en formato papel como una carta con acuse de recibo o a través de un burofax. El consumidor debe saber que tiene derecho a cancelar el seguro que ha contratado sin alegar ningún motivo, eso sí, dentro de unos plazos en función del tipo de seguro. El plazo de preaviso para poder rechazar la renovación automática se reduce de dos meses a uno. A partir del 1 de enero del próximo año se establece un nuevo sistema de valoración de daños y perjuicios a personas por accidentes de tráfico y un nuevo calendario para comunicar a la aseguradora que deseas de dar de baja tu seguro. Cambios en los seguros para 2016 El resultado es que aumentan las indemnizaciones bases en los seguros de accidente y, lógicamente, también las primas que se pagarán. Sin embargo, se mantiene en dos meses el plazo para que la aseguradora comunique las modificaciones en la póliza o su deseo de no renovarla.

En la nueva Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras (publicada en el BOE el 15 de julio de 2015) se incorpora esta novedad que modifica la Ley de Contrato de Seguro vigente, respecto a los plazos para la oposición a la renovación del contrato de seguro: ¿Qué plazo de anulación tienen los contratantes de un seguro a partir del 01/01/2016? A partir del 1 de enero de 2016, los tomadores de seguro podrán notificar a su compañía de seguros su oposición a la renovación del contrato de seguro hasta un mes antes a la fecha de vencimiento del periodo vigente. ¿Qué plazo de anulación tienen las compañías de seguros para comunicar la anulación de un contrato a partir del 01/01/2016? El plazo para las compañías de seguros, para comunicar al tomador la no renovación del contrato cuando corresponda, se mantiene en 2 meses.

¿Hay alguna modalidad de seguro que no se pueda anular por parte de la aseguradora? En el caso del seguro de decesos y en el seguro de dependencia, sólo el tomador puede oponerse a la prórroga del contrato Desde el pasado 1 de enero se reduce a un mes el plazo de preaviso del tomador para comunicar a la compañía asegurada su deseo de no renovar su póliza de seguro, de acuerdo a la Ley 20/2015. En los seguros de personas el tomador o el asegurado no tienen obligación de comunicar la variación de las circunstancias relativas al estado de salud del asegurado, que en ningún caso se considerarán agravación del riesgo”. Se modifica el contenido del artículo 22 reduciéndose a un mes el preaviso del tomado para oponerse a la prorroga de la póliza mientras se mantiene en dos el preaviso para la aseguradora, plazo en el que, igualmente deberá comunicar los cambios que pretenda realizar en la póliza. Sin embargo, se mantiene el plazo de dos meses para que la aseguradora comunique las modificaciones en la póliza o su deseo de no renovarla.

Sin embargo, podrá establecerse que se prorrogue una o más veces por un período no superior a un año cada vez. Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador. El asegurador deberá comunicar al tomador, al menos con dos meses de antelación a la conclusión del período en curso, cualquier modificación del contrato de seguro. Las condiciones y plazos de la oposición a la prórroga de cada parte, o su inoponibilidad, deberán destacarse en la póliza. Lo dispuesto en los apartados precedentes no será de aplicación en cuanto sea incompatible con la regulación del seguro sobre la vida.

Contacte un mediador de seguros, le facilitará las cosas y leportará una atención cercana, empática y personalizada en los momentos en los que lo necesite. En este artículo también se recoge que a falta de pago, la cobertura del seguro queda suspendida pasado un mes del vencimiento, y si el asegurador no reclama el pago pasados 6 meses al vencimiento, el contrato de seguro queda extinguido. Derecho de desistimiento No nos cansaremos de decirlo. Por eso es clave comparar ofertas y decir adiós a nuestra compañía si ya no nos interesan sus condiciones. En el año entrante los consumidores estamos de enhorabuena. Modificación del texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre. – Disposición final octava. Lo dispuesto en los apartados precedentes no será de aplicación en cuanto sea incompatible con la regulación del seguro sobre la vida”. Se añade una sección quinta, dentro del título III denominada «Seguros de decesos y dependencia», con la siguiente regulación recogida en los nuevos artículos: “Artículo ciento seis bis. Por el seguro de decesos el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en este título y en el contrato, a prestar los servicios funerarios pactados en la póliza para el caso en que se produzca el fallecimiento del asegurado.

Cuánto aumentan las indemnizaciones La normativa prevé un incremento de las indemnizaciones respecto al periodo 2005 y 2011 de la siguiente forma: Un 50% en las indemnizaciones por muerte. Un 35% en las indemnizaciones por secuelas. Un 12,8% en las indemnizaciones por lesiones. Esta mejora de las indemnizaciones es una buena noticia desde el punto de vista de la protección, pero incluye una contrapartida en el previsible aumento de las primas de los seguros. Así, el tomador del seguro tendrá más tiempo para decidir si sigue con su actual seguro o cambiar. Le recordamos que generalmente las pólizas de seguros incluyen una cláusula por la que el seguro se renueva automáticamente a su vencimiento si ninguna de las partes notifica a la otra su voluntad de no renovarlo. Por tanto, si decide cambiar de aseguradora, no se limite a dejar de pagar la prima.

En estos casos la entidad aseguradora deberá poner a disposición del asegurado, de forma fácilmente accesible, una relación de prestadores de servicios que garantice una efectiva libertad de elección, salvo en aquellos contratos en los que expresamente se prevea un único prestador. De igual modo que a la hora de contratar un seguro ambas partes firman un contrato de manera legal, para darse de baja el procedimiento tiene que ser también el correcto en base a lo que estipula la aseguradora. 3. Pero ¿qué hacer y cómo hacerlo? Es esencial conocer estos puntos. En primer lugar, hay que saber que la duración de un contrato de seguro viene determinado en la póliza, y que dicha duración no podrá ser por un plazo superior a 10 años pudiendo haber prórrogas pero no por un periodo mayor a un año cada una, tal y como marca el artículo 22.1 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro. Quiero cancelar el seguro La Ley de Contrato de Seguro establece en su artículo 22. No es lo mismo por tanto el vencimiento del pago fraccionado –semestral o bimestral- que el vencimiento de la póliza de seguro.

Hay que poner especial atención a la fecha en la que el seguro deja de tener validez, ya que a menudo el día del vencimiento a partir de las 00.00h deja de tener cobertura, por lo que en caso de producirse un siniestro a partir de esa hora ya no será ese seguro el que deba hacerse cargo, pudiendo quedar sin ninguna protección si la siguiente póliza entra en vigor al día siguiente. Esto es, el asegurado tiene la obligación de notificar fehacientemente a la compañía la anulación de la póliza con anterioridad a los dos meses que contempla la normativa. Además, faculta a las aseguradoras a reclamar el importe total de la póliza por no haber comunicado en el plazo oportuno nuestra intención de no renovar el citado seguro. En estos casos, lo mejor que podemos hacer es solicitar la no renovación de la póliza en el plazo que estipula la Ley. Este era uno de los grandes caballos de batalla de los consumidores, que se quejaban de la poca claridad de unas cláusulas que en no pocos casos eran terreno abonado a los abusos.

Desde el pasado 1 de enero de 2016, con la aprobación de la nueva Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras, se introduce un cambio importante en materia de seguros, ya que podrá comunicar a la aseguradora su decisión de no renovar un seguro hasta un mes antes de su vencimiento (antes había que preavisar con dos meses de antelación). Como sucede con la no renovación de la póliza, las aseguradoras también están obligadas a notificar, con al menos dos meses de antelación al vencimiento de la póliza, cualquier modificación contractual. Se acabó la letra pequeña. Además, las condiciones y plazos de la oposición a la prórroga de cada parte deberán destacarse en la póliza. Saltarse el plazo de un mes antes del final de la vigencia podrá acarrearnos una demanda por parte de la compañía. Se establece también que las condiciones y plazos de oposición deberán destacarse en la póliza. Nuestros mediadores le esperando. En ambos casos contarás con una prueba de que has enviado la notificación de la baja.

¿No sabes exactamente lo que hay que escribir en esa carta? ¡Te lo ponemos fácil! Puedes copiar y rellenar con tus datos el siguiente escrito. El legislador obliga, además, a las compañías a adecuar y/o actualizar la redacción de las pólizas tras su prórroga, por lo que aun habiendo sido constituidas bajo la Ley antigua ha de ajustarse al nuevo texto legal. Aunque muchos usuarios recurren a la táctica de dejar de pagar el recibo cuando desean anular la póliza en cuestión, en realidad no es correcta. Así, el tomador del seguro tendrá más tiempo para decidir si sigue con su actual seguro o cambiar. Cualquier asegurado que haya decidido contratar una póliza de seguro más completa, con mejor precio o con mejores condiciones en otra compañía de seguros, podrá informar de su decisión de no renovar su póliza a la compañía de seguros con tan solo un mes de antelación a la renovación de la misma. La compañía, por su parte, está obligada a comunicar al asegurado cualquier cambio que se produzca en la póliza dos meses antes de vencimiento de la misma.

Esta reducción del plazo de preaviso a un mes, junto a la obligación de la compañía de comunicar cualquier modificación de la póliza dos meses antes de su vencimiento, supone un beneficio extra para el asegurado ya que podrá conocer las modificaciones que no desea –como aumento del precio del seguro a renovación o modificaciones de coberturas, entre otras- y tendrá plazo suficiente para darse de baja y cambiar de compañía. Además, en la misma Ley 20/2015 se hace referencia a que las condiciones y plazos de la oposición a la prórroga de cada parte deberán destacarse en la póliza. No obstante, dado que es posible que las pólizas anteriores al 01-01-2016 fijen aún un preaviso de dos meses, evite riesgos y notifique su decisión de no renovar el seguro con la antelación que indique su póliza. Pueden ponerse en contacto con nuestra corredoría de seguros para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

Aunque muchos usuarios recurren a la táctica de dejar de pagar el recibo cuando desean anular la póliza en cuestión, en realidad no es correcta. lo siguiente: “Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del periodo del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador”. Cambios que la aseguradora pretenda introducir tras el vencimiento: se mantiene el plazo de dos meses para que la compañía comunique dichos cambios. ¿Puede? La respuesta es: depende. Esta ley, cuya entrada en vigor se fija para la mayoría de sus disposiciones el 1 de enero de 2016, introduce importantes cambios en la gestión del negocio asegurador, entre los que destaca la reducción del plazo para solicitar la no renovación de un seguro. La no renovación de un seguro se podrá comunicar un mes antes de su vencimiento.

Hasta ahora, quien contrata un seguro de coche o un seguro de hogar con una vigencia anual renovable veía cómo se prorrogaba su póliza de forma automática si no se comunicaba a la aseguradora con al menos dos meses de antelación, nuestra decisión de no renovar el seguro. Si quieres también puedes acompañarla de un correo electrónico pero las otras dos vías siempre tienen más peso. ¿Qué hay que poner? La carta no debe ser extensa, y en ella deberás reflejar siempre claramente tus datos identificativos y también los del seguro Es decir, nombre y apellidos del tomador, pero también el tipo de seguro -de coche en este caso-, el nombre de la compañía y el número de póliza. Pero como queremos ponértelo fácil y que no tengas ningún problema, te dejamos un modelo de carta de baja del seguro de coche en formato Word y PDF. Los medios más seguros para hacerlo son el fax con acuse de recibo o la carta certificada. Además, faculta a las aseguradoras a reclamar el importe total de la póliza por no haber comunicado en el plazo oportuno nuestra intención de no renovar el citado seguro.

Algunas personas piensan que con el simple hecho de no pagar la prima del seguro es suficiente para instar la no renovación de un seguro. Así que asegurate de hacerlo en tiempo y forma, mandando la renuncia por escrito a la otra parte. Las novedades llegan también a la hora de reflejar en el contrato la naturaleza del riesgo cubierto. Así se recoge en el artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro, “Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza”. Hasta el 31 de diciembre, el plazo para la comunicación de anulaciones de pólizas a la compañía era de 2 meses. Cualquier asegurado que haya decidido contratar una póliza de seguro más completa, con mejor precio o con mejores condiciones en otra compañía de seguros, podrá informar de su decisión de no renovar su póliza a la compañía de seguros con tan solo un mes de antelación a la renovación de la misma.

La compañía, por su parte, está obligada a comunicar al asegurado cualquier cambio que se produzca en la póliza dos meses antes de vencimiento de la misma. Esta reducción del plazo de preaviso a un mes, junto a la obligación de la compañía de comunicar cualquier modificación de la póliza dos meses antes de su vencimiento, supone un beneficio extra para el asegurado ya que podrá conocer las modificaciones que no desea –como aumento del precio del seguro a renovación o modificaciones de coberturas, entre otras- y tendrá plazo suficiente para darse de baja y cambiar de compañía. Además, en la misma Ley 20/2015 se hace referencia a que las condiciones y plazos de la oposición a la prórroga de cada parte deberán destacarse en la póliza. Es probable que en este momento estés haciendo balance económico del año para intentar mejorar tus finanzas domésticas en 2016.

Hasta ahora el plazo para ejercer nuestro derecho a oponernos a la renovación de la póliza era de 2 meses, dado que en la mayoría de los casos se suelen dejar estos temas para el último momento, al final el asegurado se veía en la obligación de seguir en la misma compañía donde tenía contratada su póliza durante 1 año más. El pasado 15 de julio se publicó en el BOE la modificación de la Ley 20/2015, de 14 de julio, de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras. Uno de los puntos más destacables de esta modificación es la que se refiere al plazo que se concede al asegurado para ejercer su derecho a la hora de oponerse a la renovación de su póliza. Según la publicación, a partir del próximo 1 de enero de 2016 el plazo para comunicar la negativa a la renovación de la póliza pasa a ser de 1 mes antes del vencimiento de la póliza, en lugar de 2 meses como venía siendo habitual hasta ahora. En base a ello, el artículo 22 de dicha Ley queda redactado como sigue: La duración del contrato será determinada en la póliza, la cual no podrá fijar un plazo superior a diez años. Muchos particulares creen que con devolver el recibo bancario de la renovación de la póliza del hogar, ésta queda automáticamente anulada y están libres para escoger una oferta más económica con otra aseguradora. Actualmente se trata de dos meses, sin embargo a partir del próximo año el preaviso para que los tomadores se opongan a la prórroga de una póliza de seguro se reducirá a un mes.

Optar por dejar de pagar el recibo no es una buena elección. Del mismo modo, se incluye un coeficiente específico para cada perjudicado. Otro de los cambios en tu seguro consiste en la reestructuración del perjuicio personal básico en las indemnizaciones por causa de muerte y se dividen en cinco categorías los perjudicados por accidente: cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados. Y es que en ese caso terminarás pagando dos seguros por tu coche. El asegurador deberá comunicar al tomador, al menos con dos meses de antelación a la conclusión del período en curso, cualquier modificación del contrato de seguro. El exceso de la suma asegurada sobre el coste del servicio prestado por el asegurador corresponderá al tomador o, en su defecto, a los herederos.

En el supuesto de que el asegurador no hubiera podido proporcionar la prestación por causas ajenas a su voluntad, fuerza mayor o por haberse realizado el servicio a través de otros medios distintos a los ofrecidos por la aseguradora, el asegurador quedará obligado a satisfacer la suma asegurada a los herederos del asegurado fallecido, no siendo responsable de la calidad de los servicios prestados. En caso de concurrencia de seguros de decesos en una misma aseguradora, el asegurador estará obligado a devolver, a petición del tomador, las primas pagadas de la póliza que haya decidido anular desde que se produjo la concurrencia. En caso de fallecimiento, si se hubiera producido la concurrencia de seguros de decesos en más de una aseguradora, el asegurador que no hubiera podido cumplir con su obligación de prestar el servicio funerario en los términos y condiciones previstos en el contrato, vendrá obligado al pago de la suma asegurada a los herederos del asegurado fallecido.

La oposición a la prórroga del contrato sólo podrá ser ejercida por el tomador. Artículo ciento seis ter. Por el seguro de dependencia el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en este título y en el contrato, para el caso de que se produzca la situación de dependencia, al cumplimiento de la prestación convenida con la finalidad de atender, total o parcialmente, directa o indirectamente, las consecuencias perjudiciales para el asegurado que se deriven de dicha situación. A los efectos de este artículo, se entiende por situación de dependencia la prevista en la normativa reguladora de la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. La prestación de asegurador podrá consistir en: Abonar al asegurado el capital o la renta convenida. Reembolsar al asegurado los gastos derivados de la asistencia. Garantizar al asegurado la prestación de los servicios de asistencia, debiendo el asegurador poner a disposición del asegurado dichos servicios y asumir directamente su coste.

La oposición a la prórroga del contrato sólo podrá ser ejercida por el tomador. Artículo ciento seis quáter. En los seguros de asistencia sanitaria, dependencia y de decesos, las entidades aseguradoras garantizarán a los asegurados la libertad de elección del prestador del servicio, dentro de los límites y condiciones establecidos en el contrato. Esta es una de las principales novedades que introduce la Ley 20/2015 de 14 de julio de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras. El artículo 22 establece como suficiente un mes como plazo de preaviso para que el tomador del seguro pueda oponerse a la prórroga de la póliza. Carta de solicitud de baja del Seguro de Coche en formato Word Carta de solicitud de baja del seguro de coche en PDF Ahora sólo tendrás que rellenar los documentos y enviárselos a la aseguradora. Si se te pasa el plazo Es muy habitual que para cuando piensas en renovar el seguro hayan pasado los dos meses de plazo y sea ya demasiado tarde para echarse atrás.

En muchas ocasiones las compañías recurren a la falta de información facilitada por el asegurado para evitar hacerse cargo de las indemnizaciones en caso de siniestro. Después de saber todo esto, ¿sabrías cómo dar de baja un seguro? Ahí van los pasos que debes dar. Con un mes de antelación tendrás que comunicar a la compañía en cuestión y por escrito que deseas dar de baja un seguro. Esta actualización entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2016, por lo que hasta dicha fecha, habrá que avisar con dos meses de antelación. Si no se avisa de nuestra intención de no continuar con el seguro para el siguiente año, lo habitual es que se renueve automáticamente otro año más. se encuentra en la tesitura de una nueva contratación de seguro, si bien es cierto que la normativa no entrará en vigor hasta enero de 2.016, no es menos cierto que la Ley obliga a las entidades aseguradoras a adecuar sus contrataciones a la nueva norma –aun en vacatio legis–, por lo que su nueva póliza habrá de estar adecuada a la Ley tras su reforma.

Además puedes encontrarte con reclamaciones de la compañía por vía judicial, y entrar en ese jardín te costaría bastante tiempo y dinero. ¿Eres de los que eligieron el mejor seguro del mundo mundial? Si, a pesar de hacer mil comparativas, elegiste mal, estás perdiendo tiempo y dinero. Cuando contratamos un seguro de salud lo hacemos porque nos convence el servicio que vamos a recibir, el precio y el trato, y mientras esas premisas se mantienen no solemos encontrar razón para cambiar. Sin embargo, hay ocasiones que una persona decide darse de baja por la razón que sea. Modificación de la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación. – Disposición final cuarta. ¿Qué hace en ese caso? Lo más sencillo es ponerte en contacto con la aseguradora y explicar la situación instándoles a que renuncien al cobro y tramiten la baja del seguro. Lo que no debes hacer es echar atrás el recibo de la póliza.

Modificación del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor. ¿Sabía usted que la normativa sobre seguro ha sido recientemente modificada? ¿Sabía que la compañía aseguradora tiene la obligación de adecuarse a la misma a pesar de aun no estar vigente el cambio? Desde el pasado julio los plazos de preaviso en la legislación de seguros ha sufrido cambios, esencialmente Vd. Modificación del texto refundido del Estatuto Legal del Consorcio de Compensación de Seguros, aprobado por el Real Decreto Legislativo 7/2004, de 29 de octubre. – Disposición final novena. Un plazo más que prudencial del que, a nuestro entender, se aprovechan las aseguradoras para incrementar la prima fuera del tiempo de los dos meses y de forma unilateral, situación que obliga al cliente a estar más que atento a las fechas de vencimiento, sin que en muchos casos sea la propia compañía quien se lo notifique.

Pero, ¿está la compañía obligada a comunicar con dos meses de antelación el importe de la renovación de dicha póliza? Si cumple con el contenido estipulado en el contrato vigente no tiene ninguna obligación de informar al cliente sobre esta situación; ahora bien, si modifica en algo su contenido, tanto de precios como de coberturas, si viene la compañía obligada a comunicar al asegurado los cambios realizados en su póliza. En los seguros de decesos será de aplicación lo dispuesto en el artículo 106 bis.2 cuando los herederos contratasen los servicios por medios distintos a los ofrecidos por la aseguradora conforme al párrafo anterior”. Además estas modificaciones la Ley 20/2015 recoge modificaciones en materia de seguros y planes de pensiones en sus disposiciones finales, como: – Disposición final tercera. Desde el 1 de enero será más fácil cambiar de aseguradora. Pero hay un aspecto que conviene tener muy presente, y ese es la fecha de vencimiento.

Dos meses es mucho tiempo, pero en la mayoría de las pólizas figura este plazo ya que es el que viene recogido en la Ley 50/80 de Contrato de Seguro. La recién aprobada LOSSEAR introduce entre sus disposiciones finales varias modificaciones a la Ley del Contrato del Seguro. El problema es que no es una información que las compañías suelan facilitar en el contrato que firmas. Y la compañía nueva hará lo mismo puesto que ya hemos firmado con ella un contrato de seguro. Si es este vuestro caso, os aconsejamos que intentéis negociar de buena fe con las compañías afectadas para que, o bien renuncien a reclamar el pago pendiente, o bien revoquen la póliza recién suscrita. Algunos consejos útiles: – Antes de contratar un seguro para tu vehículo con una compañía nueva, asegúrate de que estás dentro del plazo de 2 meses para comunicarle al cambio a tu aseguradora actual. – Si no estás dentro de plazo, negocia con tu compañía actual para intentar conseguir una mejora en las coberturas o en el precio. – El precio es importante pero lo son más las coberturas adaptadas a nuestras necesidades y el servicio recibido.

Confía en un mediador de seguros para resolver todas tus dudas. Infórmate sobre las modificaciones en la Ley de Contrato de Seguro. Con la nueva Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras se han introducido modificaciones en la Ley de Contrato de Seguro, entre ellas algunas que afectan al aviso que se debe realizar en el caso de no querer renovar la póliza o de realizarse modificaciones en el contrato. Es muy importante recordar que, en el caso de no renovar la póliza de seguros, se debe informar a la aseguradora, ya que de no hacerlo así, el contrato nos puede obligar al pago de la misma por el periodo renovado, lo que puede causar un perjuicio en el caso de haber suscrito otra con una nueva compañía. En este sentido, y de cara a informar a los usuarios sobre los cambios introducidos en la nueva Ley con efecto a partir del 1 de enero de 2016, hay que tener en cuenta los siguientes puntos: Más garantías para el usuario.

Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador. El primero hace referencia a los gastos básicos o razonables derivados del fallecimiento y para los que establece una compensación mínima de 400 euros, mientras que los seguros se refieren a gastos como el traslado del fallecido, repatriación, entierro y funeral. En el caso de secuelas y lesiones permanentes, se refuerza la reparación del gran lesionado que quede con discapacidades que afecten a su autonomía personal y se revisa el baremo médico de secuelas. Una de las partidas más cuantiosas que reducen nuestro presupuesto anual es la destinada al pago de los seguros de hogar, coche o vida. Todo ello permite al tomador del seguro disponer de un mes, en caso de que la aseguradora comunique los cambios que quiere introducir dos meses antes del vencimiento, para pensarse si verdaderamente le es conveniente o no la póliza contratada.

En este sentido, una carta certificada suele ser la mejor opción, aunque también es recomendable acompañarla de un email para dejar constancia digital. En estos términos, la Ley de Contrato de Seguro debería obligar a las compañías a informar al cliente de la situación de su póliza, hayan o no cambiado sus condiciones Muchos usuarios de seguros creen que con devolver el recibo bancario de la renovación de la póliza en vigor, ésta queda automáticamente anulada. Es muy sencillo En España abunda la picaresca y el despiste, así que adelántate a posibles errores o “despistes” y avisa a tu banco para que no acepte más domiciliaciones de tu compañía a partir de la fecha que les indiques que quieres dar de baja un seguro. Pon tus seguros en buenas manos con los mejores profesionales del sector Ante cualquier duda, consulta con tu propio corredor, él está para ayudarte, ya que cada compañía puede tener sus propias normas.

¿Y si se me pasa el plazo para dar de baja un seguro? La primera solución que se te puede pasar por la cabeza es devolver los recibos del banco, Devolver un recibo no implica que el seguro deje de estar contratado o de tener vigor. Las condiciones y plazos de la oposición a la prórroga de cada parte, o su inoponibilidad, deberán destacarse en la póliza. Hay blogs especializados, enfocados a defender los derechos del consumidor, que te dan info muy útil al respecto de estos temas. Tienes un mes de plazo para dar de baja tu seguro y cambiar de compañía La principal novedad es que tienes un mes extra para dar de baja un seguro. ¿Por qué? Puede que no solo no se conseguirá anular la póliza sino que la aseguradora podrá tener derecho a reclamar el importe total de la póliza. Pero no es así, ni siquiera cuando el producto contratado es el seguro del edificio y el asegurado una comunidad de propietarios.

La Ley de Contrato de Seguro, en su artículo 22, dice claramente que “Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso”. De igual manera que el tomador debe comunicar su intención de cancelar el seguro, la aseguradora debe de avisar al menos con dos meses de antelación al vencimiento si se produce alguna modificación del contrato de seguro. Ojo a la fecha de vencimiento Los seguros por lo general tienen carácter anual, pero cada vez son más las compañías que dan facilidades de pago para abonar las primas, de modo que puede ser pagado cada 3 o 6 meses por ejemplo. Aquí puedes descargar un modelo para hacerlo sin problemas. Resumen de los plazos para dar de baja tu seguro A partir del 1 de enero de 2016 estos deberás Avisar con un mes de antelación si quieres cancelar tu seguro de coche, moto, hogar… todos salvo el de vida. Avisar con dos meses de antelación siguieres cancelar tu seguro de vida.

Recibir un aviso con dos meses de antelación por parte de la compañía si quiere proceder a cancelar la renovación de tu póliza. Comunicación de cambios en la salud Otro cambio en tu seguro afecta a la necesidad de comunicar cambios en la condición del asegurado. Hasta un mes antes de que termine tu contrato podrás oponerte a la prórroga de tu póliza. ¡Un mes extra! Hasta hace poco tenías la obligación de comunicar tu baja dos meses antes de que finalizase tu contrato. La sentencia abre sin duda una vía para que el asegurado pueda devolver el recibo y, en consecuencia, cancelar la póliza, aunque no se encuentre dentro del plazo de los dos meses. Cabe preguntarse, pues, si dos meses es un plazo necesario o, en cambio, deja en situación de indefensión al asegurado. No dude en contactarnos aquí. ¿Lo mejor? Echar un vistazo a la póliza ya que en ella vendrá establecido el periodo de vigencia del seguro. No pagar el recibo, mala táctica Si lo que queremos es dar de baja el seguro habrá que seguir el procedimiento debido.

Comunique por escrito (por fax, burofax o en la forma que indique la póliza) su decisión de no renovar. Hasta el 31 de diciembre 2015: preaviso de 2 meses Hasta el 31 de diciembre de 2015, quien contrataba un seguro de coche o un seguro de hogar con una vigencia anual renovable veía cómo se prorrogaba su póliza de forma automática si no se comunicaba a la aseguradora con al menos 2 meses de antelación, nuestra decisión de no renovar el seguro. Nueva plazo de 1 mes: Ley 20/2015 de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras Con la entrada en vigor, el 1 de enero de 2016 de la nueva Ley Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras, la situación ha cambiado, ya que introduce importantes cambios en la gestión del negocio asegurador, entre los que destaca la reducción del plazo para solicitar la no renovación de un seguro. Así, la nueva norma introduce un cambio en su redacción para que el plazo para oponerse a la prórroga del seguro en curso pase de los dos meses actuales a sólo un mes.

Así, el tomador del seguro tendrá más tiempo para decidir si sigue con su actual seguro o cambiar. La LOSSEAR, que regula cuestiones como la gestión, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras, también introduce la obligatoriedad de que las compañías de seguros ofrezcan más información a sus clientes y modifica otros puntos importantes de la Ley de Contrato de Seguro, como el que la variación del estado de salud de un asegurado no sea considerada agravación del riesgo al calcular su seguro de vida, por ejemplo. Seguros: Más agilidad y competencia con la nueva Ley En los seguros, la reducción del plazo para oponerse a la prórroga de la póliza es una medida que llevan tiempo pidiendo los corredores de seguros, que se ven muy a menudo ante clientes insatisfechos con su actual póliza que “han llegado tarde” para cambiar de compañía. Esta medida facilitará el cambio de compañía de seguros y beneficiará la competencia entre aseguradoras, que tendrán que ofrecer mejores productos para convencer a sus clientes.

Algo que deberías saber, y que tiene ventajas para ti, es que desde el 1 de enero de 2016 entró en vigor una nueva normativa, recogida en la Ley 20/2015 de julio de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras. Si lo haces, la aseguradora puede reclamar el pago del seguro y la ley le asistirá salvo que hayas vendido el coche -en este caso no habría objeto que asegurar-. Si no quieres renovar porque has encontrado un seguro más barato pero se te ha pasado el plazo para avisar a la aseguradora, no lo contrates sin antes haber solventado tu primer seguro. Por ejemplo, el artículo 8.3 de la Ley también se ha visto modificado, y este busca que las pólizas de seguros amplíen su contenido, siendo mucho más claras y detalladas “describiendo, de forma clara y comprensible, las garantías y coberturas otorgadas en el contrato, así como respecto a cada una de ellas, las exclusiones y limitaciones que les afecten destacadas tipográficamente”.

El tiempo nos dirá si las compañías cumplen su parte e informan a los consumidores de todas las particularidades y exclusiones de una póliza, ¿Sabes cómo elegir el mejor seguro de hogar para tu casa? Otro punto en favor del consumidor es la modificación de la ley en el artículo 11, según el cual “en los seguros de personas el tomador o el asegurado no tienen obligación de comunicar la variación de las circunstancias relativas al estado de salud del asegurado, que en ningún caso se considerarán agravación del riesgo”. Esto quiere decir que tanto el cliente como la empresa, al formalizar el contrato, tiene una responsabilidad ante la ley y ambos se comprometen a cumplir las condiciones pactadas. No se puede rescindir el contrato una vez se efectúa la renovación del seguro La compañía siempre avisa al cliente de cuál será la nueva prima en el año siguiente, normalmente por carta. A menudo las pólizas de seguros tienen mucha letra pequeña que apenas echamos un vistazo y que en pocas ocasiones entendemos.

El plazo que tiene el usuario para comunicar la baja de la póliza a la compañía se reduce a un mes en lugar de los dos actuales. ha de tener en cuenta los dos siguientes: Oposición a prórroga automática: ya no tiene que anticiparse a dos meses del vencimiento, sino a uno sólo. En caso de que la aseguradora no avise con ese plazo, y tampoco admita la resolución del contrato por no avisar con dos meses, el asegurado puede exigir que se mantenga la prima del periodo anterior. A partir del 1º de enero de 2016, el citado artículo 22 de la ley de Contrato de Seguro quedará modificado, reduciéndose el plazo obligatorio de preaviso a un mes para el Tomador, manteniendo los dos meses actuales para la Aseguradora. Referencia legal Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro ¿Has sufrido un accidente? Podemos ayudarte Ya sea un accidente de tráfico, laboral o en la vía pública, necesitas contar con un abogado experto que te guíe y asesore en los pasos a seguir para proteger tus derechos y recuperar tu estabilidad personal y profesional.

¿Quieres que un abogado experto te resuelva GRATIS una consulta legal? La recientemente aprobada Ley 20/2015 de 14 de julio de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, recoge modificaciones de varias normas entre las que se encuentra la vigente Ley de Contrato de Seguro. No obstante, si bien las compañías no suelen iniciar en la práctica ningún tipo de procedimiento jurídico contra ellas, la actual legislación establece que si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. Así, para evitar tener que pagar por un seguro dos veces, con el consiguiente coste y dolores de cabeza que esto nos puede acarrear, lo mejor que podemos hacer es solicitar la no renovación de la póliza, en el plazo que estipula la Ley, concretamente y como verá a continuación, en la actualidad se trata de dos meses, aunque en la propia póliza, según las condiciones de la misma y el tipo de compañía, se pueden contemplarse plazos inferiores.

Para las lesiones temporales se distingue entre las que requieran gastos de asistencia sanitaria y otros gastos diversos resarcibles, que son los que se ven afectado en la vida cotidiana de la víctima. Lo que en principio se creó como una ventaja para el asegurado y la aseguradora puede convertirse en un problema cuando no se respetan los plazos para comunicar a la compañía la intención de no renovar el seguro. Con cuanto tiempo hay que avisar a la aseguradora para anular un seguro El artículo 22 de la Ley del Contrato de Seguro es el que delimita cómo y cuándo se renueva un seguro de coche y según indica “las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del periodo del seguro en curso”.

Es decir, en el caso de que tu compañía te comunicara una subida de la prima o cualquier cambio en los servicios que te estaba ofreciendo, después del plazo legal de los dos meses antes del vencimiento, no estarías obligado a pagar ese incremento e incluso podrías dar por extinguido el contrato por no haber respetado las condiciones firmadas entre las dos partes. De todas formas, debes saber que otras modificaciones de la ley te respaldan en este sentido para que sepas en todo momento qué servicios debes recibir. Es más, en el caso de no advertir a la aseguradora con ese margen, tu póliza se renovaba automáticamente, y, a estas alturas, seguro que conoces la trampa de las autorrenovaciones. Este cambio lo tienes en el artículo 22 de la Ley 50/1980 del 8 de octubre de Contrato de Seguro, que indicaba que “las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador”.

El texto legal modifica el artículo 11 incluyendo un nuevo apartado en el que literalmente explica que “en los seguros de personas el tomador o asegurado no tienen obligación de comunicar la variación de las circunstancias relativas al estado de salud del asegurado, que en ningún caso se considerarán agravación del riesgo”. Esto no afectará a tu seguro de moto, pero sí en caso de que contrates un seguro de vida como complemento de tu seguro de moto o aparte. Completa tu seguro de moto con un seguro de vida especial para conductores Desde 50 € Consejos sobre seguros cambios en tu seguro Uno de los problemas más habituales en el seguro obligatorio de vehículos surge a la hora de la renovación del mismo. Para que el usuario sea consciente de las exclusiones y limitaciones de la póliza, éstas deben estar destacadas y resaltadas para su fácil comprensión y localización. En los seguros de personas, el Tomador o el Asegurado no tendrá la obligación de comunicar la variación de las circunstancias relativas al estado de salud del asegurado, que en ningún caso se considerarán una agravación del riesgo.

Probablemente, cuando contrataste tu seguro de hogar, de salud o el seguro de tu coche creías haber escogido el mejor seguro del mercado porque habías hecho la mejor comparativa del mundo mundial. Aquí entrarían los costes de movilidad, desplazamientos de familiares para atenderle, gastos para atender a los familiares menores… Calcula tu seguro de moto en “cero coma” Calcular ahora En el área los daños patrimoniales la nueva norma es más específica en cuando al lucro cesante, que es el dinero que se deja de ingresar por estar lesionado. Pero ¿tienes claro cómo dar de baja un seguro? ¿Sabes que ahora tienes más facilidades para cambiar de seguro? Así es, concretamente ¡tienes más tiempo para pensarte si renuevas o no con tu viejo seguro! Los pasos para dar de baja un seguro, del tipo que sea, son sencillos, y no tienen más complicación que la que quieran poner las partes interesadas. Entre ellas, la nueva norma introduce un cambio en su redacción para que el plazo para oponerse a la prórroga del seguro en curso pase de los dos meses actuales a sólo un mes.

Y es que al aumentar la indemnización es lógico que se incremente también la prima, lo que pagas por tu seguro. Comunicación de la baja o no renovación El cambio en los baremos es el más importante, pero no el único. Con la ayuda de esta nueva ley, cambiar de póliza será un poco más fácil. Importantes novedades en el mundo de los seguros para 2016 que esta vez sí afectan directamente. Deberá ser comunicado a la aseguradora a través de un soporte de papel o sobre cualquier otro que sea “duradero, disponible y accesible al destinatario”. ¿Qué plazo hay para dar de baja el seguro del coche? ¿Me pueden reclamar el pago del seguro del coche por no haberme dado de baja del mismo avisando con dos meses de antelación? Me han avisado de la renovación con tan solo un mes de tiempo; además no me avisaron de la importante subida de la prima. El contrato de seguro es de renovación automática, por lo que no se requiere, para su continuidad y vigencia en futuras anualidades, que expresamente se haga esta declaración, tanto por el asegurador como por el asegurado.

De conformidad con lo establecido en el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro, párrafo segundo, las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso. Se exceptúa lo anterior en los seguros de vida, en cuanto sea incompatible con la regulación específica de este ramo. Por lo tanto, son dos los requisitos para cancelar el seguro: Que se haga con una antelación mínima de dos meses Que se haga por un medio que pueda dejar constancia de la recepción (Por ejemplo, mediante carta certificada con acuse de recibo dirigido al domicilio social de la entidad, o mediante presentación en oficina de la entidad con representación contra copia sellada). En cuanto a la subida de la prima, la Dirección General de Seguros viene estableciendo que, si la compañía tiene que subir la prima de forma notable para adecuarla al riesgo, puede hacerlo pero sí debería avisar al asegurado respetando el plazo de dos meses, para que decida si admite continuar con el seguro o no.

La clave para hacerlo sin problemas es tener claros los plazos para comunicar tu decisión a la aseguradora y los protocolos a seguir. Una de las características de los seguros de coche es que se renuevan automáticamente. Asimismo, si vd. Es más, si el cliente no comunica con los dos meses previstos en la Ley la anulación de la misma, la compañía se reserva el derecho a reclamar el pago, incluso por vía judicial. ha desestimado una demanda interpuesta por una compañía aseguradora contra un cliente que había devuelto un recibo por incremento de la prima, sin previo aviso y sin su aceptación. A partir del 1 de enero de 2016 ya no será necesario comunicar con dos meses de antelación a la compañía aseguradora la no renovación del seguro.

La nueva disposición rebaja a un mes el plazo de comunicación, de forma que sólo será necesario indicar con 31 días de antelación que no queremos continuar con el seguro para que se proceda a cancelar la póliza. Muy importante de cara a qué hacer para cuando ese momento llegue, habiendo dos alternativas, renovar el seguro o no seguir adelante con ese contrato de seguro. Por eso, os explicamos las 5 cosas a tener en cuenta para darse de baja de un seguro de salud. Los contratos están regulados por la ley Lo primero que tenemos que saber es que los contratos están regulados por la Ley 50/1980. Se obliga también a las Aseguradoras a que indiquen el riesgo cubierto, describiendo, de forma clara y comprensible, las garantías y coberturas que se incluyen en el contrato. Además, comparadores te ayudan a calcular el seguro de coche que más te conviene al precio más ajustado, y puede facilitarte encontrar un seguro de hogar barato y con las coberturas que necesites.

Los apartados modificados de dicho artículo y sus nuevos contenidos son los siguientes: Puedes estar tranquilo, porque tú ganas tiempo, pero las aseguradoras siguen con los mismos plazos. El año 2016 trae otra novedad que supone un gran beneficio para los asegurados. El artículo 10 de la Ley 22/2007 sobre la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores así lo dice, concretamente estipula el consumidor tiene 14 días naturales para desistir del contrato para los contratos de seguro relacionados con el ramo de no vida y 30 días naturales para los seguros relacionados con el ramo de vida –el plazo empieza a contar desde el día en que se celebra el contrato para los seguros de no vida y desde el momento en que se informa al consumidor de que el contrato ha sido celebrado para los de vida-. Eso sí, este cambio en tu seguro se aplicará a todas las pólizas excepto las de vida, para las que se mantiene los dos meses. Del mismo modo, la aseguradora sí tendrá que seguir informando por lo menos con dos meses de antelación de su intención de no renovarte la póliza.

Lo que no cambian son los canales de comunicación, que deben seguir siendo medios escritos. Estas siguen teniendo dos meses de plazo para notificarte, como tomador del seguro, cualquier modificación en tus pólizas. Lo que sí puedes hacer es utilizar esta nueva oferta para renegociar el precio con tu anterior aseguradora y proponerles una rebaja de la prima que se adecue al precio que habías conseguido. Recuerda que somos mediadores de seguros y que estamos aquí para ayudarte en todo lo relacionado con tu seguro de moto. Los seguros han vivido este verano un intenso proceso de cambios normativos que ha quedado plasmado en la nueva Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras (LOSSEAR), publicada en el BOE el pasado 15 de julio. Estas fechas de pago no hay que confundirlas con la fecha de vencimiento, aunque se realice el pago fraccionado, el vencimiento –salvo que sea un seguro temporal, por ejemplo por días- será anual. ¿De qué? Pues de la aseguradora y de las condiciones pactadas.

Sí puede solicitarse la baja del seguro en algunos supuestos Hay algunos supuestos a partir de los cuales la persona asegurada sí puede solicitar la baja al momento: Que la aseguradora modifique el precio o las coberturas antes del cumplimiento del contrato Que el cliente reduzca el riesgo Cómo dar de baja correctamente un seguro de salud La ley comentada establece que “las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte”. En caso de que pueda hacerse por teléfono o a través de una página web o email, deberá solicitarse una respuesta escrita, ya sea en papel, ya sea vía email, como justificante del proceso. Ya sea el de hogar, el de coche, el de salud o cualquier otro. Esta es una de las modificaciones que la recién aprobada Ley 20/2015 de 14 de julio de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (LOSSEAR) ha introducido en la Ley de Contrato de Seguro. A partir de 2016 se reduce a un mes el plazo de preaviso del asegurado para no prorrogar la póliza.

Los cambios por tanto suponen la reducción a un mes del preaviso del tomador para oponerse a la prórroga de la póliza de seguro. Por lo tanto, si al vencimiento de nuestro seguro no queremos seguir con el contrato, debemos avisar con un mes al menos de antelación, antes de la última modificación de la norma que se produjo a través de la disposición final primera de la Ley 20/2015 se debía de hacer con un preaviso de 2 meses por parte también del tomador. Pero en algún momento, por algún motivo, vendes el coche, cambias de casa o encuentras una oferta mejor y llega el día de dar de baja un seguro.

Además, la indemnización por lesiones aumenta un 13%. En el caso de daños personales la nueva norma individualiza las indemnizaciones para tener en cuenta la estructura familiar y además distingue entre perjuicio patrimonial básico y los específicos. Además, se hace referencia a que las condiciones y plazos de la oposición a la prórroga de cada parte deberán destacarse en la póliza. Dar de baja tu seguro de coche o cambiar de compañía no tiene por qué ser complicado. No obstante, sí podemos solicitar a la compañía el precio de la renovación con dos meses de antelación, y en base a esa cantidad, actuar en consecuencia. Concretamente, según la Ley de Contrato de Seguro en su Artículo 22º, tanto la aseguradora como el tomador del seguro pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con al menos un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso.

Con el fin de evitar malentendidos, recomendamos comunicar la no renovación mediante el envío de un telegrama o burofax a la sede social de la compañía, con indicación de los datos del tomador, número de referencia de la póliza y la indicación inequívoca de que no se va a renovar la misma al próximo vencimiento. Otros medios alternativos de comunicación, aunque menos recomendables desde el punto de vista legal, podrían ser presentar un escrito en el agente del seguro, exigiéndole el acuse mediante la colocación de firma, cuño de empresa, fecha y DNI del receptor, o el envío de un fax con guarda del reporte de envío. Si tienes dudas acerca de dónde encontrar el domicilio de la compañía o la fecha de vencimiento de la póliza no olvides que la podrás encontrar y consultar en la póliza en cuestión. En el citado escrito, valdría incluir un texto similar al siguiente Hasta la fecha, el plazo de preaviso para la cancelación de un seguro era de 2 meses. En el caso de que sea la compañía se seguros la que no quiere renovar el contrato de nuestra póliza, el plazo que tiene para informar a su cliente seguirá siendo de dos meses.

Cualquier cambio debe ser notificado. Para su cálculo también se tendrá en cuenta el trabajo no remunerado, como las tareas del hogar, o la pérdida de capacidad del trabajo futuro. Y no es cierto. ¿Devolver el recibo para cambiar de compañía de seguros? Este comportamiento se convierte en una de las dudas sobre seguros que se repiten con más frecuencia en el consultorio sobre seguros Es una práctica bastante extendida, sobre todo en seguros de coche y en seguros de moto, cuando encontramos una oferta mejor con otra aseguradora y decidimos contratar con ella un nuevo seguro para nuestro vehículo, antes de cancelar al anterior. La proliferación de comparadores de seguros online ha puesto de manifiesto hasta qué punto desconocemos los términos en los que puede realizarse el cambio de compañía de seguros. La Ley de Contrato de Seguro, en su artículo 22, establece que hay que notificar a la compañía el cambio con una antelación de 2 meses.
www seguro de vida

El chantaje que suele hacer el banco

correduria segurosObservamos una nueva y fuerte presión por parte de algunas entidades financieras a los consumidores, vinculando y obligando a la contratación de productos, -normalmente aseguradores- para la concesión de créditos e incluso cuentas corrientes. Desde el Colegio intentamos denunciar estas prácticas, en nuestra opinión abusivas, ante los Organismos competentes para la supervisión, pero la escasas denuncias que podemos presentar impiden que nuestras quejas sean apoyadas por argumentos objetivos que avalen nuestra postura. Debemos terminar con el periodo de quejas verbales e intentar conseguir denuncias y pruebas que certifiquen que el abuso se sigue produciendo, e incluso, diríamos, potenciando.

Hemos de informar a nuestros clientes, y a los consumidores en general, de los derechos que les asisten en el momento de la contratación de un producto financiero. Cada día son más las entidades, por no decir la totalidad de las que hay en nuestro sistema financiero, las que condicionan el dar un crédito o préstamo a la firma de uno o más seguros. En el caso del préstamo, el banco entrega una cantidad fija de dinero al comienzo de la operación, con la condición de que el cliente devuelva esa cantidad junto con los intereses pactados en un plazo determinado. Además de esa comisión, también hay que afrontar unos gastos registrales y notariales, si se decanta por una subrogación. No puedo seguir pagando mi hipoteca, ¿qué puedo hacer? > Debe comprobar que la entidad con la que tiene la hipoteca está entre el listado de entidades adheridas al Código de Buenas Prácticas para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual (ver listado).

Lo aconsejable es hacerle saber que conocemos la operativa bancaria y que por suscribir un seguro se obtendrán mejores condiciones, pero que no es, ni mucho menos, obligatoria su contratación. No obstante, en este caso, el cliente no está obligado a contratarlo con la entidad que le concede la hipoteca, y el banco tiene la obligación de informar al cliente de esta situación. He tenido dos bajas. El grifo del crédito experimentó una tímida apertura a principios de año, cuando algunos bancos lanzaron una remesa de créditos con diferenciales cercanos al 2% sobre Euribor. Ese 30% que pagas de más se lo reparten entre el banco y la compañía de seguros vinculada. Oferta vinculante contra los abusos ¿Qué puedes hacer si el banco rechaza tu solicitud de hipoteca al no contratar los seguros y otros productos y servicios financieros? Contra los abusos existe la Oferta Vinculante. ???

¿Es esto así? ¿alguien ha solicitado alguna ‘carta de cesión’? ¿no bastaría con que yo redactara esta cesión, por el mínimo requerido legalmente, y, firmada por la aseguradora, la entregara al banco? ¿pueden aplicarme una ley posterior a la constitución de la hipoteca, es decir, esta ley tiene efectos retroactivos? ¿cual es exactamente la dichosa ley? resulta que la semana pasada me cumplía el seguro de hogar que tenia con la mutua, resulta que si es la primera ves que lo haces te hacen un 40% de descuento, yo lo que hago es todos los años lo anulo y lo hago con el nombre de mi mujer o mio para poder acogerme al descuento ,bueno vamos al grano una ves contratado el nuevo seguro resulta que me meto en mi cuenta (de los ladrones) y el banco me había cobrado un seguro de hogar echos por ellos sin decirme nada.

Totalmente indignado llamo al banco haber que pasa y me dicen que es obligatorio que la casa este asegurada yo les digo que lo esta y ellos dice que es que a partir de ahora tengo la obligación de llevarle la póliza del seguro todos los años y que eso esta escrito en la escrituras,yo les saco las escritura y no pone nada lo único que pone es que la vivienda tiene que estar asegurada y si hubiese algún cambio yo debo de informarles pero no pone nada de que ellos por su cuenta y riesgo estén autorizados a hacerme un seguro y cobrármelo ni siquiera pone que lo tenga que domiciliar en su cuenta ,bueno me peleo con el tío ,hasta tal punto que me dice que si no estoy contento que coja la hipoteca y me la lleve a otro lado ,yo le digo si no fuese por que tengo la famosa hipoteca,ya me hubiese ido, bueno le anulo el seguro de vida ,le enseño la póliza nueva del seguro y me dice el cabrón que no puede estar a nombre de mi mujer me vuelvo a pelear hace una llamada y que si se puede ,empieza a mirar la póliza y dice que no hay clausula que ponga que el beneficiario es el banco ,bueno en fin no le metí mano no se por que ,ahora estoy a expensas se que me llegue la nueva póliza con la clausula para que me devuelvan el dinero de la que me hicieron ellos, para hincharse a llorar ,no se si cuando vaya pedirle una hoja de reclamaciones haber que opina el banco de España de que metan mano en mi cuenta por la cara alguna opinión.

Los seguros PUF o seguros a Prima Única Financiada son aquellos que se pagan de una sola vez cuando se firma una hipoteca pero cuyo coste total se incluye en el préstamo hipotecario, de manera que se paga junto a la cuota de la hipoteca. “Los costes de financiación para los bancos se han incremento enormemente y eso lo trasladan al cliente para que puedan mantener sus márgenes de intermediación“, añade el director del gabinete de estudios de Agencia Negociadora de Productos Bancarios.

Además, la aseguradora deberá abonarte la diferencia entre la cantidad pagada y la que hubieras tenido que pagar desde el momento que se notificó la reducción de riesgo. En principio los bancos sólo venden el producto, que además de caro, es tratado como una venta más, pues saben que ellos están cubiertos y nunca pagarán ese seguro si y todo bajo la “amenaza” de que si no establecen esa vinculación con el banco, su hipoteca será aún más cara Casi la totalidad de los bancos ha optado por esta fórmula para poner precio a sus hipotecas: un tipo de salida más alto y bonificaciones en el diferencial en función de los productos adicionales que contrates con el banco (vinculación) La dinámica tiene su lógica: el banco busca clientes fieles y rentables y cuantos más productos contrate, más rentabilidad les dejará. No es el medio más seguro porque la información queda expuesta.

No dar credibilidad al envío de información sobre un posible peligro. Puedes cambiarte perfectamente de compañía de seguros. A pesar de ello, tal y como hacen las cosas los bancos, parece que mucha gente piensa que sí deben contratar los seguros con ellos. Pero la buena noticia para los asegurados es que la doctrina del Tribunal Supremo dice que el cuestionario de salud se tiene por no presentado si se ha firmado en presencia de un agente bancario en función de agentes de seguros. El plazo para reclamar es de dos años desde la contratación del viaje. También puedes acudir a la Dirección General de Turismo de tu Comunidad Autónoma, aunque este organismo no resolverá tu problema. y dependiendo del resultado, posteriormente a los Juzgados. Buscar otra entidad bancaria… Cada vez que venía el seguro, nos costaba muchísimo trabajo el pagarlo, sudor y lágrimas , pero piensas:¡Es para un bien, por si acaso!” Llega el siniestro Durante estos años, nunca piensas que algo te puede suceder, pero mi vida se truncó un día, nada tenía que haber ocurrido pero la naturaleza antojadiza, nos ofreció la alegría del nacimiento de un hijo, y a la vez el sabor amargo de una enfermedad peligrosa, que puso en riesgo la vida de mi hijo y la mía. Gripe A, cincuenta y seis días en coma, dos operaciones y cinco meses en el hospital sin conocer a mi hijo, secuelas de por vida… una seríe de tormentosos momentos que no puedo recordar sin estremecerme, provocó que una chica que había sido una leona en la vida, se volviera débil como una mariposa.

Despues de un año, decidí despertar de este terrible sueño, solicite mi incapacidad permanente, y cuando tuve la aceptación por parte del INSS (Instituro Nacional de la Seguridad Social), intenté cobrar mi seguro de vida . Incapacidad permanente Total para mi profesión habitual. Hable con mi Entidad y ellos muy amables pidieron todos los informes médicos, me contestarían en un par de semanas, ya la sonrisa de estas personas era diferente, los veía como con temor, pero en ningún caso me dijeron que podría tener problemas. En una semana recibí una respuesta que me dejó perpleja, se puso en contacto conmigo el seguro (Departamento Extra Vida), y una chica poco o nada amable me dijo que no me cubría nada en absoluto, que yo tenía una póliza que cubría una incapacidad permanente Total y/o absoluta.

Mi cara era un poema, no lo entendía , le comentaba una y otra vez que tenía una incapacidad permanente pero ella me decía que no, que estaba muy claro… que tenía que ser permanente y/o absoluta, luego entendí, a base de preguntas y de lloros, que no solo me tenía que quedar coja como estoy sino que a la vez en una cama o muriendo, con muy poca sensibilidad, me hizo sentir fatal, vamos como si yo no hubiera pasado cinco meses en el hospital a vida o muerte, tuve un momento de rabia incontenida, de ira, de dolor… y ellos se aprovecharon de esto. Di de baja el seguro de vida, los dos, esa alfombra roja de bienvenida de años atras, me la quitaron de sopetón y me dí de bruces contra el suelo… yo preguntaba y preguntaba a asociaciones de consumo, abogado, pero ellos me decían había una “clausula” maltita… que poco tenía que hacer… seguir pagando si quería, pero como ya comenté yo en ese momento de rabia e ira, tuve la genial idea de dejar de pagar el seguro sin saber las consecuencias posteriores que me iba a acarrear.

NUNCA DEIS DE BAJA UN SEGURO SI OS ENCONTRAIS EN ESTA SITUACIÓN, NI DEJAD DE PAGARLO, SI PRETENDEIS CONSEGUIR QIUE OS CUBRA ANTE UNA ENFERMEDAD POSTERIOR. Nadie me aconsejó, me sentí muy estafada y no estaba dispuesta a seguir pagando a los ladrones de Alí Babá, así que llamé los puse de cuarta y media y quité mi seguro y el de mi marido. Mediante correo electrónico puedes realizar tu reclamación dirigiéndola al correo de atención al cliente de la empresa en cuestión (Blinko, Club Zed, Movilisto, Sybase, Movilium, Waala…o la que sea). Caso que vayas a interponer finalmente una demanda judicial es importante que quede constancia documental de esta primera reclamación a la empresa prestadora del servicio no solicitado. El banco sólo se pone en contacto con el cliente cuando éste lo solicita o para informarle de los movimientos de su cuenta.

Batalla perdida Mirad en el mundo de los seguros de vida, nos encontramos que en muchas ocasiones por parte de los empleados de las compañías aseguradoras, o los empleados de banca que hicieron los seguros, cuando se produce un siniestro que nosotros entendíamos que lo teníamos cubierto con el seguro, comienzan con las pegas, nos dicen que en realidad no lo está, o bien que no abonan el importe de la cobertura por no ser el riesgo asegurable o quieren pagar una determinada cantidad que no es la correcta o por cualquier otra razón para evitar abonar las obligaciones que corresponden. Es muy importante mi actuación como abogado especializado en reclamación de coberturas por seguro de vida de accidente a fin de evitar que la indemnización por fallecimiento se quede en manos de seguros y entidades bancarias de forma injusta. En total se estima que al año, en todo el mundo, el fraude bancario online supone pérdidas de cientos de millones de euros.

No obstante de hacerlo sería como suscribir un nuevo seguro con esa compañía y para ello exigirán que se cumplimente una nueva solicitud con su correspondiente declaración de salud o en el caso necesario la realización de pruebas medicas pertinente. Según establece el artículo 1 del real Decreto Legislativo 1298/1986, de 28 de junio, sobre adaptación del derecho vigente en materia de Entidades de Crédito al de las Comunidades Europeas se define a las entidades de crédito como “toda empresa que tenga como actividad típica y habitual recibir fondos del público en forma de depósito, préstamo, cesión temporal de activos financieros u otras análogas que lleven aparejada la obligación de su restitución, aplicándolos por cuenta propia a la concesión de créditos u operaciones de análoga naturaleza”.

El artículo 2 del mismo texto legal dispone “Se conceptúan entidades de crédito:a) El Instituto de Crédito Oficial.b) Los Bancos.c) Las Cajas de Ahorros y la Confederación Española de Cajas de Ahorros.d) Las Cooperativas de Crédito”. No obstante, suele ser habitual que una entidad, para conceder un préstamo, exija del prestatario el cumplimiento de uno o varios requisitos adicionales (tales como domiciliar una nómina, contratar un plan de pensiones, contratar uno o varios seguros de determinadas características, etc.). Lo único que aparece es el plazo que tardaría el seguro una vez que le informe en abonarme las cuotas, que es de 2 meses. Antes decían: – Este es el seguro obligatorio que va con la hipoteca.

Ahora dicen: – Si no contratas este seguro no podemos darte el préstamo. El post va a ser más bien corto, pero solo quiero decirte que si te obligan a contratar un seguro (normalmente de vida) con el préstamo o la hipoteca….llámame rápidamente y te explico como solucionarlo, que te vas a reir un rato….. Otra cosa es el seguro de hogar, que es obligatorio contratarlo si tienes hipoteca, poniendo de beneficiario al banco que concedió el préstamo, pero el cual se puede contratar con cualquier aseguradora ajena al banco, que suele tener productos más competitivos tanto en precio como en coberturas. El seguro de vida no es obligatorio Os dejo con un video “con musho arte”, recordando que lo que debes hacer con el banco es aprender a negociar, no simplemente a pasar por el aro. Al firmar un préstamo hipotecario, el banco condiciona a contratar un seguro de hogar.

¿Qué puedo hacer ante la burocracia del banco? ¿A qué tengo derecho? El crédito lo amorticé antes de tiempo, y la persona que me atendió en el banco me dijo “estas pagando todavía el seguro del crédito, ahora mismo ya doy orden que te lo den de baja”, esto después de un año, por lo que he perdido un año entero de un seguro inservible. en muchas ocasiones me encuentro con quejas de mis clientes acerca d las gestiones de las entidades bancarias en materia de seguros. Cuando la queja tiene carácter administrativo, el paciente debe reclamar ante el centro, que tiene un plazo de un mes para contestar. Cuando firmamos una hipoteca suele solicitarse la contratación de algún seguro como el de vida. Contratar seguros con los bancos cuando pedimos un préstamo Si solicitamos un préstamo a un banco, en especial para una hipoteca, puede que estos mejoren sus condiciones a cambio de la contratación de un seguro de vida. Es decir, hasta que no le demuestres al banco que tienes un nuevo seguro no va a anular el anterior.

Las aseguradoras no están preparadas para esta casuística por lo que no te van a ofrecer este documento hasta que no contrates el seguro y sin éste el banco no procederá a no renovarte la póliza. Dispones de un tiempo determinado para realizar este procedimiento. En el resto de los casos no se está obligado a la contratación de ningún seguro del ramo de hogar, aunque es más que conveniente. No debemos considerar nuestra batalla la publicidad de estas entidades crediticias, nuestra batalla ha de ir encaminada a cambiar las percepciones de nuestros clientes. Somos profesionales, somos asesores y debemos demostrarlo. ¿Te obliga tu banco a contratar un seguro por tener una hipoteca? ¿Qué hacer ante esta situación? Te respondemos : No existe obligación legal de contratar un seguro para obtener una hipoteca.

Las entidades bancarias suelen indicar al cliente la obligación de contratar una serie de seguros al contratar un préstamo hipotecario, pero en realidad, se trata de una imposición negocial. A la hora de formalizar una operación de préstamo hipotecario, viene siendo habitual que en la entidad bancaria señale al futuro prestatario la obligatoriedad de contratar una serie de seguros. Sin embargo, hay que analizar si dicha obligación tiene carácter legal o se trata de una condición meramente contractual. Un análisis detallado de la cuestión permite concluir que, se trata de una condición más de las requeridas por la entidad, según su propio criterio, para conceder o no la operación de préstamo con garantía hipotecaria solicitada por el cliente. Así, de los múltiples seguros que la entidad bancaria nos puede ofrecer en el momento de la contratación – vida, protección de pagos, daños – el único cuya suscripción viene legalmente exigida es el seguro de daños (Incendio, explosión, etc.).

Les comentaré uno de los casos más sangrantes que yo he visto. “Los bancos ahora piden un mayor nivel de vinculación del cliente, mediante domiciliaciones de recibos, seguros, tarjetas, etcétera”, explica Pedro, director del gabinete de estudios de Agencia Negociadora de Productos Bancarios. Hipotecas con suelo El ejemplo perfecto es el suelo hipotecario. Es por eso que los bancos se inventaron las llamadas hipotecas bonificadas, que “animan” a contratar más productos vinculados (seguros, planes de pensiones, tarjetas de crédito…) a cambio de una rebaja en el tipo de interés. Uno de los bancos que ofrecen este trato es Ibercaja, con una hipoteca a Euríbor + 2,09 % que puede convertirse en Euríbor + 1,49 % domiciliando la nómina (-0,15), gastando 2.000 euros anuales en compra con tarjetas (-0,10), invirtiendo entre 10.000 y 35.000 euros en planes o fondos o cuentas de ahorro de la entidad (-0,25), y contratando un seguro de vida (-0,10), un seguro de hogar (-0,10), y un seguro de protección de pagos (-0,10).

Lo que sí merece la pena es asegurarse que las coberturas que ofrece el seguro son las deseadas Seguro de vida: aquí hay gran diversidad de opciones y el coste suele ser más elevado, en muchos casos a través de una prima única financiada con la hipoteca. Llegados a este punto tienes 2 opciones: contratar un seguro y pedirle a la aseguradora que el seguro entre en vigor en el momento en el que caduque la póliza actual o suscribirlo inmediatamente y asumir durante un breve periodo de tiempo el pago de los 2 seguros.

No digamos ya si la persona sufre de hipertensión, es de piel delicada o simplemente fue tratada de un episodio de depresión años antes. Ahora que sus rendimientos a un año no pueden superar el 1,75 por ciento, existen varias alternativas para lograr retribuciones similares a las que ofrecían los mejores depósitos. Ambas resoluciones son vinculantes. También existe la posibilidad de recurrir ante los tribunales. Pueden darse dos casos: que la modificación de la prima esté contemplada en el contrato (por lo que no se requiere una nueva aceptación del tomador) o que dicha modificación no esté contemplada (por lo que deberá ser aceptada por el tomador). Si nos encontramos en el segundo caso, dos meses antes del vencimiento de la prima, la aseguradora deberá comunicar el aumento de la misma para el nuevo periodo de cobertura. Resulta claro que en muchos casos las entidades responsables de la colocación de las preferentes han obviado la aplicación de estas reglas.

Resulta interesante en el sentido expresado la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Barcelona, Juicio Ordinario 289/11 sobre la recomendación de adquisición por parte de Bankpime de determinadas participaciones preferentes o bonos estructurados, en éste caso productos de Landsbanki Islands y Kaupthing Bank, productos que pertenecen a la categoría de notas de capital (no existente en el mercado español) pero que se consideran asimilables a lo que se conoce en España como participaciones preferentes (Resolución R/1187/2009/IF de la CNMV sobre el producto Landsbanki Islands ) Sobre las participaciones preferentes colocadas a los actores, recoge el Dictamen “estos productos forman parte de la categoría híbrida entre renta fija y renta variable y son valores emitidos por una sociedad que no confieren participación en su capital ni derecho de voto.

De este modo, la entidad irá reduciendo el diferencial del préstamo a partir de los productos que les vayamos contratando (a los seguros se suelen sumar cuentas nómina o tarjetas de crédito). Atención. Si compramos un bien que está integrado en la lista de bienes asegurados en una póliza de Seguro de Hogar por el anterior propietario, existe la posibilidad de darse de baja del Seguro de Hogar en un plazo máximo de quince días tras tener conocimiento de la existencia de dicho seguro. El hecho de formalizar una hipoteca con una entidad no le obliga a quedarse siempre en ella.

Siguiendo con la cuestión de la cláusula suelo y cuando ya está todo firmado, la OCU aconseja: negociar la no aplicación, y si la entidad se niega y el perjuicio es muy alto, lo más práctico es cambiar el préstamo a otra entidad, realizando una subrogación en la que se elimine esa cláusula, se retiró con unos 16,5 millones como jubilación, sin duda emolumentos acordes a su “gran trabajo y gestión” en una entidad de la que ahora no se puede saber cual es el futuro que le espera. Volviendo ahora a la comercialización de las preferentes su origen se remonta a 1998, circunscrito a entidades de gran tamaño, controlado y distribuido principalmente entre entidades institucionales.

La DISPOSICIÓN ADICIONAL TERCERA de la LO 19/2003 de Modificación de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de coeficientes de inversión, recursos propios y obligaciones de información de los intermediarios financieros, reguló las preferentes estableciendo los requisitos y el régimen fiscal para poder ser emitidas por una entidad de crédito o por una entidad residente en España o en un territorio de la Unión Europea, que no tuviese la condición de paraíso fiscal, y cuyos derechos de voto corresponden en su totalidad directa o indirectamente a una entidad de crédito dominante de un grupo o subgrupo consolidable de entidades de crédito y cuya actividad u objeto exclusivos sea la emisión de participaciones preferentes. Por otra parte, recogía su carácter perpetuo, aunque se pueda acordar la amortización anticipada a partir del quinto año desde su fecha de desembolso, lo cual fue aprovechado por algunas instituciones financieras para amortizar en busca de provisiones.

Lo cierto es que desde el 2003 el mayor porcentaje de estas preferentes pasó a colocarse entre particulares, se ofrecía una alta rentabilidad (necesaria por la ausencia de vencimiento) y un grado de liquidez mínimo en todo caso. Estamos pues ante un producto complejo y de cierto riesgo que en todo caso no considero adecuado para el inversor particular que no tenga conocimientos en la materia. Lo puede condicionar para salvaguardar la vivienda como garantía del préstamo y también que conste en dicho seguro la llamada cláusula hipotecaria. Con esta cláusula, que rellenaremos con los datos de nuestro préstamo a la hora de confeccionar el cuestionario del seguro, el banco queda como beneficiario hasta el importe de la hipoteca en caso de que haya una pérdida de la vivienda asegurada o un daño de importancia en la misma.

La oferta de estos productos viene camuflada en un descuento en el tipo de interés, que evidentemente desaparecería en caso de que se procediera a la baja de alguno de los productos contratados. Es decir, asumiste pagarlo. Es decir, el cliente no tiene por qué contratarlo con el banco o caja de ahorros que le concede la hipoteca, sino que puede hacerlo con cualquier otra entidad financiera o aseguradora; eso sí, como bien dices, con la correspondiente cláusula de cesión de derechos al banco o caja hasta la finalización o amortización completa de la hipoteca. Si tienes algún problema con la entidad financiera mírate y, coméntales el art5.1 letra de La Ley 26/2006, de 17 de julio, de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados por el cual se prohibe imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguros.

Deberías averiguar también, si tu hipoteca tiene bonificación por el seguro de hogar, es decir que el banco te reduce el diferencial con el euribor, o tipo de referencia aplicable, en un determinado grado, siempre que tengas contratados con la entidad unos determinados productos, entre los que se suelen encontrar los seguros de hogar. Es decir, si la aseguradora realiza cambios en el precio del seguro o modifica o elimina alguna de las coberturas incluidas inicialmente. Eléctricas Primero hay que reclamar directamente a la compañía, como en los casos anteriores. El banco nos deberá facilitar las mismas. Eso sí, en ese caso tendremos que asumir que el banco a cambio nos subirá el interés. En este caso se puede acudir al juzgado sin abogado. Y ésta entidad se lo concede, pero bajo condición de que el seguro del vehículo lo haga con ellos. Como bien dices, lo único necesario es poner como beneficiario al banco y nada más. Además, algunos de estos requisitos, como domiciliar la nómina o contratar una plan de pensiones, pueden suponer una rebaja considerable o una mejora en las condiciones de la hipoteca para el consumidor.

Otra póliza que suele contratarse habitualmente para mejorar las condiciones de la hipoteca es la de vida. Aquí sabemos que no pasará, y tampoco creo que fuese lo correcto, pero lo que no puede ser es que se hagan leyes y que luego no se cumplan. Hay que recordar que nuestras leyes no están para favorecer al sector asegurador, están para defender al consumidor, que debe ser libre. El seguro de incendio, inundación y derrumbamiento es el único de carácter obligatorio, pero la tendencia de contratar otros en el momento de formalizar el crédito hipotecario es una práctica común. No obstante, a mediados de agosto, los expertos afirman que estos porcentajes añadidos duplican o casi triplican al Euríbor. Un escenario mucho más favorable se presenta cuando se conceden hipotecas para vender los pisos que la propia entidad tiene en ‘stock’.

Es frecuente encontrarse con respuestas del tipo “ya se lo diremos al director…” y distintas largas y evasivas. También existen aquellos cuyo tiempo y edad no es limitado. Tipos de seguros Dependiendo de nuestras necesidades tenemos varios tipos de seguros de vida en el mercado. Seguro de vida entera: cubren la muerte del asegurado en cualquier momento, no suelen ser habituales.

Seguros de vida por tiempo limitado: aseguran la vida del asegurado por un tiempo, una vez acabado el tiempo fijado (un año, cinco años, diez años…) el contrato acaba. Seguros de vida por tiempo limitado renovables: como el anterior, pero se suelen renovar automáticamente; anualmente es lo más habitual. Seguros de vida de monto decreciente: la cantidad que recibe el beneficiario se va reduciendo con el tiempo. Muchas veces se sitúa al prestamista de beneficiario. El caso es que es realmente una obligatoriedad no una oferta-demanda que se debería de prever en cualquier sistema financiero libre. Nosotros no estamos obligados en ningún caso a la firma de dichos seguros, eso debe de quedar meridianamente claro. Ni siquiera es necesario avisar al banco. En el mercado actual, la mayor parte de las entidades exige a sus clientes la contratación de ambos productos.

Si el dinero que necesita el cliente no alcanza esa cantidad, la entidad no debe exigir un aval. Como aval pueden figurar otra persona con capacidad financiera holgada o algún bien material de importante valor, como una segunda residencia del titular del préstamo. Si no han puesto vinculaciones en tu contrato entonces podrás deshacerte de un seguro de vida que no te interesa. En ese caso mi consejo será que el día de la firma firmes todo dado que en caso contrario te pondrán pegas u obstaculizarán la firma. Hay muchas pólizas de estos seguros que el asegurado no sabe que tiene doble y a veces triple capital garantizado en caso de muerte accidental y muchas compañías aseguradoras y bancos tan solo informan sobre la existencia de la cobertura para apaliar o para garantizar el préstamo hipotecario pero no informan sobre el sobrante del doble capital o el triple capital cubierto que correspondería el sobrante al beneficiario del seguro. El beneficiario de estas pólizas de seguros hipotecarios de vida es el banco y así lo suelen poner en las pólizas.

Si quisieras ampliar el crédito, lo tendrías que cancelar y abrir uno nuevo”, añade, responsable de prensa de Bankimia. Si mañana vamos a repostar combustible y nos dicen que pagaremos 3 €/litro a no ser que gastemos10€ en la tienda de la estación de servicio en cuyo caso el gasóleo bajará a un “precio bonificado” de 1,37€ ¿qué conclusión sacaremos si sabemos que ese de 1,37€ es el precio correcto -aunque no desado? O imaginemos que la compañía eléctrica nos carga un importe doble si no contratamos con ella el mantenimiento de la caldera o si no le compramos a ella la caldera al renovarla.

La ley sólo nos obliga a contratar un seguro de incendios y en ningún caso estás obligado a contratar cualquiera de estos seguros con la misma entidad bancaria que te concede el préstamo. Hay que adjuntar la justificación de que el caso se ha presentado ante el defensor del cliente. Bruselas establece que la entidad deberá permitir al consumidor asegurar la vivienda hipotecada con otra compañía diferente a la que proponga el banco. Deberás notificárselo a tu aseguradora a través de carta certificada u otro soporte que deje constancia de que se ha pedido la cancelación. En este caso no se podrá volver a plantear al misma queja por segunda vez. Si la admite a trámite, el defensor deberá oír a las dos partes. En la medida en que la aplicación del Derecho a casos concretos no es automática, sino que puede variar en función de circunstancias muy diversas, la información recogida en esta sección es insuficiente para la toma de decisiones de cualquier naturaleza. Sin embargo, aunque en ocasiones se hable indistintamente de crédito y préstamo, estos dos términos hacen referencia a contratos diferentes.

Eso es algo que no todo el mundo tiene capacidad para entender pero este corredor sabe muy bien que nada tiene que ver la vivienda de un obrero con la de un arquitecto, con la de un amante del arte, con la de María que tiene en casa una habitación que destina a peluquería o con la de un DJ que prepara sus maquetas en casa. Les dije que no firmaba si no modificaban al beneficiario y al final tragarón y es un seguro reciproco en el cual si mi mujer muere cobro yo ( y ya pensaré en que gastarme el dinero) y viceversa. Ahora estoy esperando que haga el año para coger y dejar de pagar dicho seguro de vida y dejar el que me obligan por ley, que es el de incendio. Pescan tus datos personales vía “phishing” u otro método por el estilo, y logran hacer transferencias fraudulentas desde tus cuentas. Independientemente de cuál sea el modo de pago (al contado o fraccionado), el deseo de dar de baja un seguro está sujeto a la normativa establecida por esta ley.

Se paga durante varios años y sólo cubre doce meses”, añaden desde Málaga. Imaginémonos que si soy consciente de los riesgos que pueden dañar mi vivienda y hago un seguro pero solo de lo básico, Incendio, explosión y poco más, y fruto de una inundación generada por un escape accidental de agua de un lavavajillas se levanta todo el parqué de la casa (o de gran parte de ella) y como esto está incluido en los riesgos extensivos y el seguro contratado es muy básico… Evidentemente esta cuestión es teórica dado que la banca tiene tendencia a cobrar interés transfiriendo partes de su riesgo al seguro (daños al bien, fallecimiento, incapacidad, desempleo, baja temporal,…) lo que debería llevarnos a la reflexión de quién debiera pagar estos seguros dado que reducen el riesgo del banco y el cliente mantiene el pago de interés. el mercado libre ofrece alternativas mucho más creativas que el sota-caballo-rey habitual en la colocación de seguros en banca.

Además, estos seguros son una buena fórmula para protegerse de cualquier imprevisto. La mayor parte de las entidades financieras ofrecen mejores condiciones en la hipoteca cuanta mayor vinculación tenga. A continuación le contamos cuál es y la importancia de tenerlo en cuenta.  El seguro contra fraude es una de las opciones que le ofrecen las entidades bancarias y financieras para proteger su bolsillo, específicamente, sus tarjetas de crédito. Cuando se habla de créditos o préstamos y de seguros, el conflicto surge enseguida. Son muchas las veces y muchas las personas que se han encontrado con que la entidad con la que están a punto de firmar un préstamo les condiciona a contratar un seguro para poder obtener la financiación que solicitan y además poder optar a unas condiciones más favorables en el contrato. La respuesta a la pregunta inicial es que no. Por 1 euro más al mes, puede interesarnos tener un seguro de vida. El aumento de intereses que este euro supondría al mes es casi inapreciable.

En cualquier caso, reparemos en que nunca pagaremos el interés de Euribor + 0,35% publicitado sino Euribor + 0,75% o equivalente. Es necesario preguntar por el precio del seguro de hogar (que dependerá de las características de nuestra casa) antes del día de la firma para acabar de decidir. Por último, 4 informaciones clave que no debemos olvidar a la hora de enfrentarnos a estas hipotecas con productos vinculados: El único seguro obligatorio por ley es el seguro de incendios. Si estamos interesados en tener uno o varios seguros, conocer su precio en el mercado puede llegar a ahorrarnos cientos de euros dado que al fin y al cabo, en el mercado de seguros cada aseguradora presentará sus propias tarifas.

Desde el punto de vista legal, las cláusulas que establecen la posibilidad de exigir el cobro total del crédito pendiente cuando un cliente ha dejado de pagar alguna letra son contrarias a las leyes, ya que contradicen varios preceptos del Código Civil y varios artículos de la Ley Hipotecaria. Las entidades afirman que cuando un cliente deja de satisfacer alguna letra vencida se convierte en un usuario de riesgo, lo que le obliga a tomar esta medida del abono anticipado para evitar impagos. Se puede dar de baja los seguros una vez le han concedido la hipoteca pero antes de hacerlo mire bien la letra pequeña porque cancelarlos puede suponer un aumento importante de los intereses a abonar al banco. ¿Hay algún cambio normativo previsto para el futuro? Sí. En principio, bancos y cajas pueden cobrar comisiones en sus préstamos siempre que respondan a servicios prestados.

Y valorar por tanto el cambio de seguro antes de proceder a anularlo. Probablemente se más ventajoso el cambio, pero cerciórese, y analice la necesidad de la protección que es algo de lo que mcuhas veces no se piensa. contar con un seguro de vida es una excelente medida de protección patrimonial para la familia y en el mercado existen muchísimas variaciones para resolver esa necesidad. En todo caso considero importante para todo consumidor contar con algunos puntos de referencia: en ningún caso se trata de un seguro obligatorio. recordemos que el préstamo hipotecario se basa en una garantía real, la casa. En general, el número y clase varía en función de las condiciones del crédito, pero cuanto más favorables mayor es también el número de productos financieros a contratar. ¿Y que esto agrava el problema? ¿Quieres cambiar las cosas? .

La más probable, que el tipo de interés que habíamos visto anunciado aumente entre 0,10 y 0,60 puntos por producto no contratado y hasta 1,25 puntos en total, lo que en una hipoteca media de 150.000 euros a 30 años a euríbor + 1 % se traduce en una cuota mensual 62 euros más cara, es decir, 744 euros más al año. La segunda consecuencia, reconocida por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) del Ministerio de Economía, es que “las entidades de crédito muy frecuentemente supeditan la concesión del préstamo a la contratación de un seguro de daños o, con carácter más general, de un seguro multirriesgo del hogar”. Vemos los casos más sonados: El timo de la rotonda La estafa consistía en provocar accidentes de circulación en una determinada rotonda de la ciudad de Vigo para cobrar las indemnizaciones de las lesiones que sufrían.

El modus operandi era siempre el mismo, los investigados circulaban por el carril exterior de la rotonda y al percatarse de que el vehículo que circulaba por el carril interior señalizaba con la intermitencia el cambio de dirección, aceleraban y provocaban una colisión controlada de la que siempre era responsable la víctima. Se corta la mano para estafar al seguro Un hombre falseó un accidente de tráfico para cobrar la indemnización correspondiente a las pólizas que había suscrito con ocho compañías de seguros. Los hechos considerados probados por la sentencia recurrida recogen que en la madrugada del día 10 de diciembre de 2007 el acusado, solo o con la ayuda de terceros, se amputó con un instrumento cortante la mano derecha para cobrar las coberturas pactadas en las pólizas. Después de hacerse un torniquete para controlar la hemorragia, se dirigió con su coche hacia la carretera conocida como Camino Viejo de Nules a Moncofar (provincia Castellón) y lo dejó caer por un terraplén.

Acto seguido, colocó la mano que se había cortado a los pies del asiento del conductor y, después de incendiar el automóvil con una bolsa de gasolina, llamó al 112 y se tumbó hasta que llegó un policía local, que lo encontró en la misma postura y fumándose un cigarro. Con todo esto, el condenado tendrá que devolver 335.000 euros que le ingresaron mediante transferencia bancaria tres de las aseguradoras contratadas: 35.000 euros a  Seguros y Reaseguros. Accidentes provocados en Murcia En Murcia hubo dos vecinos que organizaron una red que simulaba accidentes de tráfico con toda persona que quisiera ganar unos euros estafando a su aseguradora. El modus operandi era sencillo: ir con dos coches viejos para hacerlos chocar entre sí para después simular diversas lesiones que un médico no titulado se encargaba de proporcionar partes falsos.

La propietaria de una agencia de seguros ha sido detenida por una presunta estafa que afecta al menos a 140 vehículos y que superaría los 60.000 euros. La primera, que la aseguradora envíe el recibo a la correspondiente correduría, buscando que sea esta última la que intente cobrarlo. O al Servicio de Reclamaciones del Banco de España, previo paso por el Defensor del Cliente que existe en la entidad. Protección de datos personales Pero esa búsqueda de beneficios adicionales al crédito por parte de la banca no puede hacerse a cualquier precio y, sobre todo, a costa del cliente. El defensor tampoco puede intervenir cuando la cuantía de la reclamación supere los 60.000 euros.

En cuanto a los bancos, tienen la obligación de colaborar con el defensor del usuario. “Es caro y muchas veces se lo colocan a gente que no tiene cobertura. En general, el número y clase varía en función de las condiciones del crédito, pero cuanto más favorables mayor es también el número de productos financieros a contratar. Estas clausulas quedan absolutamente prohibidas. Esta última te informará, por si se hubiera dado algún problema o error (como un cambio de domicilio o de cuenta bancaria). En el momento en que lo haga, tienes hasta un plazo de 15 días desde el momento en que recibes la notificación para aceptar o rechazar el nuevo contrato. Que como conductor se reduzca el riesgo. Al formalizarse un contrato de seguro esta persona adquiere un derecho, que además es transmisible por herencia. La prima, es la cantidad que el asegurador paga al beneficiario en caso de muerte del asegurado.

También existen compañías que, ante este tipo de situaciones, avisan a sus clientes vía telefónica o correo ordinario del error, con el propósito de ponerle solución. En la anterior baja, la gente del banco que sabía que estaba de baja, fue hace año y pico, no hicieron nada para solicitar el pago de dichas cuotas. Para tratar de conseguir la mejor hipoteca sin seguros, los interesados deben antes conocer sus derechos, ofertas de mercado y desventajas de esta opción, según informa el comparador No es obligatorio contratar los seguros con el banco A pesar de que los seguros suelen presentarse a los interesados como parte del “paquete” hipotecario, si preguntamos al banco por la obligatoriedad de estos seguros, la entidad se ve obligada a explicar que son optativos. Se trata de “triquiñuelas financieras” con las que la entidad se asegura casi de por vida unos suculentos ingresos, que conseguirá mediante el pago de los intereses de la hipoteca, de la tarjeta y de las numerosas comisiones asociadas al plan de pensiones, entre otros aspectos.

En principio, puede resultar irregular la actuación de algunas entidades que, como en el ejemplo citado, exigen contratar hasta seis tipos de productos distintos para disfrutar de unas determinadas condiciones en la hipoteca. Lo que debes tener en cuenta si quieres cambiar tu seguro de Hogar se resume en: anticipación, comparación y documentación. Anticipación Debes estar atento al momento de renovación del seguro Algo importante que debes saber es que 1 mes antes de que tu seguro de Hogar caduque y tengas que renovarlo, la entidad que te ha concedido el préstamo deberá enviarte “la carta de renovación del seguro”, aunque puede darse el caso en que esto no suceda.

Llevo un tiempo viendo cómo puedo hincarle el diente para que se declare nula la firma del seguro y se devuelvan las cantidades entregadas en concepto de primas, y se me ocurre: El tomador no era consciente de lo que estaba firmando (error en el consentimiento que invalida el contrato). Si el banco usaba la práctica de incluir en la escritura la obligatoriedad de firmar el seguro de vida vinculado al préstamo hipotecario, dando lugar a un contrato de adhesión, podría dar lugar a la declaración de dicha cláusula como abusiva, pues Si la aseguradora está vinculada a la entidad bancaria (práctica prohibida por la Ley General de Consumidores y Usuarios y la Ley de Ordenación de Seguros Privados ) y si en la escritura de préstamo hipotecario figura la obligación de firmar un seguro de vida asociado a la hipoteca, se podría instar la nulidad del mismo con base en esta vinculación, se podría denunciar al banco ante la Comisión Nacional de la Competencia, pues existe una clara vulneración de la legislación de competencia al no permitir al asegurado elegir libremente la aseguradora con la que quería firmar dicho seguro yo siempre estaba en contra de las estafas de los bancos, pero nunca supe como defenderme, estuve leyendolos por horas y me surgen muchisimas preguntas sobre TODO lo que los bancos nos cobran de mas.Pero ahora leo este post y justamente ayer nos enteramos (porque lo pedi) una fotocopia de un seguro de vida firmada en Enero /10 , por € 724,07 encasquetado con la hipoteca, No sabiamos que lo habiamos firmado, aunque si recuerdo que la directora del banco pregunto si teniamos buana salud o padeciamos de alguna enfermedad importante.

El simple hecho de la rebaja del tipo de interés, o las comisiones de un préstamo hipotecario, por contratar un seguro de hogar a través de la entidad bancaria, es una falta contra la libertad, aunque aun no se ha especificado ninguna norma ni regulación por parte del Banco de España o la Dirección General de Seguros que contemple tales practicas, pero las autoridades competentes están analizando este tipo de situaciones. ¿Estamos obligados a realizar dicho seguro con el banco? La respuesta es no. Por ejemplo, en Banesto lo publicitan como un “complemento” al seguro de vida, cuando en general no supone más que una carga económica. Sólo en casos muy concretos puede convenir contratar este tipo de servicio.

La mayoría de las personas ignoran a quién deben reclamar cuando tienen un problema con su banco. En un seguro de Hogar, por ejemplo, puede que decidas eliminar la alarma, lo que puede ser entendido como un aumento del riesgo que asume la aseguradora. Este experto asegura que en Extremadura ya ha habido demandas de aseguradoras contra clientes que pretendían darse de baja sin haber avisado dos meses antes. En el caso de que el seguro esté a nombre de dos personas, mientras vivan, ambos cobrarán el 50 por ciento de la renta. Sin mezclar clientes. Para evitar este efecto, desde el comparador hipotecario Málaga proponen contratar el seguro que el banco nos ofrece junto con la firma de la hipoteca, pero pagarlo solo durante un año.

Al margen de que las condiciones generales de estos seguros pueden no ser las mejores (así suele ocurrir) el mayor problema viene dado porque se contratan bajo una prima única. Siguiendo con la cuestión de la cláusula suelo y cuando ya está todo firmado, la OCU aconseja: negociar la no aplicación, y si la entidad se niega y el perjuicio es muy alto, lo más práctico es cambiar el préstamo a otra entidad, realizando una subrogación en la que se elimine esa cláusula. Les comentaré uno de los casos más sangrantes que yo he visto. Por el contrario, las llamadas relativas a la oferta de productos de inversión para mis modestos ahorros o la puesta a disposición de préstamos fueron nulas, tanto en los últimos cuatro meses como desde que tengo conocimiento. De algún modo se entiende que el cliente se ve obligado a contratar esos seguros por el miedo a perder el dinero que le servirá para adquirir su hogar.
seguro ocupantes